martes, 4 de septiembre de 2012

Menudo país de mierda.

Ayer saltó a la palestra una noticia que me inquietó una barbaridad. Resulta que los que llaman "la troika", es decir, los representantes del la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional que están revisando el cumplimiento de las exigencias impuestas a Grecia a cambio de su rescate, han propuesto que en el país heleno se amplíe la jornada laboral a seis días semanales. O sea, que el sábado se trabaje como si fuera martes o jueves. Y ganando lo mismo, claro. Y si puede ser menor, pues mejor.

Para mí esto es alarmante porque, como dice el refrán "cuando las barbas de tu vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar". España no es Grecia. Y espero de corazón que España no llegue a lo de Grecia. Portugal e Irlanda también fueron rescatados y mantienen el tipo de mejor manera que los griegos, con lo que no estamos abocados necesariamente a lo que les pase a estos últimos. No es lo que me inquieta, sino el hecho de que estos señores tengan ideas por el estilo en la cabeza. Es algo que impondrán o no, pero lo tienen en cuenta. ¿Qué otras cosas se les podrán ocurrir mientras nosotros, inocentes de nosotros, seguimos sufriendo las consecuencias de algo que no hemos provocado?

A mí me parece una noticia brutal, algo verdaderamente inquietante. Aquí no hablamos de pagar un eurito por receta médica o de que nos suban unos céntimos el tabaco, la gasolina o el billete de autobús. Aquí hablamos de cargarnos literalmente, y de un plumazo, algo por lo que lucharon (y murieron) muchas personas durante décadas, por no decir siglos. Es algo abrumador, digno de que nos echemos a temblar, primero, y a la calle con palos después. 

Aparte, ayer también comenzó a correr el rumor de que el Gobierno se va a ver abocado a echar mano del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocido como la "hucha de las pensiones", para poder pagar estas. Ese fondo se creó en el año 2.000 y a él iban destinadas las cantidades procedentes de los superávits que durante años ha obtenido la Seguridad Social, para poder pagar las pensiones si la evolución de la economía produce una situación de emergencia. Es decir, que los españoles con nuestros impuestos no generamos los dineros suficientes para pagar las pensiones y hay que recurrir a lo que tenemos ahorrado. Teniendo en cuenta que la cosa va cada vez a peor, ¿qué va a pasar? ¿Gastaremos lo ahorrado? ¿Y luego, qué? ¿Subirán más los impuestos? ¿Bajarán las pensiones? ¿Todo junto, quizás?

Para mí, estas dos noticias merecerían toda nuestra atención. TODA. Son cosas gravísimas que nos deberían poner alerta. De modo que anoche, después de todo un día de trabajo, llegué a casa y puse la televisión para ver el telediario. Me interesaba saber qué pasaba con estas cosas que tanta preocupación me causan. Y me encuentro con que el asunto al que más tiempo dedicaron fue a eso que dicen de que Cristiano Ronaldo está triste. 

Os juro que casi me caigo al suelo de la impresión. No me lo podía creer. Mi mujer, madridista ella, se reía para con esa risa esconder la terrible vergüenza ajena que estaba pasando. Inconcebible. De verdad que me preguntaba qué pasaría por la cabeza del periodista que hablaba ante la cámara. Si vería normal lo que estaba haciendo, si lo hacía por agarrarse como una lapa a su puesto de trabajo  porque la cosa está muy mala, o si detrás de su gruesa capa de maquillaje, los colores se le subían a las mejillas por la vergüenza. 

Es que, simplemente, no me lo podía creer. Emitieron un amplísimo reportaje sobre el tema, hablaron sobre ello supuestos "expertos", preguntaron a jugadores y/o entrenadores de otros equipos (grandiosas las palabras de David Albelda cuando, la noche anterior, le inquirieron sobre esto y contestó que le daba igual Cristiano y que le preguntaran por el partido del Valencia). Y luego, no contentos con ello, se fueron a la calle a palpar la opinión de la gente. Y yo sentí vergüenza de vivir en el país que vivimos. 

Menudo país de mierda. ¿Liga de mierda, decía Del Nido? Se quedó corto. Muy corto. País de mierda, ya digo. ¿Qué nos está pasando? ¿Cómo permitimos que nos aborreguen de esta manera? ¿Acaso somos todos gilipollas? He leído por ahí a gente que, con razón, dicen que este tío (el Cristiano, me refiero) es imbécil, carajote, inmaduro, soplapollas, subnormal... de todo. Otros dicen que debe estar enfermo, que vive en otro planeta (esto lo dije yo), o que, simple y llanamente, es el personaje con más jeta que se recuerda en muchísimo tiempo. Pero si sólo fuera eso. Si sólo se tratara de las tonterías que dice un tonto, pues no pasaría nada. ¿Qué va a hacer un tonto sino decir tonterías? Es lo más normal del mundo. Lo grave, lo verdaderamente grave, es que esto sea noticia de portada en TODOS los informativos de este país de mierda, que se le dedique más tiempo que el estrictamente necesario para llamar gilipollas al nota este. Que la gran preocupación sea lo que siente o deje de sentir un niñato forrado de pasta que tiene unos celos enfermizos de otros compañeros de profesión o que no acepta que haya jugadores que ganen más que él. 

Esto clama al cielo. Que se produzcan noticias tan graves como la oleada de incendios que nos está asolando este verano, las hambrunas en el cuerno de Africa, los hatianos que, dos años después del terremoto, siguen viviendo en tiendas de campaña porque la ayuda prometida nunca llegó.... Con la que estamos sufriendo aquí en España, con casi seis millones de parados, con gente pasándolo verdaderamente mal, con una generación de jóvenes que está ya perdida para siempre por la mierda de educación que les han dado y porque ahora se les cierran las puertas del mercado laboral. Con una sociedad que apenas tiene futuro, que apenas ve futuro, ahogada por los ajustes de una crisis que no provocaron mientras los que sí que lo hicieron se siguen llevando calentito.... Incluso en el propio deporte, si no queremos ponernos tan dramáticos, con esos atletas paralímpicos dando una lección de entereza, de superación, de dignidad, de... DE COJONES, en estos días en Londres... con todo eso y tanto más que me dejo en el tintero... ¿la noticia que se resalta es que Cristiano Ronaldo ha dicho que está triste?

Y si ese tío está triste, ¿cómo me encuentro yo? ¿Cuándo me suicido?

Lo que digo. Vivimos en un país de mierda. E igual nos merecemos todo lo que nos está pasando. 

5 comentarios:

Alberto H. dijo...

Casi lo mismo he pensado yo, pero con una ligera modificación. Yo había pensado que vivía en un país de gilipollas.

Me gusta ver las noticias antes de irme a trabajar, y resulta que he tenido que cambiar hasta tres canales, porque todos estaban con el imbecil de Ronaldo.

Es indignante, pero, lamentablemente esto es lo que hay. Desde hace tiempo me avergüenzo de ser andaluz y, desde los últimos años, de ser español. ¿Pero qué le voy a hacer? Si he nacido aquí.

Quizás alguien piense que exagero, pero, si es así, que ese alguien se dé una vueltecita por Holanda, Austria, Alemania, Francia... y luego que compare con España. Tendrá que darme la razón.

Un saludo.

Dori dijo...

Si el pueblo saliésemos a lo calle y protestaramos todos,estos soplagaitas no se burlarían de nosotros de esta manera tan desbergonzadas.Nos han robado,nos han pisotedo,mentido,ridiculizado,sarandeado,bilipendiado,empobresido,arruinado,desauciado y encima tenemos que aguantar que estos impresentables nos sigan dirigiendo,¿donde vamos a acabar?.
La blibia lo dice muy claro, "los hombres se gobernarán asi mismo para perjuicio propio".
Malditos Rajoy,malditos todos los asquerosos politicos..
Rafa este pais no quiere ver la realidad y por eso nos acribillan con la prinsecita tríste para desbiar nuestra atención..
Saludos sevillista

Marcu dijo...

Acabo de llegar a casa. Vengo de Utrera, de apoyar la ocupación del BBVA por parte del SAT.

¿Que somos un circo y no sirve para nada, como le he escuchado a algunos?

Se están despertando las conciencias de muchas personas. Son acciones testimoniales que a lo mejor no sirve para nada pero...mucha juventud había allí y muchas conciencias despiertas.

Efectivamente, estamos en un país de mierda y en una región de mierda.

La marcha llega dentro de poco a Los Palacios.

Salud, trabajo y libertad

Juan Angel de Tena dijo...

Y lo que esta por venir Rafael, lo que esta por venir...

Es inaudito lo que se esta viviendo en este pais. Y lo peor de todos, es que el panorama es cada vez mas sombrio.

Igual, fijate tu, igual hasta yo tambien me voy a poner triste por lo de Ronaldo...

Un fuerte abrazo amigo.

Ravesen dijo...

@Alberto H.

Yo viví un año en Holanda (eso sí lo sabías, ¿no? lo he contado muchas veces por aquí). Por tanto, sé perfectamente a lo que te refieres y no puedo hacer otra cosa que darte la razón.

@Dori

Se puede decir más alto, pero no más claro. COmpletamente de acuerdo.

@Marcu

Tú lo has dicho. Se están despertando muchas conciencias. Eso lo palpo yo día día en muchas partes. En muchos ámbitos. Y tengo la esperanza de que cuando salgamos de esa, hayamos aprendido algo como sociedad. Hayamos evolucionado.

@Juan Angel de Tena

Si todas las fuerzas que empleamos en chorradas como esta del payaso del Ronaldo las concentráramos en lo que de verdad importa, mucho mejor nos iría. Pero no lo hacemos, o no hacemos que lo hagan quienes pueden. Por eso digo que a veces pienso que nos merecemos lo que nos pasa.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política