martes, 3 de mayo de 2011

Cada vez lo veo más chungo

Tras la victoria del domingo y la derrota anoche del Athletic de Bilbao, el Sevilla recupera el quinto puesto y todo hace indicar que las cosas van bien en la pelea por el nuevo objetivo menor de meterse por la vía directa en la Europa League. 

Sin embargo, yo veo el asunto cada vez más chungo. Y eso que llevamos dos victorias consecutivas. Y sin Kanouté, cuando se decía que el Sevilla nunca había ganado esta temporada sin la presencia del malí. Cómo ha cambado mi perspectiva de las cosas. Hace un mes era de los que creía a pies juntillas que el objetivo Champions era alcanzable. Ahora soy pesimista hasta para creer que nos meteremos en la UEFA. Supongo que este tipo de vaivenes emocionales me incapacitan para ser un alto directivo en el fútbol. Pero como ni lo soy ni aspiro a serlo, pues no me corto al expresar mis sensaciones en este que es mi blog, que para algo lo tengo. 

¿Y cual es la razón para que el pesimismo campe a sus anchas por todo mi ser?

Pues veréis. Al Villarreal le metimos dos goles en muy poco tiempo, al principio del partido, y eso fue lo que nos salvó, aparte de que se quedaran con diez. Y ni aún así supimos ser superiores de verdad. De hecho, aún me pregunto cómo es posible que ganáramos ese partido. ¿Por la suerte de marcar el tercero justo cuando parecía que iba a llegar el empate? Gracias a Dios, ya llevábamos otros dos goles. ¿Javi Varas? Para algo tenemos un portero, ¿no? Lo que pasa es que no siempre lo va a parar todo. Ni siempre vamos a marcar dos goles al principio con los que sobrevivir. Ni siempre van a expulsar a un rival. 

El domingo en Almería no supimos ser superiores hasta que ellos se quedaron con diez. Otra vez. Y ellos son el farolillo rojo y el primer equipo en bajar a segunda de modo matemático. Y aún así Manzano hizo cambios defensivos (Dabo por Perotti). Y al final, casi nos empatan. De nuevo Javi Varas nos salvó. Insisto, no siempre lo va a parar todo. Por ahora lo viene haciendo, pero no podemos vivir de esa renta. El caso es que lo estamos haciendo. 

Para colmo, tendremos que afrontar lo que queda sin Cáceres, sin Rakitic, sin Navas, y a ver qué pasa con Kanouté, que, por cierto, ya lleva dicho dos veces muy seguidas que igual al final de temporada no sigue. Y lo mismo es porque intuye que es lo mejor que le podría venir al Sevilla. Me preguntaba el otro día que cuánto le va a costar al club la mala gestión de Manzano. He aquí un nuevo coste adicional. Posiblemente. Igual no podremos disfrutar de Kanouté el año más que le queda porque Kanouté cobra mucho, el Sevilla va a necesitar aligerar el coste de las nóminas al no meterse en Champions e, igual, la baja de Kanouté y el consiguiente ahorro es más rentable que traspasar a algún otro jugador más joven para poder disfrutar del malí una temporada más. Lo ideal sería poder hacer esto último sin necesidad de traspasar a nadie, pero las cosas está como están y hay que afrontarlas de ese modo. 

En fin, que me despisto. 

Yo no veo al Sevilla con el alma, la sangre, el ímpetu, las ganas necesarias como para acabar por imponerse a los rivales. Yo veo a un Atlético lanzado y jugando con un calendario muy favorable. Veo a un Athletic muy fuerte, a pesar de su derrota de ayer. Incluso, veo a un Español a cuatro puntos contra quien nos enfrentaremos en su estadio en la última jornada. 

Y encima, nuestro próximo rival es el Real Madrid, que perdió la ida de la Champions contra el Barça, perdió el sábado en liga contra el Zaragoza, perderá esta semana en la vuelta en el Nou Camp... ¿Cual es la probabilidad estadística de que el Madrid pierda cuatro partidos consecutivos? ¿Cuantas veces se ha dado eso en la historia? ¿Está el Sevilla capacitado para batir un récord así? ¿O tenemos que querer que gane el Madrid en el Nou Camp para no tener que afrontar dicho reto? Sé que esto que estoy diciendo es una chorrada y que cada partido es distinto. Pero como el Madrid se plante en el Sanchez Pizjuán tras tres derrotas consecutivas...

Todos sabemos lo que ocurre en el entorno de un partido del Madrid, y en el propio partido también, cuando es necesario que ganen para lavar su imagen. 

En fin, que no me fio de nada, que no me gusta la situación, que...

Que no me queda más remedio que confiar en mi equipo y animarlo. Apoyarlo a muerte, como siempre.

Pero que chungo lo veo todo, la verdad.

A ver si se me pasa pronto. 

2 comentarios:

Submarino amarillo dijo...

No te olvides de las pelotitas que tiráis al campo para que no se juegue cuando lleváis ventaja :-)
El Sevilla ha cerrado un ciclo, ahora a jugar la liga un añito y a descansar.

Ravesen dijo...

Que yo sepa, nunca he tirado una pelota al campo, de modo que no sé que decirte al respecto.

Por tu nombre intuyo que eres seguidor del Villarreal. Yo no sé qué experiencia en el fútbol tienes para dar lecciones de ciclos y cosas así. Sin duda, por seguir a ese equipo, bastante poca. Ya lo comenté en algún post anterior. ¿A qué equipo animaba un seguidor del Villarreal hace 20 años? ¿A quien animaban los padres de esos seguidores? ¿Y los abuelos?

En mi familia todos animamos al Sevilla desde hace décadas. ¿A quien animareis vosotros cuando se acaben las vacas gordas? A ver quien cierra un ciclo de verdad cuando se vaya quien pone los millones.

Por lo demás, el Villarreal es uno de los equipos que mejor me cae de España. Y ojalá adelantéis al Valencia. Lástima de Europa League, os la merecíais.

Pero, por favor, dejaos de dar lecciones.

Un saludo, y suerte de aquí al final.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política