jueves, 1 de septiembre de 2011

A buscar explicaciones

Cualquiera que lea asiduamente este blog sabe que yo soy un férreo defensor de la gestión de la actual directiva a lo largo de los últimos años. Evidentemente ha habido decisiones más acertadas que otras, pero por lo general suelo estar bastante conforme con el proceder que se ha seguido. Normalmente suelo encontrar explicaciones a ciertas maniobras extrañas que se han producido de vez en cuando, y las veces que no, pues me limito a aceptar que yo no estoy en disposición de toda la información y que sin duda habrá algo que no sepa que explique lo que ocurre.

Eso ha sido así hasta ahora, pero con lo del delantero que nos falta, la cosa cambia. 

No estoy de acuerdo con muchos que dicen que otra vez la planificación deportiva ha sido un desastre. Eso no es así. La planificación deportiva ha sido bastante buena, bastante mejor que la de los últimos años, y bastante parecida a aquella que tantos éxitos nos reportó. Pero ha sido completamente ennegrecida por un incomprensible borrón. Y eso que para mí, el gran fallo no ha sido el no ser capaces de traerse a Giovanni. Todo el mundo habla de Giovanni, pero el mexicano no es un delantero centro nato, que es lo que de verdad necesita el Sevilla, y para el puesto que ocupa el ex del Barça ya tenemos a Manu del Moral, a Trochowski (que es media punta, no medio centro, aunque se adapte a muchas posiciones por su polivalencia), y a Luis Alberto. Incluso Rakitic y hasta Navas lo hacen bien en ese lugar. El gran error ha sido desprenderse de Rodri (y no traer a nadie en su lugar, claro). Antes de que se produjera el traspaso al Barcelona B, yo dije muchas veces que no me desprendería del chaval. Que ni cesiones ni leches en bote, que un buen entrenador debe estar preparado para orientar a un joven jugador que necesita orientación. Lo fácil es coger a un Cesc Fabregas que te juega de cine desde los 17 años. Lo que demuestra que un entrenador es bueno es coger a un diamante en bruto y pulirlo, minimizando sus defectos para destacar sus virtudes. Guardiola, un buen entrenador, lo quiere, y el Sevilla se lo da. Se lo vende por una miseria, porque para el Barça, 1,5 millones es calderilla. Guardiola sabe que puede hacer lo que decía antes (otra cosa es que lo consiga, pero sabe que puede), mientras que el Sevilla se rinde. Ni lo intenta.

Eso me desilusionó, aparte de darme una pista de algo de lo que hablaré un poco más adelante, pero supuse que vendría otro delantero. No Giovanni, sino otro delantero nato, utilizando el nombre del mexicano como arma de distracción. Sin embargo, no ha sido así. Y ahora, en vez de formar a Rodri, pues tendremos que darle minutos a Ibusuki (digo yo), porque no me creo que Kanouté y Negredo aguanten toda la temporada, y menos con lo que se está viendo en los últimos años con las lesiones (numerosísimas) y las recuperaciones (mucho más largas de lo que se prevé en un principio)

Se ha hecho una buena planificación, el club se ha desprendido de jugadores tan veteranos como históricos, pero que aportaban cada vez menos (ley de vida), trajo un entrenador joven, preparado y motivado, se deshizo de una pléyade de futbolistas con los que no se contaban (creo que muchos clubes deberían pedir clases a la dirección deportiva del Sevilla para aprender a colocar descartes, ha sido impresionante), se ha fichado bien, barato y con sentido... se ha hecho todo (casi todo) estupendamente, pero se ha tirado el trabajo por la borda al final, para dejar la plantilla evidentemente descompensada. Se puede jugar al 4-2-3-1 y turnar a Kanouté y Negredo. Pero, ¿qué se va a hacer cuando se necesite meter a otro delantero en un segundo tiempo? Hay plantilla para jugar con un sistema interesante, pero la limitación es indudable, apenas vamos a tener margen de maniobra o capacidad de reacción. Difícilmente podremos darle la vuelta al sentido de un partido si nos faltan elementos para llevarlo a cabo.

Y todo esto me hace pensar que la situación económica del Sevilla es bastante peor de lo que lo era hace un par de años. Muchos se preguntan dónde están los "fondos propios" de los que a menudo habla Del Nido, pero es que los "fondos propios" no son dineros contantes y sonantes. "Fondos propios" es un concepto contable que se refiere a un pasivo no exigible de la empresa. Es decir, son fondos que no pertenecen a la sociedad, sino a los accionistas (capital social, reservas), pero que no se exige su devolución como pasa con la deuda. Sin embargo, no es un dinero del que se pueda tirar para hacer un fichaje (como sí se puede hacer con el que te proporciona un banco con el que contraes una deuda), pero indica claramente la solvencia financiera de una empresa. Solvencia financiera no es necesariamente capacidad para gastar dinero, sino más bien para atender a las obligaciones de pagos, entre las que están los dividendos que hay que abonar a los accionistas propietarios finales de los fondos propios. 

Es decir, que lo de los "fondos propios" es una fanfarronada de Del Nido para hacer ver que el Sevilla es un club saneado y solvente, y que no fallará a la hora de atender pagos. Lo cual es muy bueno, y la antítesis de lo que les pasa a muchísimos otros clubes. Pero, insisto, eso no significa tener dinero para fichar. Es más, intuyo que la obsesión de la directiva es mantener esa solvencia, lo cual no se conseguiría si el club se endeuda. Si se pide un préstamo (y te lo dan, que esa es otra), se tiene dinero para fichar, pero el préstamo no deja de ser una deuda exigible (los fondos propios no lo son, como decía antes), es decir, que hay que devolverla. Es otra obligación de pago a sumar, lo cual resta solvencia. Además, supone cargar con otra ficha, otra obligación de pago, menos solvencia. 

Cualquiera diría que vaya ratas que estamos hechos, pero no es exactamente así. El Sevilla lleva dos años haciendo presupuestos que se han venido abajo por los fracasos europeos. Un presupuesto significa comprometerse a una serie de gastos en función de una previsión de ingresos (como es previsible que voy a ingresar 100, pues me comprometo a gastar 80, dejando ese 20% libre para imprevistos). Bien, pero es que, al no competir en Europa, el Sevilla no ha ingresado 100, ni siquiera 80, sino pongamos que 60. Para cubrir los 80 que tenemos de gastos necesitamos dinero, y eso se consigue, entre otras cosas, traspasando y ahorrándose fichas.

Por tanto, no vale ese cálculo de "hemos vendido por 10, podemos fichar por 10". No. Si hemos vendido por 10, nos faltan otros 10 para llegar a los 80 que decía antes. 

Pero es que, para colmo, esto ha ocurrido dos veces consecutivas en los dos últimos años. Y la consecuencia es esta. A Del Nido le ha pasado lo que se dice mucho en mi pueblo: que de tanto escupir hacia arriba le ha caído el gapo en la cara. Lleva años alardeando de que el Sevilla es económicamente muy solvente, pero sin explicar que eso no significa que se tenga mucho dinero. Y ahora resulta que para mantener esa solvencia, en un momento tan complicado como el actual (tanto en la economía en general, como en el Sevilla en particular), pues no podemos traer al delantero deseado. 

De todos modos, ni tan siquiera esto sirve de excusa, porque no se requería de un súper crack mundial, sino de alguien que pudiera dar descansos a Kanouté y/o Negredo. Y viendo los jugadores que han fichado por distintos equipos a última hora, uno se pregunta (todos lo hacemos) cómo es posible que el Sevilla no haya traído a nadie. ¿Es que el entrenador dijo que o Giovanni o nada? ¿Es posible eso?

No me lo puedo creer, no creo que lo haga nadie.

Esperemos que la cosa salga más o menos bien, pero espero de verdad que de cara a diciembre la secretaría técnica tenga ya visto y hablado quien va a venir, porque es prácticamente imposible aguantar todo el año en estas condiciones. 

7 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Lo de Gio (o mejor dicho otro delantero) es inexplicable.
Y como dices, el error ha sido vender a Rodri antes de cerrar el fichaje.
Creo que se han pasado de confianza en que los ingleses bajarían y no ha sido así.
El año pasado Valero nos dejó tirados, y ahora nosotros hemos dejado tirado a Gio que se quedará en la grada por respetar el contrato que tenía con nosotros (y por la fuerte penalización que tenía).
Un saldudo

Silbato Sevillista dijo...

Está más que claro que con dos no vamos a aguantar todo el año.

Cualquiera sabe qué nos tienen preparado para Navidades, pero esperemos que sea algo "gordo", porque como esto no les salga bien van a sonar las trompetas.

Marcu dijo...

¿De verdad todos creemos que Rodri podría haber sido el tercer delantero?
¿O lo creemos ahora que se lo ha llevado el Barcelona?
Yo creo que si respetan las lesiones, con Negredo y Kanouté es suficiente. Ya jugó con un solo delantero contra el Málaga.
El problema vendría al lesionarse uno de ellos. Entonces sí tendríamos un grave problema.
Marcelino siempre jugó con un delantero y un mediapunta. En Sevilla estaba haciendo otra cosa.
Lo ideal hubiera sido fichar a un delantero pero...
Saludos

Antonio Delgado dijo...

La única crítica que veo consecuente de todos los blog que he entrado, el reconocer el resto de la planificación deportiva la hace mucho más creíble. Por discrepar en algo, Rodri jugó el año pasado varios partidos en primera y nada de nada, si vamos perdiendo un partido y el entrenador lo saca como revulsivo y viene un central y se caga en los muertos de su padre, que es lo que menos te pueden decir, y el maromo le suelta una hostia y lo echan, pa´ qué queremos a Rodri. No es mejor que saque a u jugador hecho, algún media punta de los que tienen gol, Manu, Armenteros… o con inventiva José Carlos, aunque no haya demostrado todavía nada. En la planificación deportiva también entra el mes de diciembre y puede que cambie alguna circunstancias para la venida de alguien con garantías. Saludos.
PD. Aunque no soy amigo de adular, tengo que reconocer por lo varios artículos que ya he leído, que es de los blog más coherentes de los que leído, además de contar con una prosa de calidad.

El Alminar de Nervión dijo...

No te quito ni una sola coma. No hablemos ya de puntos.
Estoy totalmente convencido de que tod@s nos hacemos las mismas preguntas.

Ravesen dijo...

@Santiago Mora

Lo que me llama la atención de todo esto es que todo el mundo habla de Gio, pero yo creo que lo que necesitaba el Sevilla era otra cosa. UN nueve nato, que para el puesto que ocupa Gio ya tenemos gente. En fin, como digo en el post, esto emborrona un magnífico trabajo.

@Silbato Sevillista

Habrá que aguantar hasta diciembre. La directiva sabe que se ha equivocado y no lo dejará pasar más. Otra cosa sería delirante.

@Marcu

Yo ne harté de pedir que no lo dejaran ir desde mucho antes de que lo hicieran. El hecho de que Guardiola lo quisiera no hizo más que darme algo de razón, y así lo escribí en su día. Y es cierto que jugando con un 4-2-3-1 la plantilla podría ser suficiente, pero es que Kanouté se va a lesionar regularmente, siempre le pasa, le ha pasado a lo largo de la pretemporada, como dice Santiago Mora hoy en su blog. Así que recemos para que Negredo aguante hasta navidades, o soñemos con que Ibusuki sea un crack en potencia.

@Antonio Delgado

Muchas gracias por tus palabras. Lo de Rodri y su cabeza dicen que es cierto (yo no le conozco para asegurarlo por mí mismo), pero para eso están los entrenadores, entre otras cosas, para pulir diamantes en bruto. Además, ¿qué es más arriesgado, lo que comentas de Rodri o quedarnos sin delanteros?

De todos modos, no quiero dramatizar, el Barça es el equipo que más goles marca en España y no tiene un nueve nato. Es más, los nueves natos en el Barça de Guardiola no suelen funcionar, que le pregunten a Eto'o o a Ibrahimovic. Habrá que inventarse la fórmula para funcionar con lo que tenemos.

@Alminar de Nervión

Así es, a ver si las respuestas vienen en forma de resultados y nos olvidamos un poco de estas incertidumbres.

Muchas gracias a todos, un abrazo

Blogosfera Sevilla FC dijo...

Post elegido como uno de los tres mejores posts publicados en la blogosfera sevillista durante la pasada semana.
Felicidades.

Un cordial saludo.
Blogosfera Sevilla FC.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política