martes, 19 de junio de 2012

Y Clemente se estará partiendo de la risa.

Para comprender este artículo en toda su intensidad hay que tener más de 30 años. Más que nada porque voy a comparar la selección española actual con la del Mundial de 1994, hace 18 años. Si en el 94 no tenías al menos 12 años (30 en la actualidad), difícilmente recordarás aquello con el nivel de detalle necesario. Es como si a mí me hablan del Mundial de España en 1982. Yo tenía 7 años entonces. Y si me sacas de Naranjito, de Arconada y del presidente de Italia dando saltos en el palco el día de la final, pues de poco más me acuerdo. De todos modos, voy a intentar hacer un resumen de lo que era España en esos tiempos de principios de los 90 para tratar de explicarme. 

Aquella España estaba entrenada por un tipo malencarado y polémico llamado Javier Clemente. Durante la década de los 80, Clemente hizo dos veces campeón de liga al Athletic de Bilbao y llevó a una final de la UEFA al Español, lo cual tenía mucho mérito, ya que en aquel entonces sólo iba un equipo de cada país a la Copa de Europa (la Liga de Campeones hoy), no varios como en la actualidad. Por tanto, la Copa de la UEFA la disputaban clubes de altísimo nivel, y llegar a la final era toda una proeza. Y más para un equipo como el Español. Esos éxitos le valieron a Clemente un prestigio que le llevó a la selección. Y la verdad es que el hombre no lo hizo nada mal. Al menos, no peor que ninguno de los que le precedieron, ni tampoco de los que le sucedieron, hasta esta última época dorada en la que hemos sido campeones de todo. 

Clemente era un tío que no se casaba con nadie. No se dejaba influenciar por la presión de la prensa madrileña (que ya entonces existía, la presión, me refiero), hasta el punto que fue quien se cargó a símbolos del madridismo de la talla de Michel, Sanchís o Butragueño. Y tampoco pasó por el aro a la hora de llevarse a un jovencísimo Raúl, que ya con 18 años era el icono del ultramadridismo imperante. Al final fue quien le hizo debutar, pero cuando a él le dio la gana, no cuando se lo dijeron los "expertos". También se pude interpretar que acabó sucumbiendo a la presión, pero yo me inclino más por la primera posibilidad. Imaginaos hasta qué punto no se dejaba influenciar, que en la lista del Mundial de 1994 sólo iban dos jugadores del Real Madrid: Hierro y Alcorta. Incluso, llegó a hacer debutar a un chaval hispano-danés llamado Christiansen que jugaba el segunda división con el Barcelona B, ¡antes que al madridista Raúl!

A aquella selección se la criticaba de un modo atroz porque se la consideraba ultra-defensiva. Clemente salía con dos laterales, Ferrer y Sergi; tres centrales, Abelardo, Alcorta e Hierro; tres centrocampistas, Nadal, Guardiola y Bakero: y un sólo delantero centro, que, para colmo, solía ser Julio Salinas. Aquel equipo defendía muy bien (con cinco defensas, es lo menos que se espera), tenía un centro del campo muy defensivo también, con Nadal (que en el Barça jugaba de central) y Bakero, que era un estilo a Medel en la actualidad. Guardiola era quien manejaba el balón y Salinas, arriba, jugaba a cazar algún pelotazo, bajarlo al suelo, y que fuera lo que Dios quisiera, porque ese jugador era capaz de lo mejor y de lo peor. Sobre todo de esto último. 

Pero al menos ponían a un delantero. 

Como antítesis, la selección de la actualidad es considerada como el paradigma del buen juego. No acumulan centrales y medios defensivos, sino que se hacen con el balón y se dedican a moverlo de un lado a otro, impidiendo que el rival pueda jugar. No defienden, sino que impiden que el contrario puede atacar. Pero, aparte de lo de Irlanda (un rival muy débil), España se ha llevado sobando el balón dos encuentros completos sin apenas tirar a puerta. Y sin tirar a puerta, no se puede ganar un partido. 

Ayer viví el encuentro sin ser capaz de salir de mi estupefacción. No entendí en absoluto el planteamiento del señor marqués. Aún no sé a qué jugaban, qué pretendían. Si eso lo hace Marcelino, lo corremos a gorrazos. Si lo hace Jiménez, no quiero ni pensarlo. Y si lo hubiera hecho Clemente... los que tengan más de 30 años saben de lo que hablo. Si a Clemente se le ocurre salir en el partido en el que te lo juegas todo con un solo delantero y jugar sin ninguno durante gran parte del segundo tiempo, no quiero ni imaginar la que le hubiera caído. Aun incluso ganando. 

Pues eso fue lo que hizo ayer el señor marqués. Y por eso creo que el señor Clemente se debe estar partiendo de la risa hoy. 

Tengo que decir que yo aborrecía (y aborrezco) a Clemente. No me gusta su forma de ser, y todavía menos cómo hace jugar a sus equipos. Por mucho prestigio que consiguiese en los ochenta, creo que no era persona que mereciese el cargo de seleccionador. Pero de la misma forma que digo que no me gusta Clemente por cómo jugaban sus equipos, reniego de modo absoluto de lo ocurrido ayer con España. 

El planteamiento de Del Bosque fue demencial. Jugar con cuatro tíos acumulados en el centro del campo, que se estorban unos a otros, más Silva un poco por delante y detrás del delantero, y sin bandas es algo inaudito. Un auténtico caos. Igual que pasó contra Italia, los croatas se limitaron a poner dos líneas defensivas y a observar como sus rivales se limitaban a pasarse el balóon de un lado a otro (el también llamado efecto limpia-parabrisas), pero sin ninguna profundidad. Sin tirar a puerta. Sin abrir el campo por las bandas, simplemente porque no había bandas. Porque Arbeloa y Alba, por muy buena fe que pongan, no pueden ser las bandas de un equipo que aspira a ganar algo. 

Y cuando al entrenador se le ocurre sacar a un extremo, va y quita al delantero centro. ¿Para qué coño sirve Navas si no hay un delantero que remate sus centros? Pues para ser él quien marque el gol, ya que no hay otro que lo haga. La genialidad de Cesc e Iniesta salvó a la selección, pero esta no puede vivir de lo que puedan hacer o no alguno de los genios con los que cuenta. Eso por no hablar del modo en que está sobrecargando de partidos a los titulares, mientras que sigue teniendo a magníficos futbolistas sin haber disputado ningún minuto. O apenas algún ratillo. Mata, Llorente, Cazorla, Pedro, el propio Negredo... 

¿Cómo es posible que Mata sea titular y Torres suplente en el equipo que ha ganado la Champions, y en la selección sea al revés?

Yo no entiendo nada. 

Esta selección es un verdadero desastre que sobrevive gracias al enorme respeto que (aún) causa en los rivales y a las genialidades de alguno de sus genios. Pero la labor del entrenador, en mi humilde opinión, está siendo manifiestamente mejorable. Y da un poco de rabia porque hay jugadores, hay equipo para hacer mucho más. Para cerrar los partidos mucho antes y de mejor modo. Yo entiendo que los rivales ya saben cómo jugamos y actúan en consecuencia, pero es que nosotros nos empeñamos en hacerlo todo por el centro, y eso facilita la labor de aquellos. Lo de abrir el campo por las bandas es algo básico en táctica futbolística. Y con los jugadores que tiene España, me parece inconcebible que sigamos estrellándonos contra un muro una y otra vez. 

Por cierto, según sus estadísticas personales a lo largo de toda su carrera, Fernando Torres marca un gol cada tres partidos. El otro día marcó dos, con lo que difícilmente volveremos a ver un tanto del del Chelsea. Anoche, Negredo creó más peligro en cinco minutos que el otro en una hora. Y Llorente de paseo por Polonia. 

Inconcebible. Jugar sin delantero centro. Las risas que tiene que estar echando Javier Clemente.

6 comentarios:

Dori dijo...

En mi casa estabamos viendo el partido de la roja y no entendiamos nada,mi marido decía que al Del Bosque se le estaba hiendo la cabeza,no entendia porque jugaba Torres,no entendia porque sale Navas sín delantero para que rematára los balones,yo lo escuchaba y le decía que sera porque cuando ganan algo(un mundial que no es poco) se creen imbensibles,todo un error como se vio ayer.
En fin que todos estamos equivocados y el sr Del Bosque tiene toda la razón,por eso el partido de ayer nos hizo sufrir tanto,cuando tenia que haber sido casi un paseo.
Saludos sevillista

Marcu dijo...

No te lo querrás creer pero tengo preparado algo parecido a este artículo; con sus diferencias, naturalmente.

Las cosas que da el fútbol. O nosotros sabemos cada vez más, o ellos saben cada vez menos. Creo más en lo segundo.

Me gustó el análisis que haces de Romaric en Number.

Un abrazo

Alberto H. dijo...

Pues sí, es verdaderamente desesperante ver cómo Del Bosque sigue poniendo a Torres, que es, con bastante diferencia a nuestro peor delantero, y sigue dejando en el banquillo a Llorente --creo que es el mejor, por delante de Negredo-- y Navas, y ni siquiera da bola a Cazorla, Mata y Pedro, que yo creo que también son grandes jugadores.

El jugar sin delanteros o con Torres --es casi lo mismo-- hace que creemos muy pocas ocasiones de gol, y es lógico, porque nuestros rivales, conscientes de su inferioridad, nos esperan agazapados y con las líneas muy juntas, para jugar a la contra.

Como digo hoy en mi blog, Croacia nos ha dado el segundo aviso. A la tercera puede ir a la vencida. Yo confío en que Del Bosque finalmente se decida a hacer lo que ha estado haciendo durante toda la fase preparatoria y no haga más tonterías en la fase final.

Un saludo.

Ravesen dijo...

@Dori

Nadie tiene la verdad absoluta, pero hay veces en los que los fallos son demasiado claros como para querer ocultarlos. Y eso es lo que le ha pasado a Del Bosque, por muy campeón del mundo que sea.

@Marcu

Yo creo saber cada vez más, aunque igual es al revés y son los otros los que me han adelantado en sabiduría. Espero tu artículo, a ver si me iluminas con algo respecto a esto.

Gracias por lo de Romaric, sé que está de moda considerarle un paquete, pero yo creo que no lo es.

@Alberto h.

Afortunadamente no son más que avisos. Estamos a tiempo de corregir porque jugadores hay. Sólo falta que el señor marqués se decida a hacer lo que nos hizo campeones, y no estas cosas tan raras que está planteando últimamente.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

EL PAPI MAGASE dijo...

No me está gustando lo que he visto de la selección en los partidos ante Italia y Croacia,ante Francia espero que saquen de verdad a la España que todos queremos ver y las pruebas con gaseosa las deje don Bosque para el TBO,de momento y como bién dices nos están respetando un poco por ese miedo al potencial que atesoran nuestras estrellas mágicas,pero todo eso se puede ir al traste en un verbo,ante Croacia volvio a volar sobre mi la sombra de que pudimos caer eliminados,anda que no hubiera firmado Italia con Croacia un empate a dos si se les hubiera puesto a los italos la oportunidad de ello,yo hasta quise que Croacia al final nos empatara,aun recordaba el codazo de Tassotti a Luis Enrique y me cagaba en mis mulas toas por ser tan gilipollas como a veces somos,un abrazo Rafa y perdona mi ausencia en estos dias,estoy mas liao que un deo malo,afortunadamente.

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Yo pensaba lo mismo al final del partido. Dejad que nos marquen un gol, somos los primeros y dejamos a un coco en la calle. Pero no. Ahora nos alaban por ser súper deportivos, pero yo le llamo súper gilipollas, porque cuando se de el caso contrario, fijo que nos vamos pa casa.

En fin, quien no se consuela es porque no quiere. A ver qué pasa el sábado.

UN abrazo, y que se te mejore el dedo :-)

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política