viernes, 23 de marzo de 2012

Desilusionado.

Hace un par de meses, después de una victoria como la de anoche estaría eufórico, encantado, leyendo todas las crónicas habidas y por haber, comentando en todos los blogs que me diera tiempo y, calculadora en una mano y calendario en la otra, estudiando las distintas opciones del Sevilla de cara al último tramo de la temporada. 

Pero hoy no es hace un par de meses. Hoy es hoy, y hoy me encuentro de otra manera. Me llevo encontrando así desde la derrota en Gijón. Yo estoy en el pelotón de cabeza de las personas que más paciencia han tenido con este equipo esta temporada. Lo he dado todo buscando explicaciones, colocando paños calientes, tomándome las cosas con tranquilidad, con pragmatismo, con filosofía, convencido como estaba de que ese era el camino correcto y que el equipo me devolvería ese esfuerzo con creces. Ganando y dándome la razón. Pero el equipo no comenzó a ganar, y por tanto, no me dio la razón. Más bien me la quitó. Y como yo reconozco cuando me equivoco, pues eso, lo reconocí y cambié mi modo de pensar. 

No me he pasado al otro lado. No me voy a poner ahora a criticar como un desalmado a todo lo que se menee en blanco y rojo, pero ya no me ilusiono con el equipo. Ya he dado todo lo que tenía en ese sentido. Ahora le toca a ellos, a los jugadores, a los futbolistas, a los componentes de la plantilla, a los que cobran por esto, a los que le va la vida en ello. O debería. Les toca hacer lo que tienen que hacer para que me vuelva a ilusionar. 

El partido de ayer, su resultado, supuso para mi una enorme satisfacción, cómo no, pero cuando observo la clasificación, lo único que valoro de verdad es que el descenso está a 12 puntos (13 con el goal average, ya que es el propio Rácing quien marca la línea roja). Y eso me proporciona tranquilidad. Esta es una mala temporada, como las que pasan todos los equipos del mundo alguna vez de cuando en cuando, nada dramático, y que no va a terminar en desastre absoluto, como también les ha ocurrido a muchos grandes alguna vez y nosotros lo sabemos muy bien porque somos uno de ellos. 

A partir de ahí, cuando uno traslada el foco de su vista hacia la parte de arriba, sólo ve a un montón de equipos por encima, algunos como Málaga, Athletic o Atlético que están dando mejores sensaciones que nosotros (aunque, salvo Málaga, siguen sin ser capaces de dejarnos atrás). Otros como Levante u Osasuna, que por mucho que digamos que acabarán cayendo, pues no caen. Más, como Rayo o Español, que siguen ahí y a los que hay que superar también, e incluso Getafe y Mallorca, que andan empatados con nosotros. 

Recortarles ocho puntos a Levante y Málaga en 10 partidos me parece una quimera. Todavía a uno solo..., pero a los dos a la vez..., eso, una quimera. Son 4º y 5º, o sea, la Champions es imposible, porque no digamos ya salvar los 11 puntos que nos separan del Valencia, por muchos pañuelos que se vean en Mestalla.

Por tanto, y dando por hecho que el 7º obtendrá plaza europea (cosa que está por ver, pero bueno), quedan dos posiciones para la Europa League a repartir entre Español, Osasuna, Atlético, Rayo, Sevilla, Mallorca, Getafe y uno más. Digo uno más porque para que el 7º vaya a la UEFA, el Athletic tiene que quedar como mínimo 6º. Si el Athletic queda 6º, ya hay una plaza menos a repartir, con lo que, para mantener el reparto de esas dos, tendría que quedar 5º y que, o Málaga o Levante cayeran. Uno más, pues. Pero recordemos que Málaga y Levante están a 8 puntos de nosotros. Esto me lleva a pensar que sólo podemos aspirar a una de las plazas europeas. O la 7º, si el Bilbao se mete más arriba, o la 6º, superando a todos los equipos que mencioné antes (siete) más el propio Athletic. Superando a 8 equipos, dos de los cuales nos llevan ahora mismo 4 puntos. 

Y el Sevilla estando como está...

Pues no, señores, me niego a ilusionarme. Europa está casi imposible aun incluso haciendo un final de temporada sensacional. No es que nos separen cuatro puntos, que no es nada del otro mundo, es que nos separan cinco u seis equipos, mas dos que está empatados con nosotros. Demasiado. 

Por tanto, me tomo las cosas con tranquilidad. El descenso está a 12+1 puntos. No vamos a descender. No pasa nada. Como decía al principio, una mala temporada y ya está. A pensar en la próxima. Tranquilidad, por tanto. Ni nerviosismos ni ilusiones vanas. 

Esto que digo no quita, por supuesto, que si los resultados de otros equipos acompañan y el Sevilla comienza a ganar partidos, esa ilusión pueda volver. Pero, como decía al principio, eso ya depende de los jugadores. Depende de ellos, está en su mano recuperar mi confianza. Yo he confiado en ellos durante meses cuando ellos no me daban motivos para hacerlo. Y esa confianza que digo se ha perdido. Si la quieren recuperar, ya saben lo que tienen que hacer. 

El lunes tienen una nueva oportunidad. 

6 comentarios:

juan antonio de la rosa dijo...

Rafael me siento identificado con lo que dices ,tengo las mismas sensaciones que tu ,espero recuperar la ilusion con el juego del Equipo hasta final de temporada,pero soy pesimista pues ayer no vi empuje ni nada,el racing estaba entregado desde el minuto 1.
Dejare pasar unos dias y haber si me recupero.

Saludos Sevillistas

EL PAPI MAGASE dijo...

Pues parece que llevamos caminos paralelos en cuanto a ilusionarse con este equipo de esta temporada,ayer vi a un racing con un olor a segunda que apestaba desde Cantabria hasta la Puebla y hay unos cuantos de kilometros,si el Sevilla hubiese tenido un mínimo mas de ambición le metemos seis o siete goles seguro,de todas formas la victoria sirvió para calmar un poco el desánimo total de la parroquia sevillista,en Granada será otra cosa,como dices solo depende ya de los jugadores de volver a ilusionarnos o no,la pelota la tienen embarcada en sus tejados hasta el final de temporada,de ellos y solo de ellos depende ya todo,la aficion ya creo que mas que ha hecho y hace no puede hacer,al menos algo tenemos seguro y es que descender seria ya una autopia,pero las metes son las mates y aun no están hechos los deberes mínimos,un abrazo Rafa.

Juan Angel de Tena dijo...

Pues si Rafael, ahora les toca a ellos.

Que nos demuestren el porque a pesar de los pesares, debemos confiar en ellos.

Yo no quiero subir de nuevo a una idilica e irreal Cima de esta despendolada montaña para dentro de tres dias despeñarme otra vez en la Sima de la misma.

A ver si es verdad y Granada nos trae nuevos brios para poder recuperar el credito que ellos solo han perdido.

Un fuerte abrazo amigo.

Dori dijo...

La verdad es que tienes razón y que ellos mismo la han puesto asín,pero permiteme decirle una cosa.
Vera mi abuelo nunca vio nada de titulos,ni de uefa y no digamos champión,pero el me decía que al sevilla se le queria con el alma y sin condiciones porque si no se le queria asín,entonces nos preguntariamos (el porque)el porque vengo a verte ,el porque nunca gana nada,el porque los jugadores no hacían mas en el campo,él mi abuelo me dijo si quieres al sevilla con el alma nunca te preguntaras el porque.
Hoy al leer su post me he acordado de esto y tiene mas sentido que nunca,mi abuelo no vio nunca un titulo pero nunca perdio la esperanza ni la ilusión porque cuando nuestro sevilla perdia decía(no pierdas la esperanza, tu veras al sevilla campeón por mi).
Le doy las gracias porque hoy me ha hecho recordar que no puedo perder la esperanza,mi abuelo no me dejaria.
Gracias de corazón.
Saludos.

Ravesen dijo...

@Juan Antonio de la Rosa

Afortunadamente, son pocos días los que hay que dejar de pasar. El lunes por la noche tienen otra oportunidad.

@Papi Magase

Hay que reconocer que el equipo ha parado su caída libre y se ha estabilizado en una zona cómoda, sin presiones ni agobios. Pero no me gusta hablar de Europa porque está muy difícil. Por eso prefiero ser cauto, no pensar en tales cosas, pero es que eso me hace desilusionarme porque esperaba mucho más.

@Juan Angel de Tena

Tú eres otro de los de ese pelotón de la confianza ciega. Es que hemos defendido a la plantilla durante tantos meses, contra viento y marea, que ver que al final nos quitan la razón decepciona. Es lo que hay, se acepta y ya está. Pero quita la ilusión, es irremediable.

@Dori

Por supuesto, tú y tu abuelo tenéis toda la razón. Este post va dirigido a los jugadores, no al Sevilla, no al sentimiento.

Y la pregunta de ¿por qué vengo a verte? adquiere toda su dimensión con esto que he escrito. A pesar de la desilusión, de lo mal que han jugado en muchos partidos, de lo lejos que están de lo que nos prometieron, sigo yendo a verles, sigo a su lado y sigo confiado en que esto no es más que una mala temporada, que estas cosas les pasan a todos los equipos, y que pronto volveremos arriba.

Lo que pido es que los jugadores hagan honor al escudo que llevan en el pecho, que comprendan que la afición sigue yendo a verles esperando a que les respondan. Y que dicha afición no puede hacer más que lo que hace. Y ahora les toca a ellos rematar la faena.

Yo llevo treinta años viendo fútbol y sé de sobra lo que somos, lo que hemos sido siempre. Nunca dejé de lado al equipo, siempre he confiado en él. Pero los jugadores tienen que comprender que esa confianza ha de ser correspondida. Y este año no lo están haciendo.

Una cosa es perder por ser peores después de darlo todo, y otra es hacerlo siendo mejores pero por no emplearse a fondo. Esa es mi desilusión. Con estos futbolistas en concreto, no con el Sevilla.


Muchas gracias a todos, un abrazo

Dori dijo...

Entendí su desilusión con los jugadores y eso se lo reconosco en mi comentario.
Lo que yo le quise decir es eso mismo que me razona,que mi abuelo me enseño que apesar de todo lo que tu esplicas,yo no perdiera la esperanza,porque esperaranza y ilución van de la mano, y en ningun momento quise llevarle la contraria si no darle las gracias porque me recordo que eso ya me lo habia eseñado mi abuelo.
Un saludo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política