viernes, 17 de diciembre de 2010

¿Y si resulta que hacemos algo grande el domingo?

Hace no mucho tiempo, apenas un año, al Sevilla se le consideraba como alternativa a los grandes. El comienzo de temporada el año pasado fue sensacional y durante varias jornadas rondamos el primer y el segundo puesto. Luego nos vinimos abajo y la cosa acabó como acabó. Con un Sevilla entrando en Champions in extremis y con Madrid y Barça manteniendo un pulso espectacular hasta el final de la liga, sacándoles una monstruosa cantidad de puntos al tercero, que fue el Valencia.

A día de hoy, ese concepto de "alternativa a los grandes" no existe. La diferencia entre estos dos y los demás es abismal y nadie, salvo sorpresa mayúscula, parece capaz de ni siquiera empatar un partido contra ellos. Por su parte, el Sevilla deambula por la mitad de la tabla al tiempo que pasa por la peor racha que se recuerda en esta década. El partido del Bernabéu hace un año hubiese sido de lo más interesante. Habríamos ido a Madrid nerviosos y excitados con el empeño de certificar eso de la alternativa. Nada que ver con lo que se va a producir este fin de semana. Nuestro objetivo pasa por ser el de competir y perder con dignidad, no como ocurrió en Barcelona. Pensar otra cosa es engañarse a uno mismo. Teniendo en cuenta cómo están ellos y cómo estamos nosotros, parece una quimera de las de antología siquiera plantearse la posibilidad de puntuar allí.

Sin embargo, en mi opinión, este partido nos puede venir muy bien. Teniendo en cuenta que nadie le va a pedir al equipo que saque nada positivo del mismo, los futbolistas van a jugar sin presión. Lo único que tienen que hacer es luchar y darlo todo y no puede haber mejor escenario para reivindicarse que ese para acallar en parte esas críticas que caen sobre ellos en el sentido de que no se esfuerzan, de que no hacen lo necesario. Sobre la base de que todo el mundo tiene un poco de vergüenza, no creo que a ninguno de esos jugadores les guste que se hable así de ellos.

El partido del miércoles ante el Dortmund nos hace albergar algo de esperanzas de recuperación. Ahora viene el parón navideño y esa es una buena manera de detener la sangría de puntos de los últimos tiempos. De cambiar el chip, de recargar las pilas. Y de recuperar lesionados. Pero antes se juega una jornada liguera. Y yo prefiero enfrentarme a un mastodonte en esa jornada que hacerlo contra un rival directo o un equipo de segunda fila. Si tan mal nos va y tanta falta nos hace olvidarnos por un tiempo de esta tortura, más vale pasar este tiempo que falta de la mejor manera posible y no desperdiciar otra jornada más perdiendo contra otro rival asequible. Si la cosa está de perder, pues hagámoslo contra un adversario que lo normal es que nos gane siempre, estemos bien o estemos mal.

Y eso que pienso que el partido tiene mucho peligro para los madridistas. A ver, todo sabemos que ellos están bien, que nosotros todo lo contrario y que caso de que las cosas se tuerzan para los merengues, ahí está el del pito para echarles una mano. Pero me da a mí que eso de que salgamos sin presión y con la tranquilidad de haber pasado de ronda en la UEFA puede ser significativo. Para colmo, si el sábado el Español es capaz de sacar algo en su partido contra el Barcelona, la cosa se pondría de otra manera, ya que no importaría tanto un tropiezo del Madrid.

Es evidente que estoy divagando y que lo normal es que nos caiga un saco de goles, pero no sé por qué tengo buenas vibraciones para este partido. El Sevilla no es tan malo como está haciendo ver en las últimas semanas. Alguna vez se tendrá que recuperar. Yo no digo que tengamos el mejor equipo de la historia, pero tampoco es para estar donde estamos. Y el Madrid nos tiene pánico porque sabe de sobra que contra ellos solemos mostrar buena cara en los últimos años. No siempre, pero sí a menudo. Si a todo ello le unimos el hecho de que el último partido antes de las navidades suele ser de lo más peligroso para los grandes, ya que sus jugadores están pensando en las vacaciones, y también ¿por qué no? las bajas con las que lo afrontan los de la capital, ¿quién sabe? Igual resulta que nuestros futbolistas tiran de orgullo de una vez y hacemos algo grande.

Insisto, todo esto no son más que elucubraciones, seguramente sin ningún tipo de sentido, pero a ver quién me quita a mí la ilusión. Luego me llevaré otro palo, pero mientras llega, pues eso.

P.D. Por cierto, ayer se cargaron al Patético en la UEFA. No han sido capaces de clasificarse en un grupo con equipos del nivel del Rosenborg, el Aris y el Bayern Leverkusen (que anda 11 puntos por detrás del Dortmund en la Bundesliga). Nosotros sí que lo hemos hecho contra el PSG (segundo en Francia a un punto del líder) y contra el primero de Alemania. Con lo mal que nos van las cosas, no estaría mal que nos pararamos a pensar que igual hay otros peor. O casi. Al fin y al cabo, el Atletico sólo nos saca tres puntos. Y a mí nadie me quita la idea de que igual en la segunda vuelta nos recuperamos, adelantamos a estos y hacemos una buena competición en la Europa League. Porque en Liga se puede recuperar. En Europa, si te eliminan, ya no hay nada que hacer.

Lo siento por los catastrofistas, yo siempre trato de pensar en positivo.

2 comentarios:

Alexis Correa dijo...

Pues si hacemos algo grande el domingo, aquí hay uno que se va a acostar tarde, muy tarde seguro. Un abrazo.

Fran Leon dijo...

Buenas me llamo Fran Leon, y he echo un pequeño reportaje de diferentes blogs, si te interesa mira este enlaze http://www.nova9.es/index.php?c=viral&m=index&id=50e0bd1745d6dc1fff7aec0b4e5eaa88 gracias. Feliz Navidad

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política