sábado, 17 de marzo de 2012

Sana envidia.

En 2007, cuando el Sevilla era el equipo de moda en España, y hasta en Europa, Joaquín Caparrós, el auténtico precursor y forjador de ese equipo tan fantástico, fichaba por el Athletic de Bilbao. El Athletic, todo un histórico (sólo Madrid y Barça les superan en historia) que se debatía en la medianía y en la mediocridad más absoluta. Incluso, el año anterior, eludieron el descenso in-extremis. Un equipo que nunca ha estado en Segunda División. Pocas veces habían hecho una temporada tan mala. Quizás nunca. 

Con Caparrós, poco a poco, fueron mejorando, ascendiendo, subiendo su nivel, hasta el sexto puesto del año pasado, lo que les dio un billete para jugar la Europa League. Entonces llegó Urrutia a la presidencia y se trajo como técnico a Marcelo Bielsa para sustituir al utrerano. 

Hoy día, recordando a aquel Sevilla de hace un lustro, el Athletic es el equipo de moda en España, y lo empieza a ser en Europa tras su sensacional eliminatoria contra el Manchester United. Pero lo que igual no sabe mucha gente es que más de la mitad de la plantilla actual es la misma que aquella que casi desciende a Segunda en 2007. 

Por otra parte, hoy juega el Sevilla en casa contra el FC Barcelona, y a mí se me han mezclado los pensamientos. Recuerdo que cuando era el Sevilla el equipo de moda, no hace tanto de eso, los partidos contra Madrid y Barça eran de poder a poder, toda una explosión de fútbol. Incluso solíamos ganar a menudo. Nada que ver con la actualidad. Hoy, la mayoría del sevillismo se siente como corderitos que son dirigidos al matadero. Nadie deja de soñar con un milagro, pero no deja de ser más que eso: un sueño. En aquella otra época, sabíamos que era probable que perdiéramos, pero íbamos a los partidos con serias esperanzas, no sólo de ganar, sino incluso de darles un buen meneito. No hace tanto de eso. 

Viendo esta semana al Athletic, sentía envidia. Sana envidia. Y satisfacción, porque adoro que ese modelo de fútbol triunfe. El modelo de fútbol del Athletic es mucho más DEPORTE que el de la mayoría de los clubes del mundo, que están tan mercantilizados. Cuidan la cantera, defienden lo suyo, apoyan a muerte a su equipo y prefieren ser fieles a su estilo, aunque eso les cueste disgustos y muchas temporadas mediocres.

Ahora están triunfando. Su club, su equipo, su modelo...

Digo que sentí envidia, aunque no tanto por los buenos resultados, sino sobre todo porque a mí me encantaría que el Sevilla tuviéramos las ideas tan claras como ellos. Ideas claras que se traducen en paciencia para aguantar lo que haga falta. Y paciencia que permite producir jugadores como Amorebieta, San José, Iturraspe, Iraola, Javi Martínez, Iker Muniain, Fernando Llorente..., todos salidos de la cantera. 

Amorebieta, Iraola, Martínez y Llorente estaban en aquel equipo que casi desciende.

Si aquí tuviéramos esa paciencia. A mí me maravillaría ver dentro de un par de años a un equipo formado por Cala, Luna, Campaña, Salva, Atienza, Morales, Puerto, Deivid, Luis Alberto.... ¿Por qué no? ¿Qué tienen en Lezama que no tengamos nosotros en Montequinto? ¿Es peor Cala que Amorebieta? ¿Es peor Luna que Aurtenetxe? ¿No puede Luis Alberto llegar a ser como Muniain? ¿Y Campaña como Javi Martínez? ¿Por qué Luna o Campaña van antes que muchos del Athletic en las selecciones inferiores y luego pasa esto que estamos viendo? Como en su momento pasó con Crespo o Capel. Sin embargo, en cuanto chaval sale y despunta, siempre los queremos ceder, siempre decimos que están muy verdes, siempre nos pasa igual. No les damos cariño, no les apoyamos. 

Nos quejamos de la gestión de la directiva en los últimos años, y no les falta ni pizca de razón a quienes lo hacen porque fallos los ha habido, y muchos de ellos importantes. Pero, ¿y nosotros? ¿Qué pasa con nosotros? ¿Estamos capacitados para ser de la forma que hay que ser para sacar un equipo como el del Athletic?

Hace un lustro, la mitad de la actual plantilla de este fantástico Athletic casi baja a Segunda. Se trajeron al mejor mecánico, ajustaron resortes, apretaron tornillos, cambiaron las piezas defectuosas, un poco de chapa y pintura, el mecánico se echa a un lado, viene la gran estrella y se lleva todas las flores, ¿Nos suena?

Y sin revoluciones, ni cambios radicales, ni limpias espectaculares ni nada por el estilo. 

Hoy juega el Sevilla contra el Barcelona. Y aunque yo no firmo ni el empate, sé lo que hay, sé lo que nos espera y sé lo que es más probable que ocurra. Me da pena vernos así. Me da envidia ver a otros como están. Pero no pierdo la esperanza. No confío en cambios radicales. No creo en grandes revoluciones. Igual con un poco de serenidad, paciencia, de ideas claras...

Igual si entra la pelotita, nos relajamos todos un poco. 

6 comentarios:

Mayte Carrera dijo...

Magnifico post como siempre, a mi me encantaría ver el equipo de canteranos que has propuesto.
Un abrazo

Manuel de los Santos dijo...

Pelos de punta se le ponen a uno leyéndote y ver ese equipo de canteranos, pero, creo que eso sería posible sólo con un hombre y con un hombre...

Lo has puesto tú mismo arriba: Don Joaquín Caparrós Camino.

Brillante post, Rafael, no puedo estar más de acuerdo.


Un fuerte abrazo, amigo!!

Miguel dijo...

Ojala y asi sea y ppara eso tenia que ocurrit que se furan los que estan y vengan gente que apueten por la cantera

juan antonio de la rosa dijo...

Rafael no es cuestion de paciencia,es cuestion de intromision en el trabajo del entrenador.
¿Porque no vino Bielsa?
A todos los Entrenadores no les gusta acomodarse.
Saludos Sevillistas

Jesús Gómez dijo...

Simplemente decirte que la actitud de un jugador vasco no la tiene un jugador sevillano o andaluz, son como el día y la noche, por el norte están comprometidos con el club y con la entidad, aquí no, aquí hay mucho cachondeo y mucho mamoneo, es imposible que aquí triunfe la cantera como triunfa en Bilbao.

Ravesen dijo...

@Mayte Carrera

Francamente, no creo que lo hiciesen peor que como lo están haciendo los que ahora están.

@Manuel de los Santos

Ayer, después de la trabajadísima victoria del Mallorca, Caparrós aseguró que esto es loque pasa cuando un equipo los tiene bien pegados (los cojones, se entiende). Y yo le decía a mimujer que no entendía qué hace ese hombre en el Mallorca y estando nosotros como estamos.

@Miguel

Evidentemente. Si quienes están no apuestan por la cantera, no hay nada que hacer en ese sentido.

@Juan Antonio de la Rosa

Puede ser, pero el Athletic actual lo hizo Caparrós. Igual que le pasó aquí a Juande. Bielsa se encontró el trabajo hecho.

@Jesús Gómez

Si eso es así,algo tendrán que decir los que "guían", "educan", "orientan" etc. a los chavales. Igual hay mucho más trabajo que hacer que lo que nos creemos.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política