lunes, 29 de octubre de 2012

Histeria colectiva

Antes que nada, para evitar que nos abandonemos a la desesperación y a la histeria colectiva, me gustaría decir tres cosas:

1. Después de 9 jornadas, la realidad del Sevilla es que somos 7º, a dos puntos del objetivo (la Europa League) y a tres de la Champions. Con el extra de que nosotros ya hemos jugado contra los grandes y los que están por encima nuestra (salvo los propios grandes), no. Esto no es opinión, es la realidad. Lo digo para basar en algo la opinión que vendrá después.

2. De esos nueve partidos jugados, el Sevilla ha dado la cara en siete (Getafe, Granada, Rayo, Madrid, Barça, Deportivo y Mallorca) y ha fallado estrepitosamente en dos (Celta y Zaragoza). Luego vendrán los matices, por supuesto. Matices como que no se puede fallar tanto como ocurrió contra el Rayo, pero también que tener tres bajas de cuatro puestos en el centro del campo condiciona el rendimiento, como ocurrió contra el Celta. En el partido de ayer, no hay excusas. Fracaso absoluto y punto. 

3. Lo primero que se me pasó por la cabeza cuando acabó el partido de ayer fue lo mismo que he visto por ahí en más de un sitio. Lo de una de cal y otra de arena. Luego recapacité un poco y creo que hay que matizar. Una de cal y otra de arena en los partidos disputados fuera, que igual arrollamos a los rivales, como pasó en La Coruña o en Vallecas, o regalamos los puntos, como en las dos últimas salidas. Digo esto porque en casa somos intratables. Sólo el Barcelona sacó puntos de Nervión, y el modo en que lo hizo lo sabemos todos. 

Pues bien. Dicho esto, me niego en redondo a unirme a la histeria que parece propagarse por buena parte del sevillismo. Si en la jornada 9, después de jugar contra los dos grandes, estamos a dos puntos del objetivo y a tres de la Champions, creo que es el momento de apoyar al equipo para que solucione los defectos que sigue arrastrando, y no de tirar la temporada. Que por cierto, recordemos que el objetivo es la Europa League. Lo digo porque muchos que el año pasado se reían de Del Nido (tal cual) porque este puso como objetivo la Champions (decían que no había plantilla ni de coña para eso), ahora hablan en términos de fracaso porque no ven al Sevilla capacitado para disputarle al Málaga o al Atlético las dos plazas que se reparten entre los mortales. Pero es que el objetivo es la Europa League, lo dijo el presidente. Si el año pasado se rieron de él, ahora deberían alabar el hecho de poner un objetivo acorde con el potencial de la plantilla. Bueno, así pienso yo, cada cual que haga lo que quiera, pero que luego no me pidan que les tenga en consideración. 

Aparte, si el equipo mantiene el nivel en los partidos de casa, tendremos una buena parte del objetivo ganado. En casa se disputan 57 puntos. El año pasado, el quinto terminó con 56. La Champions se consiguió con 58. Insisto, me niego a participar en la histeria. El equipo en casa está intratable. De seguir así, basta con mejorar un poquito fuera para asegurarnos el objetivo. Así que eso, a mejorar, no tirarlo todo por tierra en la jornada nueve. 

Una cosa más. Desde principios de temporada se viene comparando lo que se está haciendo hoy con lo que se hizo el año pasado. A estas alturas, el Sevilla de Marcelino era cuarto con 16 puntos. Dos más que ahora. Aún no había perdido un partido y era el segundo equipo menos goleado de la liga, aparte de estar clavando la denominada media inglesa. Pero ¿alguien sabía a qué jugaba aquel Sevilla? ¿Nos fiábamos de lo que estaba haciendo?. El Sevilla de hoy sabe lo que tiene que hacer para ganar los partidos. Sabe que si lo hace, gana. Y que si no, pierde. El equipo de Marcelino no tenía ni idea de cómo estaba consiguiendo los resultados y, efectivamente, llegó un momento en el que se perdió y acabó hundiéndose. 

Nadie pone en duda que el Sevilla actual tiene carencias. Que a rachas se parece peligrosamente a aquel equipo indolente y sin alma del año pasado. Que la diferencia de nivel entre la banda derecha y la izquierda es abismal. Que fallamos demasiado arriba, que perdonamos. Que hay jugadores que no se sabe en qué planeta se encuentran, dígase Reyes, Manu del Moral y algún otro. Que a veces se cometen errores absurdos en defensa que cuestan goles y puntos. Que hay ocasiones en las que uno se pregunta si no serán los jugadores disléxicos por ese afán de pasarla al contrario. Todo eso es cierto, hay que mejorarlo y, si no se mejora, no hay nada que hacer. 

Pero, joder, que aún es la jornada nueve, que estamos a dos puntos del objetivo, que ya han pasado por aquí los grandes, que sabemos lo que hay que hacer para obtener resultados. ¿De verdad es para ponerse histéricos? Por supuesto, no se puede alabar la trayectoria de un equipo que ha sumado cinco puntos en el cómputo global de sus enfrentamientos contra Granada, Rayo, Deportivo, Celta y Zaragoza. Cinco de quince en sus salidas, teniendo en cuenta las salidas que han sido. 

Pero, sinceramente, ¿de verdad es comprensible la histeria colectiva? Que cada cual haga lo que quiera, pero yo, como digo, me niego en rotundo a unirme a ella. 

4 comentarios:

Flamenco Rojo dijo...

Rafa, es cierto que estamos sólo a dos puntos del objetivo, pero no es menos cierto que quitando a los cuatro primeros de la clasificación actual existe una mediocridad generalizada, donde por desgracia incluyo nuestro equipo...por lo que desde mi punto de vista, si estamos sólo a dos puntos, es parte mérito nuestro y parte demérito de los equipos predecesores.

De todas formas te digo que, es tal el desánimo con que terminé el partido de ayer, que se agredece un post como este...algo más animado me deja.

Un abrazo.

Alberto H. dijo...

Rafael, yo creo que no hay histeria colectiva, sino cabreo colectivo.

Es un palo perder contra Celta y Zaragoza, porque son equipos bastante inferiores y que nos han ganado sin hacer nada del otro mundo. Sólo les ha bastado correr más que nosotros y aprovechar nuestros regalos.

La actitud inicial del Sevilla en La Romareda me gustó, pero a medida que iban pasando los minutos el equipo perdía la intensidad inicial y el Zaragoza llegaba cada vez con más claridad. En algunos momentos el equipo jugó andando y abusó de retrasar balones o de juego horizontal. Y precisamente, así llegó el primer gol en contra, en un mal pase horizontal.

También molesta ver perder ocasiones de gol tan claras como las que tuvieron Negredo y Babá, porque son goles cantados, de los que da la impresión de que no las falla ni un delantero de Segunda B.

Por tanto, creo que lo que hay es un cabreo generalizado, porque se puede perder, claro que sí, pero lo malo son las formas.

El estadio tiene que estar a reventar para recibir al Levante. Partido mucho más importante de lo que parece, aunque quede todavía mucha temporada.

Un saludo.

EL PAPI MAGASE dijo...

Hay gran parte del post que comparto en su totalidad Rafa,creo que no hay aún motivos para la histeria esa colectiva,aun no lo hay,pero no es menos cierto que hay que dar un toque de atención cuando el equipo se nos cae como el domingo,algunos ya a las primeras de cambio ponen eso que aqui llamamos el grito en el cielo,pero a esos ya tenemos claro que la credibilidad que tienen es cero patatero,por lo tanto debemos y tenemos que seguir nuestra vereita sin hacer caso a esos histericos.

Ahora bién,no podemos cerrar los ojos y pasar de puntillas cuando un equipo como el nuestro vuelve de nuevo a enseñar sus carencias,tengo claro que este ño el equipo sabe como debe de jugar,lo que no está tan claro es dar esos pasos atrás sabiendo que con cualquiera que no nos empleemos al 200 x 100 nos puede pintar la cara,somos uno mas del montón y eso hermano hay que denunciarlo y criticarlo abiertamente,como a mi me gusta poner siempre un ejemplo,lo haré poniendote uno muy claro para como yo vivo mi sevillismo,lo haré poniendo como ejemplo a mi hija la mayor,ellla tiene ya 19 años,por lo tanto es mayor de edad y ya tiene unos derechos como adulta que debo de respetarle,lo cual no quita que si se resbala,como está viviendo en casa le de un tirón de orejas y le diga que ese no es el camino,asi al menos es como yo vivo nmi dia a dia como sevillista,claro que qierop a mi Sevilla,claro que quiero a estos jugadores,a este consejo,a todo lo que respira en blanco y colorao,pero por esa misma razón cuando se cae el burro hay que darle los palos,mas que nada para que se levante,por cierto próximo visitante en liga y una nueva piedra de toque para saber por donde andaremos esta temporada,criticar construcctivamente es muy bueno tú lo sabes Rafa.al igual que dar palos en todo momento es algo que no comparto y m ucho menos que parecen algunos estar esperando agazapados el momento de hacer leña del arbol caido,pero esos ya la credibilidad hemos quedado que la tienen bajo mínimos,un abrazo Rafa y perdona por el rollazo hermano.

Ravesen dijo...

@Flamenco Rojo

DE eso ya escribí hace un tiempo. Igual que la diferencia de los dos grandes con el resto aumenta, la del resto entre si se iguala en la misma proporción que los ingresos televisivos de cada uno. La TV es el grueso de los presupuestos de los clubes y tiene sentido plantearlo así. Sea como sea, me alegro de haberte animado. Yo me animo a mi mismo de esta manera.

@Alberto H.

La forma que tú tienes de hacer los planteamientos y las críticas es moderada y creíble. Por tanto, no te incluyo en esa histeria generalizada. Me refiero a muchos que andan exagerando y diciendo barbaridades.

Es evidente que la cosa no anda todo lo bien que debería y que todo eso que dices es cierto. Pero creo que no es para armar un escándalo. Sí para cabrearse, pero no para lo otro. Y es a eso a lo que me refiero.

@Papi Magase

Totalmente de acuerdo. Pero entre crítica e histeria hay un trecho, y por ahí es por donde voy.

Siguiendo con tu ejemplo, si tu hija se resbala y le llamas la atención, lo haces con cariño y buscando lo mejor para ella, no la humillas en público y la tratas como a una imbécil. Hay una gran diferencia entre llamar la atención y criticar, y exagerar las cosas y humillar.

Pero eso lo sabemos ya, tú mismo lo dice.

Por cierto, esta casa la tienes abierta para enrollarte lo que te de la gana. Faltaría más.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política