martes, 6 de noviembre de 2012

¿La culpa es de los padres...?

Mañana hará un año que escribí este post, para mí, quizás, mi favorito de los quinientos sesenta y pico que llevo publicados. Se trataba de un homenaje a un amigo al que mataron en una noche de fiesta hace ahora catorce años. El destino ha querido que la tragedia ocurrida en Madrid este fin de semana casi haya coincidido con ese aniversario. Y yo que, como comprenderéis, soy muy sensible ante este tipo de sucesos, no he podido evitar eso, sensibilizarme de un modo especial. Al fin y al cabo, se trata de algo semejante: chicos jóvenes que mueren cuando se supone que salieron a divertirse. A disfrutar de su juventud. 

En este sentido, me llama muchísimo la atención la cantidad de similitudes que ha habido en las diferentes reacciones a lo acontecido, lo cual me hace pensar que, lamentablemente, no aprendemos de las experiencias. Caemos en los mismos errores. 

En aquella ocasión, lo primero que se decidió hacer fue vallar los Jardines de Murillo, el lugar donde se reunía buena parte de la juventud sevillana y donde tuvo lugar el suceso. En estos días, en Madrid, lo primero que se le ocurrió a la alcaldesa de allí fue anunciar que no se alquilarían más los recintos municipales para macrofiestas. Esto es como taparse los ojos para no afrontar la realidad. Como si haciendo eso, las cosas malas no fuesen a ocurrir. Como si por cerrar los Jardines, la juventud fuese a dejar de salir o como si no alquilando recintos, las macrofiestas y conciertos se fuesen a dejar de producir. 

A mi amigo lo tacharon de pandillero y busca broncas porque es más fácil pensar que esas cosas les pasan a los chicos malos, para así deducir que las cosas van bien y que los que se comportan mal sufren las consecuencias. Mientras, en Madrid le echan culpa a una bengala, a unos jóvenes bebidos que provocaron una avalancha o a esta juventud que anda descarriada. Luego nos enteramos de que el aforo se sobrepasó con creces, que no controlaron la entrada de menores, que permitieron que se introdujesen bebidas, armas blancas, etc., y hasta que el local no tenía licencia desde hace años a pesar de ser del Ayuntamiento. Pero siguen vendiendo que esto les pasa a los busca broncas y a los jóvenes sin valores. Como si los que somos hoy más mayores no hubiésemos sido jóvenes y no hubiésemos salido a divertirnos en su época.

Y lo último ha sido lo del Fiscal General del Estado, que ha asegurado que detrás de lo ocurrido "hay todo un problema sociológico generacional, familiar, de estructura familiar, que hay que atender, pero sobre todo con la perspectiva de la legalidad"

Un problema sociológico generacional, familiar, de estructura familiar...

Que en un lugar donde caben diez mil entren veinte mil, no. Que se permitiera la entrada de menores, de botellas, de bengalas y de armas blancas, no. Que el recinto no tuviera licencia, no. Eso, no. El problema es familiar. La culpa es de los padres, que las visten como putas. O, como decía uno de los del partido republicano de EEUU, si las visten como putas, las violan y quedan embarazadas, hay que comprender que eso ese embarazo es la voluntad de Dios. Al final, el argumento es el mismo. La culpa no es del que delinque, sino del que ha sufrido el delito, por estar allí. El problema en Madrid no fueron las irregularidades en la organización que permitieron que ocurriese aquello, sino que aquellos chavales estaban allí porque sus familias están desestructuradas. 

Váyase a tomar por culo. Ya está, ya lo he dicho. 

Mi familia no está desestructurada y yo he hice de todo para divertirme cuando era más joven. La familia de mi amigo Alejandro, a quien mataron hace catorce años, no estaba precisamente desestructurada, más bien todo lo contrario. Y él no era un pandillero. Si queréis saber más de él, leed el post que enlacé al principio. Las familias de las chicas que murieron no tienen por qué estar desestructuradas. De hecho, una de ellas es del Opus Dei. Por tanto, ¿qué le hace pensar a este hombre que el problema es ese? Y yo no digo que en España la educación sea lo bastante mala como para que haya chavales con los papeles perdidos que se dedican a hacer el cafre por ahí. Pero, ¿eso es nuevo ahora? 

Pongo un ejemplo: ¿Han visto ustedes una película llamada "Historias del Kronen"? O mejor, ¿han leído el libro? (el libro fue antes que la película, como normalmente ocurre). Lo escribió Jose Angel Mañas en 1994 y cuenta la historia de un grupo de chavales madrileños que viven por y para la fiesta, el alcohol, las drogas y el sexo. Son la mayoría chicos bien, provenientes de familias asentadas, pero su estilo de vida es el que es y lo llevan a tal extremo que acaban por matar a uno de los integrantes de ese grupo de amigos. Lo matan por obligarle a beber cuando, por enfermedad, no puede hacerlo. El libro es de 1994 y no exagera. Yo conocía, y conozco, gente así. Hace, pues, cerca de 20 años. Muchos de los chavales que eran jóvenes entonces, ahora ocupan cargos de responsabilidad. ¿Y quieren hacernos ver que esto es nuevo ahora? ¿Ahora están desestructuradas las familias y por eso pasan cosas como lo del Madrid Arena? ¿De verdad se piensan que somos así de imbéciles  ¿A mí me lo van a decir, que perdí a uno de mis mejores amigos hace ahora 14 años por culpa de un cafre como el de Historias del Kronen o de los que formaron la que formaron en Madrid este fin de semana?

Repito, váyase a tomar por culo. Ya está, ya lo he dicho otra vez. 

Yo cumplo 38 años este domingo. Ya no soy un chaval, pero no recuerdo tan lejana la época en la que lo era. Yo he salido de fiesta a arrasar con todo. Yo he probado todo tipo de drogas, he bebido, he fumado (sigo haciéndolo), he hecho absolutamente de todo. Nunca abusé, nunca me enganché a nada porque no lo permití. Una cosa es probar, y otra abusar. Pero, cuando uno es joven, no ve el peligro como lo hacemos los que somos más mayores. Tratamos de vivir a tope, yo ya no soy un chaval, pero me acuerdo de cuando lo era. Me acuerdo perfectamente porque dejé de serlo hace no tanto. Ahora soy padre. Mi hijo es aún muy pequeño, pero llegará el día en que sea un joven que quiera conocer y experimentar. Como me pasó a mi. Y yo, por muy buen padre que sea y por muy estructurada que esté la familia que he formado, lo único que puedo hacer es explicarle lo que está bien y lo que está mal, advertirle de los peligros, enseñarle. Y cuando salga por ahí, confiar en que esas explicaciones han sido certeras y esperar que él me haga el caso suficiente como para probar, pero no abusar. Yo lo hice. ¿Qué me puede hacer creer que él no lo va a hacer también?

En definitiva, sólo puedo educarle para que sea capaz de enfrentarse al mundo con ciertas garantías. Pero lo que sí que exigiré es que los lugares a donde vaya a divertirse tenga licencia. Que los organizadores cumplan la ley y no permitan que se sobrepase el aforo, ni que entren botellas, ni bengalas ni armas. Exigiré que las autoridades cumplan las normas. Y sobre todo, que si no las cumplen, que los responsables paguen y no intenten convencerme de que soy un mal padre que no educo bien a mis hijos. Que por mi culpa, por mi mala acción, pasan las cosas que pasan. 

Yo hace mucho que aprendí que nuestra sociedad es muy hipócrita. Que a veces nos creemos tan buenos que no no s damos cuenta de que estas cosas nos pueden pasar a nosotros. En España hay un problema de educación, por supuesto. EN España hay familias desestructuradas, y chavales desacarriados (y no tan chavales, también), y delincuentes, y mala gente y todo lo que uno quiera imaginar. Hay muchos problemas, muchas carencias, muchas cosas mejorables. Pero la culpa no es del agredido por pasar por allí, sino del que agrede. La culpa de que apuñalasen a mi amigo no es de mi amigo por ser pandillero, sino del que apuñaló. Y la culpa de que unas chicas murieran por aplastamiento en Madrid fue de quien permitió que entrase en el recinto el doble de las personas permitidas. No de la actitud de unos chavales que estaban de fiesta. La misma actitud que hemos tenido todos alguna vez cuando fuimos jóvenes. 


6 comentarios:

Dori dijo...

Una más para que se la apunten estos pliticos de pacotilla e inutiles, para esta sociedad que ellos mismo destruyén con sus absurda politica desfasada como las leyes que se supone nos tiene que protejer,y que ellos (inutiles otra vez)no son capaces de modernizar a los tiempos que vivimos...
Otra vez nos toca ver estas cosas tan horrorosas ante la pacividad de estos politicos inutiles una y mil veces.
Saludos sevillistas

juan antonio de la rosa dijo...

Hay una frase que dice: Que dia mas bueno llevo ,pero veras como viene alguien y me lo jode.
Pues asi es la vida por muy bien estructurada que la tengas viene alguien y te la jode desgraciadamente.(Deseo que no te ocurra nunca)
Abrazos Sevillistas.

PD.Haber si te invitas a algo y FELICIDADES por tu Cumpleaños el Domingo

EL PAPI MAGASE dijo...

Rafa hoy voy a ser parco en palabras y solo te dejo esto.

PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,`PLAS,PLAS,PLAS,PLAS,podria estar aqui hasta mañana,pero tengo que seguir un ratito mas buscando las habichuelas de esta noche,eres grande tio y que nadie te diga lo contrario o se las verá conmigo.

Un fuerte abrazo hermano.

Marcu dijo...

Aunque ya te seguía en la blogosfera, aquel post dedicado a tu amigo fue el que me engachó a tu blog para siempre. Recuerdo que te escribi en privado comentándote ciertas cosas.
Hoy, vuelvo a rendirme ante tí. Tienes el mismo concepto de FAMILIA que yo. Por edad, yo ya he realizado parte del trabajo que me había encomendado a mí mismo. Y me siento orgulloso aunque no tranquilo porque el peligro puede estar en cualquier rincón.

Te queda mucho camino por recorrer y a veces bastante duro: verlo y hacerlo crecer, educarle y que le eduquen correctamente, vigilar sus amistades y el entorno de éstas, sus primeras salidas, sus aficiones, sus gustos, etc etc amalgama de felicidad y preocupaciones en estado puro; para luego abrir la hipotética jaula y que pueda volar viendo los peligros que hay a su alrededor y evitarlos.

Y sobre todo que no tenga la mala suerte de "estar en el lugar equivocado en el momento equivocado" como le pasó a Alejandro o a estas chicas; porque exigirle a los políticos hoy día hacer cumplir las leyes que ellos aprobaron puede resultar una quimera.
Disculpas por llevar el post al sitio que me interesaba.
Un abrazo

Juan Angel de Tena dijo...

Enorma Rafael.
Antes de nada, mil disculpas por mis "ausencias"..., pero los males, los medicos, hospitales, etc, etc...me han tenido más ocupado de la cuenta.

Sobre el post, cuando ayer escuche tales sartas de barbaridades en TV tuve las misma sensaciones que hoy cuentas tu.

Estas declaraciones del fiscal van en consonancia con las que el IMPRESENTABLE Y NAUSEABUNDO seudoperiodista Carlos Sostres escribe en el Mundo y fueron las que en un principio me llamaron la atencion y de las cuales pensaba escribir algo sobre ello pero que despues de leer esto que tu nos traes hoy, huelga cualquier consideracion mas.

Pues eso Rafael, QUE SE VAYAN A TOMAR MUCHO POR EL CULO...

Un fuerte abrazo amigo.

Ravesen dijo...

@Dori.

Pues sí. Una más de los mismos de siempre. Y nosotros aquí a aguantarlo.

@Juan Antonio de la Rosa

Una gran verdad. Algunos le llaman destino, aunque hay quien tiene en la mano reducir las posibilidades de que las desgracias ocurran.

No soy de celebrar cumpleaños, pero te agradezco mucho la felicitación.

@Papi Magase

Gracias amigo. Y haces bien en irte, que ganarse las habichuelas es mucho más importante que aplaudirme a mi. De hecho, esto último no lo es en absoluto.

@Marcu

Yo me encuentro en una situación en la que me parece que fue ayer cuando mis padres me enseñaban, pero veo muy cerca el mañana en el que tendré que hacer lo propio con mi hijo. Aún no ha pasado el tiempo necesario para sentirme muy diferente a los chavales que salen por ahí. Por eso me molesta que se hable tan a la ligera de unas cosas, y que no se depuren responsabilidades con la misma intensidad.

Por cierto, suelo escribir tocando muchos temas, aunque con un hilo central siempre. Luego, el lector puede centrarse en lo que le de la gana. Faltaría más.

@Juan Angel de Tena

Yo creo que estos pseudo periodistas se centran en el morbo, que es lo que vende, cuentan lo que les da la gana, la gente comenta y murmura como las viejas del visillo de toda la vida de Dios y no se dan cuenta del inmenso daño que hacen porque estamos hablando de chavalas muertas y familias destrozadas.

Yo lo viví en primera persona y me sensibilizan muchísimo estos temas, aunque tú sabes mejor que nadie de lo que hablo.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política