viernes, 15 de abril de 2011

Un equipo engendrado

Dicen que en Getafe andan preocupadísimos por la situación del equipo y que consideran el enfrentamiento contra el Sevilla como vital, porque el calendario que se les viene encima es de coco y huevo. Por tanto, y para contrarrestar ese vacío tan típico que suelen mostrar las gradas de su estadio, están regalando las entradas para el partido que les medirá contra nosotros este fin de semana.

La iniciativa me parece igual de loable como de patética. Ya hay que tener una afición mala para tener que regalar las entradas. Y aún así, ya veremos qué aspecto presenta el estadio a la hora del partido. Yo intuyo lo que va a ocurrir: que se llenará de aficionados del Atlético, que suelen estar ávidos de hacer lo que sea contra el Sevilla, pero esto es una opinión particular que no va a ninguna parte.

Yo pienso que el Getafe es uno de esos clubes que yo llamo “engendrados”, es decir, sin pasado, sin historia, sin una afición labrada durante décadas y generaciones que lo ha mantenido y apoyado año tras año, lustro tras lustro, en los buenos momentos, en los malos y en los desastrosos. Equipos hechos a golpe del talonario de un señor con mucho dinero al que le ha dado por ahí, o que subieron como la espuma por la razón que fuera y que se encuentran en un lugar muy superior al que por historia le corresponde.

Es algo semejante a lo que ocurre con el Villarreal, por ejemplo.

¿Y en qué me baso para calificar de ese modo a un club? Muy sencillo. Yo, a mis 36 años, si alguien me pregunta de qué equipo era hace 20, no me cabría duda de qué contestar. Del Sevilla FC, por supuesto. Bien, pues ahora cojamos a cualquier aficionado del Villarreal o del Getafe y hagámosle la misma pregunta. ¿Contestarían Villarreal o Getafe? ¿A quien animaba ese hincha de los castellonenses cuando el equipo estaba en Segunda B o en Tercera? ¿Al Villarreal? ¿En serio? ¿Toda esa gente que llena El Madrigal domingo tras domingo animaba al Villarreal hace veinte años?

“Enga ya”

Lo del Getafe es parecido, pero algo distinto, porque el Alfonso Pérez no se llena nunca, pero creo que me he explicado más o menos bien. Que ya tiene que tener poca enjundia un club para que su estadio lleve el nombre de alguien que jamás ha hecho nada por dicho club. Que el único mérito adquirido fue nacer en esa localidad dormitorio de Madrid.

Y no me gustan esos equipos porque, sin tener historia ni enjundia ni nada de nada, ocupan un puesto en Primera mientras que otras aficiones históricas como la del Oviedo, la del Celta, la del Elche, la del Murcia, incluso la del Betis, y en otros años la de la Real Sociedad, el Atlético de Madrid, el Sporting, el Zaragoza o nosotros mismos aguantaron o aguantan a sus equipos en Segunda o en divisiones aún inferiores. Que sí, que es cierto que esos son derechos adquiridos o perdidos en el terreno de juego. Pero pregúntenle a un aficionado del Oviedo (en Segunda B y con más de 10.000 socios – ya los tenían estando en Tercera-) de qué equipo eran hace 20 años y de qué equipo serán dentro de 20. Es así como pienso, sé que es una idea de fútbol bucólica y hasta romántica, pero sobre gustos no hay nada escrito, y mis gustos son los que son.

Anda que en Oviedo va a ser necesario regalar entradas para tener una buena entrada en el Carlos Tartiere. Aun estando en Segunda B o en Tercera.

Ya hubo otros equipos de estos en Primera que luego desaparecieron por completo: Compostela, Mérida, Extremadura…

Y eso que al Villarreal le tengo un respeto porque ya lleva bastantes años en la élite y sin duda se está labrando una historia. De hecho, ya es el 20º en la clasificación histórica de la Liga, con sólo 11 temporadas en Primera. Incluso, deseo que ganen este año la Europa League porque pienso que su trayectoria en la última década merece un título.

Pero lo del Getafe…

En fin, a ver lo que nos encontramos este fin de semana en su “Coliseo”. Sólo espero que el Sevilla gane y sigamos aspirando a algo más que el quinto puesto.

1 comentario:

Nacho Mateos dijo...

Hola.
Te he respondido a un comentario que has dejado en mi blog, pero como me dices que ya no volverás a leerlo, he preferido decirte aquí lo siguiente:

En ningún momento he pretendido faltarte al respeto por pensar que era posible la clasificación para la Champions, ni a ti ni a los que han pensado como tú.
Si ha sido así, vayan mis disculpas por delante.

Lo de "mas dura que la pata de un paso" iba por esos que me han estado faltando al respeto durante mucho tiempo por pensar que este año era imposible la clasificación Champions.
Yo sí respeto a los que no piensan como yo. Pero yo no respeto a los que no me respetaron.

Repito, para nada he pretendido faltarte al respeto.
De verdad que lo siento.

Saludos.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política