martes, 4 de diciembre de 2012

Milongas

Más que harto, así es como me encuentro. 

Que el Sevilla está en franca decadencia desde hace años, es una realidad incuestionable. Que se escuchan milongas por todas partes, también. Milongas como las de Del Nido hablando de Champions. O las de Michel diciendo que está convencido de hacer un equipo semejante a aquel de los títulos. O las de los jugadores que aseguran que estas cosas las hablan en el vestuario y que saben lo que hay que hacer. Muchas milongas. Milongas pa hartarse y reventar. 

Y yo ya estoy harto de milongas. 

Ayer escuché (leí, más bien) una milonga descomunal que decía algo así como que el Sevilla es un club gobernado por prepotentes y que hasta que no se vuelvan humildes, esto irá de mal en peor. Y digo milonga descomunal porque el Sevilla está en decadencia desde que un gran sector de la afición se encargó de destrozar el proyecto de Manolo Jiménez por creernos más de lo que éramos. De lo que somos. ¿Y ahora pedimos humildad? ¿Ahora, cuando aquello nos lo cargamos por engreídos, por petulantes, por arrogantes, por vanidosos...?

¿Os cuento otra milonga? Esa por la que muchos se pegan golpes en el pecho cuando se mancha la memoria de Antonio Puerta, pero que en su momento no comprendieron que un equipo que acaba de perder por fallecimiento a un personaje como él y acaba quinto es un equipo con dos cojones bien puestos. Y les echaron en cara que no enamoraban y milongas varias, que esto de las milongas ya viene de largo. 

Jodidos hipócritas. 

Y ahora, muchos, son los mismos que se quejan de la falta de intensidad..., ¿eso es lo que enamora ahora, panda de enteraos? Nos llevamos un par de años pitando y abroncando al mejor equipo que han visto nuestros ojos, los de nuestros padres y los de muchos de nuestros abuelos, destrozamos aquello a base de hasta reírnos en la puta cara de quien estaba al frente de la plantilla, de pitorrearnos, de creerlo incapaz por ser de pueblo, ¿y ahora hablamos de intensidad?. Y eso que nos puso terceros, ¿a qué más podía aspirar aquel equipo, joder? ¿A qué más? Por supuesto, a aquel equipo había que exigirle en su justa medida porque, como digo, es el mejor que hemos visto en décadas. Pero ahí estuvo, tercero, en Champions..., con sus cosas malas también. claro que sí, como todo en la vida. Pero, ¿era para pitorrearse, para reírse del entrenador y de algunos jugadores, para reventar el estadio a broncas porque el juego era más intenso que de calidad? ¿Y ahora hablamos de intensidad? ¿Ya no pedimos tanta calidad? Éramos un equipo con alma y carácter que podría haberse trabajado hasta hacerlo también de calidad. Y ahora no tenemos nada, ni una cosa ni la otra. Y me vienen con la milonga de la intensidad. Del alma. De lo que tuvimos y destrozamos... 

Hasta los huevos de milongas, así estoy. Hasta los huevos de tener paciencia con el equipo para llevarme una decepción tras otra. ¿De qué vais, miserables? ¿Qué coño es esto, panda de nenazas? ¿Os creéis que eso de "la casta y el coraje" del himno es un recurso poético del compositor? ¿Y ahora lo vais a hablar en el vestuario? ¿De verdad pensáis que me importa un carajo lo que hagáis en el vestuario? Me dedico a tener paciencia, a mirar para otro lado cuando pasan según que cosas, a entender que hace falta tiempo para..., para lo que sea, porque todo requiere su tiempo. Me ilusiono al ver ciertas cosas positivas. Y cuando parece que el asunto se está encarrilando, vais y la jodéis. Una vez y otra y otra. Hasta hace dos días me agarraba a la idea de que en casa machacábamos y fuera teníamos un problema. Ahora ni en casa. Ahora regalamos el partido por culpa de una caraja y nos quedamos más cerca del descenso que de la cacareada Champions. 

Pero esto no es suficiente, no. 

Además, por si no tuviera bastante con la decepción, tengo que aguantar que me vengan los que estaban calladitos tras el cinco a uno al Betis a comerme la oreja con historias  Y no hablo de béticos,  no. Hablo de los sevillistas estos de madriguera que se esconden cuando todo va bien y saltan a la palestra cuando pasan cosas como las de ayer. Por si no tuviera bastante, por Dios, que cosa más pesada. Estos si que cuentan milongas, madre mía, como si uno fuera imbécil. Milongas de tácticas, de posicionamientos, de jugadores extranjeros que no vinieron y que eran mucho más baratos y mucho mejores que los que sí lo hicieron, de comisiones y de mil historias para no dormir.  Que sí, joder, que vosotros tenéis razón y yo no. Que el ingenuo soy yo por ilusionarme con el equipo cuando vosotros lleváis años quejándoos e insistiendo sobre sus carencias. Asegurando que no vale para nada. Para ser exactos, lleváis desde que llegó Jiménez, cuando la muerte de un jugador, la huida cual rata del entrenador y la plaga de bajas que se sufrió en aquella época no eran más que excusas. Que no digo yo que el juego del equipo fuera lamentable en comparación con lo inmediatamente anterior, pero, joder, que ya valía. Pero sí, que sí, que lo acepto, que tenéis razón. Y ahora, por favor dejadme sufrir en paz, no deis más la vara. Basta ya de milongas, que bastante tengo con lo mío. 

Pues eso, que la cosa va de milongas. Milongas de todas partes, de todos los estamentos. De los jugadores, de los técnicos, de los directivos, de la prensa, de esa parte de la afición.... Hasta de los Biris, que pasan de decirle al presidente que están con él tras su condena a pedir su encarcelamiento sin esperar al recurso. ¿Con qué nos quedamos? Otra milonga más, otro grito en el oído. Y el aficionado de a pie, el de la bufandita y la bandera del centenario, que no entiende de otra cosa que querer ver ganar a equipo, asiste boquiabierto a todo este esperpento, sin saber qué pensar, sin saber a quien hacer caso, sin saber qué coño pasa, si es cierto lo que dicen uno o si, por el contrario, lo es lo que dicen otros. Y con pena, mucha pena, por ver cómo su equipo no levanta cabeza y, en vez de unirnos para salir adelante, nos enfrentamos para defender cada uno su propia milonga. Incluso, los hay que se han pasado a la milonga contraria por intereses personales. Que ellos nunca lo reconocerán, pero cualquier persona con dos dedos de frente sabe que son intereses personales. 

¡Qué hartura, por Dios!

Y ahora se piden dimisiones. En verdad, desde hace tiempo. Dimisiones, claro que sí. Dimisiones por aquí, dimisiones por allá y también por acullá. Muchas dimisiones, dejemos el club como un solar. Que se vaya el presidente, que se vaya Vizcaíno, que se vaya Monchi, que se vaya el entrenador y también media plantilla. Todos a la mierda. Pero ¿y alternativas? No, de eso no. Alternativas no porque entonces la cosa pasa de la milonga al mundo real, y nos quedamos sin argumentos. 

Ya lo he dicho en muchas ocasiones y lo voy a repetir hoy. Basta ya de milongas. Basta ya de hablar por hablar y de decir gilipolleces. Si el Sevilla está tan mal, si es tan necesario un cambio, si los que están ya no valen y hay que sustituirles, por favor, que vengan los que tienen poder para cambiar las cosas (que los hay), que propongan una alternativa, que expliquen de qué se trata y qué piensan hacer. Y si se demuestra que son mejores que lo que hay, yo seré el primero en coger esa bandera y luchar por ella, porque, evidentemente, si eso es así, estaré luchando por el bien del Sevilla.

Pero mientras, por favor, lo digo como un ruego que sale cual grito desgarrado desde el fondo de mi corazón:

¡ DÉJENME DE MILONGAS!

Todos y de una puta vez. 

Mientras no haya alternativa, mientras esto sea lo que hay, yo estaré con el Sevilla porque no tengo poder para otra cosa. Y quien pueda, insisto, quien pueda, que haga lo que tenga que hacer. Y quien tanto se queja, que empiece a mirar hacia esos que tienen poder, que les exijan responsabilidad y sevillismo. Pero que dejen ya de contar milongas porque por aquí los hay muy hartos de todo eso. 


13 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Seré breve Rafa ¡OLE TUS COHONES!

Un abrazo hermano.

Talibán Sevillista dijo...

Enorme!!!!!

Juan Jose Roman dijo...

Me adhiero al Papi.

PEX dijo...

Mas milongas. Pero estas son las tuyas y son las que te valen.

Que caladito estas ya.

juan antonio de la rosa dijo...

Rafa

Cin-comentario

Abrazos Sevillistas

Anónimo dijo...

Me parece correctísimo el post. Diciendo verdades como puños PERO...
En esta temporada existe Vallecas, Vigo, Zaragoza, Bilbao, V. Calderón y eso son realidades que están ahí, en la retina de todos. Y yo hoy, no sé si "la verdad de este Sevilla" está ahí o está en los partidos contra los dos grandes y "el chico" que cada vez parece más grande.
Y eso no es una milonga, eso es una realidad que hoy tiene al sevillismo en general cariacontecido.

PD.-Por si no sale mi nombre; estoy fuera, soy Marcu

Un abrazo...y es verdad, muchos te conocemos y es por eso por lo que te respetamos y te admiramos.

Ravesen dijo...

@Papi Magase - Rafa García - Juan Jose Roman - Juan Antonio de la Rosa

Muchas Gracias!!!

@PEX

¿Ya estamos con las etiquetitas? ¿Cómo coño me vais a tener calaito si no me conocéis de nada, joder?

Lo que he hecho en el post ha sido cargar contra todo el mundo para desahogarme. Porque estoy harto de lo que entre todos están haciendo con el Sevilla.

Me decepcionáis. Tenéis un pedazo de blog, siempre os he admirado. Mi mujer no es de Sevilla y yo le enseño vuestros posts para que sepa lo que es el sevillismo. ¿Y me salís con etiquetitas?

De verdad, nunca imaginé una simpleza así de gente tan buena como vosotros.

@Marcu

¿Y no me meto con los jugadores y los técnicos? ¿No les llamo nenazas por esa forma tan flojita de jugar al fútbol? ¿Y lo de la casta y el coraje?

POr supuesto que eso es una realidad, que seguramente sería otra si jugaran como Dios manda y se dejaran de tanta charlita en los vestuarios. Y a mi me tienen más que harto por tanta paciencia como he tenido con ellos para nada.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

Anónimo dijo...

veo que no haces prisioneros, jaja, saludos crack.
canosito.

Manuel de los Santos dijo...

Creo que habría cositas por ahí que discutir, pero, se quedan en nada estando uno de acuerdo con la base.

Gran post.

Un abrazo.

Dori dijo...

Hola Rafa,siento haber estado ausente pero ha sido en contra de mi voluntad..
Yo estuve en el parido el lunes con mi marido y...enferma, pero todo por mi sevilla,creí que tenia que ir porque mi equipo necesita a su afición,y sabes qué....lo que encontre fue eso,milongas de mi equipo.....Gracías Rafa,cuando el animo me flaquea entro en tú blog y me resurgen sin querer la sonrisa y eso es muy agradable.
Magnifico post,como siempre.
Saludos sevillista

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

¡Pues si que te han sentado bien unos días de silencio!

Tanto que sales pegando voces.

Aunque haya algunas cosillas en las que no estoy de acuerdo, todo lo demás lo suscribo.

Cuídate.

Anónimo dijo...

Impresionante,los pelos de punta.Creo que hay muchisimos sevillistas que piensan asi,el problema es que los otros chillan mucho mas(biris y alvarados incluidos)

Ravesen dijo...

@Manuel de los Santos

Nunca se está de acuerdo en todo, pero te agradezco que te quedes con el fondo de la cuestión y no te pierdas en temas secundarios.

@Dori

Gracias a ti por tus palabras. Cuando escribo, trato de consolarme a mi mismo. Me alegro de hacer lo mismo con otra gente.

@Jose Manuel Ariza

Esto es el grito de un hincha cabreado. Un desahogo. Seguramente ni yo mismo estaré de acuerdo con algunas de mis cosillas.

@Anónimo

En el sevillismo sí que hay una mayoría silenciosa. Y como es silenciosa, hace poco ruido, completamente de acuerdo.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política