viernes, 3 de mayo de 2013

La voz del sevillismo

Ayer jueves se publicó el manifiesto fundacional de la plataforma "La Voz del Sevillismo", el cual podemos leer aquí, y que nace con el objetivo de ser una corriente de opinión del sevillismo y de fiscalización de la gestión de la directiva. 

Vaya por delante que el nombre no me gusta demasiado. El Sevillismo tiene muchas voces, y no me suele agradar el que alguna persona (o grupo de ellas) se tome la libertad de hablar por los demás. Pero tampoco me gusta cogérmela con papel de fumar. No voy a juzgar a esta plataforma por el hecho de que me guste más o menos el conjunto de palabras que han escogido para conformar su nombre. Sobre todo porque, en principio, la idea me parece extraordinaria. 

Lo he dicho muchas veces. En toda sociedad, empresa, institución y, por supuesto, por inclusión, club de fútbol, es fundamental la diversidad, que haya distintas posiciones, diferentes planteamientos, que fluyan las ideas. Y también que los encargados de la gestión sepan que se les vigila. Que los errores o malas prácticas van a tener repercusión, que no son gratis. Eso, en condiciones normales, supone una motivación, un incentivo para hacer las cosas mejor, de lo cual todos salimos beneficiados. 

Pero no es solo eso. Yo he defendido a menudo que esto no es el Betis de Lopera. Que Lopera tenía todo el poder accionarial, cosa que no ostenta Del Nido (aún). Una parte muy importante del accionariado sevillista está muy repartido. Y cualquier intento de unificarlo y utlizarlo como instrumento para mejorar la forma de hacer las cosas en el club es bueno. Y también para ofrecer una alternativa, aunque esta plataforma asegura que no es ese su objetivo. 

Sinceramente, espero que ese no sea su objetivo en un principio. No estoy hablando necesariamente de que desee que se conviertan en una oposición frontal a la actual directiva con el objetivo de moverles del sillón. Pero me parecería estupendo que pudiéramos contar con otro grupo de personas que estuviesen preparadas para dar el salto si fuese necesario. Si se trata de un grupo de personas responsable, el hecho de poder hacerse cargo en un momento dado daría al club una estabilidad institucional extraordinaria. Si en política se dice que es necesario que haya como mínimo dos partidos fuertes y capacitados para gobernar en  cualquier momento, ¿por qué no va a ser igual en un club de fútbol?

A mí, igual que les pasa a muchos, hace tiempo que no me gustan muchas cosas que se están haciendo el el Sevilla. Pero yo no soy de los que piden que se vaya la directiva porque sí. Al menos no antes de conocer la alternativa. Porque si se van estos, ¿quién va a ocupar su lugar? ¿Quién me asegura que no será salir de guatemala para entrar en guatepeor? Eso ya lo conocemos en el Sevilla. Luis Cuervas se tuvo que marchar cagando leches después de lo del verano del 95, y lo que vino después ya sabemos lo que fue: pasamos del "otro año igual" a tener un club al borde de la desaparición, con tiburones tratando de vender el estadio y con el equipo en segunda. 

Por tanto, el hecho de que surja algo es bueno. Aunque ellos mismos digan que no son alternativa. Aunque empiecen andando con pies de plomo, sin tirarse al vacío. Es natural, ¿cómo van a hacerlo de otra manera? Pero solo el pensar que puede ser el germen de una alternativa futura me parece magnífico. Aunque sólo sea para luego poder elegir entre unos y otros. Y que cada uno opte por lo que crea más conveniente, ya sea simplemente opinando, ya sea de la forma en que la situación y condición de cada uno le permita. 

No hay comentarios:

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política