martes, 7 de agosto de 2012

¿Y Luis Alberto no tiene culpa de nada?

Vaya por delante que a mí me parece lamentable que el Sevilla haya dejado ir a Luis Alberto de esa forma al Barcelona. O mejor, que no hayan sido capaces de hacer lo necesario para que el chaval se sintiese motivado e ilusionado en nuestro club. Es una pena enorme no poder ver a un muchacho tan prometedor crecer en nuestro equipo para acabar disfrutando de todo ese potencial que sin duda tiene, una vez desarrolladas sus habilidades y su madurez. 

Considero que es un error del club en su conjunto, de la cabeza a la cola, de arriba a abajo. Todos han fallado aquí en algún momento, y es de esto de lo que se queja gran parte del sevillismo. Va a doler mucho ver a la joya de la cantera en el Barcelona. Y si triunfa, pues mucho más, sobre todo por la minucia por la que lo van a adquirir si eso ocurre. Estoy completamente de acuerdo con todo el que piense así, quede eso claro. 

Sin embargo, cuando antes decía todos, me refería a TODOS, incluyendo al jugador. Y de esto se está hablando menos. Recordemos que este futbolista no ha hecho nada aún. Ni siquiera le ocurre como a Campaña, que es internacional en categorías inferiores y que ha ganado torneos con la selección. Se dice que ni Antonio Alvarez, ni Manzano, ni Marcelino ni Michel han contado con él, pero se nos olvida que tampoco lo han hecho ninguno de los seleccionadores españoles, cuando sí ha pasado con otros como el mencionado Campaña, o con Luna, o con Israel Puerto, Joaquín... ¿sigo? Algo debe tener ese jugador para que esto pase. Algo que se nos escapa a los aficionados. Recordemos que para triunfar en el fútbol hay que tener cualidades, por supuesto, pero más incluso que eso, hay que tener la cabeza preparada para ello. Y por culpa de esto último han fracasado muchísimos chavales con unas cualidades enormes. Y gracias a tener la cabecita ordenada, han triunfado otros con mucho peores condiciones. 

Recuerdo que hace dos años, Luis Alberto se quedó en Sevilla mientras sus compañeros estaban concentrados de pretemporada porque el jugador se dedicó a tensar la cuerda a la hora de firmar su contrato para jugar con el primer equipo. La directiva dijo que todos los chavales que suben, firman un contrato tipo, y que luego, en función de su rendimiento, se lo mejoran. Pues bien, este futbolista, seguramente malaconsejado por su entorno, se negó a hacerlo y el Sevilla no pasó por ahí. Si no pasó cuando Dani Alves se quiso ir aun con el cuerpo de Antonio Puerta casi presente, ¿lo va a hacer con un muchacho que aún no ha debutado, por mucho que sea tan prometedor?

Además, este invierno se negó a ir cedido al Córdoba, un destino magnífico por su cercanía y por la competitividad de ese equipo, que luchó hasta el final por el ascenso a Primera. Con lo bien que le hubiera venido. Con lo que podría haber madurado allí para luego volverse en verano con muchas más posibilidades. De modo que Javi Hervás está dispuesto a quedarse allí hasta final de temporada y Luis Alberto se niega a hacerlo. ¿Por qué Luna acepta irse al Almería, o Cala al Cartagena, y este se niega a todo? Creo que la diferencia de actitud es palpable. Por mucho que el gaditano tenga tantísimas cualidades. 

Para colmo, según parece, la luz del barcelonismo comenzó a cegarle hace ya meses, de modo que se ha negado a aceptar cualquier solución que le ofreciera el club. Sólo quería Barcelona, y ya sabemos todos que los jugadores suelen acabar jugando donde quieren. A mí me da que este chaval está muy mal aconsejado. Que su entorno le está perjudicando. Es posible que triunfe en el Barcelona, yo no digo que no, pero para hacerlo tendrá que demostrar cosas que aquí no ha sacado a relucir. Puede que si las hubiese sacado, ahora estuviese en el primer equipo. O puede que no tenga esas cualidades (igual que de otras le sobra) y se pegue un castañazo. 

El caso es que yo estoy convencido de que si hubiese tenido un entrenador que de verdad confiase en él, seguramente su actitud hubiese sido otra. Pero, cuando dos se llevan mal, ambos suelen tener parte de culpa, no solamente uno. El Sevilla en su conjunto no ha sido capaz de encarrilar a este futbolista para que triunfe en nuestro equipo. Al menos no hasta ahora. Y esto es culpa de todos los estamentos, todos tienen su parte de responsabilidad. Pero no nos podemos olvidar del jugador, de la actitud del jugador. Creo que todo el que merezca un palo, se lo ha de llevar. Pero todo el que lo merezca, no sólo una parte de ellos. 

Y, sobre todo, recordemos que esto es el Sevilla FC, que todos pasan y el club y la afición se quedan. Y que nadie es imprescindible. Nadie. Por tanto, creo que es justo dar a cada uno lo que se merece. 

3 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Rafa en este tema solo decir o añadir a lo que expones una frase ya sabida por todos "EL TIEMPO PONE A CADA UNO EN SU SITIO".

Un fuerte abrazo hermano.

Miguel dijo...

LLevas toda la razon el jugador cada vez que salia se creia que era Enrique Montero y hay que ser mas humilde a parte del trato vejatorio recibido por parte del club o dandole ficha del primer equipo, son cosas que no entiendo en fin al final el destino pone a cada uno en si sitio y espero que triunfe en Barcelona seria bueno para el Sevilla de no hacerlo el Sevilla tambien saldria beneficiado porque se ha quitado un peso de encima

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Totalmente de acuerdo. En el fútbol y en cualquier ámbito de la vida.

@Miguel

Me alegro de volver a verte por aquí.

Ya lo digo en el post. Esto es un fracaso general del Sevilla, de todos los que han tenido algo que ver, estén aún en club o no. Incluido el jugador. No he querido justificar a los demás, simplemente incluir a Luis Alberto en la lista de los que lo han hecho mal.


Muchas gracias a los dos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política