sábado, 7 de julio de 2012

Abierto 24 horas

Como los habituales de este sitio saben, yo tengo un pequeño comercio. Y como cualquier persona con los pies en este mundo también sabe, la suma de autónomo y pequeño comerciante es igual a todo obligaciones, cero derechos y una cantidad ingente de horas de trabajo. Os cuento brevemente cómo es un día normal para mí:

Como mi mujer entra a trabajar a las 7:30 y tenemos un niño pequeño, nos levantamos a las 6:15. Mientras ella se ducha y prepara, yo hago los desayunos. Después de desayunar, a las 7:00, ella se va y entonces me toca a mí recoger, hacer la comida, ducharme y prepararme yo, levantar al niño, vestirle, darle de desayunar y llevarlo a la guardería (a partir de septiembre, al colegio). Es entonces cuando me voy yo al trabajo. Bueno, antes hay que hacer gestiones varias, sobre todo bancarias. A las 9:30 abro las puertas de mi negocio. 

A las 13:30 cierro porque hay que ir a buscar al niño antes de las 14:00. Lo recojo, volvemos a casa, él se echa la siesta y yo almuerzo. Al terminar, recojo la cocina y espero a que mi mujer llegue. Lo hace a eso de las 16:00. Unas veces me da tiempo de echar una cabezadita. Otras, no. Cuando ella llega, me vuelvo a ir yo. Abro de nuevo por la tarde y cierro a las 20:30 en invierno, y a las 21:00 en verano. Llego a casa de vuelta a las 21:30, estoy un rato con mi hijo (que se tiene que acostar pronto, claro), ceno con mi mujer y cuando me quiero dar cuenta, son más de las once de la noche. El despertador suena al día siguiente a las seis. Hay que irse a la cama.

Como veis, apenas veo a mi familia. Apenas tengo un pequeño rato (ni media hora) que pasar con mi hijo, al menos tranquilo, sin prisas, sin tener que irme. Los sábados, sin embargo, son más tranquilos, aunque también abro por las mañanas. Y entre el sábado por la tarde y el domingo hay que hacer las cosas de casa, que como (gracias a Dios) tanto mi mujer y yo trabajamos, no da tiempo a nada entre semana. Pasarte tu día y medio de "descanso" limpiando la casa, lavando ropa, planchando etcétera, es apasionante (#modoironíaon)

Y todo esto para obtener el dinero necesario para pagar el alquiler del local, la hipoteca, la cuota de autónomo, la luz, el agua, la gasolina, los seguros, los pedidos, los teléfonos, las tasas e impuestos (contribución, circulación, basuras, módulos, retenciones...), la cuota de la guardería... y comer, claro. Afortunadamente, llegamos. Solemos llegar. Hasta ahora, siempre lo hemos hecho, con fatiguitas, con noches de insomnio por las preocupaciones, con la calcuradora echando humo de la de números que se hacen..., pero siempre hemos llegado. Si es que en el fondo somos unos privilegiados. Manda huevos. 

Ni un lujo, ni una cervecita los sábados por la noche, ni una cena por ahí, ni un día de playa, ni vacaciones ni puentes, ni fines de semana, ni caprichos para el niño (mucho menos para los padres), ni comprar un libro, ni comprar un disco, no digamos ya un buen reloj o una buenas gafas de sol, que a todo el mundo le gusta de vez en cuando algo de eso. Por supuesto, nada de abono para el fútbol, imposible, inviable... inasumible. Y rogando a Dios por que el coche no se averíe, por que las ruedas duren mucho sin desgastarse, por que no suba el Euríbor, o por que a estos gobiernos de mierda que nos han tocado les de de una puta vez de dejar de acosarnos. 

Pues bien en hablando de gobiernos, ahora resulta que quieren liberalizar el horario de los comercios. Que abramos 24 horas y 365 días al año. Por si ya no fuera dura mi vida, ahora quieren hacerla más. Dicen que es voluntario, sí, los cojones. Si mi competencia abre, tengo que abrir yo porque si no, me arruino. Y si mi competencia es un Corte Inglés, un Carrefour, un Media Markt o cualquiera de estas, ya podéis estar seguros de que tengo que abrir porque ellos seguro que lo van a hacer. 

Hay quien dice que con el ritmo de vida que tiene la gente hoy, es fundamental que el comercio abra más para que la gente pueda comprar. ¿Alguien se ha parado a pensar, entonces, cuando compro yo? Porque yo, con el ritmo de vida que tengo, busco mi hueco para comprar. ¿No sería mejor hacer leyes para facilitar la vida de la gente en vez de para jodérsela más? Si el ritmo de vida es así, ¿por qué no se hace lo que sea para relajar dicho ritmo?

Hay quien dice que si abrimos más, vendemos más. ¡Vaya estupidez! La gente no compra más, no por los horarios, sino porque no tiene dinero. Si abrimos más días y más horas, se venderá lo mismo, pero repartido en una franja horaria más amplia. Pero los comerciantes ganaremos menos. ¿Por qué? Pues porque aumentarán los costes. Hay gastos en los que se incurre si se abre y que se ahorran si no se hace. La luz, la gasolina, el agua.... De modo que trabajaré más y ganaré menos. ¿Cómo voy a contratar a alguien entonces? Porque esto va encaminado a que los comerciantes contratemos. Es más, quien tenga a un empleado, lo explotará más porque le exigirá trabajar más horas por el mismo sueldo. Recordemos que no se va a vender más, pero sí que aumentarán los costes. 

Incluso, escuché a alguien quejarse de que tiene que hacer un esfuerzo para comprar debido a que los comercios no abren en festivo. Y que si los comerciantes quieren vender más, igual tienen que rebajar su nivel de vida. O sea, que yo tengo que rebajar mi nivel de vida para que él pueda aumentar el suyo. Creo que es un planteamiento de lo más injusto. De hecho, siendo coherente con mi punto de vista, yo nunca voy a comprar en festivo, aunque los comercios abran. Nunca, no lo hago por convicción personal, y eso que me vendría genial hacerlo. Pero no puedo hacer a los demás lo que no quiero que hagan conmigo. 

Evidentemente, hay sectores que se verán beneficiados. Sobre todo los comercios dirigidos al turismo. Pero esos comercios ya tienen la posibilidad de abrir en festivo, con lo que nada cambiará para ellos. En todo caso, les empeorará porque si los grandes almacenes pueden abrir también, se llevarán buena parte de su negocio porque con los grandes almacenes no se puede competir. 

Y respecto al empleo, creo que esto lo hará más precario. Insisto, no se va a vender más, la gente no compra menos por culpa de los horarios, sino por no tener dinero. Por tanto, no se contratará más porque no se ganará más. Al revés, habrá negocios que no puedan subsistir y desaparecerán, con todos sus puestos de trabajo incluidos. Y no creo que el teórico aumento de contratación de los grandes almacenes vaya a compensar eso. Es más, estos seguramente explotarán aún más a los empleados que ya tienen. 

Quede claro que yo comprendo perfectamente que haya muchas personas a las que les venga bien esta medida. Que puedan hacer sus compras en su tiempo libre y que eso les facilite la vida. Pero la sociedad somos todos. A mí también me vendría genial que los organismos públicos abriesen en domingo, para así poder hacer mis gestiones en mi día libre. Y eso nadie se lo plantea. Creo que tenemos que ser solidarios los unos con los otros. Los comerciantes ya trabajamos más horas al día que el resto precisamente para que ese resto pueda hacer sus compras en nuestros negocios al salir del trabajo. Pero empeorar aún más nuestras condiciones es una putada demasiado gorda. Con eso, dejaría de ver a mi hijo y a mi mujer, no me quedaría otra porque yo no tengo capacidad de contratar a nadie. 

Y, como decía antes, que nadie me diga que es algo voluntario porque si la competencia abre, yo también tengo que hacerlo si quiero aspirar a sobrevivir. Y si mi competencia es un gran almacén, no me quedará otra. No habrá más remedio. 

4 comentarios:

juan antonio de la rosa dijo...

Rafael , como se suele decir , esto es lo que hay.
Quizas sea ese el motivo de que los Abuelos disfrutemos tanto con nuestros nietos,pues mi vida de trabajo era parecida a la tuya y era un dia a la semana cuando disfrutaba de mis 2 hijos,con la salvedad de que podia coincidir que fuera un dia que mis hijos tenian colegio y entoces mi gozo en un pozo.
Esa es la vida de un trabajador y si encima te machacan a impuestos y otras menudencias,pues apega y vamonos.
Se salvan porque el Pueblo es HONRADO ,los Chorizos estan en el Poder.
Abrazos Sevillistas y un beso a tu chaval.

EL PAPI MAGASE dijo...

Cada dia nos queda menos tiempo para nosotros y para los nuestros y estamos mas atrapados en las redes de los mafiosos que están en el poder,impotencia es lo que siento en estos momentos,a veces me pregunto que es lo que podemos hacer ante todo esto que nos está engulliendo y la respuesta no llega ni por casualidad,un abrazo hermano,tenemos que seguir respirando que de momento es gratis,solo de momento,al menos eso es lo que yo equivocadanmente creo,que seguro estoy en otro de mis errores de calculo.

PadreManuel dijo...

Mirad, ahora que se le está inyectando tanto dinero publico a los BANCOS, se les podría exigir que abrieran la 24 HORAS TAMBIÉN, eso no solo sería super cómodo para todos sino que nos ahorraríamos los millones de horas de colas que sufrimos en ellos y así tendríamos más tiempo para dedicárselo a nuestros negocios, además sería una medida muy justa.

Tampoco estaría de más que los organismos públicos también se apuntaran a las 24 horas.

Si analizamos las horas que hemos de perder de nuestro propio trabajo para dedicárselas a cumplir con nuestras obligaciones de ciudadanos, estas se podrían evitar abriendo todos las 24 horas.

Sales de copas una noche de verano y sin prisas a las dos de la mañana te pasas por Correos y aprovechas o entras en un banco y le pides un resumen de tus movimientos y así comprobar si te están metiendo la puntita o si para variar, te la están metiendo entera.

¡¡¡Serán cabrones!!!.


Saludos.

Ravesen dijo...

@Juan Antonio de la Rosa

Sé que esto ha sido así de toda la vida. Pero antes se avanzaba, ahora retrocedemos. Y eso es de lo más triste.

@Papi Magase

Yo, por ejemplo, no voy a comprar en domingo. EL otrro día vi un programa en la tele en la que se veían los centros comerciales de Madrid plagados de personas en un domingo en el que abrían. Si todos hicieran como yo, repetasen el descanso del prójimo y no fuesen a comprar en domingo, otro gallo cantaría.

Pero la gente es egoísta y los mafiosos a los que te refieres se aprovechan de ello. Haría falta más conciencia socia. Fino que nos iría mejor a todos.

@Padre Manuel

Totalmente de acuerdo. Pero lo que pasa es que gente como yo no puede ni manifestarse porque si cierro, no gano dinero. Somos los más débiles, los últimos del escalafón, no tenemos sindicatos que nos defiendan porque somos empresarios. Y las asociaciones de empresarios se alinean con quienes todo sabemos. Nadie se acuerda de nosotros, y así nos va.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política