jueves, 19 de abril de 2012

Estigmas

O sambenitos, que para el caso es lo mismo.

Un sambenito es una prenda en forma de poncho que se ponía en la antigüedad a los condenados por delitos religiosos para su humillación pública. Quien cargaba con un sambenito tenía perdida su reputación para siempre, o casi. Hoy día es una expresión que se emplea para definir a alguien que está etiquetado, estigmatizado, que se ha ganado una fama injusta por algo que ha hecho o dejado de hacer y que es muy difícil de eliminar. 

En Sevilla somos mucho de colgar sambenitos a la gente. De estigmatizar a los demás. Puede que en otros sitios ocurra lo mismo, seguramente será así, pero a mi esos otros sitios no me importan porque el lugar donde me encuentro es Sevilla. 

Y el sevillismo, por supuesto, no se libra de esto. A mí me entristece mucho comprobar el modo en el que se etiqueta a los sevillistas en función de lo que hagan, digan u opinen en un momento dado. Es facilísimo que te encasillen de la manera que sea, pero harto difícil quitarte esa etiqueta, ese sambenito, que lo normal es que te acompañe el resto de tu vida. 

La verdad es que no entiendo bien por qué nos permitimos ser así de simples, de poca cosa. Si en un momento dado te da por decir que te parece sensacional la trayectoria en la gestión del club que está manteniendo José María del Nido, automáticamente habrá quien asegure que eres "oficialista", que estás aborregado, que repites como un loro lo que se dice en los medios oficiales y que alabas y admiras hasta la reverencia a no sé qué gurú del sevillismo, odiando, por supuesto, a todo aquel que opine lo contrario. 

Y se quedan tan anchos. 

Por contra, si te da por decir que Monchi se ha equivocado en según qué fichaje, no tardará en salir quien sentencie que eres un criticón empedernido, que todo lo ves mal, que eres un lastre para el crecimiento del club porque sólo haces que poner piedras en el camino y, por supuesto, que alabas y admiras hasta la reverencia a no sé qué otro gurú que se posiciona en el otro extremo del anterior y odias hasta la extenuación a los que piensen de un modo diferente. 

Este, claro está, se queda igual de ancho que el otro. Y así nos va. 

Y de ese modo, unos leen a y aplauden a los de pensamiento afín y dilapidan a los otros y viceversa.  Consideran buenos o malos sevillistas a los demás en función de cómo opinen en un momento dado y no son capaces de comprender que en el medio está la virtud y que la divergencia enriquece. Además, estos sambenitos se cuelgan sin pararse a pensar que igual se comete un error. Sin conocer para nada a quien se está estigmatizando. 

Rencillas, enfrentamientos, insultos, anónimos, envidias...

A mí me han escrito comentarios asegurando la persona autora que se siente muy decepcionada por lo que ha leído en determinado post. Esa persona, es evidente, me había estigmatizado previamente, aunque fuera para bien. Para bien según su opinión, claro. Me había colocado en uno de los bandos extremos y al comprobar, leyendo algún post, que a veces opino diferente, pues se decepciona. 

A mí me parece una verdadera estupidez que se hagan estas cosas. Al menos conmigo lo es, sin ningún género de dudas. Encasillarme a mi, estigmatizarme, colgarme un sambenito sin conocerme bien es un acto de osadía, de valentía, inconmensurable. Dicen que la ignorancia es muy atrevida. Pues bien, hacer eso conmigo sin conocerme es propio de ignorantes atrevidos, eso lo puedo asegurar. Yo me considero una persona digamos que rara, difícilmente calificable y, por tanto, igual de complicado de encasillar. No me identifico con la izquierda ni con la derecha, pero a veces lo hago con las dos a la vez. Soy creyente, pero muy crítico con la Iglesia porque no me siento representado por ella. Si os digo diez de mis grupos de música favoritos, la mayoría de vosotros no conocería a ninguno. Soy introvertido, no me gustan las reuniones multitudinarias. Pero no soy tímido, en absoluto, de hecho, la mayor parte de mi vida laboral está centrada en el ámbito comercial y actualmente regento un negocio de cara al público. Y me va hasta bien. 

¿Dónde metes a un tipo como yo? ¿Qué sambenito le cuelgas?

Y respecto al sevillismo, cuando el equipo pierde, hay veces que me gusta leer a los más optimistas porque con ese optimismo me elevan el ánimo y me permiten digerir mejor la derrota. Pero otras, me siento tan indignado que prefiero relajar tensiones leyendo a los que cargan sin piedad contra el equipo, el club y todo lo que huela a blanco y rojo. Me identifico con ellos en esas circunstancias y me relaja comprobar que hay otros tan cabreados como yo. Sin embargo, respeto a todos por igual. Unas veces me apetece más algo, y otras, pues lo diferente. No considero nada mejor o peor. Simplemente distinto, enriquecedor.

¿Tan difícil es de entender? Parece que sí, por desgracia. Igual sólo lo entiendo yo porque soy así de raro. 

De todos modos, y para ser sinceros, a mí me importa un bledo todo esto. Quien me quiera estigmatizar, que lo haga, es libre. No me afecta. Me entristece, pero no me afecta. Paso de ello. Esto es mucho más sencillo de lo que algunos quieren hacer ver. Yo tengo mi vida, mi esposa, mi hijo, mi trabajo, mis facturas, mi hipoteca... mis problemas diarios y cotidianos que unas veces me ahogan y otras los llevo mejor. Y además, tengo una afición, un hobby, algo que me permite desconectar, entretenerme, olvidarme por un rato de todas esas dificultades. Me gusta escribir, tengo un blog, estoy terminando una novela y ahora he empezado a publicar en un periódico. No hay dobleces, no hay trampa ni cartón. Escribo porque me gusta. Unas veces hablaré de unas cosas, y otras de otras. Algunos posts serán más críticos y otros más condescendientes. Ni más ni menos. 

Y el día que me aburra, pues pulsaré la tecla de "eliminar blog" y todo será como si no hubiese ocurrido. 

Que cada uno piense lo que le de la gana. Que cuelguen sambenitos a quien quiera y que encasillen a los demás. Sinceramente, paso de todo eso. Yo voy a seguir a lo mío, con mis rollos. Me considero completamente ajeno a todas esas historias.

Pero no deja de ser de lo más triste que sigan pasando cosas así. Por mucho que me importe más bien poco. 

5 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Rafael, te podría decir muchas cosas, pero creo que todo te lo resumiria en lo que te dije ayer en privado:

Ravesen en estado puro.

Quizas, seguro, y te lo dije ayer, por eso se te admira.

No cambies amigo.

Un fortisimo abrazo.

Marcu dijo...

Tienes un tesoro en tu mente: independencia, libertad, autarquía.
Haces lo que piensas y lo que sientes. Eres tú.
El día que dejes de hacerlo ya no serás tú y tus escritos no llegarán como lo hacen hoy.

Un fuerte abrazo y...sigue así hasta en el nuevo proyecto.

juan antonio de la rosa dijo...

Rafael ,tu sigue en tu linea que eres autentico y al que no le guste que no te lea.
Saludos Sevillistas (triana1952)

Ravesen dijo...

@Juan Angel de Tena

Ya está todo dicho. Por cierto, que la admiración es mutua porque no puede haber nada más auténtico que los que se dece desde el corazón. O el alma.

@Marcu

Todos tenemos ese tesoro y es muy triste que lo despreciemos convirtiéndonos en esos simples de los que hablo en el post.

@Juan Antonio de la Rosa

Esa es mi intención, te lo aseguro.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

EL PAPI MAGASE dijo...

No me preguntes porque te admiro,porque ni yo mismo me lo explico ¿sera que a mi me gusta la gente rara? ¿o la rareza es otra y esto es lo normal? no quiero ni por un swegundo encasillarte,mas que nada porque en ningún momento se me ha pasado ni por la mente,si tengo algo que decirte es que te admiro porque dios,tus padres,o vete tú a saber te han otorgado un don que a pocos se les otorgan,ese don se llama para mi ser fiel a uno mismo,si eres fial a ti mismo a riesgo de que puedas estar equivocado muchas veces,es el principio de saber que estás ante una gran persona,y eso en este mundo escasea un montón,un abrazo Rafa,me gustaria algun dia estar en desacuerdo contigo,te juro que te lo pondria ese dia el comentario en mayusculas,esa letras que aqui significan gritar,hasta ahora no ha sido el caso,asi que de momento te salvas del estacazo hermano,no cambies nunca crack eres autentico y como decian mis amigos en tiempos de esa golfa juventud "PURO DEL KETAMA".

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política