jueves, 11 de octubre de 2012

Descanso novelesco

Señoras y señores, este que está aquí se toma unos días de descanso. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, y también que mañana es fiesta, me tomo unos días de relax en los que ni trabajaré, ni escribiré ni haré nada de lo que habitualmente hago durante los días normales. 

A quien interese, que no no creo que los haya muchos, pero que haberlos, haylos, hoy mismo he terminado de volver a terminar la novela que creí haber terminado hacer tiempo, pero que no consigo acabar de concluir. Ya la tengo editada y todo. Con editada me refiero a colocados los márgenes, la numeración, los encabezados, el capitulaje, etc. Todo bien ordenadito y en su sitio. Respecto a la última vez que creí haberla terminado, la he logrado reducir hasta 100 páginas, quitando párrafos intrascendentes, reordenando los capítulos, eliminando paja y un sinfín de matices que han supuesto un trabajo agotador. Leí a Arturo Perez Reverte hace unos días decir textualmente que "acabar una novela larga es como acabar con una mujer (o un hombre) a la que amaste mucho y ya no soportas. Deseas que se vaya de una puñetera vez y haga feliz a otros". Quizás no de una forma tan cruenta, pero algo así siento yo en estos momentos. Ahora toca volver a releerla para asegurarme de una vez que no queda nada por corregir. La he impreso y encuadernado para facilitar la tarea. Finalmente son 594 páginas con las que empezaré a ponerme este mismo fin de semana. Respecto a las 690 de la versión anterior, no está mal la reducción, teniendo en cuenta que no he tocado ni un ápice el desarrollo de la historia.

Si esta es la definitiva, si por fin va la vencida en esta ocasión, trataré de publicarla lo antes posible. Ya tengo algunas ideas al respecto, aunque si me va a costar un dinero, pues tendré que posponerlo hasta que lo tenga, que no anda la cosa como para caprichos de este estilo. Espero poder hacerlo sin demasiado (o ningún) coste, aunque creo que será complicado. Ya veremos. 

Bueno, que son las ocho y cuarto, hora de recoger y marcharme. El lunes, si Dios así lo permite, volveré por aquí. Puede que me veáis en Twitter, aunque no lo aseguro. Que descansen todo lo que puedan, al menos tanto como lo voy a hacer yo. 

5 comentarios:

juan antonio de la rosa dijo...

Disfruta de tu familia.

Abrazo Sevillista

EL PAPI MAGASE dijo...

Descansa hermano,yo también lo haré por estos tres dias,que estoy escoñao de tanto andar y por supuesto deseoso de tener esa novela en mis manos y devorarla,por supuesto dedicada por su autor,a disfrutar de los tuyos y del merecido relax de este puentecito del Pilar.

Marcu dijo...

A descansar. A disfrutar de la familia y a hacer lo que te salga de.....

Un abrazo

Dori dijo...

Pues a disfrutar de tú merecido descanso,y desconeta de todo lo que no sea descansar y pasarlo bién...
Saludos sevillista

@cesarvizcaino dijo...


Enfadado.
Entro para leer algo y me encuentro esto.

Le dejo,pero porque le conozco de hace mucho...
:-)

Seguro que viene con pilas recargadas,necesario y recomendable.
Como lo es su blog.

Un saludo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política