jueves, 8 de marzo de 2012

El quinto magnífico

Ayer por la noche, cuando me monté en el coche para volver a casa después del trabajo, puse la radio, como siempre suelo hacer, y sintonicé Onda Cero para escuchar el programa "La Brújula de la Economía", que me gusta bastante y que retransmiten a partir de las nueve menos cuarto más o menos. Sin embargo, mi gozo en un pozo, ayer había partido de Liga de Campeones, jugaba el Barcelona contra el Bayer Leverkusen, y lo estaban dando. Por inercia, me quedé escuchándolo. Aún iban cero a cero cuando sintonicé, y durante mi trayecto a casa, el Barcelona marcó el primer gol, obra de Messi. Según dijeron, el argentino llevaba un año sin marcar en  el Camp Nou en la máxima competición continental, pero ese gol suponía el número 45 de su cuenta particular en Champions. Se quedaba a sólo uno de Inzaghi y Shevchenko, a cuatro de Di Stefano, a cinco de Henry, a once de Van Nistelrooy... y a 26 de Raúl González Blanco. 

Y es aquí cuando surge el asunto del que quería hablar.

A nadie se le escapa que la trayectoria del Leo Messi augura que batirá todos los récords habidos y por haber en el plano personal. Otra cosa es lo que consiga hacer con el club o con la selección. Pero a título individual, el futbolista tiene pinta de ser una apisonadora de registros. Y, claro, uno de los que comentaban el partido se preguntaba si conseguiría alcanzar los 71 goles que tiene Raúl. Todos los que por allí andaban y hablaban coincidían en que sí, pero uno, el típico ultramadridista cutre, aseguraba que no. No me preguntéis de quien se trataba porque no lo sé. No es que no me acuerde de su nombre, que tampoco, es que no sé quién es. Pero la criatura defendía que aún le queda mucho, que Raúl también marcó esa cantidad de goles al principio, pero que luego bajó el ritmo, que para superarlo se requiere que el equipo llegue lejos en la competición todos los años (igual no recordaba que el Madrid se pasó la tira de años sin pasar de octavos) y, para colmo, para completar la estupidez, declaró que la carrera de Raúl aún no había terminado y que el año que viene tendrá otra oportunidad de marcar más goles. Claro que, digo yo, eso será si el Schalke se clasifica para la Champions (van cuartos, con lo que es posible) y si el club le renueva el contrato. 

Que, por cierto, quien marca goles en el Schalke hoy día no es Raúl, sino Huntelaar, el cual lleva la barbaridad de 33 goles en 34 partidos. Y yo que siempre fui un enamorado del juego de este futbolista...

Y cuando esta mañana me he enterado de que el Barça le metió siete a los alemanes y de que Messi marcó 5, lamenté profundamente no haberme quedado a escuchar el partido completo. ¿Qué diría la criatura ultramadridista y cutre al ver cómo el argentino metía un gol tras otro, igualaba a Di Stéfano y llegaba hasta los 49 goles en total? ¿Qué diría, seguiría asegurando que no alcanzará a su idolatrado Raúl?

Pues bien, yo, que soy muy curioso, me he molestado en consultar datos, ya que estos con internet están al alcance de cualquiera con un mínimo de interés, y he encontrado que Raúl no llegó a los 49 goles que lleva ahora Messi hasta el final de la temporada 2004/2005, cuando contaba con 28 años y llevaba disputados 109 partidos de Copa de Europa. Por su parte, Messi ya tiene esos 49 goles, sólo que con 24 años y 65 partidos disputados. 

¿De verdad cree alguien que, si no media lesión gravísima de por medio, muerte prematura o cualquier otra calamidad, el jugador del Barça no va a superar con creces la marca del ex del Madrid?

Yo opino que Raúl fue un magnífico futbolista, muy engreído, petulante y chulesco en sus inicios, pero que está protagonizando una de las decadencias más dignas que le recuerdo a una estrella mundial del fútbol. Sin decir una palabra más alta que otra ni cuando perdió su sitio en la selección, ni cuando lo hizo en el Madrid. Y dándolo todo para su nuevo club. A mí Raúl siempre me cayó como una patada allá donde dijimos, pero mi opinión sobre él ha ido cambiando con los años. Ha mejorado considerablemente.

Dicho esto, no se puede negar que Messi está en un nivel superior. En mi opinión, Messi va a ser, si no lo es ya, el quinto magnífico, después de Di Stéfano, Pelé, Cruyff y Maradona. Es un futbolista superlativo, fuera de todo orden, que imposibilita cualquier comparación, ni siquiera con el insoportable Cristiano, que por mucho que haga, siempre será el segundo del escalafón. Está muy bien ser segundo, pero el primero es Messi.

Por tanto, comparar a Raúl con el argentino es ridículo, a no ser, ya digo, que a este le ocurra algo y no pueda continuar con su meteórica carrera. Pero, claro, es que de estos ultras se puede esperar cualquier cosa. Y lo más curioso es que no les afectan sus continuados ridículos. 

3 comentarios:

Marcu dijo...

La verdad que escuchar a esta gente es hacer un ejercicio de masoquismo de padrfe y muy señor mío.
Y que conste que yo soy el primero en escucharlos porque a base de hacerle boicots a emisoras de radio me quedé sin RADIO y eso no puede ser.
Que se siga a un equipo en el extranjero porque Raúl está allí es de vergüenza pero es así.
Y si hablamos de las televisiones, incluida Canal Sur, que ya tiene guasa el asunto, llegamos al paroxismo total.
Un abrazo

Juan Angel de Tena dijo...

Yo tengo la misma percepcion y la misma sensacion de Raul. Independientemente de su personalidad, la trayectoria de Raul ahi esta.
Y es cierto que su decadencia, sus ultimos años como futbolistas los esta llevando de manera muy digna. Dicho esto, de no mediar nada extraordinario, Messi va a batir todos los registros habidos y por haber.

Hoy por hoy, es un futbolista unico.

UN fuerte abrazo amigo.

Ravesen dijo...

@Marcu

Hablan de lo que no saben. No informan, expresan sus sentimientos. No son periodistas, sino hinchas. Cualquiera de nosotros podría hacer su trabajo.

@Juan Angel de Tena

De eso no cabe discusión, salvo que seas un ultramadridista casposo y, sobre todo, cegado por la envidia.

Muchas gracias a los dos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política