jueves, 21 de marzo de 2013

1890. Será lo que los sevillistas quieran que sea


Como tantas otras veces, y a pesar de no ser miembro, me uno a la ASRED en esta reclamación:

POR ASOCIACIÓN DE SEVILLISTAS EN LA RED, PEPE BRAND.

Presidente, la historia de tu club te está esperando.
Comandaste la copa que vino desde Glasgow por el Guadalquivir, y otras muchas.
Escocia se congració contigo y te da otra oportunidad de engrandecer la Historia de tu club, proclamando su auténtico origen.
Han pasado 123 años y podrán pasar más, pero el reconocimiento de la fecha del 25 de enero de 1890 es un camino sin vuelta atrás.
Tú lo has dicho “el Sevilla será lo que los sevillistas quieran que sea.”


Un club serio y señor no hace las cosas a la ligera.
El Sevilla Fútbol Club, con su presidente y el Consejo de Administración a la cabeza, se ha tomado muy en serio la historia de nuestro club.
Últimamente se han dado pasos muy importantes en los descubrimientos relativos a nuestra constitución.
Desde dentro, el Área de Historia del Sevilla Fútbol Club, presentó una amplia documentación al presidente.
clip_image002
La comunidad académica, reunida en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla llegó a las siguientes conclusiones:
1).- Que no puede afirmarse categóricamente que la ausencia de noticias deportivas sobre un club en la prensa de finales del siglo XIX y principios del XX equivalga a su desaparición. El deporte apenas si tenía presencia en los Ecos de Sociedad, y eso sólo cuando la clase social de sus miembros lo merecía. En Sevilla, el hecho de que el fútbol fuese una actividad practicada mayoritariamente por extranjeros y de forma semiclandestina dificultaba el conocimiento y el interés del periodismo, al no ser noticiable. Los datos que se conocen fueron publicados en la prensa no sevillana y extranjera.
2)- Que el registro de los clubes en el Gobierno Civil no condicionaba su nacimiento. Se trataba de un trámite de naturaleza meramente declarativa y no constitutiva. Clubes de fútbol nacidos en el siglo XIX en España, en ciudades como Huelva, Sevilla o Barcelona, no se inscribieron en el Registro hasta comienzos del siglo XX, en 1903 y 1905 respectivamente. Su proceso fundacional, desde el punto de vista jurídico, sigue un patrón idéntico, en los tres casos y, por lo tanto, debe seguirse el mismo criterio para todos en cuanto al reconocimiento de su antigüedad.
3).- Que el Sevilla F.C. se fundó el 25 de enero de 1890 por británicos y españoles. Desde ese instante, como cualquier sociedad de su tiempo, combinó periodos álgidos de actividad con otros sin rastro de noticias públicas. A partir de 1900 son constantes las informaciones sobre su recuperación con el mismo nombre y filosofía, en un proceso que transita desde las elites británicas a la ilusión regeneracionista, y que culmina el 14 de octubre de 1905, pero que es pilotado por las mismas personas e instituciones de siempre: el Vice-cónsul Johnston, los Langdon (padre e hijo), familiares y socios de negocios mutuamente vinculados, José Montes Sierra, la Naviera MacAndrews, la Sevilla Water Works y, sobre todo, su entidad nodriza, el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla.
4)- Que según todos los datos expuestos, el Sevilla F.C. nacido en 1890 es el mismo club que el Sevilla F.C. actual. El club sevillista no fue el primero en constituirse, por tanto, no es el Decano del fútbol español ni pretende serlo, siendo ello un honor muy respetable que corresponde a otros, y que desde aquí ni se pone en duda ni se quiere polemizar. El hecho de que se haya tardado más de cien años en poder acreditar su antigüedad decimonónica no debe privar al Sevilla F.C. del debido reconocimiento que la Historia le tenía reservado.
clip_image004
Que la Universidad de Sevilla y el catedrático de Historia, Rafael Sánchez Mantero, unidos a este reputado historiador del fútbol como Vicent Masià o el periodista de ABC, José María Aguilar, ganador del último premio José Antonio Blázquez que entrega el Sevilla FC anualmente, y con el profesor de Derecho Mercantil, José Manuel García-Quílez oficialicen a través de los datos que hoy se han dado aquí, el nacimiento del Sevilla FC, debe vanagloriarnos a todos los sevillistas. Yo he dicho muchas veces desde que llegué a ser presidente que el Sevilla será lo que los sevillistas quieran que sea. El equipo de Historia del Sevilla FC y refrendados por el catedrático Sánchez Mantero ha hecho un trabajo que solo se puede hacer desde el conocimiento y el sentimiento. Ellos solo saben las horas que le han dedicado para que estos datos que se han descubierto y que me entregaron en un amplio dossier hace un par de semanas vean la luz en próximas fechas, tendrán el apoyo del Sevilla FC para hacerlos llegar a cuantos organismos sean necesarios, a fin de que se pueda constatar la fecha exacta del nacimiento del Club”.(José María del Nido Benavente, presidente del Sevilla Fútbol Club S.A.D. al cierre de la I Jornada “Historia y Deporte” en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla).
“Será lo que los sevillistas quieran que sea”
Presidente, los sevillistas queremos ser de 1890, nos lo merecemos y queremos serlo bajo tu presidencia. Igualmente te lo mereces por el impulso que le has dado a la Historia del club.
Adelante, sigamos andando el camino, ahora.
En Twitter: #somosde1890

miércoles, 20 de marzo de 2013

Emery vs Michel: Números y sensaciones (Number 1 Sport)

Extracto de mi último artículo en Number 1 Sport;

"Como vemos, y a pesar de todos estos condicionantes, Unai Emery ha mejorado en 9 jornadas las primeras 10 de Michel (contra los mismos rivales, aunque a campo cambiado). Esas 10 primeras que calificábamos al principio como de aceptables (teniendo en cuenta los objetivos del club). Además, como también decía, tras aquella 10º jornada de Michel, el Sevilla mostraba síntomas preocupantes, algo completamente diferente a lo que ocurre ahora. Ahora, la duda es si el equipo será capaz de empezar a sumar de una vez fuera de casa, porque todos sabemos que si lo hace, es altamente probable que nos metamos en competición europea. Las sensaciones son positivas, todo lo contrario que con Michel a estas alturas de la primera vuelta."

Puedes leerlo al completo aquí.

miércoles, 13 de marzo de 2013

Ni puta gracia (mi último artículo en Number 1 Sport)



"Por supuesto, hay que entender que la guasa es la guasa. Y que por estos lares gusta mucho eso. Es necesario relativizar las cosas, no dejarse llevar a los extremos, no rasgarse las vestiduras. A alguien se le ocurrió que lo de Downing se podía extrapolar a Babá para echas unas risas, como las echamos con otras muchas cosas. Hasta ahí, bien. Pero cuando la guasa se transforma en mala hostia, en mala leche, en linchamiento, en escarnio público, en cachondeo generalizado, la cosa cambia. Hay personas que cuando les da por sacar su lado malo, se convierten en unos verdaderos mierdas. Yo conozco a más de uno así. Eso no es guasa. Eso no tiene ni puta gracia."


El artículo complto se puede leer en este enlace.

lunes, 11 de marzo de 2013

Europa, los 44 puntos y la grandeza del Sevilla

Os dejo íntegro mi último artículo en Number 1 Sport:

EUROPA, LOS 44 PUNTOS Y LA GRANDEZA DEL SEVILLA


Hace ya tiempo que se impuso en nuestra sociedad la idea de la bipolaridad, de los extremos, de ser de izquierdas o de derechas, republicano o monárquico, del Madrid o del Barça, pro o anti lo que sea. Nada de medias tintas. Y a esto no es inmune el sevillismo. Hace mucho que echo en falta la moderación, los términos medios, mientras impera el “a mi lado o contra mi”.

Un día, alguien sacó a paseo un engendro llamado “sevillómetro”, y desde entonces se juzga a los sevillistas en función de su opinión, llevándolos a un extremo o al otro y dejándolos allí sin posibilidad de redención. Cualquier tema es susceptible de ser utilizado para estos menesteres. Como decía alguien muy admirado hace no mucho “o me cago en los muertos de la directiva, o soy un simple pelota”. No hay término medio.

Lo último, la disyuntiva entre obtener 44 puntos, o seguir aspirando a Europa. Si consideras que aún es posible clasificarse para competición europea, eres un oficialista que le hace el juego a la directiva. Alguno te dirá incluso que eres cómplice de la decadencia del Sevilla (los hay, yo me los he encontrado). Lo molón, por el contrario, lo que te hace ser interesante y cercano a entendido de esto es decir que firmamos los 44 puntos (la permanencia) y a otra cosa, porque el equipo no da para más. Y a continuación cargar contra Del Nido, Monchi, los entrenadores, disposiciones de juego, ciertos futbolistas etc.

Que la gestión de la dirección deportiva en los últimos años ha sido mala de solemnidad es una realidad palmaria. Y no se trata tanto de confrontar los fichajes buenos de Monchi con los malos, a ver de cuáles hay más, sino de que llevamos al menos tres temporadas consecutivas con plantillas descompensadas, aparte de traer y destituir técnicos que no tienen nada que ver los unos con los otros. Jiménez, Alvarez, Manzano, Marcelino, Michel y ahora Emery. A eso en mi pueblo se le llama dar bandazos, no hay una idea fija sobre lo que hacer, se vive a golpes de corazón, y como dice el dicho, de aquellos polvos, estos lodos. Malas planificaciones, que se viene llamando la cosa.

Esto es cierto, y el resultado lo estamos viendo. Un equipo que en teoría aspira a Europa, pero que en verdad parece que demasiado hace con obtener una permanencia aseadita. Y he aquí los dos polos otra vez, pero yo me niego a ser tan simple como para adscribirme a uno o a otro. Es evidente que, a día de hoy, hablar de Europa es ser sumamente optimista, pero me parece inaceptable firmar la permanencia y santas pascuas. Inaceptable de todo grado.

A veces nosotros mismos, los sevillistas, nos olvidamos de que esto es el Sevilla. Hasta anteayer hablábamos de que éramos grandes, pero ser grandes no es ganar títulos. Lo de los títulos es una consecuencia de la grandeza, no la causa. Ser grandes es exigir el máximo siempre. El máximo. Si el máximo de esta plantilla no es pelear con Atlético de Madrid, Málaga o Valencia, pues vale. Lo acepto porque lo que hay es lo que hay. Pero firmar la permanencia, tampoco. Ni de coña. ¿Cómo puede plantearse algo así? ¿Qué es esto? Insisto, hablamos del Sevilla Fútbol Club. ¿Y por qué? Pues paso a explicarlo.

Los futbolistas de la plantilla ya han demostrado sobradamente que no son lo que se dice unos tíos especialmente comprometidos con la causa. Sólo falta que les digamos que nos conformamos con los 44 puntos, para que ganen tres partiditos en casa y pasen a ponerse las chanclas, que diría en gran Caparrós. Son capaces de hacerlo, perfectamente, eso también lo han demostrado. Muchos dicen, con razón, que el problema del Sevilla no es tanto de entrenador, sino de actitud por parte de los jugadores. La plantilla puede no dar para luchar por la Champions, pero la permanencia, joder..., algo más les tenemos que exigir. Vuelvo a repetir, que esto es el Sevilla.

Si finalmente el Málaga es sancionado, estaríamos a 6 puntos del acceso a la Europa League, o sea, del octavo puesto. Seis puntos y cuatro equipos de por medio: Rayo, Getafe, Levante y Valladolid. ¿De verdad no se le puede exigir a la plantilla del Sevilla reducir 6 puntos de 33 en juego a equipos como Rayo, Getafe, Levante y Valladolid? ¿De verdad les vamos a dar el gustazo a estos indolentes de conformarnos con nueve puntitos más (de 33 que quedan, repito) y a pensar en las vacaciones?

Y, ojo, no estoy hablando de meternos en Europa, hablo de dar el máximo, o sea, de ser grandes. Si dando el máximo quedamos 11º, pues bien. Y si quedamos 9º, pues mejor. Y si acabamos 8º y finalmente nos quedamos sin Europa porque al Málaga no le sancionan, pues ole sus huevos por quedar octavos. Pero darles la excusa perfecta para que se dejen ir, vamos, no me jodan.

Porque luego ellos pondrán la mano para cobrar hasta el último euro de sus suculentos contratos. Porque si no cobran hasta el último euro, pueden denunciar y obligar al equipo hasta a perder la categoría. Porque para evitarlo, la directiva tendrá que subir el precio de las entradas, y el de los abonos, y vender a alguno de los futbolistas buenos (de los que no son indolentes, por ejemplo) para pagar a los malos y, además, tener que quedarnos con ellos. Y yo me niego a todo esto. Me niego a darles el gustazo de poder cobrarlo todo solo por cumplir con el mínimo esfuerzo.

El Sevilla tiene que darlo todo porque por eso somos grandes. La afición tiene que dejarle eso claro a los jugadores, que muchos parece que no tienen ni idea de la importancia del club en el que juegan. Nosotros no somos un equipito que busca la permanencia. Nosotros somos un grande venido a menos por culpa de la mala gestión de algunos. Pero seguimos siendo grandes, y eso ha de tenerlo claro todo el mundo.

Ya sé que hablar de Europa es engañarse a uno mismo a estas alturas. Pero conformarse con la permanencia, tampoco. Si hoy somos 12º, pues hay que asaltar el 11º puesto. Y luego el 10º y así sucesivamente, partido a partido, hasta llegar lo más arriba que podamos. Y cuando termine la temporada, que rueden cabezas, que se depuren responsabilidades, que se vaya quien se tenga que ir, me da igual el ámbito de actuación. Pero nosotros, el sevillismo, tenemos que tener claro lo que somos. Tenemos que exigir un mínimo. Y ese mínimo no es la permanencia. Al menos yo me niego a darles ese gustazo a los futbolistas.

viernes, 8 de marzo de 2013

El siguiente reto de Emery (Number 1 Sport)


"El campo del Mallorca ha de ser propicio para traerse la primera victoria a domicilio desde aquella obtenida en La Coruña a principios de temporada. Personalmente, afronto la cita con ciertas dudas, aunque también con grandes dosis de esperanza. Si el equipo es capaz de jugar como en el Calderón o el Nou Camp, es altamente probable que los tres puntos vengan de vuelta a Sevilla"


Extracto de mi último artículo en Number 1 Sport, que pueden leer completo aquí

jueves, 7 de marzo de 2013

Brotes verdes en el culo (Number 1 Sport)

"... ayer (por el lunes) el equipo, aparte del buen hacer de Emery y de que, aun jugando mal, la intensidad que ponen los jugadores no la conocíamos desde hace años, tuvo suerte. Ayer, los rebotes en el área le cayeron a Negredo. Que luego hay que meterlas, y el vallecano se dejó de vaselinas, taconcitos y mariconadas varias y las pegó a romper. Pero esos rebotes antes iban para otro lado. Aparte, ayer, los postes fueron para el rival, no para nosotros. ¿Qué partido hubiéramos visto si el Celta mete esa que se fue al travesaño y nos empata al borde del descanso? No digo que no hubiésemos ganado, pero la cosa habría sido diferente. Y mucho más complicada."

Extracto de mi último artículo en Number 1 Sport que puedes leer completo aquí

lunes, 4 de marzo de 2013

Gracias

A todos.

Por vuestros comentarios, vuestros mails o vuestros mensajes en Twitter. Me siento muy honrado de despertar vuestra preocupación. Muy, muy honrado. 

Vuelvo a deciros que este blog no se cierra. Se va a parar durante el tiempo que necesito para darle una vuelta y comenzar de nuevo. No será por mucho tiempo, pero, como ya he dicho, creí conveniente avisarlo. Y lo he hecho para quitarme presión. Para que todo al que le interese sepa que esto está parado por un motivo y que volverá a andar en breve. 

Porque volverá a andar en breve. Y mucho más después de vuestras palabras. Insisto, muchas gracias a todos. 

Nos vemos pronto. 

sábado, 2 de marzo de 2013

Esto es un hasta pronto

No es la primera vez que me ocurre. En verdad, es algo que considero normal. Todo evoluciona y hay que saber adaptarse. El caso es que, una vez más, me veo obligado a parar. A dejar de escribir en este blog y a replanteármelo. A pensar qué estoy haciendo con él y qué tengo que cambiar para que merezca la pena seguir. 

Hace ya tiempo que vengo dándole vueltas a este asunto. Hay quien dice, y con razón, que Twitter le ha hecho mucho daño a la Blogosfera. Puede que sea Twitter, puede que sea otra cosa, o puede que sea un cúmulo de ellas, no lo puedo asegurar, pero lo que está claro es que la Blogosfera Sevillista, esa Blogosfera Sevillista de la que tan orgullosos nos hemos sentido, que copaba ránkings como los de wikio (luego e-buzzing) no es ni la sombra de lo que fue. Blogs clásicos y buenísimos están muy de capa caída, parados o directamente desaparecidos. No controlo el número de visitas, pero el de comentarios, salvando algún que otro caso, ha caído de una forma drástica. Esto no es lo que era, ni muchísimo menos, y mi blog no se ha librado de la decadencia. 

El caso es que yo no quiero abandonar. Desde que lo abrí, va ya para cinco años, este rincón es parte de mi vida, es un orgullo enorme que llevo a gala. Y me niego a verlo menguar (como lo está haciendo últimamente) poco a poco, directo a la desaparición. O mejor, directo a convertirse en algo parecido a un cuaderno de notas que sólo lee quien las escribe, y que aunque lo dejes sobre un banco de un parque para que lo consulte quien quiera, apenas unos pocos se paran a leer detenidamente. Si acaso lo hojean un poco y luego lo sueltan. Es más divertido pararse en el tablón de anuncios, donde te bombardean con mensajes cortos y directos, mucho más fáciles de asimilar y mucho más de sencillo de interactuar con quien los emite (para quien no lo pille, hablo de Twitter). 

Yo no escribo pensando en el número de visitas, pero tampoco me gusta hacerlo para mi solo. Me gusta tener mi pequeño público, gente que lea lo que escribo, que lo comente y con quien poder interactuar. Durante un tiempo creí haber encontrado el equilibrio en ese sentido. Tenía pocas visitas (al menos en comparación con otros), pero muy buenas. Quien entraba aquí era porque le interesaba lo que había, y comentaba, y yo respondía a los comentarios y..., y entre esa poca gente creábamos una especie de debate. Muchos de esos pocos también tenían sus blogs, o participaban en los de otros, y yo les leía a su vez, y les comentaba. Se trataba de algo interesantísimo, al menos para mí. Pero eso fue durante un tiempo. Ya no es tanto así. Y he llegado a un punto en que no me gusta lo que hago, lo que escribo. He perdido el norte, ya no tiene sentido lo queestoy haciendo. 

Necesito cambiar de rumbo y darle otro toque a esto. No lo voy a dejar. Y no lo voy a hacer porque, para mí, escribir es una pasión. Pero deja de serlo cuando no disfruto escribiendo. Y eso es lo que me está ocurriendo últimamente. 

Seguiré publicando en Number 1 Sport (puede que hasta como más asiduidad, incluso), seguiré en Twitter (yo me amoldo a los nuevos tiempos), pero este blog estará parado durante un tiempo indeterminado (espero que poco). Tiempo en el que pensaré qué vuelta de tuerca darle para empezar de nuevo. Un nuevo estilo, una nueva forma de hacer las cosas. Puede que una nueva imagen incluso. Hasta es posible que deje el tema deportivo para mis artículos en Number 1 Sport y aquí me dedique a otras cosas. A mis cosas. 

Como véis, tengo ya algunas ideas. Ya digo que llevo tiempo dándole vueltas al asunto. Sólo me queda ponerles orden y plasmarlas en lo que será mi nueva página. Mi página de siempre, pero mi nueva página. 

Nos vemos pronto. 

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política