viernes, 24 de agosto de 2012

Llamadme paranoico si queréis...

Ayer por la tarde corrió como la pólvora la noticia de que unos supuestos ultras sevillistas (Biris para más señas) se desplazaron al estadio del Betis para buscar bronca con aficionados verdiblancos. Se publicó en un periódico digital y luego se divulgó por todos los medios y redes sociales. Cuando lo leí, me quedé consternado. Pero unos segundos después, una vez recapacité un poco, sentí una extrañeza profunda. Y así lo reflejé en este tuit.


Un día después, sigo pensando lo mismo. Qué raro es todo esto. Luego, más tarde, los propios Biris desmintieron que hubieran estado en Heliópolis en un escueto comunicado.  Ellos no estuvieron allí. No, oficialmente. Eso no quita para que se tratara de simpatizantes de la peña, o de ultras como ellos, pero no pertenecientes a ellos o, simplemente, una parte de esos que, sin ser Biris, se mezclan entre ellos para hacer sus "cositas". No sabemos si los Biris saben quienes fueron o no les conocen de nada. O si no son más que personas contratadas por no se sabe bien quien para que formaran una gresca que se convirtiera en noticia. Y que vivan las conspiraciones, que hasta en eso pensé ayer por la tarde. 

Sea como sea, se trate de quien se trate, lo están consiguiendo. Están torpedeando la línea de flotación del Sevilla FC. Llevan años haciéndolo. Siempre lo han hecho, en verdad, pero lo de los últimos años está siendo sangrante. O igual es que es lo último que he visto y por el hecho de tenerlo más fresco en la memoria me parece más grave, no sé. Para eso tenemos a un excepcional grupo de investigadores que sabrán infinitamente mejor que yo decir si en otra época hubo cosas peores que esta. Da igual, no viene al caso para lo que quiero decir. 

Yo, con estas cosas, lo tengo más que claro. Aquí hay intereses turbios, ocultos, llamadlo como queráis. Hay un trasfondo, algo que no se reconoce, que se disfraza de otra cosa para que el público no sepa de qué se trata en realidad. El fútbol genera mucho dinero. Muchísimo. Y cuando hay mucho dinero de por medio... mala cosa. Puede que Sevilla en lo futbolístico no tenga comparación con Madrid o Barcelona, pero no deja de ser una fuente de ingresos para muchísimos sectores. Sobre todo en relación con la prensa, los medios, la publicidad, las audiencias radifónicas o televisivas.... Dinero, mucho dinero, y eso no tiene nada que ver con el sentimiento sevillista. 

Hace no mucho, hablaba en este post de la estupidez que me parecía el término "loperización", acuñado no se sabe bien por quién, pero sin duda buscando la comparación en un mismo nivel entre Betis y Sevilla, cuando dicha comparación es ridícula. Pero conviene, da dinero, es negocio, genera noticias diarias, mantiene a personas, a familias.... Interesa que haya rivalidad entre Betis y Sevilla. Es un negocio más lucrativo que si no la hay. 

¿Y por qué digo esto? Pues porque me da a mi que hay mucho interés en que el Sevilla baje peldaños en su grandeza. Y están haciendo todo lo posible para lo haga. Para que se vuelva a emparejar con el Betis. Estoy absolutamente convencido de que esto es así, y si me queréis llamar paranoico, pues adelante. Pero lo están consiguiendo. Y nosotros mismos les estamos poniendo el puente de plata. 

No quiero ni pensar cómo se lo tiene que estar pasando últimamente quien pretenda esto de lo que estoy hablando. El colmo de los colmos es la división de la afición, que ya viene de largo, pero que ahora se acentúa dramáticamente por este enfrentamiento entre directiva y Biris Norte, el cual se enardece con la gasolina que le meten algunos personajes que, en busca de su beneficio propio, utilizan el nombre del Sevilla, el sentimiento de unos aficionados, el sufrimiento de otros o lo que sea que consideren oportuno. Dejan al Sevilla en segundo plano, pero lo utilizan para sus intereses, y de esto lo hay tanto dentro como fuera del club. 

Y aquellos de los que hablaba, y que ahora ríen, están logrando su objetivo. El Sevilla ya no es el de los títulos, ya no es alternativa a los grandes, ni siquiera está en Europa. Sólo falta bajar un escalón más, solo uno, para colocarlo en la lucha por el descenso. El año pasado casi se hace. Y ahí se detendrá el acoso. Si este año el Sevilla tiene que luchar por no descender, ya veréis como disminuye el acoso, las mentiras, las manipulaciones y su madre bendita. ¿Por qué? Pues porque lo habrán conseguido, estaremos al mismo nivel que el Betis, volverá la liga particular, la rivalidad directa, el derbi por todo lo alto (por todo lo medio, mejor, medio de mediocre) y todo eso tan trasnochado, tan casposo, tan cutre..., pero que tanto beneficio da a quienes se aprovechan de los morbos. 

Insisto, llamadme paranoico si queréis, pero estoy convencido de que aquí hay algo raro. 

Y en esto pensaba en la tarde de ayer. No me puedo creer que esos violentos sean, además, así de imbéciles. Es imposible. Por el sólo hecho de ser humanos, por muy pocas luces que pudieran tener (si es que no las tienen, es solo un supuesto) comprenderían que no hay cosa más estúpida que, con la que está cayendo, irse al Villamarín a buscar bronca con los béticos. No puede ser. No me lo creo. No me creo que haya gente tan corta. 

Aquí hay algo más, tiene que haber algo más. No sé lo que es y por eso no puedo decir nada, pero a medida que más pienso, más cuenta me de doy de que hay algo turbio en todo esto que está pasando últimamente en el Sevilla. No me gusta nada, no comprendo nada, y lo de ayer por la tarde acentúa esa sensación. Pero, sea como sea, pase lo que pase, nosotros mismos les estamos allanando el camino a los que nos desean el mal. Nosotros mismos. 

Por tanto, yo a lo de los Biris en Heliópolis le doy credibilidad cero. Igual que les recrimino que no señalen a los violentos, ahora me creo que no fueran ellos los protagonistas de lo de ayer por la tarde. Hay que poner pie en pared. Hay que estar al lado de los sevillistas, no debemos acentuar la división, no podemos facilitarle el trabajo a los que nos desean el mal. Hay que intentar confiar un poco más los unos en los otros, establecer nexos de unión para enfrentarnos a esos de los que hablo. A ellos, no entre nosotros. 

Aquí pasa algo raro, puede que sea un paranoico, pero no seré yo quien fomente la división del sevillismo. Al menos, desde este pequeño rincón, es lo que voy a intentar. 

4 comentarios:

Marcu dijo...

Amigo, te voy a pedir un favor: Lee mi comentario de esta mañana en Almas Sevillistas y Amor Sevillista.
Sólo te pido eso.
Un abrazo

Dori dijo...

Yo tampoco me creo eso de los biris,la verdad es que ya les han colgado el (san benito de violentos a todos)y lo que quierén esos ¿periodistas? es presisamente que nos llevemos mal y haya división entre nosotros,para ellos tener carnasa,porque trabajan como parasitos, nesesitán todo esto para ganar dinero acosta de lo que sea y es lamentable que no sepan que hay que tener,etica,rigor,profecionalidad y sobre todo ponerlas en practica.
Por desgracia esto es lo que hay en periodismo y no periodismo,en nuestra ciudad y no hay remedio a la vista para ello.
Como siempre gran post y un placer leerte.
Saludos sevillista

PadreManuel dijo...

Te felicito, después de semanas rodando con el temita por todos sitios, harto ya de estar harto, no me queda otro remedio que felicitarte, es lo mejor que he leído.

Gracias y quede claro que yo tampoco me lo creo.

Saludos.

Ravesen dijo...

@Marcu

Dicho y hecho. Ambos venimos pensando algo parecido desde hace tiempo. Pero es que la realidad para ir dando la razón a los paranoicos. Mala cosa.

@Dori

Cuando hay dinero de por medio, la ética y el rigor pasan a segundo plano. Y ahora lo estamos sufriendo nosotros.

@Padre Manuel

Muchas gracias. Yo también ando bastante harto de todo esto. Cada vez me creo menos de lo que se dice.


Muchas gracias a todos, y un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política