jueves, 19 de julio de 2012

Que los justos hagan pagar a los pecadores

Al final, las medidas que el Consejo de Administración del Sevilla ha tomado respecto al asunto de Gol Norte han sido más livianas de lo que esperaba. Me alegro. Me alegro mucho porque me esperaba lo peor. Son medidas incómodas, van a inoportunas a mucha gente, paradójicamente a la gente que con más entusiasmo anima y apoya al equipo. Pero no hay nada de eso que algunos auguraban de que iban a echar a los Biris del Sánchez Pizjuán. Eso hubiera sido una aberración, pero yo ya me espero cualquier cosa de cualquier persona. Hace mucho que me fío bastante poco del resto de la Humanidad. 

Por supuesto, las reacciones al comunicado han sido de lo más variopintas. Y, por supuesto también, (esto que voy a decir estaba absolutamente convencido de que ocurriría), los ha habido que han aprovechado el momento para volver a cargar sobre la directiva, para poner en duda la eficacia de las medidas, para, en definitiva, seguir desprtestigiando a los que mandan en el club. Vamos a ver, yo acepto sin ningún reparo que haya personas a las que no les guste el modo en el que se hacen ciertas cosas en el club. Y que lo digan en público, por supuesto, faltaría más. Eso es de cajón. Pero la obsesión que algunos parecen tener les pierde sin remedio. Hay asuntos en los que hay que ir de la mano. Hay cosas que están fuera de opiniones y apreciaciones. O deben estarlo. Y la violencia es una de ellas. Cualquier cosa que haga el club para combatir la violencia debe recibir el apoyo de todos. La única crítica que se debería verter sobre las mismas es que se quedan cortas. Si acaso. Si una persona mata a otra, por muy mal que te cayera el asesinado, lo normal es que se apoye a la justicia para que condenar al asesino. Es una exageración, pero es un ejemplo drástico de lo que digo: hay cosas ante las que todos debemos ir de la mano, más allá de cómo te caigan o te deje de caer según qué personas. O de cual sea la opinión de cada uno acerca de los actos de dichas personas. 

Pero es que voy aún más allá. Este caso que nos ocupa va más allá, porque todas esas medidas dejarían de ser necesarias sólo con que se publicara la lista de la que hablaba ayer. Si los que conocen a los violentos (que los conocen) les señalaran, si los denunciasen, si les dijeran al club, a la Policía o a quien fuera quiénes son, al día siguiente quedarían apartados y todo este follón que se ha formado desaparecería de inmediato. Todas estas medidas, y su dudosa efectividad también, son el desesperado intento de una directiva por controlar a un grupo de imbéciles que, refugiados en un colectivo que no comparte su forma de actuar, llevan a cabo acciones violentas que no dejan de costar dinero y desprestigio a la entidad. Y es cierto que los Biris no son eso. Es verdad que no se puede generalizar. Que no se puede catalogar a un colectivo de 2.000 personas por lo que hacen 50. Y mucho menos a toda la Grada Baja de Gol Norte. Pero es que ese colectivo de 2.000 personas conoce a esos 50. O a buena parte de ellos. Sabe quiénes son y yo aún me pregunto por qué no les señalan cuando por culpa de ellos se está estigmatizando a todo el colectivo y se está haciendo mucho daño a lo que tanto defiende dicho colectivo: al Sevilla FC. 

Es cierto que con las medidas del club, van a pagar justos por pecadores. Pero es que este problema se solucionaría simplemente con que esos justos denunciaran a esos pecadores. Que les denuncien. Que lo hagan, y se acabarán las medidas. 

Repito, aún me pregunto a qué esperan para hacerlo. 

3 comentarios:

Dori dijo...

Siento mucho no esta del todo deacuerdo contigo,eso de pagar justo por pecadores NO y me explico,mi familia y yo no hemos tenido nada que ver en todo este asunto de violencia en Rota,pero tenemos el carnet en gol norte grada baja y por tanto nos perjudica las medidas,ni mi familia ni yo tenemos la culpa que el club no sea CAPAZ de solucionar este tema de los violentos con todas sus medidas,¿entonces para qué paga tantos guardas jurados y tiene el estadio tantas camaras de seguridad?
NO estamos dispuestos a que nos traten como delincuentes,porque no lo somos y por lo visto esto al presidente le importa un pimiento.
Lo que tiene que hacer el club es coger a los violentos y hacerles paga a ellos, y no meternos a todos en el mismo pago.
No todo es obligaciones para el que paga tambien derechos y nosotros nos sacamos el carnet antes de estas medidas,por tanto no queremos los asientos donde las normas son descriminatorias porque no todos los socios tendra que tener su foto en el carnet ni tendran madidas de seguridad tan estrictas,por tanto le exigimos al club que nos de otro asiento donde no nos discriminen o que nos devuelva el dinero.
Dictadura,NO.
Tanto yo como mi familia condenamos a los violentos,pero no estamos dispuestos a pagar por algo de lo que somos inocente.
Saludos sevillista

Ravesen dijo...

@Dori

Lo que digo es que los Biris Norte saben de sobra quienes son los violentos. Quienes de entre ellos se comportan de forma violenta. Y que si les señalaran y denunciaran, el club no tendría que tomar estas medidas y gente como tú y tu familia, que no tienen nada que ver con esto, no sufrirían estas molestias.

Los Biris tienen la solución. Señalar y denunciar a esos que ellos saben de sobra. A esos que son violentos. Mientras no lo hagan, pasarán cosas como la de Rota, el club tendrá que pagar multas y gente como tú y como tu familia pagará por lo que hacen otros.

Un saludo.

Dori dijo...

Los BIRIS no denunciarán a estos violentos porque creo que no tienen posturas cercanas con los dirigentes del club,porque esto viene de lejos y el presidente da la impresión que no quire acercar esas posturas,y yo creo que la culpa la tiene todo lo que ultimamente se está moviendo en el club que no está claro.
De todas maneras sigo pensando igual,no es justo pagar justo por pecadores.
saludos sevillista

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política