viernes, 4 de noviembre de 2011

Una verdadera oportunidad

Como toda la afición se veía venir desde que comenzó la temporada, el Sevilla está teniendo un serio problema en la línea de ataque por culpa del grave error que ha cometido la dirección deportiva al consentir que se afronte la temporada con sólo dos delanteros natos, siendo además uno de ellos Kanouté (con la fragilidad que todos sabemos que le caracteriza). Bien es cierto que alguien pudiera decir ya es mala suerte que se haya tenido que lesionar Negredo con tan pocos partidos como llevamos, pero dejar el resultado de la planificación deportiva al amparo de lo que dicte la suerte es cuanto menos irresponsable. Mala suerte es tener cuatro delanteros y que se te lesionen los cuatro. Pero tener dos, siendo uno de ellos Kanouté, y que se te lesionen los dos no es mala suerte. Era algo tan probable que no puede ser tildado de mala suerte. 

Dicho esto, la situación en la que nos encontramos es la que es, y como lamentarse es de mediocres, no es eso lo que tenemos que hacer. Está bien decir la verdad y poner los puntos sobre las íes, pero a partir de ahí no creo que nos haga nada bien cebarse con el tema. En mi opinión, lo que debemos hacer es tirar para adelante con el objetivo de que este error no nos haga demasiado daño, en espera de que se subsane cuando se abra el mercado de invierno. 

Por tanto, a mí me parece una idea excelente subir al japonés Hiroshi Ibusuki al primer equipo para que pueda ser utilizado en caso de necesidad. Y lo que deberíamos hacer con él es apoyarle, animarle, darle nuestro aliento para que lo haga lo mejor que pueda, que eso será en beneficio de todos. Esta noticia ha levantado una multitud de comentarios, y entre ellos hay uno con el que estoy completamente de acuerdo, y es que esta decisión se debería de haber tomado antes. Si los problemas en la delantera vienen ya desde hace algunas jornadas, no hubiese estado de más que el japonés entrenase con el equipo durante unas semanas antes de plantearse alinearlo, ya que de ese modo su acoplamiento habría sido mucho mejor. No que ahora hay que hacer las cosas deprisa y corriendo. 

A mí, personalmente, me hace ilusión el posible debut de este jugador. Me la hace igual cuando se estrena cualquier canterano, pero este jugador tiene unas características especiales que le hacen potencialmente distinto. Mide cerca de dos metros, pero no es malo con el balón en los pies. Juega bien de espaldas a la portería, y sus movimientos son más que aceptables. Este tipo de cualidades son muy cotizadas en el fútbol actual. Jugadores como Fernando Llorente, Ibrahimovic o el propio Kanouté son de ese corte. Y lo cierto es que desde que se supo que iba a fichar por el Sevilla, me llamó bastante la atención, me pareció una apuesta interesante. Además, si en el club no se cansan de repetir que el objetivo del filial es surtir de jugadores al primer equipo, no tiene ningún sentido contratar a un jugador como este si no es pensando en que ascienda de categoría en un momento dado. Por tanto, a mí me parece bien, y hasta lógico, que vaya convocado para el partido contra el Mallorca. Insisto, para eso se le fichó, otra cosa sería absurda. 

Por tanto, espero los acontecimientos con expectación, como me ocurre cada vez que alguien del filial es subido a la primera plantilla. A mí me gusta pensar que el Sevilla es un equipo de cantera, me encantaría que se potenciase más esa faceta, aunque no puedo evitar lamentarme y reconocer que no lo somos. O no tanto como nos creemos o nos queremos creer. Aquí la mayoría de la gente se la coge con papel de fumar cada vez que se habla de que un canterano va a ascender al primer nivel. Nos quejamos de que los entrenadores no cuentan con los chavales, pero luego siempre estamos con esa cantinela de que está muy verde, de que no está preparado, de que necesita una cesión (yo sigo esperando ver a algún jugador triunfar en el Sevilla después de una cesión) y todas esas cosas. Sinceramente, creo que la afición del Sevilla no tiene la mentalidad necesaria para que el equipo sea de cantera con todas las de la ley. No tenemos paciencia, no sabemos perdonar los fallos de principiante, no arropamos a los chavales como se debiera para que su transición a la élite sea rápida y efectiva. Ponemos el parche antes de que salga el moratón, decimos que no está preparado, los miramos con desconfianza, y en cuanto cometen un par de fallos, los señalamos y decimos eso de "si ya decía yo que no estaba preparado".

Mientras, equipos el Barcelona o el Arsenal no paran de sacar jugadores jovencísimos, uno detrás de otro, sin que eso condiciones sus objetivos o resultados. Objetivos y resultados, por otra parte, mucho más ambiciosos que los nuestros. Y yo no dejo de preguntarme por qué ellos lo hacen y nosotros no. Por qué ellos ponen a los jugadores y nosotros nos comportamos del modo que decía antes. Y encima presumimos de cantera. Por supuesto, el que no valga para el primer equipo, pues no formará parte del primer equipo. Pero las oportunidades hay que darlas. Y una verdadera oportunidad no es poner a un jugador para que juegue. No sólo eso. Es, además, como decía antes, animarlo y arroparlo para que de el máximo, para que demuestre sin ambages de lo que es capaz. Y si de lo que es capaz no es suficiente, pues entonces no tendrá sitio en el equipo. No todos los jugadores que saca el Barcelona o el Arsenal (lo ejemplos que puse antes) triunfan en el primer equipo. Es más, la mayoría no lo hacen. Pero los ponen. Y los arropan. Y cuando demuestran que no tienen el nivel, pues salen. El que quiera, que compruebe la cantidad de dinero que ha ingresado este verano el Barcelona con los traspasos de los canteranos con los que no contaban para este año. Canteranos que tuvieron su oportunidad, se revalorizaron, no dieron el nivel necesario y salieron para jugar en equipos un poco menores que el culé. Salieron, como digo, dejando un buen puñado de millones en las arcas del club catalán. 

Pero aquí no pasa eso. Aquí, cuando nos encontramos con la posibilidad de que debute un jugador con unas características tan especiales y cotizadas como Hiroshi Ibusuki, lo que a la gente se le ocurre comentar son cosas como "bueno... si no queda más remedio". O el clásico "yo no le veo nivel para la Primera División". O, por supuesto, "este no es un jugador para el primer equipo del Sevilla". Seguramente todos tengan razón. Es más, sin duda tienen razón. Hiroshi Ibusuki no tiene todavía nivel como para hacerse con un puesto en el primer equipo. No tiene nivel para jugar en Primera División. Como tampoco lo tuvieron en su día Raúl González. O Leo Messi, O Cristiano Ronaldo o el jugador que os de la gana decir. Ningún futbolista del planeta nació con nivel para jugar en Primera División. Ningún futbolista en la historia tenía ese nivel el día en que debutó. Pero todos los que han acabado por triunfar tuvieron por detrás un entrenador valiente que los sacó, una afición paciente que los arropó, y/o un poco de suerte para que le salieran las cosas bien pronto, ya sea para convencer al técnico, o ya sea para que, en caso de un afición menos paciente de lo requerido, que no llegase al punto de que le tildasen de no apto a las primeras de cambio.

Para colmo, el sevillismo es mucho de "sambenitos". De echar la cruz a alguien y que no haya santa manera de cambiar esa opinión. En fin, todos sabemos de lo que hablo.

Yo, por mi parte, insisto, a mí me parece extraordinario que se le de una oportunidad al jugador. Son estas circunstancias las que hacen que un futbolista de el salto a la élite: lesiones, sanciones, bajas de los titulares y oportunidad al canto. Queda mes y pico para que se abra el mercado de invierno, pero el Sevilla necesita seguir viviendo y sumando puntos hasta entonces. Yo no digo que Hiroshi se vaya a convertir en la estrella rutilante del equipo, pero igual le puede dar media hora de descanso a Kanouté en cualquier partido sin que el equipo se resienta tanto. O igual mete miedo a los defensas con su altura y eso provoca espacios que puedan aprovechar otros compañeros. O ¿por qué no? igual se pone a meter goles, ¿quién sabe? En el Sevilla Atlético lleva 6 en diez partidos. 

Démosle una oportunidad. Hagámoslo con paciencia, con mimo, con cariño. Confiemos un poco, tentemos la suerte, ¿quién sabe si igual estamos ante un diamante en bruto? ¿Cuántos de nosotros lo conocemos lo bastante bien como para negar categóricamente tal posibilidad?

Y si no da el nivel, pues nada. Al menos lo habremos intentado. Pero hagámoslo.  

6 comentarios:

Mayte Carrera dijo...

Cada día me gusta más leer tus post, bien explicados, con sensatez, sin acritud, y contando perfectamente tus pensamientos.
Suscribo tu post punto por punto yo.
Un abrazo

Marcu dijo...

El pasado año vaya la lata que dimos TODOS con Luis Alberto y en el momento que lo pusieron a jugar se acabó el jaleo y la euforia.
¿Qué pasa con Luna? Se lesiona Fernando Navarro y juega otro. ¿Cómo estará mentalmente este jugador? ¿Y Cala? ¿Y Campaña? ¿Y Salva?
¿Nosotros un equipo de cantera?
!!Venga ya!!

Un cordial saludo

Miguel dijo...

Anda que si tenemos que depender de Hiroshi vamos apañados y eso que no tengo nada en contra del jugador pero para uno de los mejores equipos de primera seun su presidente no se puede permitir el lujo que no tener un recambio de garantias a no se que Hiroshi sea la reencarnacion de Kanoute algo que para mi es impensable pero a decir verdad todos tienen una oportunidad y esta le viene que ni pintada jamas se creeria el que fuera a debutar en primera algo que veo no va a ocurrir salvo si la cosa se pone fea y entonces se le echara al culpa ya que el señor entrnedor anticantera que tenemos no lo podra en el once inicial al igual que no podra ni a Campaña y muchisimo menos a Luis Alberto.

tomas cotelo dijo...

Para subir juga dores al primer equipo,se me antoja,que lo primero que hay que hacer es:que el Sevilla At utilice el mismo sistema de juego que el primer equipo,para que el jugador este acostumbrado a los movimientos;que aquellos que se vean con mas posibilidades entrenen asiduamente con los grandes,no de vez en cuando.
Y ahora lanzo una pregunta:¿la que se esta formando por los ultimos resultados,no siendo canteranos,imaginaros si hubiera canteranos:nos habriamos cargado a Monchi,Marcelino y al presi,desgraciadamente es asi.

Triana1952 dijo...

Hiroshi tiene todo mi apoyo y confianza ,como cualquier jugador que juegue en el Sevilla f.c. , pero de verdad piensas va a salir de titular.

Saludos Sevillistas

EL PAPI MAGASE dijo...

Yo también voy a suscribirme hoy a esta entrada,es lo que yo miles de veces digo,me lees mis pensamientos pero yo no tengo cohones de plasmarlos como tú,un abrazo hermano,ojalá la valentia del mister y la paciencia de la grada empiece a dar confianza a los chavales,como dices nadie salió ya besando el santo y ya se le dió el balón de oro al año siguiente,llegará el dia que asi sea y eso será porque los jovenes sentirán que en cualquier momento pueden salir con todo el desparpajo del mundo a jugar en primera ¿has visto una juventud mas descarada que está? yo nunca,aprovechemosla.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política