sábado, 6 de octubre de 2012

Más nos vale ir tomando conciencia

En unos tiempos como los que corren, en los que la crisis económica ha pegado de lleno en el fútbol (con el agravante en España del calamitoso reparto de los derechos televisivos), clubes como el Sevilla se ven obligados a buscar fórmulas alternativas para mantener un nivel digno sin gastar demasiado dinero. Esas fórmulas pasan, a menudo, por tirar de cantera y por hacer fichajes "imaginativos", es decir, traerse jugadores que por su juventud o por sus peculiaridades resultan baratos.

Esto supone un hándicap importante que no tienen otros equipos. Si se tiene dinero, es fácil gastarse una millonada en un jugador contrastado que sabes que tiene un alto porcentaje de posibilidades de rendir a un altísimo nivel desde un primer momento. No es el caso de esos fichajes que acabo de mencionar antes. Con estos hay que tener paciencia, ya que, si son jóvenes, necesitarán un tiempo para adaptarse y coger algo de madurez. Otros, como puede ser el caso de Reyes, necesitan de un entrenador capaz de dar con la tecla para motivarles y sacarles rendimiento, ya que si no es así, deambularán por el campo como si fueran la sombra de sí mismos. Sin sacar a la luz el talento que sin duda tienen. Para ambos casos, se necesita un equipo que rinda y que ese rendimiento tire de ellos. 

Ya he puesto el ejemplo de Reyes para uno de los supuestos que he comentado. Respecto a fichajes jóvenes o canteranos, el Sevilla cuenta con jugadores como Campaña, Kondogbia, Babá, Hervás.... Son jugadores que no están hechos, que tienen aptitudes, pero que aún no son del todo capaces de desplegarlas en el campo, al menos con continuidad. Son proyectos de futbolistas que si se desarrollan, pueden llegar a ser muy buenos, pero que aún no han llegado a eso. Recordemos que todos, absolutamente todos los jugadores que hoy día valen una millonada y que rinden desde el primer momento en los equipos capacitados para pagar su precio, pasaron una vez por esta fase de la que hablo en el inicio de sus carreras. Y tuvieron la suerte de pertenecer a un equipo con las características necesarias para que ese desarrollo pudiera ser posible. Otros no la tuvieron y se perdieron para siempre. 

El Sevilla de este año tiene una de esas características: cuenta con un once titular, con un equipo base que en el inicio de este campeonato ha demostrado que rinde a un alto nivel. Sobre dicha base, es mucho más sencillo que alguno de esos jugadores que necesitan ir desarrollándose puedan hacerlo, ya que si un equipo rinde bien, eso facilita tal desarrollo. El Sevilla ha demostrado que con un centro del campo formado por Medel, Maduro, Rakitic, Trochowski y Navas es capaz de sacar adelante los partidos con solvencia, sea cual sea el rival y si el señor de negro lo permite. Si de ese quinteto sacamos a uno para dar entrada a alguno de esos jugadores por desarrollar, este se aprovechará del rendimiento y acople de los demás para ir haciéndolo. No será titular, no lo puede ser, aún no está preparado para ello, pero en un tiempo llegará a estarlo. Esto no me lo invento yo. Esto pasó en su momento en el mismo Sevilla con futbolistas que llegaron a cracks mundiales como Dani Alves, como Sergio Ramos o como el propio Jesús Navas. Pertenecían en sus inicios a una plantilla que funcionaba bien y poco a poco fueron entrando (unos con más velocidad que otros) hasta formarse del todo. Y eso lo tiene el Sevilla de hoy. Lo tiene, claro, a no ser que la mitad de ese equipo base no pueda jugar. Como ocurrió ayer. 

Comentaba anoche que los titulares no son titulares por casualidad. Y los suplentes, tampoco. Si a ese quinteto del centro del campo del que hablaba antes le quitas de un golpe a tres futbolistas para meter a otros tres de los que están aún por desarrollar, lo normal es que el equipo en su conjunto lo sufra en su rendimiento. Esto es de cajón, no creo que nadie me lo pueda poner en duda. Y dando esto por sentado, echar pestes sobre jugadores como Campaña, Kondogbia o Babá, que jugaron con una responsabilidad para la que no están preparados y en unas posiciones que no son las suyas habituales, me parece un ejercicio de injusticia censurable. Lo que estos futbolistas necesitan es ir entrando poco a poco, y de uno en uno, en ese bloque ya formado para ir mejorando paulatinamente, no hacerlo todos juntos y descolocados. 

Campaña y Kondogbia tienen 19 años. No se puede decir que no valen, que no rinden, que no sirven para este equipo por hacer un partido malo en las circunstancias de anoche. Es injustísimo y sólo hace mal a ellos y al Sevilla FC. O meterse con Babá cuando ayer no se sabe ni donde jugó..., un futbolista de desmarque y remate perdido en zona de nadie. Para juzgar a Babá hay que ponerlo en su sitio y con un equipo capaz de ponerle balones que él pueda rematar. No fue el caso del partido de anoche. 

Yo creo que el sevillismo debería ir tomando conciencia de esto. El de ayer era un partido para perderlo porque estamos en la jornada 7, la mayoría del centro del campo titular no estaba y aún no ha dado tiempo de que los jóvenes se hayan desarrollado sobre la base de ese equipo titular hasta el punto de sustituirles en bloque. No uno a uno, sino en bloque. Insisto, jornada 7. Primeros de octubre, apenas mes y medio de competición. A Michel le ha dado tiempo de crear ese bloque sólido, pero no de terminar de formar a sus sustitutos. Recordemos el desastre de equipo que cogió Michel el año pasado. Ya ha conformado un once base titular. El siguiente paso es ir metiendo a los demás para que pueda haber rotaciones. Pero aún no ha dado tiempo. Insisto, hablamos de jugadores muy jóvenes que necesitan su periodo de madurez. 

Otra cosa diferente son los casos de Reyes o Manu del Moral. Sobre todo del primero, cuyas cualidades son extraordinarias. Aquí depende de que el entrenador sea capaz de motivarles. Si fuera por cualidades, sólo por eso, Reyes estaría en un club de primer orden mundial. De hecho, lo ha estado. Pero Reyes es un jugador muy particular, y por eso está en el Sevilla y no en uno de esos clubes. Por eso el Sevilla puede aspirar a tener un jugador de tantísima calidad. Pero necesita de un entorno que le motive. Dicen que Reyes no está para jugar en banda..., en mi opinión, para lo que no está es para liderar un equipo, sino para apoyarse en la base de la que llevo hablando todo el rato y centrarse en lo que se tiene que centrar. Pero ayer, esa base no estaba. 

Ayer se juntaron una serie de factores negativos que llevaron al desenlace que vimos. El Sevilla no jugó un buen partido, de hecho fue casi desastroso, pero se pudo haber llevado un empate tranquilamente de no ser por ese penalty tan absurdo. No nos acompañó la suerte, que también es importante, sobre todo teniendo en cuenta que el fútbol es un juego. No teníamos el equipo base, no ha dado tiempo a formar a tanto suplente tan joven e inexperto, con lo que no se hizo un buen partido... y, para colmo, la suerte nos es esquiva. Creo que no es para dramatizar. Hay explicaciones para lo ocurrido. Y esto quita para que diga que Michel se equivocó de planteamiento. No me gustó el once que sacó porque, con ese once, lo normal es que ocurriera lo que ocurrió por los motivos de los que estoy hablando. No me gustan las innovaciones extrañas. Yo hubiera jugado con Luna por la izquierda y no sacado juntos a Kondogbia y Campaña. Demasiada juventud e inexperiencia en una zona tan importante como el centro del campo. Pero, sea como sea, ya digo, no es para dramatizar. 

Hace tres semanas, cuando el Sevilla le ganaba al Real Madrid de un modo brillante, se nos advertía que no debíamos lanzar las campanas al vuelo. Que sólo había sido un buen partido, que había que ver la evolución, que teníamos que ser prudentes, no tan optimistas. Y yo estaba de acuerdo. Pero del mismo modo, ahora, creo que no debemos hundirnos en el pesimismo, que sólo ha sido un mal partido, que hay que ver la evolución una vez vuelvan los titulares y que tenemos que ser prudentes, no catastrofistas. 

¿O eso sólo vale para cuando se gana y no cuando se pierde?

Yo creo que los sevillistas tenemos que ser conscientes de lo que somos. No hablo de grandezas, sino de cuentas corrientes. El Sevilla es un club vendedor (no puede ser otra cosa) que trata de sacar jugadores de la cantera (con aciertos, errores, éxitos y fracasos, pero trata de hacerlo) y de fichar a jóvenes con proyección. Pero esos canteranos y esos jóvenes con proyección necesitan tiempo, tenemos que ser conscientes de que no van a rendir desde el primer momento. Su inexperiencia se nota menos cuando entran en un equipo hecho y rodado. Pero sí cuando se ven obligados a asumir responsabilidad, como ocurrió ayer. 

Como digo, los sevillistas debemos ser conscientes de eso. De que no tenemos fondo de armario porque dicho fondo lo conforman (en buena parte) jugadores inexpertos. Inexpertos aún. A esos jugadores hay que ir dándoles minutos poco a poco, que vayan cogiendo confianza y seguridad. Estamos en la jornada 7. Posiblemente, si ese trabajo se hace bien, en la 25 serán capaces de asumir mayores responsabilidades. Pero aún no. No se puede hablar del modo en que se está haciendo de Kondogbia, Hervás, Campaña, Babá, etc. Creo que es un error. 

Creo yo, es mi opinión. 

E igual que después de la victoria contra el Madrid no lancé las campanas al vuelo, ahora no me voy a hundir en el pesimismo. Ni hice aquello por una victoria, ni voy a hacer esto otro por una derrota. 

6 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Como dicen los árabes,piano,piano,sin duda el improvisar el equipo por la falta de tres titulares,ayer vimos claro que aun hay muchos jugadores que no están para competir al máximo vnivel,lo que no quita como dices que solo estamos en la jornada 7 y es5to poco a poco lo va a solucionar Michel,tengo total confianza en él,porque poco a poco nos está demostrando creo que sabe lo que quiere y a lo que juega,ya te digo,ayer desde la grada y con el gualkitalki no se dirije a un equipo igual que desde el area técnica,entre las bajas en el centro del campo y la ausencia del mister en el banquillo,no vi a nadie que liderara ayer a este equipo y eso poco a poco nos fué comiendo el terreno,un Celta crecido con el apoyo de los suyos y algun que otro jugador celtarra que se descaró con el partido viendo como poco a poco el Sevilla no funcionaba como lo habia hecho anteriormente,si fuimos capaces de ganarle al Madrid ¿porque no ibas a hacer lo mismo el celta con nosotros? esto es fútbol y aún es pronto para decir nada ni elevarlo a definitivo,ni en una dirección ni en otra,piano,piano,un abrazo Rafa.

Marcu dijo...

Yo creo que el gran perdedor ha sido Michel. Han sido una serie de incongruencias una tras otra y que nos han llevado al 2-0.

Además falló la intensidad con que se jugó con los grandes.

Esperemos que solo sea un mal partido.

Un abrazo

Dori dijo...

No te falta razón,yo por mi parte temo mucho a los equipos "pequeños"porque se presupone que nosotros tenemos más calidad y sobre todo con un recién ascendido que le tenemos que ganar,otra cosa es que te salga un mal partido y la suerte no te acompañe,pero en fin es lo que hacemos mucho sevillistas,esperar.
El equipo ha dado señas de hacer las cosas bién con equipos superiores y con los pequeños no damos una.Espero que ya no haya más margen de error con estos equipos pequeños y lo digo con todos mis respetos al Celta.
Aúnque ayer me quite un poco el mal sabor de la derrota yendo con mi familia a nuestro estadio a ver sus entrañas y recordar nuestra maravillosa historia..
Saludos sevillista









Un magnifico post...
Saludos sevillista

PadreManuel dijo...

Pues si, ni tanto ni tan calvo. Hay que ser inteligentes y dejarnos de extremismos, por cierto muy sevillanos ellos.

Ni alternativa a los RATEROS oficiales, ni a segunda, nuestro sitio guste más o guste menos es el que es, el que todos comentamos en pretemporada, luchar por Europa y a ella se llega desde el sexto o séptimo puesto.

Para mi lo peor no es el pobre juego de Campaña y otros suplentes, lo peor fue nuestro entrenador.

Michel siempre me deja con un si y con un no, no rompe del todo, cuando mejores actuaciones tiene, viene el batacazo.

No tengo ni puñetera idea que quizo hacer con Babá, el motivo de sacar a Reyes al nivel que anda, como es que decidió romper con la lógica y meter a tres chavales inexpertos de entrada, el porque en vez de mantener lo que hasta ahora nos daba resultados, decide en el momento más delicado, acompañar a Negredo con otro delantero y colocarlo donde seguro que jamás jugó.

Desde la alineación, me resultó extraño y sin lógica y posteriormente se demostró desgraciadamente que aquello era una locura y un sentido y esas son las cosas del que está perdido.

Esperemos que mi lectura sea errónea y que todo se deba a un no se que del fútbol y que pronto volvamos al sentido común y a los buenos resultados.

Saludos.


Muchas dudas

francisco dijo...

Amen

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Yo también lo veo así, amigo. Tranquilidad tanto cuando se gana, como cuando se pierde

@Marcu

Michel se equivocó y permitió al Celta crecerse. Cuando quiso arreglarlo, estos ya estaban crecidos. Añádele una pizca de mala suerte, y tienes la derrota.

@Dori

Con los pequeños tienes poco que ganar y mucho que perder. Es un clásico. Espero que disfrutáseis la visita.

@Padre Manuel

Yo también creo que Michel se equivocó. No planteó bien el partido porque yo creo que ni él mismo confía aún en esos jugadores para cambiar las piezas directamente, sin necesidad de cambiar también el modo de jugar.

Pero, como tú, yo prefiero esperar con la esperanza de que esto no sea más que un borrón de esos que echa hasta el mejor escribano.

@Francisco

Pues eso.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política