miércoles, 6 de julio de 2011

Una de dudas y obsesiones

Salvo que los acontecimientos den un giro descomunal e inesperado, el central bosnio-croata Emir Spahic se va a convertir en nuevo jugador del Sevilla tras haber llegado las tres partes interesadas, Sevilla, jugador y Montpelier (equipo de origen) a un acuerdo a cambio de un traspaso tasado en 1,5 millones de euros. Si el Sevilla ofrecía un millón, y el Montpelier pedía dos, el trato es casi de perogrullo. 

Vaya por delante que en ningún caso quiero poner una sombra de duda sobre la cabeza del jugador con lo que voy a decir un poco más adelante. No seré yo quien diga cosas como aquello del "francés que va a su bola", "el viejo que no tiene gol" etcétera. Si el entrenador y la dirección deportiva consideraban que se necesitaba un defensa veterano, contundente y con experiencia, pues ahí tenemos a uno. Y, además, a tiempo para incorporarse a la plantilla desde el primer momento de la pretemporada. Mejor, imposible. Chapeau para la secretaría técnica. 

Incluso, hay muchos que ven un paralelismo entre este fichaje y el de Dragutinovic en su día. Jugador ya veterano, medio desconocido, procedente de un club pequeño en el concierto europeo y hasta balcánico. Ojalá el resultado sea el mimo. Yo confío en ello porque no tengo ningún motivo para no hacerlo de otra forma. (No he visto jugar al futbolista) Además, normalmente, los defensas ex-yugoslavos suelen dar bastante buen rendimiento. A ver cuanto tarda este en aprender castellano, que eso de los idiomas también se les da de vicio a los que proceden de aquellos países. 

Sin embargo, hay varias cosas que me descuadran un poco en este asunto. La primera, por empezar por algún sitio, es que si la carencia del Sevilla en defensa es que falta un tío duro, carismático y con experiencia, no entiendo por qué se le dio la baja a Drago para luego fichar a este. El Comandante no jugó el año pasado, con lo que no puede ser responsable del desastre de la defensa del Sevilla a lo largo de toda la temporada. En todo caso, sería la solución. Pues no. Nos desprendemos de un histórico carismático para gastarnos 1,5 millones de euros en un desconocido. Justo el año en el que más se está mirando el dinero de los últimos siete u ocho. No es una crítica, pero sí que es algo que me llama poderosamente la atención  y que no acabo de entender. 

Segundo, por continuar con algo, atención a la descripción del jugador que ofrecía ABC hace unos días: 

"Se trata de un jugador polivalente, con cierta salida de balón y catalogado como muy duro —ha sido fuertemente castigado este último año con doce partidos por dos codazos—."

Un jugador veterano y con experiencia que pierde los papeles de la forma en que hay que perderlos para que le acaben sancionando con doce partidos es más un problema que una solución. Mezclando churras con merinas, yo interpreté el cese de Cristóbal Soria como una decisión empresarial orientada a mejorar la imagen externa del club. Pero un fichaje de estas características tumba por completo ese argumento. 

Y tercero, porque hay que terminar de algún modo, también procedente de ABC (los habituales de este sitio saben que leo poca prensa porque no me fío de ella, con lo que pocas fuentes puedo citar), atención a las palabras del presidente del Montpelier cuando Roberto Arrocha le pregunta por el posible traspaso de su defensa:

"¿Cuánto vale Spahic? Bueno, es un tema del que tenemos que hablar. Pero nosotros no nos vamos a volver locos. ¿Dos millones de euros? Por ahí puede ir... Es un futbolista importante para nosotros, pero si se quiere ir tampoco le vamos a cortar su sueño. Este año ha tenido algunos problemas con los árbitros. Espero que, si se va al Sevilla, tenga más suerte. Es un jugador con mucha personalidad, un líder en el vestuario y en el terreno de juego. En definitiva, si Spahic quiere, se irá al Sevilla. Tampoco le puedo decir mucho más."

No son estas las palabras que se esperan de un presidente cuando se le cuestiona sobre la posibilidad de que uno de sus mejores jugadores se marche. No me imagino a Jose María del Nido diciendo algo así si un equipo viene a por Martín Cáceres, por citar a uno de nuestros defensas más importantes. En todo caso diría aquello de "una oferta fuera de mercado" o lo otro de "si un club se vuelve loco...". Pero este tipo francés da la sensación de estar deseando librarse del jugador, no sé cómo lo veis vosotros. También puede ser que se lleven mal entre ellos por motivos personales que no tengan nada que ver con las condiciones futbolísticas de Spahic, ¿quién sabe? Dicen que el presidente del Montpelier es un tipo de lo más extravagante, al estilo de lo que fue Jesús Gil aquí en España, con lo que esta clase de cosas no son descartables. 

De todos modos, se trata de algo que me llama muchísimo la atención y que me descuadra un poco. Igual son obsesiones mías, seguramente, pero creo que no es del todo incoherente el dudar un poco.

Vuelvo a repetir que no estoy criticando nada ni poniendo en tela de juicio el fichaje. Sólo quería compartir con quien tenga a bien leer esto una inquietud que me invade. Una serie de cosas que no me cuadran. Que me hacen dudar un poco, ya digo. 

Y no dejo de reconocer que lo más normal es que no se trate más que de paranoias personales, yo soy mucho de eso, y que el futbolista se ajuste a la perfección a lo que se necesita. A pesar de sus fallos, propios de su condición de ser humano, mi confianza en Monchi y su equipo sigue siendo absoluta, con lo que lo más seguro es que al final me tenga que tragar mis palabras y reírme de mis comeduras de cabeza. Algo que he hecho en multitud de ocasiones y que seguiré haciendo porque a mí no me duele en prenda reconocerlo cuando he dicho una tontería. 

O varias.

4 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Hermano es bueno dudar que no obsesionarse,a mi me pasa también un poco soy de los de vivir al dia en todos los aspectos,asi que hay veces muchas veces que parezco o soy,ya no lo sé ni yo mismo,el tio mas incoherente del globo,pero no por eso me callo lo que pienso en un momento dado,aunque como terminas diciendo tampoco me duela reconocer cuando me equivoco,es mas hay veces que quiero que me callen la boca,un abrazo hermano.

Juan Angel de Tena dijo...

Yo creo que esas dudas las tenemos todos en mayor o menor medida.

Si me llama la atencion las declaraciones del presidente del Monpellier, que como tu dices parece estar deseando de largarlo.

Y lo de central duro....

No es lo mismo contundente que duro.

Pronto saldremos de dudas.

Un fuerte abrazo amigo.

Silbato Sevillista dijo...

no creo q debamos juzgar a este hombre sólo por esa accion, desconocemos los antecedentes del aprtido, si habia pique entre los jugadores etc

Por cierto, has visto las filtraciones de las camisetas de la europa league? Echa un vistazo en mi blog:

http://silbatosevillista.blogspot.com/2011/07/filtraciones.html

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Yo comparto con vosotros lo que siento. Luego compartiré con vosotros lo mal que me siento por haber sentido antes lo otro. Así funciono yo.

@Juan Angel de Tena

Muchas veces los jugadores se transforman y rinden mejor en otros equipos, o aprenden de los errores, quién sabes. Cómo bien dices, pronto saldremos de dudas

@Silbato sevillista

Sí que había visto las camisetas. Es algo que se debería investigar porque no está bien que ocurran estas cosas. Ahora pasaré por tu blog.

Un abrazo para todos y muchas gracias

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política