sábado, 21 de mayo de 2011

La diferencia entre Manzano y Kanouté

Hoy no me voy a extender mucho. De hecho, no tenía pensado escribir hasta pasado el partido de esta noche, pero no me resisto a comentar un par de cosas respecto a lo ocurrido en al entorno del Sevilla entre ayer y hoy.

Lo primero, lo de Manzano y su convocatoria. Ya lo he comentado en ocasiones anteriores. De verdad que, cada vez que veo a este hombre, siento como si se estuviera descojonando en mi cara. En la mía y en la de todos los sevillistas, incluido el entrenador del filial y sus jugadores. Yo no sé si lo ocurrido respecto a la convocatoria de los chavales del Sevilla At está pactado previamente, en cuyo caso me tendría que tragar mis palabras, o no. Sea como sea, por muy pactado que esté, es un verdadero escándalo que se lleve todo el año sin mirar para el filial, y ahora que no nos jugamos casi nada, y ellos el ascenso, va y se lleva a cuatro. Después de haber dicho que son los profesionales los que tienen que sacar las castañas del fuego, se deja en casa a Kone , a Zokora (nadie sabe qué le pasa a Zokora) y a Cigarini. Si a ello le unimos que Kanouté se ha incorporado, ¿qué coño hacen los cuatro chicos del filial en Barcelona cuando deberían estar en Irún?

Como dice alguien que conozco, quien lo entienda que lo compre. 

Eso sí, a mí no se me quita de la imaginación la imagen de Manzano señalándome con el dedo y partiéndose de risa a lágrima viva. 

Y luego está lo de Kanouté. Quisiera dedicarle unas palabras al hecho de que, en medio de las fechas en las que se está velando y enterrando a su propio padre, se coja un avión y se plante en Barcelona para ayudar al equipo. Ya digo, quisiera dedicarle unas palabras, pero es que no encuentro las idóneas. ¡Qué cosa más grande! Qué pedazo de persona, futbolista, profesional... qué barbaridad. Qué ejemplo para todos, niños jóvenes y mayores. Qué manera de escribir páginas históricas. Que forma de seguir convirtiéndose en una de las personas más admirables que han pasado por este club en sus 120 años de vida. Si como futbolista hay muchos que le señalan como el mejor de nuestra historia, como persona y profesional se supera incluso. 

Yo no sé que más decir sobre este SEÑOR. Mira que llevo artículos dedicados a él, pues siento que me quedo, no ya corto, sino cortísimo a la hora de expresar mi admiración por él. 

No sé qué vamos a hacer cuando se vaya. No sé cómo le vamos a agradecer por lo que ha hecho por nosotros. No tengo ni idea de cual es el homenaje que le dedicaremos, cómo plantearlo para expresarle el cariño tan profundo que le tenemos, hasta qué punto ha calado en nuestras vidas y en nuestras almas sevillistas. 

Si, para colmo, su descomunal gesto de respeto hacia el club de este fin de semana coincide con lo de Manzano que comentaba al principio...

Madre mía, ¡qué diferencia!

Gracias, Kanouté. De verdad, muchísimas gracias. No hacía falta que vinieras, en absoluto. Nadie te lo ha pedido porque a nadie se le pasa tal cosa por la cabeza cuando se acaba de morir tu padre. Pero has venido, y yo te lo agradezco en el alma.

Me quito el sombrero y me inclino ante USTED. Otra vez, y no sé cuántas van ya.

Eres lo más grande que he visto en el mundo del fútbol en toda mi vida. 

1 comentario:

Nacho Mateos dijo...

Hola, definitivamente has convertido tu blog en uno de mis favoritos, gracias.

Lo de Manzano no se puede explicar porque carece de explicación alguna, afortunadamente hoy será su último partido dirigiendo a nuestro equipo.

Y lo de Kanouté... a mi ya se me agotaron hace tiempo las palabras para hablar de Don Frederic Kanouté.
Ejemplo de futbolista, profesional, persona...
Hoy más que nunca deseo que marque un gol y que se lo puede dedicar a su padre vistiendo la camiseta del Sevilla FC a la que tanto ha honrado.

Saludos.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política