sábado, 6 de agosto de 2011

Me importa el rabo de un pimiento

Al final fue el Hannover el equipo que nos tocó en suerte. En mala suerte, claro, porque era el menos deseado de entre todos los que nos podían tocar. Hay por ahí quien dice que para qué nos sirve ser el primer cabeza de serie si luego nos toca el cuarto de la Bundesliga. Evidentemente, no tiene demasiado sentido que estas cosas pasen, no les voy a quitar ni una pizca de toda la razón que tienen. Pero, por desdramatizar un poco, ser cabeza de serie ha servido para que no nos tocasen equipos como Roma, Tottenham, PSV, PSG, Besiktas, Lazio o Schalke 04, lo cual hubiese sido mucho peor. Por otro lado, hemos evitado a los turcos. Yo no le cambiaría el rival al Athletic de Bilbao (el Trabzonspor). Y tampoco quería ni en pintura al Dnipro del traidor. Cuestión de gustos, supongo, cada cual lo verá de una manera. 

Pero de lo que quería hablar era de otra cosa. Una vez sabemos que la eliminatoria va a ser un poco más complicada de lo previsto, hay muchos que están lamentándose del terrible inicio de temporada que tenemos, y sobre todo de la complicación extra que tiene el cruce con el Hannover 96 por el hecho de que entre medias tengamos que jugar contra el Betis. Y aquí es donde yo no estoy de acuerdo.

Lo voy a decir muy clarito. A mí, el enfrentamiento contra el Betis me importa el rabo de un pimiento. 

Lo digo de corazón, no es una pose de autosuficiencia, y muchísimo menos una falta de respeto al rival, más bien todo lo contrario. 

Yo no soy antibético. Nunca lo he sido. Mi madre es del Betis, uno de mis tres hermanos, también. Tengo un primo al que quiero como a un hermano que le pasa lo mismo. Si pienso en mis cuatro mejores amigos, tres son del Betis. Yo no les deseo el mal a ellos, no le deseo el mal al Betis. Yo quiero que el Sevilla gane al Betis y que quede por encima del Betis en la clasificación, no porque se trate del Betis, sino porque yo quiero que el Sevilla gane y quede por encima en la clasificación ante cualquier equipo del mundo. 

Pero, ante todo, yo quiero lo mejor para el Sevilla. Y lo mejor, a veces, requiere sacrificios momentáneos en busca de un bien mayor. Y si para pasar esta ronda preliminar europea hay que perder el primer partido de Liga, pues lo firmo ahora mismo. Lo firmo con los ojos cerrados, sin dudarlo ni un instante. Hace tres años, el Barcelona perdió su primer partido de liga ante el Numancia, recién ascendido. Al final, el Barça ganó la liga y la Champions, y el Numancia bajó a Segunda. El año pasado, el Barça perdió su primer partido de liga contra el Hércules, recién ascendido, y en el Camp Nou, para más inri. Al final, los culés ganaron la liga y la Champions y el Hércules bajó a Segunda. 

Me reafirmo, ¿dónde hay que firmar? Si el Sevilla pierde el primer partido de liga ante un recién ascendido (el Betis), al final ganamos la Copa y la Europa League (la liga es imposible) y el Betis desciende...

Insisto, ¿donde hay que firmar?

Que el Sevilla pierda contra el Betis en la primera jornada de Liga no le restará ninguna posibilidad de quedar tercero, ganar la UEFA y también la Copa.

Si el Sevilla le gana al Betis, pero pierde la eliminatoria europea, tendrá las mismas opciones de ganar la Copa, de quedar terceros en la Liga, pero ya no podrá disputar la Europa League. 

Elijamos, pues.

Esto que digo es de perogrullo, lo sé. A lo que me refiero es a que yo me olvidaría por completo de ese derby. Vuelvo a repetir, me importa el rabo de un pimiento el derby. El Sevilla no puede mirar a ese partido como si fuera una final o algo parecido. Yo entiendo la importancia que históricamente tienen este tipo de partidos. Durante años hemos sido equipos parejos en la mediocridad, y a falta de otros objetivos más ambiciosos, lo más interesante que nos podía pasar era ganar al eterno rival. Y como lo más interesante era eso, pues a eso nos empeñábamos con todas nuestras fuerzas.

Pero las cosas han cambiado. Ahora, lo más interesante no es ganar al Betis. Igual para ellos sí lo sea, pero para nosotros no. Ahora hay cosas más interesantes. Y del mismo modo que en otra época nos empeñábamos en eso que era lo más interesante, pues ahora hay que empeñarse en lo que corresponde en los tiempos que corren. O sea, en la eliminatoria europea.

Olvidemos al Betis. No nos pongamos a su altura. Si para ellos ganarnos es como conquistar el título de liga, pues ole sus huevos, criaturitas del universo. Nosotros tenemos otros objetivos. ¿Cómo es posible que a estas alturas aún andemos con estas cosas que son de otra época? Lo que tenemos que hacer es entrenar a tope para la ida en Alemania, reservar a los mejores cuando llegue el partido de liga, y volverlos a poner en la vuelta para tener las máximas opciones posibles de éxito. Eso no nos garantiza pasar la eliminatoria, pero aumenta las posibilidades. De todos modos, tampoco al Betis se le garantiza que nos vayan a ganar por el hecho de que el Sevilla no ponga a los titulares. El equipo suplente del Sevilla es bastante mejor que el titular del Betis. Y mucho más a principios de temporada cuando las fuerzas y las ganas de todos están parejas. 

Por tanto, a mí me encantaría que comenzáramos a hablar del Hannover, del Hannover y única y exclusivamente del Hannover. El Betis no es importante en estas circunstancias. No porque no lo sea el club (hay que aclarar para los quisquillosos), sino porque lo que nos jugamos en la eliminatoria es mucho más de lo que nos jugamos en el partido de liga. 

Y si perdemos contra el Betis, pues pasará lo mismo que cuando el Barcelona perdió contra el Numancia o contra el Hércules. Es decir, nada. Y si los del Betis son muy felices por ello, pues mira tú que bien. Yo estaré encantado de ver feliz a mi madre, y a mi hermano, y a ese primo al que quiero como a un hermano y a esos tres de mis cuatro mejores amigos que tienen la desgracia de ser verdolagas. 

Me encanta ver felices a las personas a las que más quiero. 

Aunque sea sólo por una semana. 

3 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Firmo empezar todos loa años con un recien ascendido y fuera, se llame como se llame.
Con ese y el partido siguiente en casa tienes opciones de empezar con 6 puntos la liga.
Un saludo

Miguel dijo...

Veremos a ver como se nos da este inicio de liga y si perdemos no pasa nada prefiero pasar la eliminatoria y perder el derby y asi de paso hacemos felices a algunos

Ravesen dijo...

@Santiago Mora

Yo hace tiempo que decidí que la liga empieza después del parón de las selecciones. Siempre quieres ver ganar a tu equipo, pero lo del primer partido no es sintomático. POr eso están tan animados los béticos, porque saben que es el mejor momento para coger al Sevilla. Al Sevilla o a cualquier grande.

Yo, por mi parte, sólo pienso en el Hannover, no me interesa otra cosa.

@Miguel

Pues eso, compañero. Que lo importante es lo importante.

Muchas gracias a los dos, un saludo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política