viernes, 3 de agosto de 2012

Europa, harta de España (de sus gobernantes)

¿Cuando acabará la crisis? Es una pregunta que nos hacemos todos continuamente y de la que nadie sabe la respuesta a ciencia cierta. Hay quienes promulgan teorías acerca de lo que se debe hacer o no, pero nadie tiene la respuesta. Y mucho menos los partidos que gobiernan y hacen la oposición. Esos van a su aire. 

Sea como sea, hay una opinión bastante generalizada que se basa en la percepción de que en Europa la tienen tomada con nosotros y que nos quieren hundir. Eso es una tontería por dos motivos. Primero, porque no somos sólo nosotros. Aparte de Grecia, Irlanda y Portugal, hay que añadir a Italia, otro país muy grande. Y segundo, porque, aparte de Grecia, Irlanda y Portugal (que ya cayeron), si España e Italia caen a la vez (o separadas por un corto espacio de tiempo, que es lo ocurrirá si todo esto sucede), el euro se va al garete, y eso es algo que perjudicaría muchísimo al resto de países europeos, con Alemania a la cabeza. Eso lo saben de sobra en la Unión Europea, por lo que no se trata de que la tengan tomada con nosotros. 

¿Qué pasa entonces?

Pues la respuesta la hallamos en nuestra propia actitud como pueblo. En los últimos tiempos, se han multiplicado las protestas y manifestaciones por las calles de España. Y si nos paramos a pensar, no nos quejamos tanto por los recortes (quien más quien menos, todos aceptamos que no se puede gastar más de lo que se ingresa), sino que estos siempre recaigan sobre los mismos y de que dichas medidas no vayan acompañadas de otras que estimulen la economía y la creación de empleo. Nos rasgamos las vestiduras al ver que los gobernantes despilfarran el dinero en corruptelas. Nos escandalizamos por la cantidad de coches oficiales, por las embajadas autonómicas en el extranjero, por los traductores en el Senado para que los nacionalistas puedan hablar en sus lenguas, por los diputados con dos, tres, cuatro, cinco... pisos en propiedad en Madrid, pero que cobran dietas por alojamiento y manutención en la capital.... En definitiva, nos indigna que el descomunal gasto del aparato del Estado, los despilfarros en los reinos de taifas que son las Comunidades Autónomas y más de lo mismo en Diputaciones y Ayuntamientos. Y nos indigna más aún que luego, cuando hay que ahorrar, siempre se acuerden de nosotros, el pueblo, y apenas hagan nada ellos. 

Es inconcebible eso de los aeropuertos sin aviones, los escándalos de los EREs, la Gurteles y demás faunas. Urdangarín, Palma Arena, Matas, Palau de la Música, Mercasevilla, Alcorcón, Bankia... ¿sigo?

Es alucinante que en España haya 17 miniestados que actúan cada uno a su libre albedrío y que hacen unas cosas u otras, no porque la población lo requiera, sino en función de los colores políticos de quien gobierne. El PP gana en Andalucía, pero gobiernan otros. El PSOE gana en Asturias y si no es porque PP y Cascos se llevan a matar, pues no hubiesen gobernado ellos. CiU gana en Cataluña por minoría, no le importa aliarse con el PP para obtener el poder, pero luego les ponen la zancadilla en Madrid. Es para flipar el que su consejero de Economía diga que no tienen más banco que el Estado Español (nadie les presta y necesitan pedir un rescate) y que luego, cuando se van a reunir las CCAA para acordar lo que se va a hacer en adelante, ellos deciden no acudir a la reunión porque son así de chulos. Piden dinero, pero luego dejan plantado a quien se lo tiene que dar. ¿Y Andalucía? Andalucía también se marchó de la reunión. Dice Griñán que nosotros no necesitamos rescate, pero el otro día mi niño no tuvo guardería porque las escuelas infantiles están de huelga. No cobran las subvenciones de la Junta desde enero. Es decir, las guarderías cobran menos (o no cobran) a según qué familias en función de su renta porque esa diferencia la subvenciona la Junta. Y resulta que las guarderías no cobran esa diferencia de precio que les tiene que pagar la Junta desde enero. Pero los costes siguen siendo los mismos. Y dice el tío que no necesitamos rescate. Y, encima, se marcha de la reunión en la que se va a decidir qué hacer en adelante. En vez de luchar y pelear por buenos acuerdos, se levantan y se van. ¿Para eso les pagamos?

Hay decenas, centenas, miles, millones de ejemplos que poner. Y la gente está hasta los cohones y se manifiesta por las calles. No nos fiamos de nuestros gobernantes. Estamos hartos. 

Pues bien, eso les pasa también a los de la Unión Europeas. No se fían de nuestros gobernantes y están hartos. Ellos nos podrían prestar los dineros necesarios para empezar a salir de esta, pero no lo hacen porque no se fían. Es la actitud normal de quien presta dinero. Por tanto, y como dijo ayer Draghi, del BCE, si España (e Italia) quieren ese dinero, han de pedirlo formalmente y firmar las condiciones. Como ocurre siempre que se pide un préstamo. 

Hay quien dice que en España se están haciendo las cosas que nos piden desde Europa y que, por tanto, a cambio, deberían ayudarnos. Pensemos bien en esto. ¿De verdad es así? ¿De verdad? Si a nosotros, que estamos acostumbrados porque vivimos aquí, nos parece un cachondeo lo que está pasando ¿qué pensarán en Europa, con lo cuadriculados que son? Recordemos que son ellos los que tienen el dinero y los que nos lo tendrían que prestar. Y no, en España no se está haciendo lo que nos piden. En España se están poniendo parches sobre parches, puteando siempre a los mismos y condicionando nuestro futuro y el de nuestros hijos (y/o nietos, en función de la edad de quien lea esto). ¿Qué credibilidad va a tener un gobierno que hace justo lo contrario a lo que prometió? ¿Qué credibilidad va a tener la supuesta alternativa a ese gobierno que pide que se haga justo lo contrario a lo que hicieron ellos hasta hace menos de un año? ¿Qué credibilidad va a tener un país donde cada uno hace lo que le viene en gana, léase vascos, catalanes, andaluces, gallegos, canarios...?

En España hay que hacer reformas estructurales, no ajustes improvisados. En España hay que cambiar el modelo  de estado para acabar con el despilfarro autonómico. Hay que cambiar la estructura fiscal para que se paguen impuestos justos y se acabe con el fraude a gran escala. No tanto el que cometemos los ciudadanos a veces con eso de pagar sin IVA o menudencias varias (que también), sino, sobre todo, con el grande, el gordo, el que de verdad hace daño a las arcas públicas. En Italia han suprimido provincias. PROVINCIAS.  Y aquí nos negamos siquiera a fusionar municipios, cuando algunos mantienen ayuntamientos en los que hay casi más concejales que habitantes. En España hay que cambiar legislaciones que están aún vigentes desde el siglo pasado, desde el franquismo, desde..., vamos, legislaciones caducas. De otra época. Digamos que retrógradas. 

Nada de eso se está haciendo y por eso no se fían de nosotros. Nos ofrecen ayuda, pero a cambio de que todo eso se haga. Y se haga de una vez, da igual lo que digan el Santander, la Patronal, los Sindicatos o su madre bendita. Y como no se fían de que lo hagamos, nos exigen que lo firmemos. El gobierno de España no quiere firmar eso, y menos que luego vengan a revisarnos periódicamente, y para evitarlo (o tratar de hacerlo), ahoga a los ciudadanos en un desesperado intento por cuadrar las cuentas sin necesidad de pedir prestado y presiona a Europa para que nos de el dinero sin contraprestaciones. 

No es, por tanto, que Europa nos quiera hundir. A los centro-europeos les pasa lo mismo que a nosotros, los ciudadanos: que no comprendemos tanto despilfarro, que no nos fiamos de nuestros gobernantes y que estamos hartos de mentiras, engaños, subterfugios y huidas hacia adelante. 

3 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Y lo peor de todo Rafa es que al final de todo esto,esta gente dejarán el país y se marcharán a esconderse o exiliarse a algún país exótico con todo lo que se están embolsando a nuestra costa y nos derjarán aqui matandonos los unos a los otros por un coscorrón de pan duro,es de vergüenza pero es así,aqui no hay un tio o tia politico/a que valga un real y que ponga esto en su sitio,asi nos luxce el pelo ante no solo Europa,aqui ya no engañan a nadie,que se lo pregunten a mi prima la de riesgo.

Anónimo dijo...

Me gusto su escrito. No suelo comentar pero hoy es la excepcion.
No deja titeres con cabeza. Como debe ser porque muchos se olvidan de los que estuvieron y ya no estan.
El Sindicato Andaluz de Funcionarios ha mandado un comunicado en el que dice que la Junta ha eliminado a 48 altos cargos pero ha creado a otros 56 altos cargos de alto nivel. Y estos ultimos han entrado "a dedo"

O sea elimina a 48 de oposición y entran 56 usando la DEDOCRACIA.

Enchufismo y corrupcion. Corrupcion y enchufismo.

Como queremos que nos mire la UE?
A. Dorado

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Pero ya verás como en la próximas elecciones se sigue votando a los mismos. A los unos o a los otros. Ojalá aprendamos de una vez.

@A. Dorado

Gracias por hacer la excepción. Es lógico que en la UE no se fíen de nosotros. Demostramos que no estamos dispuestos a cambiar de verdad las cosas. Has puesto un ejemplo, pero lo triste es que hay miles más. El día que nos intervengan y metan mano de verdad, a más de uno se le va a caer el pelo.

Muchas gracias a los dos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política