lunes, 27 de agosto de 2012

Tranquilo, pero no satisfecho

Tranquilidad. Esa es la sensación que me produce la situación en la que se encuentra el Sevilla tras la disputa de las dos primeras jornadas de la liga. Después de la pretemporada tan mala que hizo el equipo, de las vibraciones tan lamentables que producía, del follón que hay formado con quienes son el alma de la afición... , la verdad es que andaba bastante preocupado ¿qué queréis que os diga? Si, además, a la inmensa mayoría nos pasaba los mismo. Pero después de ganar el primer partido de casa (con Biris Norte en la calle) y de sacar un punto en un encuentro en el que jugamos dos tercios del mismo con diez, pues a uno le da por respirar de alivio. 

Por supuesto, esto no quita para que deje de reconocer que a este equipo le falta por mejorar una barbaridad si quiere aspirar a algo. Pero creo que deberíamos ser justos. Estamos en los inicios, una parte muy peligrosa del calendario porque todos partimos de cero y las fuerzas están más igualadas que dentro de unos meses. En los inicios, da igual que tengas un banquillo más amplio que el de los rivales (aún no hay lesiones o sanciones), no importa que la condición física de tus jugadores sea mejor (aún no ha pasado tiempo suficiente para desgastar a los más débiles), hay un montón de variables que serán de suma importancia a nada que pasen diez jornadas, pero que al principio no tienen ninguna. O mucha menos. No hay otra forma de explicar que el Real Madrid esté con un punto de seis disputados en zona de lucha por evitar el descenso. Por ejemplo. Que, por cierto, es curioso que la semana pasada hubo quienes criticaron la cortedad de la victoria del Sevilla contra el Getafe, y ahora resulta que este equipito que luchará por no descender va y se carga al Real Madrid en la siguiente jornada. 

Lo que digo. Que los inicios son muy peligrosos para todos. Que se lo digan al Valencia, que hizo la machada de empatar en el Bernabéu en la primera jornada, y luego no es capaz de llevarse los tres puntos en un partido en el que, en casa, ganaba por 3-1 a un recién ascendido. Muy complicados. Y nosotros llevamos cuatro de seis. Hay que mejorar muchas cosas, pero esto es más fácil de conseguir si se tienen puntos en el casillero. 

Además, yo creo que este equipo tiene aún margen. No creo que estén jugando ahora mismo los mejores. Estoy convencido de que Botía se hará con un puesto de titular y que eso mejorará la defensa. Para eso se le fichó. En el centro del campo faltan Maduro y Kondogbia. No digo que vayan a ser titulares, pero su participación, ya sea de inicio o en ciertas fases de los partidos, debe aumentar las prestaciones en la medular y en el conjunto en general. 

También falta Perotti. Y viendo cómo está Reyes, no creo que nadie me pueda negar que el Sevilla jugará mucho mejor a nada que el argentino se recupere y entre en las alineaciones. Por cierto, ojalá Rabello se adapte pronto y confirme lo que se le vislumbró en pretemporada. Qué bien nos vendría que algo así ocurriese. 

Con todo esto quiero decir que no deberíamos sacar conclusiones de lo visto hasta ahora. Creo que a este Sevilla aún le falta recorrido y que eso es normal a la altura en la que nos encontramos. Creo que deberíamos hacer el ejercicio de retrotraernos a la noche en la que perdimos en Córdoba, después de dar una imagen lastimosa, y preguntarnos si entonces no hubiésemos firmado un inicio de temporada como el que estamos haciendo. Yo os digo que no, que no lo hubiese firmado, que en aquel momento dije que no me importaba nada lo que pasara en pretemporada y que yo nunca firmo otra cosa que no sea la victoria porque a un partido todo puede ocurrir. 

Lo que sí que espero es que Michel sea capaz de ver lo que se está haciendo mal y solucionarlo. Si Fazio aporta nerviosismo y errores a la defensa, pues habrá que quitarlo y meter a Cala o a Botía. Si Reyes no es Reyes sino la versión mala de su sombra, pues habrá que poner a otro en su puesto para que el conjunto mejore. Si el centro del campo carece de alegría, de chispa, de velocidad, pues que se haga lo que sea, pero que se haga. 

Digo que tengo tranquilidad porque, después de lo visto en pretemporada, estamos en una situación muy buena y de este modo es más fácil mejorar lo mejorable que si estuviésemos sin puntos y cargados de presión. Pero esa tranquilidad no es sinónimo de satisfacción. No estoy satisfecho. Me parece injusto sobrecargar al equipo de críticas, pero no estoy satisfecho. Por un lado tengo inquietud por el trabajo que aún queda por delante, que espero que se haga en la buena dirección. Y por otro, me produce ilusión pensar que quedan jugadores importantes por entrar, lo cual unido a que los de siempre siguen a buen nivel y a que otros como Rakitic parece que se han puesto las pilas, pues me hace albergar esperanzas de mejoría. 

Pero la mejoría tiene que llegar. A día de hoy estoy tranquilo porque los cuatro puntos nos dan margen. Pero la mejoría tiene que llegar. 


6 comentarios:

PadreManuel dijo...

Que duda cabe que estar con 4 puntos cambia completamente a no tenerlos, ¿os imagináis este Sevilla en pié de guerra con cero punto o con uno solo?, mejor no pensarlo.

Sobre que mejoraremos es natural y normal, todos los equipos han de mejorar, por un lado físicamente y por otro armándose en la estrategia y en una mejor adaptación al sistema y entre los jugadores.

Aún así discrepo en ciertas cosas, por ejemplo, el ganar a un equipo superior en absoluto te garantiza ganarle a un equipo pequeño al fin de semana siguiente, cada partido es un mundo. No es lo mismo coger a los mangantes de los derechos televisivos al comienzo que cuando estén bien rodados, véase al mandril con un punto y al Barsa pasándolas canutas contra los rojillos.

Si me preocupan varias cosas.

Reyes por ejemplo no está y por lo que he oído estará de baja unas tres semanas por el hombro, su sustituto natural Perotti sigue fuera y manu, ni fu ni fa.

Los centrales están como ya se sabía desde hace tiempo, igual de mal que toda la temporada pasada, ni Fazio ni Spahic dan nivel, lo sabe cualquiera y como hasta hace cuatro días no han traído a Botia, es imposible tener a una defensa conjuntada y segura, ahora toca meter a Botia con calzador y sin adaptación, por lo que vendrán fallos y faltas de coordinación y se empezará a dudar de su calidad y nivel que dicho sea de paso, pocos sevillistas conocemos.

Todos sabemos que los equipos se construyen desde atrás y en este caso estamos poniendo primero el tejado y ese desmadre y fallos de gestión deportiva (Monchi-Del Nido) ya nos lleva costando caro desde hace dos o tres temporadas, ¿recordáis en que fecha vendimos a Martín Caceres?.

Yo que quiere que te diga, a mi Michel no me da la más mínima tranquilidad, podemos hablar todo lo que queramos pero hay que quedarse con los hechos y estos son un calco a la temporada anterior, peor juego imposible, solo nos enchufamos a ratitos y esto es sencillamente la tan removida y comentada por los dirigentes y técnico falta de actitud o de disciplina. Al final de la liga pasada Michel dijo que ya sabía cual era el problema y después de media temporada pasada y toda una pretemporada, aún está buscando la solución.

Lo dificil no es saber cual es la enfermedad, lo dificil es saber curarla.

En fin, aún se puede cambiar para mejorar y para lo contrario, esperemos que sea para bien y que este año disfrutemos del juego de nuestro equipo, seguir jugando como ayer es amargante.

Saludos.

Marcu dijo...

Pues yo ni tranquilo ni satisfecho.
Sé que es el segundo partido pero veo cosas de la temporada anterior.
Una defensa que cada partido regala para que marquen un par de goles. Son 6 años esperando a Fazio que ya son muchos.
¿Y Reyes? No está pero ¿se le espera?
Lo del gol del penalti de anoche fue una falta de concentración total.

Demos tiempo al tiempo pero...
Un abrazo

Manuel Miranda dijo...

Sinceramente, y ojalá me equivoque, ni con Reyes ni con Perotti cuento.

El primero veo otro nuevo retorno a caso fallido, como ya ocurriera con Antoñito, Carlitos, Tevenet y, sobre todo, Jesuli; y el segundo...el segundo no tiene nombre.

Que Botía pueda quitarle el puesto a Fazio es lo más lógico y normal del mundo. Fazio es un esperpento, lo dije hace 5 años y lo sigo diciendo. Un jugador que en cada partido concede 2-3 ocasiones claras de gol al contrario no merece otro calificativo.

Esperemos que los 2 centrocampistas que nombras se puedan incorporar pronto.

Me falta un central contundente y un jugador que, desde la banda, pueda aportar goles.

Juan Angel de Tena dijo...

Piano, piano.

Yo sigo teniendo ilusion por este equipo. Sera mi mala costumbre de ir a contracorriente, pero no se pueden sacar conclusiones tan definitivas a estas alturas del campeonato. Evidentemente, yo tambien veo cosas que no no me gustan, si bien, en el
caso de Reyes, amen de que no este bien, ctreo que es una clara victima del sistema. Reyes no puede jugar arrinconado en una banda. De hecho Michel dijo cuando llego que lo queria mas cerca del area, y con mas libertad. En la banda, pegado a la cal, Navas. Reyes ahi ni esta cerca del area ni tiene libertad alguna.

En fin amigo, paciencia...

Un fuerte abrazo.

Dori dijo...

Pues la verdad Rafa es que a mi el equipo no me da mucha tranquilidad,hay muchos errores,desaciertos en la defensa,la veo lenta...no sé ojalá sea como tú dices y el equipo cambíe para mejor.
Y no entiendo como nuestro entrenador no pone a jugadores que se les trae para fortalecer a la defensa,pero bueno yo en realidad no entiendo de fútbol.
saludos sevillista

Ravesen dijo...

@Padre Manuel

Cuando hablo de tranquilidad, no digo que el equipo me transmita confianza. Es evidente que tienes razón en todo, pero también es cierto que hay cosas que han mejorado. Aun así hay otras pendientes de hacerlo, muchas más, y espero que lo hagan. Entre tanto, lo que me da tranquilidad es que, mientras mejoran, ya tenemos cuatro puntos. Lógicamente, si no lo hacen, pues nada de lo que digo servirá para nada. Habrá que ver qué pasa.

@Marcu

Te digo lo mismo que a Padre Manuel. La tranquilidad no me la da el equipo, sino el hecho de tener cuatro puntos. Eso nos da margen para mejorar lo mucho que queda por mejorar. Fazio y Reyes no están bien, está claro. Pero hay gente para sustituirle. Es cuestión de ver el vaso medio lleno o medio vacío. Es cierto que hay cosas del año pasado. Pero también lo es que falta por que empiecen a jugar algunos de los que han venido para remediar lo ocurrido el año pasado. Y con cuatro puntos en el casillero, las cosas se ven de otro modo que si no estuvieran ahí.

@Manuel Miranda.

Lo de Botía es evidente. Lo que amí me descoloca es que Fazio esté por delante de Cala en las preferencias del entrenador. Y más aún, que todos los técnicos de los últimos años le hayan dado la camiseta a nada que estuviera bien físicamente.

Lógicamente, si no cuentas con Perotti, hace falta alguien por esa banda. A mí me gustaría ver ahí a Trochowski. En el Hamburgo lo hacía muy bien en esa zona, aunque tiraba para dentro, no era extremo estilo Navas.

@Juan Angel de Tena

Vemos las cosas de una manera parecida, como de costumbre. Pero yo discrepo un poco con lo de Reyes. Es cierto que la banda no es su mejor demarcación, pero un jugador de calidad y comprometido debe rendir mínimamente en una posición diferente a la suya habitual. Una cosa es no rendir al 100%, que en eso estaríamos de acuerdo, y otra ser una nulidad. Debería haber un término medio. Por lo demás, yo prefiero esperar a que los nuevos vayan entrando, a ver si mejoran lo del año pasado.

@Dori

Te digo lo que a los otros. La tranquilidad no me la da el equipo, sino los cuatro puntos, que nos dan margen para ir mejorando. Supongo que el entrenador no es imbécil y acabará poniendo a los que mejor juegan. Yo creo que los centrales deben ser Cala y Botía, pero a mi me pasa coomo a ti. Que no entiendo de fútbol. O al menos no tanto como un entrenador.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política