viernes, 26 de agosto de 2011

Es la hora del pragmatismo

Decía en el post de ayer que me considero una persona realista y pragmática, y que no soy dado a las supersticiones. Sin embargo, escribí un artículo que consideraba a Antonio Puerta como un ángel que Dios nos había enviado para elevarnos al éxito, y que si estaba en lo cierto y eso era así, pues no habría nadie capaz de ganarnos. 

Evidentemente, no estaba en lo cierto. Lo escrito fue muy emotivo, y también "naive" en exceso. Ingenuo, en definitiva. Y como les suele ocurrir a los ingenuos, la realidad me abofeteó en la cara en la noche de ayer. Noche que debía ser de fiesta y que acabó en desolación. 

A decir verdad, lo que más me entristece no es tanto la eliminación, sino más bien otra cosa. La salida de la mayoría de los buques insignia de aquella prodigiosa plantilla que tantas alegrías nos dio auguraba un evidente cambio de ciclo, y ahora tenemos que admitir con tristeza que el nivel del Sevilla ha decrecido de un modo claro. Incluso, empiezan a ocurrir cosas más propias de otra época, como son las excusas con las que tratamos de justificar lo ocurrido: que si la mala suerte en el sorteo, que si los dos balones al palo de Negredo  (uno en cada partido), que si creamos muchas ocasiones para no marcar y ellos lo hicieron en solo una... que si hemos jugado como nunca para perder como siempre, eso tan típico de los equipos mediocres. No voy a hablar de los que ahora saltan como ranas diciendo que la planificación es una mierda, que si los fichajes no valen, que si faltan jugadores, que si Marcelino no es el entrenador que necesitamos y, por supuesto, que Del Nido vete ya, que Monchi vete ya y que Utillero vete ya. Hace una semana eramos la hostia, y ahora somos lo peor. Los hay incluso que ahora dicen que tendremos que luchar por la permanencia. Lo de siempre, lo que nos ha ocurrido toda la vida. Igual estamos en la cresta de la ola por un par de amistosos ganados, que nos hundimos completamente al primer revés. Típico sevillista, por desgracia. 

Dicho lo cual, yo veo las cosas de otra manera. Volviendo a mi pragmatismo habitual, voy a intentar ser lo más realista posible. Y, en este sentido, la interpretación que yo hago de lo ocurrido no es tan drástica. Lo que le ha pasado al Sevilla es que no está preparado a estas alturas para una eliminatoria de este calado. Tampoco es habitual tener que enfrentarse ante el cuarto de la Bundesliga en una previa, y menos siendo el primer cabeza de serie. No se puede criticar la planificación, al menos por este hecho. Ninguna planificación se hace basándose en certezas, sino que se realiza sobre probabilidades. Y la mayor probabilidad era que nos hubiese tocado un equipo flojo, al que haber ganado con solvencia a pesar de estar aun casi en pretemporada. Por tanto, quejarse de mala suerte en el sorteo no es tanto un síntoma de mediocridad (como sí lo es en otras ocasiones), sino una realidad incuestionable. Había una posibilidad entre cien de que nos tocase un rival de tanto nivel, y esa es una probabilidad tan baja que no se puede decir nada de la planificación. 

Por otro lado, a mí el Sevilla me ha gustado, hablo del segundo partido, el primero no lo pude ver. La diferencia más grande que he notado respecto a la temporada anterior es la intensidad. El equipo lo ha dado todo, pero ese todo no ha sido suficiente. Lo que pasa es que el Sevilla de ayer no es el Sevilla que se supone que vamos a ver en la temporada, porque está muy poco rodado. Por tanto, si la actitud va a ser la de ayer, cuando vayamos cogiendo la forma las cosas irán a mucho mejor. La lástima es que eso no lo vamos a poder comprobar en Europa. Estoy convencido de que al Hannover nos lo hubiésemos comido de haber jugado contra ellos dentro de un par de meses. Cuando, por otra parte, hubiese sido más normal encontrárselos. No sirven de nada las lamentaciones, pero tampoco es justo pasarse hacia el otro lado. 

Cuando, hace pocos años, el Sevilla lo ganaba todo de la manera en que lo hacía, recuerdo que mi mujer se preguntaba que hasta cuando duraría esa racha. Y yo le decía que algún día terminaría, pero que esperaba que el equipo aprovechara ese extraordinario impulso para crecer y asentarse en un nivel superior al que se encontraba hasta entonces. Eso ha ocurrido, no somos los súpercampeones de entonces, pero somos más que antes. Aquello terminó, la época gloriosa pasó, suerte que la vivimos, y ahora estamos en otro momento diferente. Pero somos más grandes de lo que éramos antes de que ese esplendoroso periodo empezara. 

Y llegados a este punto, me gustaría reflexionar acerca de una cosa. El fútbol español se está descomponiendo. Hay clubes arruinados que no pagan a sus jugadores, lo cual ha motivado una huelga de futbolistas. La solución a la que se ha llegado es un parche, porque no se ha tratado el fondo de la cuestión. Los jugadores cobrarán hoy, pero, ¿lo harán mañana? Mientras no se solucionen los motivos por los que no han podido cobrar hasta hoy, el problema se repetirá. El Sevilla, sin embargo, está fuera de esa diatriba, lo cual es un lujo. Aún así, a corto plazo, vamos a competir en inferioridad de condiciones respecto a muchos equipos. Están los dos grandes, y no voy a entrar ahora a repetir lo que todos sabemos. Están a otro nivel, la diferencia aumenta y desde los poderes se incentiva a que eso siga ocurriendo. Luego están los equipos con "jeque", o sea, clubes que no dan para competir en las alturas, pero que han obtenido una falsa financiación para poder hacerlo. Me refiero a falsa porque no son esas empresas las que la han generado (como hace el Sevilla), sino que ha venido de fuera, y que tal como ha venido, se podrá ir. Luego están los clubes acogidos a la Ley Concursal, que compiten sin haber pagado, y que les dejan hacerlo. Es más, los demás clubes van a poner dinero para que lo puedan seguir haciendo. La competición está adulterada, pero no va a seguir así por mucho tiempo, porque la cosa estallará tarde o temprano. De hecho, pienso que esta huelga de la AFE es uno de los primeros síntomas de que está empezando a ocurrir. 

Los grandes van a perder la batalla de la televisión porque cada vez más gente ve insostenible el sistema actual, como es evidente. Los "jeques" se acabarán yendo cuando se aburran y esos equipos caerán. La Ley Concursal va a ser modificada y ya se podrá abusar de ella. Y todo esto hará que muchos equipos pasen problemas, desciendan y hasta desaparezcan. Al Sevilla no le pasará esto. Cuando lo que he dicho ocurra, los jugadores se pensarán muy mucho a donde ir, por qué club fichar, y el Sevilla será uno de los favoritos. Y aunque no sea nada fácil que vayamos a volver a eso que tuvimos hace cuatro o cinco años, sí que creo que la senda que está siguiendo el club es la idónea para asentarnos en un nivel superior al que teníamos antes de que eso de hace cuatro o cinco años comenzara a suceder. 

A día de hoy, estamos fuera de Europa, pero no lo estamos porque se estén haciendo mal las cosas, sino porque nos ha tocado un rival nada propio de estas fechas del año. Como ya he dicho, el equipo dio todo lo que tiene a estas alturas (que es mucho menos de lo que tendrá dentro de un par de meses), pero no fue suficiente. Ni ángeles, ni desastres. Un poco de realismo, mejor. La plantilla es corta, pero buena. Falta un delantero (gran error lo de Rodri), pero sólo eso no tira por tierra lo que se está haciendo. No del todo. Hay muchos jugadores nuevos, hay un entrenador que acaba de llegar, hay mucho que trabajar, que corregir, y no ha dado tiempo a hacerlo del todo. No ha dado tiempo, ni a nosotros ni a nadie. El Hannover es un equipo hecho que el año pasado hizo su mejor temporada en décadas y que está en clara ascensión. El Sevilla es un equipo que se está haciendo. Una vez hecho, seremos mejores que el Hannover. Ahora mismo, no. No del todo, no lo suficiente. 

Al Atlético le toca un equipito portugués y pasa. Al Athletic le dan el pase sin jugar. El Villarreal sufre lo indecible para eliminar al Odense, que es muy inferior al Hannover. Y nosotros... pues eso. Que nos toca un rival propio de otras épocas del año, cuando hubiésemos estado mucho más hechos. 

Una vez aceptada la derrota y asumida la decepción, es la hora del pragmatismo. Es la hora de tomarse las cosas de la mejor manera posible y ayudar a este proyecto nuevo a crecer. Impidamos que el primer revés en el camino lo destroce cuando aún acaba de nacer. 

Al fin y al cabo, no vamos a dejar de ser sevillistas. 

7 comentarios:

Triana1952 dijo...

De acuerdo contigo , hay que ayudar a salir hacia arriba a este equipo.
Saludos Sevillistas

Marcu dijo...

De acuerdo contigo en prácticamente todo el post.
No podemos dan esos "bandazos" con ayer los mejores y hoy los peores.
¿Que la afición recibió un duro golpe" por supuesto que sí, pero ésto acaba de iniciarse.
¿El partido? Hubo de todo. Mucha implicación y mucha intensidad por parte de los jugadores pero sin poder rematar la faena.
¿El sistema? Ese acordeón de los equipos de Marcelino, no existió. Las bandas demasiados pegados a la cal y poco desborde y los dos centrocampistas más solos que la una. Se perdía un balón en el centro del campo y nos echábamos a templar. A este equipo lo tenemos que esperar.
Nos hemos encontrado con un equipo fuerte y hecho, más rodado y en dinámica positiva. Y eso hay que aceptarlo así. ¿Nos podía haber tocado otro? Por supuesto.

Como dijo el otro: contigo siempre, en la salud y en la enfermedad.

Saludos cordiales

Silbato Sevillista dijo...

Estoy muy enojado y por ello no he escrito ni voy a escribir nada del partido ni de la eliminación, pero menos mal que estáis ahí, los blogueros, para sacarme de la decepción que tengo.

No queda otra que tirar p'alante y machacar a jeque-team!

Miguel dijo...

No estoy de acuerdo contigo en algunas cosas como que el Sevilla no esta preparado para este tipo de eliminatorias y lo tiene que estar y ademas si el entrenador hubiera puesto a los mejor inluyendo a Javi Varas igual no estariamos hablando de la eliminacion del Sevilla, y ya llueve sobre mojado por lo que todo lo que le pasa al Sevilla es de la pesima planificacion de hace dos-tres años, aun vivimos de jugadores del año 2005 y estamos en 2011 y eso se paga tarde o temprano igual que entramos en la champiosn en el ultimo minuto que fue lo por que no pudo pasar porque ya se ha visto que hemos tropezado en la misma piedra dos veces en fin ya solo queda lamentarse y discutir sobre los planteamientos y ojo con el mAlaga el domingo.
AH y menos mal que hubo huelga porque encima hubieramos perdido en liga la semana hubiera sido desastrosa
Por ultimo decir que Marcelino no se comera el turron a este paso poruqe no tiene lo que tiene que tener para quitar a Palop, Alexis y Perotti y sacar a Campaña,CAceres y Del Moral como media punta y jugar con un delantero porque solo tiene dos y ayer se te lesiona uno y ya visteis lo que paso que puso a FAzio de 9 ver para creer.
Al igual que cuando vino Manzano con ilusion y a las priemera de cambio ZAS en toda la boca eliminados de Europa despues de 7 años pasenado el nombre de Sevilla por Europa lo mejor de la eliminacion es que ya no se pondran mas la camiseta amarilla tan hortera que lucieron en Alemania porqe ya no hay mas viajes por Europa al menos hasta agosto del año que viene. Ahora la liga a conseguir pronto los 43 puntos de la permanencia y luego ya veremos

EL PAPI MAGASE dijo...

Es dificil hoy decirle al sevillismo estas cosas,algunos las entendemos perfectamente,otros ya se han bañado en las mieles del éxito y lo que no sea ganar títulos ya no va con ellos,pierde quien disputa una eliminatoria de estas,quien no la juega no la pierde,estaremos el año que viene de nuevo ahí,o quizás mas arriba,pero todo pasa por ser coherentes con nosotros mismos ¿te acuerdas de aquellos posts que hablaban del equilibrio? oues eso mismo es lo que el sevillismo debe de ir encajando poco a poco,solo asi creceremos como dios manda,ademas que ya no somos ese Sevilla de salvar la categoria,aunque algunos se empeñen en estar todo el dia descalificando a diestro y siniestro,gran post como siempre hermano,volveremos de nuevo a estar ahi,porque grandes ya somos y lo seremos hasta la eternidad,como digo aunque alguno solo vean grandeza en ganar partidos y pasar eliminatorias.

Antonio Delgado dijo...

En primer lugar estamos en un cambio de ciclo, al equipo le hace falta acople, rodaje y asimilación de lo que quiere implantar el entrenador. El Sevilla campeón nos costó tiempo el hacerlo, demasiado que no hemos mantenido en Europa. Dicho esto hago también una crítica constructiva, en varios blog he comentado que me parecía un graso error no haberle dado todos los partidos a Campaña desde que vino del europeo (en esto no hablo a toro pasado, que es lo que hace casi todo el mundo), en cuanto a la eliminatoria se debía de haber jugado con un solo delantero y reforzar el centro del campo con un jugador creativo. Paciencia. Y a centrarnos en la liga para quedar tercero y salvar el presupuesto. Saludos.

Ravesen dijo...

@ Triana1952

No nos queda otra que ayudar, seguimos siendo sevillistas y queremos lo mejor para nuestro equipo

@Marcu

Está claro que al equipo hay que esperarlo. Por eso es mala suerte que nos haya tocado un rival tan fuerte. No es lo normal, para eso se hacen sorteos con cabezas de serie, para que la competición no decaiga al eliminarse entre sí dos equipos fuertes. Estoy convencido de que el Sevilla dará mucho más, pero es una pena que no lo podamos ver en Europa

@Silbato Sevillista

La decepción la tenemos todos, pero hay algunos que la combatimos escribiendo y otros leyendo lo que escriben otros. Cada cual es como es.

@Miguel

Yo respeto profundamente tu opinión porque eres el primero que lleva diciendo que la ilusión no da puntos y que, por muy buenas sensaciones que hubiera en pretemporada, aún no teníamos ningún punto, con lo que es normal que ahora digas lo que dices. Pero hablar de 43 puntos, de que hubiéramos perdido el primer partido de liga y de que todo es un desastre me parece un poco exagerado. En el post he intentado ser ecuánime, pragmático, y eso quiere decir no dejarse llevar a los extremos.

@Papi Magase

Para lograr el equilibrio hay que empezar por las emociones. Es normal que después de una derrota dolorosa haya quien se hunda y lo vea todo negro. Pero no es todo negro. Escribo esto después de ver al Sevilla ganarle al Málaga. Ya llueve menos, ya no es todo negro, ya se empieza a ver un tanto gris solo. Si el equipo se consolida en la parte alta y avanza en Copa, algunos de los que hoy se lamentan tanto llegarán a decir incluso que fue bueno caer eliminados en la UEFA para estar más descansados en las otras competiciones. Y si no, al tiempo.

@Antonio Delgado

En lo de Campaña estamos del todo de acuerdo. A los buenos hay que ponerlos, tengan la edad que tengan. Si en vez de a Kanouté se hubiese puesto a Campaña, el Malí no se hubiese lesionado y seguramente hubiéramos dominado más el partido, aparte de tener a un delantero de refresco en el banquillo para no tener que poner a Fazio de 9.


A pesar de la decepción, creo que debemos tener mucha paciencia. Tenemos un equipo muy joven llamado a iniciar un nuevo ciclo.

Recordemos que a Juande se le pitó, y mucho, en sus inicios, y luego pasó lo que pasó. No ganamos nada siendo derrotistas. Nada en absoluto. Yo, sinceramente, si tuviera sensaciones tan negativas, preferiría callarme, porque venirse abajo no nos sirve para nada.

Claro que esa es mi opinión, que cada cual haga lo que crea más conveniente. Aquí estaremos para debatir.

Muchas gracias a todos, un saludo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política