lunes, 12 de septiembre de 2011

¿A qué juega este Sevilla?

Esta es la pregunta que se hacía un sevillista indignado a la finalización del partido contra el Villarreal.

Y la respuesta es evidente: a nada... aún. 

El sevillismo se debate tras el choque en el dilema de ver la botella medio llena o medio vacía. Yo, sinceramente, estoy profundamente decepcionado, porque el golpe de autoridad que podríamos haber dado hubiese sido de órdago. Dejar al Villarreal con 0 puntos en la jornada dos, y estar nosotros con 6, no es definitivo ni mucho menos a estas alturas, pero nadie negará que sería una magnífica forma de empezar la temporada, sobre todo después de quedar eliminados de la competición europea. No ha podido ser, y ahora toca lamerse las heridas. 

De todos modos, nadie se debería sorprender (y mucho menos escandalizar) de que este Sevilla no juegue a nada... aún. Ya lo advirtió Marcelino al final de la pretemporada: para que el Sevilla juegue del modo en que él quiere han de pasar aún algunos meses. 

Miren, voy a aclarar una cosa. A mí nunca me gustó Marcelino (antes de que llegara al Sevilla me refiero). Cuando se hacían cábalas sobre que técnico entrenaría nuestra plantilla, yo solía preferir a otros antes que al asturiano. Pero finalmente vino él, y su pretemporada elevó los ánimos sevillistas hasta extremos que hacía mucho que no se conocían. Y lo hizo cambiando radicalmente el modo de jugar el equipo, reclamando una plantilla corta y advirtiendo lo que decía antes, que pasarán meses antes de que la misma rindiese del modo que él quiere. 

Pues bien, yo ahora me agarro a lo que este hombre ha dicho tantas veces. A mí me gustó la pretemporada, me ilusionó lo que veía y cambié mi opinión sobre el entrenador. Y ahora me sorprendo a mí mismo defendiéndolo cuando bien podría decir aquello de que "si ya decía yo que no me gustaba". Pero pienso que hay que ser consecuentes y coherentes, y en ello me empeño en estos días. 

No nos podemos sorprender de que la plantilla sea corta porque ya se nos dijo que eso iba a ser así, y prácticamente nadie se quejó en su momento. Y tampoco nos debemos escandalizar de que el equipo ande un poco perdido aún, porque también se nos dijo que pasarían meses antes de que rindiera con precisión. 

Vistas las cosas de este modo, llevar cuatro puntos a estas alturas, cuando sabemos que el equipo aún está corto de forma y de acoplamiento, no está nada mal. Y vuelvo a repetir que me siento absolutamente decepcionado por lo que hemos dejado escapar en El Madrigal. Pero es que yo necesito consolarme de alguna manera, y procuro hacerlo con pragmatismo antes que con apasionamientos (ni perdonándolo todo, ni criticado sin piedad). Lo que está claro es que si estando mal (aún) hacemos lo que hemos hecho, cuando estemos bien la cosa se pondrá de lo más interesante.

Antes del partido contra el Málaga se nos decía que era mejor pillarlos al principio de la temporada porque sus nuevas estrellas aún no estarían acopladas. Por el mismo argumento, cualquiera podría pensar que también es mejor enfrentarse con nosotros en los inicios cuando aún andamos cortos (insisto, tal y como vaticinó el hasta hace tres semanas idolatrado Marcelino). Aún así, llevamos cuatro puntos, cuando Atheltic, Atlético y Villarreal llevan 1, y sólo el Valencia (de nuestros rivales directos) suma más que nosotros. Para colmo, ninguno de ellos ha empezado aún su andadura europea, que es ahí (en el hecho de jugar menos que ellos) donde va a radicar una de nuestras ventajas este año. 

Ya sé que todo esto parece de lo más optimista, y que da la sensación de que hemos ganado por goleada cuando lo cierto es que casi se nos escapa un partido en el que hemos jugado con uno más durante 70 minutos. Pero es que estoy convencido de lo que digo. Siento mucha decepción, pero la esperanza no ha bajado. Lo digo de verdad. 

Además, me gustaría resaltar algo de lo que he oído poco hasta ahora. Y es el tema del centro del campo. Hay muchos que empiezan a quejarse de que a Trochowski apenas se le ve en ese rol de centrocampista organizador que está asumiendo. Vamos a ver, el alemán es un jugador muy polivalente que se puede adaptar a la perfección a ese puesto si es necesario en un momento dado, pero en verdad es media punta. El puesto que ocupa Trochowski debe ser para Rakitic (lesionado hasta ahora) y para Campaña (en proceso lógico de maduración). Cuando estos dos últimos cojan definitivamente la onda, el Sevilla va a ganar muchísimos enteros, porque donde de verdad es peligroso Piotr Trochowski es jugando detrás del delantero, y con un centrocampista creativo y otro de contención guardándole las espaldas. Cuando podamos jugar con Medel, Rakitic, Trochowski, Navas, Perotti y Negredo (Quedando Campaña, Del Moral y Kanouté como relevos), estoy convencido de que se verá a un Sevilla mucho más fuerte.

Y si no es así, pues agacharé la cabeza y admitiré mi error, pero estoy convencido de que las cosas serán de esa forma.

Hay que seguir teniendo paciencia, ya se nos advirtió, lo vuelvo a repetir. Y os aseguro que diría lo mismo de haber perdido los dos partidos. Porque a estas alturas no se pueden sacar conclusiones, es demasiado pronto.

Afortunadamente, llevamos cuatro puntos.

Sólo nos quedan 39 para la tranquilidad, dirán algunos. 

5 comentarios:

Juan Angel Tena dijo...

Aqui otro cabreado con el partido del sabado, pero que tiene la misma vision de las cosas que tu expones en el dia de hoy.

El estilo de juego de un equipo se basa en los sistemas a emplear, y siempre que llega un tecnico nuevo, dicho por los entendidos en esto de la pelotita, deben pasar varios meses para que surta efecto las doctrinas de ese nuevo entrenador.

Un poco de paciencia.

Por otro lado, estoy convencido que en cuanto Rakitic se consolide de nuevo como ese medio centro ofensivo capaz de jugar y hacer jugar, este Sevilla ganara muchisimos enteros.

Que lo veamos.
Un fuerte abrazo amigo.

Miguel dijo...

Jugar lo que se dice jugar no juega a nada el sabado se conformaba con el 1-1 y si hubiera apretado algo se hubiera llevado la victoria .Ademas a Marcelino no se le ve que de con la tecla en defensa el sabado sacrifico a Coke y puso a Caceres en el lateral y el desastre se veia venir ademas de Escude que anda flojo y Alexis que se quedo en el segundo gol del VIllareal anclado en el centro de la defensa permitiendo que Marco Rubens estuviera habilitado lo unico positvo que le salvo fue su gol el resto todo negativo en defensa solo se salva Navarro aunquye el penalty fuese infalntil, creo que Del Bosque se llevo una buena impresion del jugador.Y no da con la tecla y la sangria de goles esta temporada sera la misma solo nos podra salvar l aenorme pegada de Negredo pero cuando este falle perderemos por 2-0 o 3-0 y eso lo ib a arregla Marcelino que al llegar dijo que era una salvajada encajar tantos goles pues ya lleva tres en dos jornadas si sigue esta progresion igulalamos o superamos la pasada temporada.
Lo unico positivo de este inicio de liga es que de m omento llevamos la media inglesa y que un triunfo el sabado mee al Sevilla con 7 d e9 puntos posibles y eso es lo imas importante ademas ya solo nos quedan 39 para el objetivo que parece que me han copiado la idea porque ese es mi pensamiento esta temporada, llegar a los 43 puntos lo antes posible para jugar relajados y llegar lo mas alto posible en la clasificacion todo lo que no sea esto es engañarse a uno mismo

Marcu dijo...

¿ A qué juega?
Se le vieron 20 minutos interesantes en Villarreal pero jugaba demasiado atrás. Sí, tuvo varias oportunidades de marcar pero es cuestión de gustos, y a mí no me gusta que juegue tan echado atrás.
Fallos defensivos, pérdidas contínuas de balón en el centro de campo. Con 0-1 y un jugador más no mataron el partido.
En fin fueron muchos fallos. Lo único que no me quita la ilusión es que estamos con un nuevo sistema y lo tienen que asimilar. Lo tenemos que asimilar todos. Incluidos nosotros.
Esperemos que el tiempo y el trabajo del equipo pongan las piezas del puzle cada una en su sitio. Y la predisposición de los jugadores.
Estoy totalmente de acuerdo contigo en el asunto de Rakitic y Trochowski.
Un cordial saludo

Jose Luis de la Rosa dijo...

No es ser optimista, es ser realista.
Yo mo estoy nada crabeado, estoy ilusiomado.
un saludo

Ravesen dijo...

@Juan Angel de Tena

Ya leí tu post, sé que opinas de un modo parecido, lo cual, viniendo de alguien tan sensato, pues no deja de agradarme.

@Miguel

La verdad es que yo he pensado lo mismo respecto a lo de la sangría de goles. Cuando digo que tengo esperanza, me refiero a que creo que acabará dando con esa tecla. Por supuesto, si no lo consigue, pues los resultados serán bastante lamentables.

Respecto a lo de los 43 puntos, es totalmente cierto que llevas tiempo diciéndolo. Y no me refiero a ti cuando hablo de "algunos". Me refiero a esos que en pretemporada andaban encandilados con Marcelino, y ahora parece que todo es desastroso.

@Marcu

Se comenten errores y se necesita tiempo para hacer lo necesario para que no se vuelvan a cometer. Por tanto hay que tener paciencia porque ya se nos advirtió. Afortunadamente llevamos 4 puntos en tanto en cuanto seguimos puliendo errores.

La botella medio llena.

@Jose Luis de la Rosa.

Justo eso es lo que intento, ser realista. Cosa que a veces no es en absoluto sencilla.

Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política