viernes, 22 de junio de 2012

Otra forma de invertir el dinero del rescate de la banca

Continuación del artículo ¿Por qué siempre hay dinero para la banca?

En el día de ayer, por fin, se hicieron públicas las conclusiones de esas auditoras independientes que el Gobierno contrató para cuantificar de una vez las necesidades dinerarias de la banca española. Al final, poniéndose en el peor escenario posible, resulta que requerirían de unos 60.000 millones de euros. Recordemos que el límite de crédito concedido por la Unión Europea era de 100.000, con lo que los números no parecen malos. En absoluto. Sin embargo, hay importantes lagunas en esas conclusiones. Y no es porque se haya hecho mal el estudio. Para nada. Es porque ese estudio se hace para la banca en su conjunto, como si todos los bancos fueran uno solo. El estudio banco por banco se hará a continuación y, según el gobierno, las conclusiones se publicarán en septiembre. Entonces sabremos cuanto dinero necesita cada una de las entidades. Las que requieran de ello, claro, que no son todas. De hecho, algo de esto se nos ha avanzado en lo promulgado ayer. Santander, BBVA y Caixabank no necesitarán dinero. Bankinter y Popular, seguramente tampoco. Caixa Nova, Catalunya Caixa, Banco de Valencia y Bankia, las nacionalizadas, sí que requerirán, y mucho. Y el resto deberá decidir si acude al préstamo o se busca lo que necesita por sus propios medios.

Pero, como decía, los resultados que se difundieron ayer generan dudas porque consideran el sistema bancario español como un todo, y eso no refleja con exactitud las necesidades. Simplificando mucho, y para entendernos, consideremos que los tres bancos que no necesitan dinero es porque tienen beneficios, mientras que los que sí que lo necesitan es porque arrojan pérdidas. Compensando las ganancias de unos con las pérdidas de otros, sale un saldo negativo de esos 60.000 millones. Y de ahí se obtiene el dato. Pero como la banca española no es un todo, sino que se compone de muchos bancos individuales, ese dato sólo sería válido si las entidades que obtienen beneficios estuviesen dispuestas a invertirlos en compensar las pérdidas de las mal gestionadas. Y eso es, cuando menos, poco probable. En verdad, es imposible.

Voy a poner un ejemplo inventándome datos. Tomemos al Santander, al BBVA y a Caixabank y supongamos que tienen 20.000, 15.000 y 10.000 millones de euros de beneficio respectivamente (insisto, cifras inventadas completamente). Y supongamos que Caixa Nova, Catalunya Caixa, Banco de Valencia y Bankia generan pérdidas por 12.000 millones cada una. La suma de los beneficios es de 45.000, mientras que la de las pérdidas es de 48.000. Sale un saldo negativo de 3.000 en su globalidad, con lo que, en esa globalidad, las necesidades de dinero de este sistema bancario ficticio serían de 3.000. Pero ¿qué pasa si los tres que obtienen beneficios no quieren compensarlos con las pérdidas de los otros? Pues pasa que, en realidad, las necesidades de dinero serían de 48.000 (el total de las pérdidas), y no de 3.000.

Por tanto, a efectos de conocer que el sistema bancario español en su conjunto no está tan mal como se decía, pues los datos obtenidos están muy bien. Pero si lo que queremos saber es cuánto dinero, billete sobre billete, vamos a necesitar, la cosa cambia. Sabemos que tenemos hasta 100.000 millones para pedir. Y también que esos 60.000 que han dicho las auditoras serían en el peor escenario posible, con lo que en realidad deberán ser bastantes menos. Se dice que en el mejor escenario serían de 25.000, con lo que podríamos entender que, al final, rondarán los 40 o 50 mil. Sin embargo, ya digo que esto es en la globalidad del sistema bancario español. Habrá que esperar a septiembre para conocer datos más precisos, datos banco por banco.

Vuelvo a decir que este análisis no es en absoluto riguroso. Lo he simplificado muchísimo con el simple objetivo de explicarme, de tratar de hacerme entender, pero las cosas son bastante más complejas en la realidad. Sin embargo, el concepto básico que quiero expresar se puede explicar así. 

Sea como sea, a mí no se me quita de la cabeza la utópica idea de que se deberían dejar caer a los bancos mal gestionados y mantener a los buenos, a los que tienen beneficios. Y, por supuesto, procesar a los malos gestores. Insisto, idea romántica y utópica que no se va a producir. Y esos 60.000 millones destinarlos a que el propio estado financie proyectos de inversión a largo plazo.

Y al hilo de esto, el otro día prometí que iba a decir cual ha sido el gran error de los gobiernos antes de esta crisis, más allá de dejar que se generase una burbuja inmobiliaria (que también lo es). El gran error fue no invertir los enormes beneficios que el Estado obtenía gracias a la fulgurante marcha de la economía en otros sectores con futuro que pudiesen acoger mano de obra cuando lo inmobiliario fallase. Me refiero a invertir en negocios de futuro, no en carreteras y líneas de AVE, que cuando se terminan se terminaron y los trabajadores que las construyeron han de buscarse otra cosa. Este es el concepto que falló también en el Plan E de Zapatero. La idea de que el Estado invirtiera para generar empleo era buena. El modo en que se hizo, una calamidad. El Estado se endeudó hasta las cejas para gastar en obras públicas. Durante unos meses, mantuvo a gente ocupada en dichas obras y maquilló las cifras de desempleo. Pero cuando las obras terminaron, los trabajadores se fueron al paro, mientras que la deuda contraída había que seguir pagándola. Antes teníamos paro. Ahora tenemos paro + deuda. Un horror.

La inversión se debió de hacer en empresas o negocios que fuesen a perdurar en el tiempo, no en obras con un plazo de ejecución. Así se debió de hacer también en la época de vacas gordas. Si en aquellos tiempos se hubiesen financiado y creado empresas innovadoras, en sectores diferentes a la construcción, con visión de futuro, etc, hoy día estarían a pleno rendimiento y podrían generar un empleo que paliase los efectos sobre el paro del hundimiento del sector inmobiliario. Nada de eso se hizo, y creo que ese fue el gran error de los gobernantes. Frenar una burbuja en un sistema capitalista, donde la iniciativa privada es la base de todo, es muy difícil porque habría que intervenir la economía de un modo casi comunista, y eso, simple y llanamente, va contra nuestras leyes actuales. Se puede incentivar que el dinero vaya a un lado o a otro, pero no prohibir el desarrollo de un negocio. Pero lo que sí que deberían haber hecho era reconocer lo que estaba sucediendo, prever sus consecuencias y actuar antes de que estas se produjesen para así mengüar un poco el desastre que estaba por venir.

Y quien diga que nadie se esperaba lo ocurrido, MIENTE. Y aquí están las pruebas. En este link podéis ver las cartas que en 2005 enviaron los inspectores del Banco de España al Gobernador del mismo y al Ministro de Economía de entonces, Pedro Solbes, advirtiendo de lo que estaba ocurriendo y de las nefastas consecuencias que podía acarrear. Estaban advertidos, por tanto. De hecho, se dice que Solbes fue cesado como ministro (le sustituyó Elena Salgado) porque estaba convencido de actuar contra eso y al gobierno no le interesaba tomar medidas impopulares en tiempos de tanta bonanza. Ojo, no me meto con los socialistas, sino con los irresponsables. Ser irresponsable no depende del signo político, sino de la forma de ser de la persona. Solbes es socialista, pero responsable. Y Jordi Sevilla. Y otros muchos políticos del PSOE. No se trata de que los socialistas hicieran esto o aquello. Se trata de que aquel gobierno actuó mal, como lo podría haber hecho, o no, cualquiero otro. Por favor, que nadie me malinterprete.

Volviendo al tema del rescate actual, si ese dinero se dedicase de una vez a financiar empresas con futuro, esas empresas crearían empleo estable (con futuro), y se reduciría el paro. Al haber más gente trabajando, los ingresos del estado crecerían, a la vez que bajarían los gastos al haber menos subsidios de desempleo que pagar. Además, como la gente trabaja, gana dinero y se lo gasta, con lo que las empresas existentes venderían más. Al vender más, tendrían que aumentar la producción. Y un aumento de producción lleva aparejado un aumento de la contratación. Nuevamente menos paro, y la rueda que comienza a girar hacia adelante, y no hacia atrás. Esto se debería haber hecho hace seis o siete años, pero no se hizo. Eso se deberá haber hecho también hace tres, pero tampoco se hizo. O, mejor, no se hizo de la forma adecuada y acabó siendo peor el remedio que la enfermedad. Y eso es lo que se debería hacer ahora, pero, como digo, mucho me temo que es una ingenuidad por mi parte. 

Pero es lo que pienso que se debería hacer. No toda la banca española es mala. Al revés, se estima que el 70% está bien (o razonablemente bien) y sólo el 30% está podrida. Pues en vez de meter dinero en la banca podrida, déjenla caer (algo de eso dijo Joaquín Almunia, el comisario de Economía de la UE, y casi se lo comen vivo), que desaparezca, que la liquiden, que su negocio lo coja la parte buena de la banca, que el Estado se limite a garantizar los depósitos de sus clientes y que el dinero que se va a emplear en reflotarla, que se destine a crear esas empresas de futuro que generen empleo. A subvencionarlas. A financiarlas, ya que la banca no da esa financiación. 

Esto no va a ocurrir. Europa no va a prestar el dinero para esto, sino para otra cosa. ¿ Por qué? Pues porque a los dirigentes europeos les importa un rábano el bienestar de los españoles. Lo único que buscan es que sus entidades, fondos, empresas, etc. que tienen invertido dinero en los bancos españoles no pierdan nada, o lo menos posible. Por eso el dinero que se da es para la banca, que en el fondo es para ellos mismos. Y por eso también, y como contraposición, se habla tanto de medidas que estimulen el crecimiento. Todo lo que he dicho que se debería de hacer son medidas que estimulan el crecimiento. El debate está encima de la mesa, pero aún no se actúa en ese sentido. Acabará haciéndose, pero lo que no sabemos es lo que caerá por el camino entre tanto. O los que caeremos. 

Para finalizar, quiero dejar claro que no pretendo sentar cátedra ni tomar por tontos a los que no piensan como yo. Me limito a exponer por escrito mis reflexiones. Es así como yo pienso, teniendo en cuenta mis conocimientos y mis informaciones. Pero cualquiera que tenga más conocimiento y más información que yo me podrá rebatir todo esto. No lo dudo. En absoluto. Es más, me encantaría que lo hiciera porque estoy ávido de sabiduría sobre el tema. Me encantaría saber más para ver si así alcanzo a comprender de una puñetera vez qué coño pretenden nuestros gobernantes (en España y en Europa) y a donde diablos están dispuestos a llevarnos. Porque da la sensación que lo único que nos interesa es hacernos cada vez más pobres. 


4 comentarios:

Dori dijo...

Desde luego Rafa si todo fuese tan facil como lo explicas esto tendria facil solusión,porque ahora coprendo lo que quiere hacer la Merkel prestandole el dinero a los bancos,que Alemania salga ganando con ese prestamos y los españoles más pobre,con razón hecharon a los que daban solusiones más razonables.
Me encanta leer tús post porque aprendo muchisimo,gracías.
Saludos sevillista

EL PAPI MAGASE dijo...

Yo entiendo poco de todo esto que dices,me encantaria saber algo mas al respecto,pero salí pronto del colegio y todos mis estudios están en lo vivido en la calle y en mi experiencia laboral de mas de 30 años,lo que si creo entenderte es que hay que hacer algo diferente a lo hecho hasta hoy,en este país crear cosas brilla por su ausencia,o al menos se fomenta poco,habria que crear fabricas,de lo que sea,pero fabricas que puedan exportar productos al exterior y de eso aqui creo que no hay mucho,si lo hay que lo habrá,no es suficiente,demasiado dinero tirado en viviendas que hoy están vacias y la gente en la calle desahuciada por no poder afrontar los pagos de las hipotecas en donde nos han metido,gestores Rafa es lo que aqui hace falta y menos politicos de pacotilla,un abrazo y gracias por tu labor de enseñar a gente como yo que está muy cruda en algunos temas como este que hoy muy bién argumentado nos expones.

Antonio Delgado dijo...

No hay nada dentro de sistema, es lo que hay que cambiar: Marinaleda, pleno empleo, 375 familias pagan por su casa de 90 metros con 100 de patio, 15 euros al mes, guarderías de 8:00 h. a 17:00 h. con comida incluida 12 euros al mes, polideportivo, piscinas, campos y pistas de deportes, de uso gratuito. Desde el alcalde al último trabajador de las cooperativas agrícolas e industriales cobran lo mismo. Fuera del egoísmo, otro mundo solidario es posible, Para los que no se resignen el Colectivo Prometeo va a lanza runa plataforma cívica que tiene como referencia al político más horado que hay encima de la tierra, Julio Anguita, por todos sus cargos, Alcalde, diputado… cobraba el sueldo que le hubiera correspondido como maestro escuela. Renunció al sueldo vitalicio como exparlamentario y vive de su pensión como maestro. “Como ya he dicho en otros lugares, la conciencia y la determinación de incorporarse a una lucha democráticamente organizada empieza en torno a lo concreto, a lo inmediato, a lo que al ciudadano o a la ciudadana les resulta más perentorio por urgente, injusto e hiriente.” En la página del colectivo están puestos los diez puntos básicos para su discusión. Merece la pena echarle un vistazo. Saludos

Ravesen dijo...

@Dori

No es tan fácil. Hablar es sencillo, actuar, no. Pero al menos se deberían ver las intenciones, y lo que se palpa es todo lo contrario. Muchas gracias por tus palabras. Te aseguro que son cosas así lo que me animan a seguir con esto.

@Papi Magaset

Si un día alguien te ofrece un año gratis de cine o un reproductor DVD última generación, ¿qué elegirías? En el cine se ven las pelis de maravilla, seguro que tus hijas estarían encantadas de ir todos los sábados a ver algo. El DVD, sin embargo, es para quedarse en casa. Además, hay que comprar las películas, o alquilarlas, o tomarse el trabajo de sacarlas de internet. Pero cuando pasa el año, se acaba el cine en la primera opción. Y con el DVD, el cine continua. Es menos espectacular, las películas hay que conseguirlas, pero continua.

Nosotros, como país, hemos disfrutado del cine en HD durante años, y ahora no tenemos ni para cine, ni para DVDs ni pa na de na. Si en los buenos tiempos hubiéramos ido al cine un poco menos y ahorrado para comprar un DVD, ahora no tendríamos cine, pero sí que podríamos ver películas en casa, aunque fuera en peores condiciones. Eso es lo que quiero decir.

Te digo lo que a Dori. Te aseguro que son palabras como las tuyas las que me hacen seguir adelante.

@Antonio Delgado

Como digo en el post, o nos adaptamos al sistema capitalista, o nos vamos al comunismo. Esto último es lo que se ha hecho en Marinaleda. Y yo me pongo en pie, me quito el sombrero y hago la ola ante lo que ha hecho Sánchez Gordillo. Pero ahora tú dile a los europeos que vamos a extender eso a todo el país, a ver qué pasa. Además, estamos en democracia, y ya vemos lo que ha votado la gente.

Yo creo que debería haber un término medio que satisfaciese a todo el mundo, o a una buena mayoría, pero, como dice un economista al que sigo a menudo, no hay rastro de vida inteligente en la Unión Europea.

Me apunto lo del Colectivo Prometeo. No me lo perderé.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política