lunes, 31 de agosto de 2009

Parón temporal

Los que soléis pasar por aquí a menudo habréis notado un considerable descenso de la actividad en el blog en las últimas semanas. Lo cierto es que he intentado mantenerlo más o menos al día, en la medida de lo posible, pero me he dado cuenta de que no voy a poder hacerlo más, con lo que me veo obligado a parar de un modo temporal. El motivo es justificado. Yo trabajo para la administración pública, y a finales de este mes de septiembre me presento a un concurso – oposición para obtener una mejor plaza. Se trata de algo muy importante. Puedo decir sin exagerar que mi futuro profesional depende de ello, y tengo que tomármelo de la forma más seria posible. De modo que, aparte del follón que es tener un hijo de tres meses, tengo que trabajar y estudiar a la vez, y he llegado a un punto en que no puedo con todo. No será por mucho tiempo. La última semana de septiembre estaré de vuelta. Además, no dejaré de leeros ni de comentar en vuestros blogs. Y por supuesto, seguiré al Sevilla con el mismo interés de siempre. (Y a la liga holandesa también). Pero necesito parar de publicar posts en este tiempo, porque la cabeza no me da para más. Y para escribir tonterías, o hacerlo por cumplir, pues prefiero no hacerlo. Del partido de ayer, sólo voy a decir una cosa: El Barcelona pentacampeón comenzó la mejor temporada de su historia perdiendo en el campo de Los Pajaritos de Soria contra el Numancia. De modo que, a los agoreros les recuerdo que quedan 37 jornadas, y que el año pasado ya perdimos en Mestalla y acabamos terceros. Así que vamos a tranquilizarnos y a no decir demasiadas tonterías. Un abrazo a todos, y hasta pronto.

viernes, 28 de agosto de 2009

El sorteo

Aunque a nivel nacional apenas se ha hecho caso de eso, ayer supimos los sevillistas los equipos contra los que nos vamos a enfrentar en la fase de grupos de la Liga de Campeones. Por cierto, me gustaría recordar el genial golpe que tuvo Monchi el otro día en televisión. Se trataba de una especie de acto de presentación de la cobertura informativa de la Primera para este año en que son titulares de los derechos de la Champions, y estaban invitados representantes de los equipos, periodistas, comentaristas, etc. Los periodistas babeaban en torno a los que representaban a Madrid y Barcelona de una forma lamentable, como es habitual en todos estos tipos, y fantaseaban acerca de la posibilidad de una final entre Madrid y Barça en el Bernabeu. De hecho, ese fue el tema del que hablaron la mayoría del tiempo. Y al final, casi por pena, después de la dosis correspondiente de Atlético de Madrid, miembro del bombo 3, se acordaron un poco de nosotros y se volvieron hacia Monchi, que andaba por allí invitado a no se qué, para preguntarle por las aspiraciones del Sevilla. Y el León de San Fernando, con todo el arte va y les dice: - Pues si la final ya está adjudicada, esperemos al menos llegar hasta semifinales. ¡Qué genio! Nuestros rivales en la fase de grupos van a ser el Glasgow Rangers, el Sttutgart (otra vez) y el Urinea Urziceni, un equipo rumano bastante poco conocido. No me parece un grupo más difícil que el del año pasado en UEFA, De hecho pienso que hemos tenido suerte evitando a equipos como la Juventus, el Inter, el Oporto o el Wolfsburgo (integrante este último del bombo 4, pero que tiene un equipazo). Me he quedado con las ganas de que jugásemos contra el AZ Alkmaar, el único equipo que ha ganado en el Sánchez Pizjuán en competición europea en la historia, y al que le tengo un poco de ganas por eso, pero bueno. No son más que tonterías mías. No voy a analizar los equipos, uno por uno. De eso podemos encontrar un montón de información en cualquier portal, periódico o blog. Hoy quiero centrarme en mis sensaciones, que son magníficas. Como siempre antes de un sorteo, estaba bastante nervioso e inquieto, porque no sabía quien nos podía tocar. ¿Os imagináis un grupo en el que en vez de Rangers y los rumanos hubieran estado la Juventus o el Inter y el Wolfsburgo? Eso hubiera sido mortal de necesidad, pero posible. ¿Y si nos eliminan en un grupo así? Ya estarían los de siempre mirando hacia el banquillo y todo eso. Pero no. Gracias a Dios nos ha tocado un grupo asequible. Creo que a nadie se le escapa que tenemos que pasar. Incluso como primeros de grupo. Creo que somos superiores (bastante superiores) que todos los equipos que nos han tocado. Pienso que, aparte de los súper grandes que todos tenemos en la cabeza (no, no estoy pensando en el Atlético de Madrid), el Sevilla es mejor que cualquier equipo europeo que se nos pueda poner por delante. Otra cosa es lo que pase en el campo, pero a priori somos los favoritos. Dando un repaso rápido en la cabeza, aparte de Madrid y Barça, se me vienen a la mente los cuatro grandes de Inglaterra, Milan, Inter y Juventus, Bayern Munich y,… igual se me escapa alguno, pero poco más. Y de entre estos, el Madrid siempre tiembla cuando se enfrenta a nosotros. Al Arsenal ya le dimos lo suyo cuando vinieron aquí la última vez, y con Jiménez en el banquillo. Es cierto que ellos también nos golearon, pero al menos se vio claro que hubiéramos peleado una hipotética eliminatoria. Otra cosa son los Chelsea, Liverpool y Manchester, eso está claro. Y respecto a los italianos, fuera aparte de su impresionante competitividad, en la Peace Cup vimos claro que, a nada que el equipo esté medio acertado, puede con un conjunto como la Juventus. De lo que estoy hablando es de que eso de que lleguemos a cuartos, entre los ocho mejores, no es ninguna quimera, a nada que pasemos como primeros de grupo, y tengamos un mínimo de suerte en el sorteo de octavos. En definitiva, que la ilusión que me hace esta competición no tiene nombre. Es incluso superior a la que me hizo la anterior participación. En aquella ocasión estábamos todos conmovidos por lo de Antonio Puerta y por la espantada del traidor. Que vaya marrón se tragó Manolo Jiménez, aunque nadie diga nada de eso. Pero este año es distinto. Tenemos una sensacional plantilla, con grandes jugadores en todos los puestos. Somos cabezas de serie de la competición, cosa que no es ni el Real Madrid, aunque nadie diga nada de eso tampoco. Hemos tenido suerte en la fase de grupos, y tenemos una preciosa oportunidad de hacer algo grande, de hacernos un hueco en la élite del fútbol europeo, de llegar lejos, de disfrutar otra vez, de callar bocas, o de obligar a abrirlas para hablar de nosotros, los invisibles, los que como máximo aspiraremos a llegar a semifinales, porque las puertas de la final nos la cierran los que se supone que son nuestros compatriotas. Ya estoy deseando que el balón empiece a rodar. De dejar de darle vueltas y vueltas a partidos amistosos que no valen para nada. De escuchar ese himno de la Champions en el Sánchez Pizjuán. De volver a emocionarme por ver a mi equipo en estas alturas. Quien nos ha visto y quien nos ve. ¡Qué gozada! Aunque siga habiendo algunos empeñados en torpedearlo. Por cierto, se confirma que Monreal y Guiza son mejores que F. Navarro y Negredo. Muchísimo mejores. Lo dice el gran experto Del Bosque. ¡Ay…! Alvaro Negredo. ¿De verdad tienes esperanzas de ir al Mundial? ¿Incluso fichando por el Sevilla?

jueves, 20 de agosto de 2009

Aclarando términos...

¡Qué buena gente es Manolo Jiménez! ¡Y qué ingenuo! ¡Y qué pensamientos más positivos tiene! Si es que cualquier día se lo van a comer por sopa. ¿Cómo es posible que aún confíe de esa manere en la bondad de las personas? Fijáos las declaraciones que ha hecho respecto a Alvaro Negredo, y su casi segura incorporación a la plantilla sevillista.
"Tenemos que sentirnos orgullosos de tener al nueve de Brasil, al nueve de Malí, que podía serlo de cualquier selección, y a un futurible nueve de la selección española. Para mí, en el momento que se firme Negredo va a ser el mejor delantero español"
Pero vamos a ver, alma de cántaro... ¿qué coño importa que sea el mejor delantero español? Como si lo quiere ser del mundo mundial, o de jamás de los jamases, que mientras no lo sea de la galaxia, nunca será el nueve de la selección... de la española, claro.
Si se confirma su fichaje, Alvaro Negredo va a dar un paso atrás escandaloso en su carrera. Lo mismo que le ocurrió a Fernando Navarro. De futurible para la selección pasará a ser un olvidado más. Hace poco, respecto a la convocatoria internacional del chico ese de Osasuna, decía la prensa central - madrileña que había sido un gran acierto de Del Bosque llevarse a ese chaval porque, aparte de Capdevila, en España no hay laterales izquierdos de nivel. Ya nadie se acuerda de aquel que ganó la Eurocopa junto al del Villarreal. ¿Cómo se van a acordar? Si juega en un equipo que es invisible.
Con Negredo pasará lo mismo, seguramente. Pasará de ser el futurible nueve de la selección a un jugador invisible. Dentro de poco dirán que en España, aparte de Torres y Villa, apenas hay delanteros centros. Si acaso Guiza, pero que este está perdido entre divorcios y fracasos turcos. Es probable que hasta enlacen ese argumento con la gran ilusión que a todos estos les hace de que vuelva Raúl al equipo nacional, y encuentren así la justificación perfecta para seguir clamando por su retorno al mismo. Y se quedarán tan anchos. Con tanto tio ahí enchufado en el entorno del equipo nacional. Con tal de seguir en los cargos, harán lo que les digan estos pelagatos vendeburras porta micrófonos y escribe columnas. Y hacen bien. ¿Donde van a encontrar sino un empleo tan cómodo? El poco trabajo que tienen que hacer se lo dan mascadito desde los lobbys de comunicación. Si es que pocas cosas pueden ser mejores. A seguir chupando de la teta. Mientras la vaca siga gorda, que no se diga. Que no nos falte de ná, que no, que no.
Alvaro Negredo desaparecerá de las quinielas para ir al Mundial, porque estará en un equipo ignorado por la prensa nacional. Pero es que la local lo comprenderá. ¿Cómo no lo va a hacer? Si a estas alturas de pretemporada ya se están quejando de que el equipo arrastra los mismos problemas que el año pasado, lo más seguro es que la próxima temporada sea igual de desastrosa que la pasada, con lo que Negredo estará en un equipo, además de invisible, fracasado, lo peor que le puede ocurrir a un jugador que aspira a ir a un campeonato del mundo. Si es que ya lo estoy diciendo. El paso atrás en su carrera es escandaloso.
Es cierto que aún le queda al chico un resquicio por el que asomarse. Un conato de esperanza. Un reducto de clavo ardiendo al que poder aspirar a agarrarse, si es que no le pisan la mano primero. Y es que, al venir del Real Madrid, igual eso es razón suficiente para que alguno de esos gurús de la galaxia le perdone la vida por decantarse por el Sevilla antes que por un equipo tan grandioso como el Hull City. Por preferir perder dinero antes que llevarse a su familia a esa isla paradisíaca en la que tiene su sede el Zenit de San Petersburgo. Por escoger a un equipo de Champions antes que a un recién ascendido. Igual alguno de esos gurús le permite seguir conservando sus antecedentes merengues antes que desheredarlo del todo. Igual se acuerdan de que es posible que vuelva a la civilización..., digo..., a la capital de España el año que viene, previo paso por caja, e interesa que siga siendo un jugador cotizado. O igual la única manera de que siga siendo cotizado es encajarlo en la selección. Y me explico.
Si Alvaro Negredo acaba viniendo al Sevilla, se tratará de un sensacional fichaje, eso a nadie se le escapa. Pero no porque así lo digan los de la prensa nacional madridista. Negredo es un tipo que promete ser un delantero excepcional, pero que aún no ha hecho nada. De hecho, aún le queda todo por hacer. Y entre esas cosas que aún le quedan por hacer está el demostrar que es mejor de alguno de los siguientes futbolistas: Frederique Kanouté, Luis Fabiano Clemente, Ernesto Javier Chevantón, Alejandro Alfaro, Arouna Koné, Renato Dirnei, Diego Perotti, Lautaro Acosta y José Carlos Fernandez. Todos estos futbolista pueden ocupar sin problemas, y con suficiencia, el puesto de delantero en el Sevilla FC. Ellos están aquí, aunque la inmensa mayoría son apenas conocidos, por no decir absolutamente desconocidos, por esa prensa predona vidas o aplasta carreras (según la latitud geográfica, o la procedencia sanguíneo-futbolística de la variable a tratar). Pero el hecho de que la invisibilidad marque sus vidas a los ojos de estos tipos no quiere decir que no sean excelentes jugadores. O dicho de otro modo, el hecho de que Negredo venga del lugar donde el foco luminoso de la prensa salva a las personas de esa invisibilidad no significa que vaya a tener que ser necesariamente la espada salvadora que saque de la inmundicia a ese club de provincias tan venido arriba últimamente. Vamos que Negredo, si viene, no lo hace para menguerizar a esos olvidados del sur, sino que tendrá que demostrar que es mejor que el último chico del filial que ha subido al primer equipo, para acabar por ganarse un puesto. Y si no lo hace, no jugará, y dejará de ser cotizado, con lo que igual es necesario encajarlo en la selección. Aunque no juegue. Todo sea por salvar el culo de la galaxia. Igual esto les suena a herejía o a blasfemia a alguno de estos tipos, pero, insisto, el hecho de que no sean capaces de ver al equipo invisible no quiere decir que ese equipo no exista. Lo mismo que sus jugadores y su innegable calidad. Que muchos de ellos son mejores que algunos otros elevados a las alturas galácticas.
A ver si las cosas van quedando claritas de una vez.

domingo, 16 de agosto de 2009

A modo de continuación

Y es que este post no puede ser sino una continuación del anterior.
Qué curioso... cuando el Sevilla quedó eliminado de la Peace Cup, se nos aseguró desde el club que el equipo comenzaría a vislumbrar su verdadera medida en el Carranza. Y llega el Carranza y el Sevilla gana a dos de los equipos que el año pasaron pelearon por los puestos europeos, para alzarse finalmente con el Trofeo. Se marcan tres goles, no se encaja ninguno... Se cumplió lo que vaticinaban los que han hecho la planificación deportiva de la pretemporada del equipo. ¿Será porque sabían de lo que hablaban?
Para algunos, evidentemente no. Para algunos esto ha sido fruto de la concatenación de una serie de factores esotéricos, de una alineación extraña de las estrellas, de una combinación mágica de variables enigmáticas... vamos, de la más absoluta de las suertes. ¿Qué si no? Lo que sea con tal de no admitir que en el Sevilla las cosas se hacen paso a paso, pero bien. Sin prisas, sin agobios, pero con seguridad.
Recordemos los jugadores que participaron anoche. Comenzaron:
Javi Varas; Sergio Sánchez, Fazio, Escudé, Adriano, Lolo, Romaric, Acosta, Alfaro, José Carlos y Koné.
Y terminaron:
Javi Varas; Sergio Sánchez, Fazio, Escudé, Fernando Navarro, Lolo, Zokora, Duda, Capel, Kanouté y Perotti.
Vuelvo a repetir lo que comentaba en la entrada anterior: ¿se parecen estas a lineaciones en algo a lo que veremos en el inicio de la liga? A mi me parece que no, y aún así se ha ganado el Carranza. Que ya sé que para mi estas victorias tienen el mismo valor que las derrotas en pretemporada: ninguno. Pero los que criticaban en las derrotas también podían alabar en las victorias. ¿Lo hacen? Pues no.
Y es curioso, pero esos son los mismos que dicen que sin los goles de Kanouté el Sevilla no vale para nada, y se ha ganado el Carranza sin los goles de Kanouté. Pero de eso no dicen nada.
Por otro lado, Luis Fabiano no ha participado en ninguno de los partidos. El delantero titular de la mejor selección del mundo ha estado ausente, y le ha sustituido en los dos partidos un chico llamado José Carlos. Pero de eso no dicen nada.
A esta gente se les cae la boca de no parar de insistir en que el Sevilla tiene equipo para jugar mucho mejor, pero tampoco se cansan de decir que la plantilla tiene una carencia enorme en la creación de juego. Y digo yo, si existe de verdad esa carencia... ¿no será que no se puede jugar mejor por culpa de la misma, y que el entrenador está sacando el máximo de los mimbres que tiene? Yo pienso que ni se tiene esa carencia de un modo tan exagerado, ni el Sevilla puede jugar mucho mejor. Un poco sí, pero tampoco demasiado. Pero al fin y al cabo, ¿qué más da? ¿Cuántos mundiales ha ganado Italia jugando así? ¿Cuántos halagos se ha llevado el Profesor Bilardo, jugando así? En Argentina aún está vigente el debate entre bilardistas y menottistas. Y aquí Bilardo dejó huella. Qué curioso. Bilardo entrenó a Jimenez... En fin, que se me va la olla hablando de otras cosas.
Igual que ayer, vuelvo a decir que estas victorias de pretemporada no valen sino para dar minutos a los jugadores, para que cojan la forma, y experimentar con combinaciones. Como decía ayer el Talibán Sevillista en su blog, fue con esas probaturas como Caparrós hizo de Baptista uno de los mejores delanteros del mundo de aquellos tiempos. Y lo siguió siendo hasta que la galaxia madridista lo engulló y acabó por destrozarlo. Como ha hecho con tantos y tantos esa trituradora de grandes futbolistas.
Y es que no puede ser de otra manera, viendo las alineaciones que se sacan y los cambios que se hacen. Se está entrenando. Se está probando. Esto no vale para sacar conclusiones sobre el conjunto, sino para constatar que Javi Varas vale como suplente de Palop, que Konko está mejor que el año pasado a pesar de su indolencia, que F. Navarro va a tener un rival duro para el puesto en Adriano, que Adriano es el jugador más polivalente que tenemos, que Fazio se ha recuperado de sus lesiones, que Zokora es un extraordinario jugador, que Kanouté va a estar entre algodones hasta que se retire, y que se le va a dosificar como se hace con los mejores perfumes, que Koné está completamente recuperado, que igual Duda sirve para este equipo, a pesar de estar descartado en un pricipio, que el Sevilla es capaz de ganar con los suplentes, a falta de muchos titulares.... Pero lo que hemos visto no se parece en nada a lo que va a ser cuando empiece lo bueno.
Esto lo saben hasta los niños que coleccionan cromos. Esto es así de toda la vida. Esto es una perogrullada, es hablar por hablar, es rellenar espacio por rellenarlo. Esto lo sabe todo el mundo que medio siga el fútbol. No hace falta ser un gran experto para ser consciente de ello.
Pero hasta de cosas tan básicas como estas se olvidan los grandes "expertos" de los medios de comunicación sevillanos con tal de dar palos a diestro y siniestro. Es algo tan ridículo que no me explico cómo aún hay gente que los cree. Pero los hay, aunque pueda parecer mentira.
El juego del Sevilla es aburrido, de eso no cabe duda Y mucho más cuando no hay tensión competitiva de por medio. Pero es un estilo ya conocido, empleado por muchísimos entrenadores, algunos de ellos elevados al estatus de leyenda, como le ocurre a Bilardo. Y es discutible esa forma de jugar, claro que sí. Pero no se juega así porque haya carencias en el medio del campo, sino porque este Sevilla juega así. ¿Que los hay quienes echan de menos algo más vistoso? Pues claro. Aún recuerdo lo vistoso que jugaba la España del Mundial 94, para quedar eliminados por Italia en cuartos. Y entrenados por Clemente, otro de los de colgarse en el larguero. O la España del 2002, para quedar eliminados por Corea en cuartos. Y entrenados por Camacho, otro lateral izquierdo. Ese al que los medios madrileños han borrado de su currículum su paso por el Sevilla, y que ahora se dedica a recomendar al seleccionador a jugadores de su equipo.
Sin embargo, es un estilo como otro cualquiera, y se puede disentir de utilizarlo o no, pero no poner en duda la capacidad del equipo, del entrenador, de la secretaría técnica o de cualquiera, sólo porque ese juego "no enamora". A mí con el Sevilla me pasa como con mi mujer. Lo quiero tanto que no me imagino qué es lo que tiene que hacerme para que deje de hacerlo.
Que no enamora... qué sabrán estos lo que es enamorar. A mí lo que me enamora es escuchar el himno, ver salir a los jugadores al campo, que comience el partido, sentir el corazón en la boca por los nervios, llevarme las manos a la cabeza cuando se falla un gol, o hacer lo mismo, pero de alegría, cuando se marca. Y ver al equipo ganar un partido tras otro hasta acabar la liga terceros... la segunda vez que lo hago en mis 34 años de vida. Eso es lo que me enamora. Pero es que también me enamoró cuando Podestá marcó aquel gol al Villarreal que valía un ascenso. Y también cuando Prieto lloraba sin consuelo cuando el equipo bajó a Segunda en Oviedo. También eso me enamoró. ¿Qué queréis que os diga? A mi me da igual cómo juegue el Sevilla. Yo soy así de conformista. Pero el que piense que yo soy un borrego abducido por los medios del club, o por algún que otro gurú atalibanado en sevillista es que no me conoce en absoluto.
Y os dejo, que en un rato se juega un PSV - Ajax de lo más interesante en Phillips Stadion de Eindhoven. Que por cierto, hablando de enamorar... ¿qué podemos decir los sevillistas del Phillips Stadion de Eindhoven? Es decir el nombre y se me ponen los pelos de punta.
Saludos.

sábado, 15 de agosto de 2009

Ya se acerca la hora de la verdad...

El Sevilla ganó ayer al Valencia en la primera semifinal del Carranza, desarrollando el estilo de juego al que nos tiene acostumbrados. El estilo de juego del Sevilla de hoy. Ese que nos gustará más o menos, pero que nos ha llevado al bombo 1 de la Liga de Campeones. Ese que es tan respetable como cualquier otro, sobre todo si se gana. ¿Y aún hay quien se sorprende, o quien reclama otra cosa? Esto es lo que hay. Y mientras ganemos, todos contentos. O la mayoría, claro, que hay gente pa tó. E insisto, recordemos que este equipo es el que quedó 3º el año pasado, jugando así. Y este año se han reforzado las dos posiciones que renqueaban. El lateral derecho y el centro del campo. A mi, la verdad, el equipo no me genera dudas.
Pero querría incidir en algo más. Porque la importancia de la victoria de ayer es exactamente la misma que la de la derrota contra la Juventus. Y para explicar lo que quiero decir empezaré por dar la que para mi es la alineación ideal del Sevilla de hoy.
Palop, S. Sanchez, Squilachi, Escudé, F. Navarro, Zokora, Romaric, Navas, Adriano, Kanouté y Luis Fabiano.
Igual metería a Renato por Romaric, o a Capel o Perotti por Adriano, pero a grandes rasgos, ese es el equipo base sobre el que yo trabajaría. Y no creo que difiera demasiado sobre el de la mayoría de la gente.
Ahora, miremos la alineación del Sevilla de ayer.
Palop, Konko, Squilachi, Dragutinovic, F. Navarro, Duscher, Zokora, Perotti, Capel, José Carlos y Kanouté.
Así comenzaron. Al final estaban jugando:
Palop, Konko, Squillaci, Dragutinovic, Adriano, Duscher, Lolo, Fazio, Duda, Acosta y Koné.
¿Se parece esto en algo a lo que veremos en el inicio de la Liga contra el mismo rival? A mi me parece que no.
¿Para qué sirve este partido? Pues..., más allá de las pruebas, coombinaciones y minutos para ir adquiriendo la forma..., para nada en absoluto.
¿Sacamos pecho por la victoria? Pues no. Igual que no aceptamos las críticas cuando se perdió contra la Juve, o por lo que pasó en Palermo.
Entonces... ¿qué conclusión sacamos? Pues las mismas que cuando el equipo de teóricos titulares pierde contra el de teóricos suplentes en el partidillo de entrenamiento intersemanal. Que el equipo está entrenando, está cogiendo la forma después de las vacaciones, y esperemos que lleguen al inicio del campeonato a tope. Y si no lo hacen, no pasa nada. El campeonato dura 38 jornadas. Hay tiempo para todo. ¿O hace falta recordar que el Barça tricampeón comenzó el año pasado perdiendo contra el Numancia?
A mi estos partidos me la traen al fresco. En las victorias y en las derrotas. Yo lo único que quiero saber es que el Sevilla tiene el mismo equipo que el año pasado, reforzado por Sergio Sanchez y Zokora, y además por jugadores del filiar y cedidos de vuelta. Y que ese equipo fue tercero el año pasado, a pesar de los pesares. A pesar de la presión indigna de la prensa, de la inexperiencia de Jiménez, de las lesiones y lesiones, y de todo lo demás.
¿Qué me produce este Sevilla? Ilusión. Muchísima ilusión. Por eso. Porque tenemos mejor equipo que el año pasado, y el año pasado fuimos terceros.
Y el partido de ayer... un taco de aburrido.
Viva el Sevilla.

jueves, 13 de agosto de 2009

El partido de la selección...

El partido de la selección... brasileña, que se enfrentaba a Estonia, terminó con victoria de la canarinha por 1-0, con gol de Luis Fabiano, ese delantero que según el Milán vale 14 millones de euros. O Fabuloso salió de titular, y fue sustituido en el minuto 64 por Nilmar, por quien el Villarreal ha pagado 12 millones de euros.
El partido de la selección... de Costa de Marfil, que se enfrentaba a Túnez, terminó con empate a cero. Zokora jugó el encuentro completo, mientras que Romaric disputó 65 minutos y Koné 50.
El partido de la selección... de Portugal, que se enfrentaba a Liechtenstein, terminó con la victoria de nuestros vecinos por 3-0. Este encuentro fue noticia por la ausencia de Cristiano Ronaldo, el pobre está malito, pero a mí lo que me interesa es que Duda jugó de titular, y fue sustituido en el minuto 54 por el valencianista Miguel.
El partido de la selección... de Francia, que se enfrentaba a Islas Feroe, terminó con victoria de los galos por 1-0. Squilachi no jugó, pero Escudé disputó los 90 minutos.
Afortunadamente, todos nuestros internacionales volvieron sanos y salvos, y estarán disponibles para el técnico en el Trofeo de los Trofeos. El Carranza.
Me hubiera gustado hablar del partido de la selección española, pero en el mismo no participaba ningún jugador del Sevilla.
Es lo que hay.
Un saludo.
Nota post post: Mi gozo en un pozo. Luis Fabiano viene con problemas, y casi seguro que no estará para el primer partido del Carranza. Más de lo mismo con lo de los amistosos internacinales

domingo, 9 de agosto de 2009

Dani Jarque

No voy a añadir nada a todo lo que se puede leer en la blogosfera sevillista. Me uno a todos mis compañeros en sus comentarios y condolencias. No quiero escribir más de lo mismo, porque está todo dicho. Y ni mil millones de palabras podrán consolar a la familia del jugador, a sus amigos, y a la afición del Español. De eso, por desgracia, sabemos mucho por aquí.

Si algún españolista pasa por aquí, que sepa que todo el sevillismo está con esa gran afición. Y que sentimos muy hondo esa pérdida. Yo, al menos, casi no he podido pensar en otra cosa en todo el día. Y eso que no he querido ver nada en la televisión, imaginando que no se hablará de otro tema.

Espero que el españolismo no tenga que pasar por lo que nosotros. Que no se ponga en duda los métodos de entrenamiento del club, ni a sus médicos. Que esta desgracia no se convierta en un circo mediático en el que cada uno opina lo que le da la gana, sin importarles el daño que hacen, mientras unos pocos ganan la pasta gansa a costa del dolor ajeno, y de la tragedia de una familia y de una afición.

De corazón espero que no pase eso, y que puedan llorar la pérdida en paz.

Mi más sentido pésame.

viernes, 7 de agosto de 2009

Klaas-Jan Huntelaar

Hace ya un tiempo que quería publicar este post, pero he esperado a que el protagonista encontrase equipo para hacerlo.
No se trata de un jugador del Sevilla, pero en estos últimos días ha condicionado la actualidad de nuestro equipo. El Milán ha acabado por decidirse a fichar al holandés en detrimento de Luis Fabiano, lo cual a mi me parece de lo más lógico. Se ha gastado lo mismo que ofrecía por el brasileño, pero ha contratado a un jugador más joven y bastante más equilibrado que O Fabuloso. A Klaas-Jan Huntelaar lo conozco bien como futbolista. Los habituales de este sitio saben que yo soy seguidor del Ajax de Amsterdam, y este delantero fue su mejor jugador y capitán durante varios años. Por eso sé lo que digo cuando afirmo que de este futbolista no hemos visto en España ni una tercera parte de lo que es capaz. Huntelaar empezó a jugar en la élite en las filas del PSV Eindhoven, club que lo cedió a equipos menores hasta que finalmente lo traspasó al Heerenveen. Fue aquí donde explotó, y eso le valió un millonario traspaso al Ajax. En el equipo de Amsterdam se consolidó como uno de los mejores delanteros de Holanda (el mejor en la Eredivisie, sin duda), y se afianzó en la selección como sustituto natural de Ruud Van Nistelrooy. Las ofertas le llovieron, como suele ocurrir con cualquier jugador que medio destaque en la liga holandesa, pero Huntelaar demostró estar bien aconsejado, y tener la cabeza amueblada. No hizo como otros muchos compatriotas, que se van a donde sea en busca del dinero fácil, destrozando muchos de ellos una carrera profesional prometedora. Huntelaar decidió quedarse en el Ajax hasta que le llegase un ofrecimiento verdaderamente interesante. Un proyecto de futuro. Algo serio a lo que agarrarse para prosperar. Cualquiera que lea esto pensará que me he vuelto loco, tras ver como este chico fichaba por el Real Madrid en enero, pero tiene su lógica. Visto desde fuera, lo que le ofrecieron parecía serio y seguro. Lo que pasa es que le engañaron. Ni más ni menos. Y me explico. Huntelaar rechazó al Madrid en verano porque no quería ser el segundo de Van Nistelrooy, como le ocurría en la selección. Eso lastraría su carrera, con lo que no aceptó. Pero en diciembre Van Nistelrooy se había lesionado para mucho tiempo, y la cosa cambió. Lo que Klaas-Jan Huntelaar interpretó con aquella oferta fue lo siguiente: se iba a un club con problemas y necesidad de cambio. Su delantero titular no está disponible, y necesitan un sustituto. En la plantilla tienen a un buen número de holandeses, con lo que la integración será fácil. El Ajax lleva unos años estancado, y con el Madrid podrá disputar la Liga de Campeones. Y, por supuesto, pasaría a cobrar un sueldo fabuloso, impensable para cualquier club holandés. Todas las piezas encajaban, y finalmente decidió aceptar la propuesta. Pero nada más llegar a Madrid, recibió la primera en la frente. El entrenador no estaba del todo conforme con el fichaje. Eso no se lo esperaba. ¿Cómo un club se va a gastar 20 millones más 7 por objetivos en un futbolista, si el entrenador no está conforme? Pues así funcionaba el Madrid. Pero eso no fue lo único. Para su estupor, tuvo que comprobar que el lumbrera de turno no conocía la normativa UEFA, de modo que uno de los dos fichajes que había hecho el Madrid aquel invierno no podía ser inscrito en la Liga de Campeones. Evidentemente le tocó a él, y eso le dejó en fuera de juego. Protestó, hizo declaraciones, pero ya he dicho que este chico debe estar bien aconsejado. Pronto se retractó y decidió tener paciencia. Y eso que en los primeros partidos ni siquiera le pusieron. Para colmo, eso de la adaptación no iba a ser tan fácil. Entró en uno de los vestuarios más complicados que existen en el mundo. Él, que venía de ser capitán, estrella y líder de un equipo, se encuentra perdido, despistado y desnortado, sin conocer el idioma, y sin nadie que le eche una mano. De repente se dio cuenta de que eso de que los holandeses le fueran a ayudar era una ingenuidad. Así, se encontró con la indolencia de Van der Vaart, la chulería insolente de Robben, la absoluta dejadez de Drenthe, el pasotismo de su ex compañero en al Ajax Sneijder, y la lesión de Van Nistelrooy, que por culpa de esta estaba apartado del equipo. La situación pintaba muy mal, pero aún así se esforzó en seguir adelante. Las críticas le empezaron a llover. No marcaba goles, pero es que tampoco le ponían. Huntelaar es un extraordinario delantero. De esos de cabeza fría y enorme capacidad de concentración. Es un jugador capaz de estar sin rascar bola en todo un partido, pero que cuando caza una, va adentro. Por eso le llaman “el cazador”. “Hunter”, en inglés, haciendo un juego de palabras con su propio apellido. Le da con las dos piernas y de cabeza, y en España no hemos visto una de sus jugadas más clásicas. Un remate de tijera, de medio chilena, absolutamente espectacular. (Echad un vistazo a este video) Es un sensacional futbolista, del que el propio Van Basten dice que le recuerda a él mismo, y que, como ya he dicho, es considerado el sustituto natural de Van Nistelrooy en la selección holandesa. Y eso que destacar como delantero en Holanda no es fácil, porque si hay algo bueno en ese país, en lo que a fútbol se refiere, son delanteros (Van Nistelrooy, Robben, Kuyt, Babel, Van Persie…) Pero claro, sin jugar no se marcan goles. Y, a pesar de todo, en esas condiciones, marcó 8 en la segunda vuelta. Eso quiere decir que hubiera rondado los 15 en la temporada completa. Y que, en circunstancias y ambientes normales, es un jugador de más de 20 goles por temporada en una liga como la española. Y eso no se puede decir de cualquiera. Y de repente, la galaxia aterriza de nuevo en el Bernabéu, para pavor de los que tenemos un poquito de sentido común y mesura. Varios entrenadores de primer nivel rechazan formar parte del proyecto (entrenadores con sentido común y mesura), y en la casa blanca se tienen que conformar con Pellegrini, que dejó al cuarto equipo con más presupuesto de España fuera de la Champions. Y el ínclito chileno decide que no cuenta con Huntelaar. Que es mejor Higuaín, Negredo, Benzema y, por supuesto, Raúl ¿cómo no? Raúl pasará del césped y las botas, a acompañar al presidente en las presentaciones con un bastón (como hace Di Stéfano) Y Huntelaar se pone a buscar equipo. Bien aconsejado, y con la cabeza amueblada, como siempre. Tras varios cantos de sirena, llega la oferta del Sttutgart, la cual rechaza para indignación del madridismo. Claro que el Sttutgart, por mucho que pague, es un club de tercera fila, y Huntelaar se hace fuerte. No se va a ir a cualquier sitio porque así lo quieran los que tan mal le trataron. Se habló del Arsenal y hasta de volver al Ajax, hasta que al final llegó el Milan. Y eso es otra cosa. El Milán se ha quedado sin Kaká, y clama por un delantero. Es un club de alto nivel y máximas aspiraciones. No es el Sttutgart ni el Tottenham. Y allí que se va, para decepción de José Fuentes y alegría de los sevillistas. La mía por lo menos, que yo quiero seguir contando con Luis Fabiano. (Por cierto, chapeau para la actitud del brasileño en este tema. Parece que va madurando) Pero lo más gordo de todo esto es que el Madrid va a ingresar 15 millones, más 3 por objetivos, pero 7 son para el Ajax. El traspaso de los holandeses fue de 20 millones más otros 7 por objetivos, y una cláusula que decía que si el Madrid traspasaba al jugador, ese 7 millones iban de vuelta para Amsterdam. Resultado, el Madrid se gastó 20, y va a ingresar 11 (incluyendo los objetivos). Y el Ajax ingresó 20 en su día, y ahora otros 7, que imagino que les vendrán de maravilla. ¡Qué desastre, Díos mío! Y que nadie diga nada de esto. Yo desde aquí le deseo lo mejor a Klaas-Jan Huntelaar, un jugador al que admiro, y que fue literalmente arrollado por la calamitosa gestión de los rectores del Real Madrid. Una calamitosa gestión que casi se carga la carrera deportiva de un chaval que siempre ha tratado de hacer las cosas de un modo coherente y meditado. Veremos que tal le va en Italia.

domingo, 2 de agosto de 2009

La última vez

Sí, la última. Esta será la última vez que dedicaré un post a Manolo Jiménez. Me niego en redondo a seguirles el juego a una buena parte de los medios de comunicación, que están empeñados en mantener abierto a toda cosa ese insufrible debate acerca de la figura del entrenador del Sevilla. Lo único que buscan es dividir a la afición, acusar a los medios oficiales de parciales (¿qué otra cosa van a ser si no unos medios oficiales, por Dios? ¿Es que van a morder la mano que les da de comer?), y de esa manera intentar evitar que se les sigan yendo oyentes, que las audiencias (y por ende los ingresos publicitarios) están bajando de un modo alarmante. Y empiezan por Jimenez, continuan por Monchi, luego va Del Nido, después que si Kanouté no está el Sevilla no vale para nada, y es aquí donde está la contradicción: Si el Sevilla sin Kanouté no vale para nada, ¿no tendrá mérito un entrenador como Jiménez, que es capaz de clasificar tercero a un equipo que sin uno de sus jugadores no vale para nada? En fin. Que cada uno piense lo que le de la gana
Mi opinión sobre Manolo Jiménez, ya lo he dicho muchas otras veces, es que se trata de un entrenador novel (igual que novel es Perotti como jugador), que en sus dos primeros años en el fútbol de alto nivel ha conseguido unos resultados extraordinarios, pero que ha evidenciado unos errores propios de novato. ¡Pero es que es novato, por Dios! Seguramente un entrenador experimentadísimo hubiera dejado al Sevilla también tercero, aunque más cerca del segundo, y hubiera disputado la final de la Copa del Rey. Y es cierto que el juego del equipo no es el que debería de ser, y que seguramente está capacitado para rendir más. No mucho más, pero sí más. ¿De acuerdo? Esa es mi opinión. Jimenez es un entrenador novel, con mucho aún que aprender, pero que aún así es capaz de cumplir los objetivos que se le imponen. Se le debe exigir una mejora respecto al año anterior, de la misma forma que se merece un poco de cariño y de apoyo. Jimenez es al sevillismo lo que un hijo para un padre. Y la actitud que tiene parte de este sevillismo es la de esos padres que se dedican a alabar las cualidades del hijo del vecino, para rabia e impotencia del hijo propio. ¿De verdad estos periodistas se creen que con otro entrenador el Sevilla hubiera llegado más lejos? En fin, otra vez. Seguimos.
Lo que se está diciendo de Jimenez durante estos días de traca. Por eso me gustaría recordar que los resultados del Sevilla en pretemporada son exactamente los mismos que los del Real Madrid: derrota por 2-1 contra la Juventus. Empate con un equipo claramente inferior y victoria con problemas contra el tercer rival. ¿Se ha dicho algo de Pellegrini? Nada. ¿Y sobre Jimenez? Ya lo sabemos. Hasta el presidente ha tenido que salir a dar la cara por él. ¿Es o no es injusto esto? ¿A alguien en su sano juicio le cabe en la cabeza lo que está ocurriendo? ¿Cuanto tardará el sevillismo en darse cuenta de que estos medios comunicativos están utilizándolos para sus propios fines económicos?
Pero el mensaje ha calado tanto ya, que he llegado a leer por ahí que Jiménez ha llegado a su techo como entrenador. Y eso es algo que ya clama al cielo. ¿Cómo un tío que sólo lleva dos años en el fútbol de alto nivel puede haber llegado a su techo? ¿Cómo un tío que fue considerado por la UEFA como el entrenador revelación en España del año pasado puede haber llegado a su techo? ¿Es que no estamos volviendo todos locos, o hay por ahí alguno que quiere hacerme entender que yo soy tonto del culo?
Muy bien, pues vamos a ver qué fue lo que hicieron los grandes entrenadores de hoy y de siempre en sus dos primeros años en la élite. Primero, recordemos lo que ha hecho Jiménez:
1º Temporada: 5º en Liga (3º si sólo cogemos los partidos que él dirigió) - Eliminados en octavos de Copa por el Barça (¿es un fracaso ser eliminado por el Barça?) - Mejor equipo debutante en Champions de la historia, líder de grupo y eliminado en octavos por la misma razón que el año anterior ganó la UEFA. La suerte. La suerte que estuvo de cara en el gol de Palop de cabeza, o en la tanda de penalties de la final contra el Español, y que nos fue esquiva en la de la vuelta con el Fenerbahçe. Ni más, ni menos.
2º Temporada: 3º en Liga (lo máximo a lo que puede aspirar el Sevilla si los grandes no fallan. Lo máximo). Record de puntos en la historia del club en una vuelta. A punto de batir el record de puntos de la historia de la entidad en una liga. - Eliminados en semifinales de Copa (¿Cuántas veces hemos visto al Sevilla en unas semifinales de Copa? Tres los veinteañeros, tres los treintañeros, cuatro los cuarentañeros, cuatro los cincuentañeros y alguna más los más viejos del lugar) - Eliminados en la fase de grupos de la UEFA, el gran lunar de la temporada. Aquí no hay excusa, pero sí márgen de mejora. Ese no es el tope de Jimenez como entrenador, pero no podremos comprobarlo este año porque no disputaremos la UEFA, sino la Champions.
¿Y qué hicieron otros entrenadores en sus dos primeros años? Veamos los casos de algunos grandes técnicos, otros más medianos, y algunos de los que han sido vinculados con el Sevilla últimamente.
Johann Cruyff: 85/86 (Ajax) 2º en liga y campeón de copa - 86/87 exactamente lo mismo. Sus dos primeras campañas en el Barça fueron un fracaso, pero acabó como todos sabemos que acabó. Reinventando el fútbol.
Leo Beenhakker 74/75 (Go Ahead Eagles) 12º en Liga holandesa - 75/76 (Go Ahead Eagles) - 13º
Arsene Wenger: 84/85 (Nancy) 12º en Liga francesa - 85/86 (Nancy) 18º en Liga
Otmar Hitzfeld: 84/85 (FC Aarau) 2º Liga Suiza y campeón de Copa - 85/86 (FC Aarau) - 5º en Liga
Louis Van Gaal: 91/92 (Ajax) 2º en Liga - 92/93 (Ajax) 3º en Liga y campeón de Copa. Todo ello después de llevarse 5 años como segundo entrenador a la sombra de Leo Beenhakker.
Bernd Schuster: 97/98 Fortuna Köln (2º alemana) No logró el ascenso - 98/99 Colonia (2º alemana) Tampoco logró el ascenso.
Frank Rijkaard: Caso muy curioso. Lo primero que hizo fue ser seleccionador de Holanda (después de un tiempo de segundo de Hiddink) entre 1998 y 2000, llegado a semifinales en la Eurocopa disputada en su país ese año. Como entrenador de clubs: 00/01 - Sparta de Rotterdam 17º (se salva del descenso en la promoción) 01/02 - Sparta de Rotterdam 17º (el club desciende por primera vez en su historia y Rijkaard es destituido)
Manuel Pellegrini: 90/92 Palestino de Chile: Ascenso a 1º y permanencia.
Jose Mourinho: 99/00 Benfica - destituido- 01/02 Union Sportiva Leiria - abandonó para irse al Oporto, que terminó 3º
Carlo Ancelloti: 95/96 Reggiana - ascenso a 1º - 96/97 Parma 2º en liga
Guus Hiddink: 82-84 - De Graafschaap - 2º división holandesa. No logró el ascenso
Juande Ramos: ¿Hace falta que digamos quién era este tío antes de venir al Sevilla?
Carlos Salvador Bilardo - 71-73 Estudiantes de la Plata - evita el descenso en las dos temporadas
Victor Fernandez: 90 - 92: Zaragoza: 17º y 6º en liga respectivamente
Ernesto Valverde: Athletic de Bilbao 03-05: 5º y 9º en Liga
Unai Emery: 06-08: Amería: ascenso a 1º y 8º
Michael Laudrup: Ganó una liga danesa en sus cuatro primeras temporadas en el Brondby.
Marcelino García: 03-05: Sporting de Gijón: 5º y 11º en Segunda División
Eric Guerets: 94-96: Lierse SK belga: 6º y 6º en Liga
Gregorio Manzano: Lleva entrenando a equipos menores desde el año 83. El primer club de nivel al que entrenó fue el Valladolid en el año 99/00 (8º en liga). En la 00/01 entrenó al Racing, que terminó 15º
Javier Aguirre: 95/96 Atlante mexicano: se salva del descenso; Luego fichó por el Pachuca, con quienes no ganó nada hasta el año 1999.

Y ahora recordemos...

Manolo Jimenez: 07/08 - Sevilla FC - 5º en Liga (3º en los partidos que él dirigió) - 08/09 - Sevilla FC - 3º en Liga

Podría seguir de un modo casi indefinido hablando de entrenadores y entrenadores. Lo que quiero decir es que la inmensa mayoría de los técnicos empezaron de un modo dubitativo, sin grandes alardes, para luego, cuando ya adquirieron su experiencia, explotar como grandes y expertos profesionales. ¿Por qué no merece Manolo Jimenez ese margen de maniobra? Y no me hablen de Guardiola, que el caso de este es sin duda extraordinario. Es como comparar a Perotti con Maradona. Vamos, que no es justo.

Sé que todo esto puede ser tildado de estupidez, y que toda esta montonera de datos no van a solucionar nada. Pero quería dejar claro lo que pienso, y el por qué. Y a los que consideren esto una estupidez, también les digo que si estúpido es defender a una persona con datos por delante, también lo es atacarla, olvidando por completo esos datos.
Lo que tengo muy claro es que no voy a hablar más de estupideces. Para mí, el tema Jimenez queda apartado de mi argumentario. Desde hoy, cada vez que toque opinar de Jimenez, me remitiré a este post. Y eso que parece que se va a hablar, y mucho. Pero yo no voy a entrar en ese juego. Se podrá opinar sobre el juego del equipo, sobre si poner a tal o cual jugador, sobre un montón de cosas en el aspecto deportivo, está claro. Pero atacar continuamente a un técnico novel que está logrando los mejores resultados del equipo en décadas es absurdo y patético. Y hacerlo a estas alturas de pretemporada es propio de una de dos: o de personas absolutamente ignorantes, o de personas con una mala leche que no comprendo para nada.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política