miércoles, 18 de julio de 2012

¿Donde está la lista?

Lo que está pasando alrededor del Sevilla en los últimos días es verdaderamente lamentable. Después de los incidentes acaecidos en Rota, y atendiendo a las manifestaciones de unos y otros, directivos, Biris y aficionados, me llevo las manos a la cabeza. 

En un principio achaqué a un calentón el hecho de que Del Nido dijese lo que dijo sobre la peña. Fueron unas palabras robadas por esos periodistas que más que información, buscan la polémica. Y si es contra el Sevilla, pues mucho mejor. Sin embargo, ya han pasado varios días y no ha habido matización. Sé que esta tarde se emitirá un comunicado y que en él es posible que se baje un poco la tensión, pero mucho me temo que no será así. Es más, apostaría justo por lo contrario. Espero equivocarme. Lo que está claro es que no se puede generalizar. Que los violentos son violentos, pero que los Biris no son esa gente. Puede que esa gente se camufle entre los Biris para hacer sus cosas, pero los Biris como generalidad no son eso. 

Por otro lado, me escandaliza sobre manera ver cómo hay gente entre la afición que, con tal de cargar contra la directiva, son capaces hasta de justificar la violencia. Me parece una verdadera vergüenza. 

Y por último, me apena mucho que los Biris no hayan sacado ya la lista de personas que se dedican a liarla siempre. La lista de personas que meten bengalas en los campos aun sabiendo que el Sevilla tiene una propuesta de sanción y cierre del estadio porque aficionados meten bengalas en el campo. Las que se enfrentan a las aficiones rivales, que arman la gresca casi por sistema. Casi como si estuviesen obligados a ello o como si fuese su único cometido. Los Biris no son eso, ya lo decía antes, pero dentro de los Biris hay gente así. Y son ellos quienes los conocen. 

La solución a todo este asunto es sencilla. Está en manos de la peña. Si ellos entregan una lista con los indeseables, se acabó la historia. El club les prohibirá el paso al estadio y ya no hará falta suspender por más tiempo la renovación de los abonos. Los Biris se desharán de la escoria que mancha su nombre y darán un ejemplo de señorío a toda esa gente que se mete con ellos generalizando, sin saber de lo que hablan. El club se librará por fin de estos elementos que tantos disgustos nos están causando: cierres del estadio por sanción, multas, mala imagen, etc. 

Es que es así de fácil. El otro día, uno de los líderes de la peña aseguraba que tomarían medidas internas contra esas personas que siempre la lían. Es decir, que les conocen. Pues ya lo tienen. Que les señalen. ¿Por qué no lo hacen? Es tan simple como eso. Si un tío entra al campo con una bengala, basta con que el que se sienta a su lado le haga una foto con el móvil, como si se la estuviera haciendo al gradería para captar el ambiente, y que lo denuncie. Si alguien se dedica a armar bronca, pues lo mismo, que se diga, que se señale, que se denuncie. 

De todos es sabido que la relación entre los Biris y la directiva no es buena. O no todo lo buena que nos gustaría. Que hay rencillas, malos rollos, asuntos del pasado que han sentado mal a unos y otros. Y entiendo perfectamente que, en esas circunstancias, es harto complicado que colaboren. Pero es que esto va más allá de cómo se lleva una relación. Esto es violencia. Nada puede justificar la violencia ni la ocultación de los violentos. Nada en absoluto. Pero es que, además, le están haciendo daño al Sevilla. Daño económico, daño moral y daño a su imagen. Y esto no es de recibo. 

Sé que Del Nido no debió pronunciarse en esos términos y echo mucho de menos una declaración por su parte relajando los ánimos. Pero la solución es sencilla y son los Biris quienes la tienen en su mano. Ellos, como colectivo, no son violentos. Son el corazón del sevillimo y yo me siento orgulloso de ser del mismo equipo que ellos. Pero si no señalan a los que se esconden entre ellos para practicar la violencia, esta se seguirá produciendo y su imagen (y la del Sevilla) se seguirá manchando. 

3 comentarios:

Alberto H. dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo creo que hay que encontrar una solución, y pasa, ineludiblemente, por expulsar a los violentos.

Espero que no paguen justos por pecadores. Fuera los violentos, pero sólo esos cuantos descerebrados que siempre la lían. Los Biris son, aproximadamente, dos mil personas, y los gamberros o delincuentes no creo que lleguen a cincuenta.

Un saludo.

EL PAPI MAGASE dijo...

A llegado la hora de demostrar que clase de sevillista tenemos cada uno en nuestro interior,el Sevilla está muy por encima de presidentes,peñas y de nadie en particular,es la bendita hora de demostar que tenemos mas edad que ningún otro club de fútbol de España y eso se hace sacando el verdadero sevillista que todos tenemos dentro,es la hora de ser hombres y personas y apartar la escoria de nuestro club y eso ahora depende de cada uno de nosotros,o se sigue ampaerando al colega de turno que la lia todos los partidos,o lo señalamos de una santa vez y lo apartamos para siempre de nuestro sentimiento mas profundo y ese es el SEVILLA FÚBOL CLUB,bastante mierda ya nos echan desde fuera para encima nosotros mismos cagarnos en nuestro sentimiento,sevillistas a una sola voz y un mismo sentimiento,es la hora de sacar a la escoria de aqui para siempre.

Un abrazo Rafa,buén post.

Ravesen dijo...

@Alberto H

Pero esos 2.000 conocen a esos 50 todo se solucionaría si les señalasen.

@Papi Magase

Es justo eso que dices. Y me sigo preguntando a qué esperan los que conocen a algún violento para señalarle.

Muchas gracias a los dos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política