lunes, 30 de abril de 2012

Ya se sabe a qué jugamos

Como ya dije la semana pasada (lo podéis leer en este artículo), esta última jornada no me he presentado al partido del Sevilla. Es lo que creo que tenía que haber hecho también el equipo, no presentarse, ir con los filiales y juveniles o incluso sacar a los titulares, pero que no se moviesen por el campo. Lo que fuera con tal de reventar el encuentro. Pero como eso, a día de hoy, es inviable (el día que alguien tenga las agallas de hacerlo muchas cosas cambiarán en nuestra liga), pues fui consecuente con mis ideas. Y como a mí no me restan puntos, ni me pueden sancionar ni hay televisión que valga capacitada para amenazarme con nada, pues decidí hacer huelga de ojos caídos y no ver el partido. 

Por supuesto, lo daba por perdido, como efectivamente ocurrió. Incluso, en ese mismo artículo que enlacé al principio, podéis leer mi promesa de imprimirlo y comerlo varias veces si el Sevilla ganaba, es decir, lo que es lo mismo, tragarme mis palabras. Afortunadamente para mi salud y desgraciadamente para las aspiraciones del equipo, el Sevilla perdió, como era de esperar. Tanto me lo esperaba, que estaba deseando que pasase el encuentro y así saber a ciencia cierta a qué iba a jugar el equipo en las tres jornadas que restan. Y ya lo sabemos. Vamos a jugar a sacar los nueve puntos como sea para aspirar a meternos en la Europa League. 

Me sorprende mucho que haya gente echando espuma por la boca después del partido del Sevilla en el Bernabéu. Sinceramente me pregunto qué esperaban. ¿De verdad pensaban que se podía sacar algo de allí? ¿O es que ya se aprovecha lo que sea para cargar con todo contra el club? Porque el Sevilla no hizo un mal partido en Madrid, según dicen todas las crónicas. Además, según parece, el arbitraje fue vergonzosamente favorable a los de siempre, y esto lo reconocen hasta en la capital, con lo que imagino que debió ser de escándalo. Por tanto, no sé a qué viene tanto lamento. ¿Que hace apenas cuatro años el Madrid nos temía como a una vara verde y ahora nos ganan con la gorra? En estos cuatro años, el Madrid ha ingresado, sólo por la TV, 400 millones más que nosotros, con lo que la diferencia entre ambos clubes se ha hecho abismal. Por eso tenemos una #ligademierda. 

¿O es que ya no nos acordamos?

El caso es que, gracias a mi huelga, a mi insumisión, al hecho de no presentarme al partido, me he ahorrado un disgusto y a partir de hoy me voy a concentrar en lo que de verdad importa, que no es otra cosa sino poner mi granito de arena para que el Sevilla acabe la liga lo más arriba posible. Yo no estoy pensando en estos momentos en pitar a Coke por no dar el nivel requerido, ni a Monchi por haberse equivocado con él, ni a Michel por ponerlo contiuamente (aunque yo creo que de haber estado Spahic y/o Escudé y/o Medel, Cala habría sido el lateral derecho), ni a Del Nido, ni a Vizcaíno, ni a Orta, ni a los médicos y fisioterapeutas por tanto lesionado..., ni siquiera a los utilleros o a los recogepelotas Dios sabe por qué. Yo no voy a pitar a nadie. No creo que sea el momento.

Y eso que no dejo de reconocer que la temporada es la peor desde el último descenso. Quizás no en números absolutos, pero sí al comparar presupuesto y resultados. Sin embargo, eso ahora mismo no me importa. Ahora mismo sólo quiero que mi equipo se meta en Europa si puede ser para poder disfrutar de eso el año que viene. Hay gente a la que le preocupa que si conseguimos ese logro, entonces la directiva se colgará la medalla, dirá que al final se ha salvado la temporada y no solucionará los errores que hay que solucionar. Espero que no sea así. No puedo pensar que va a ser así. O mejor, no puedo decidir lo que voy a hacer sobre la base de que eso va a ser así.

Hablando claro, no puedo desear que el equipo no se clasifique para Europa para que así la directiva recapacite. No. No puedo. Primero porque yo siempre quiero que mi equipo gane. Y segundo porque yo soy de los que sigue confiando en estos dirigentes porque ellos son los únicos en la historia que han conseguido lo que hemos visto en la última década. No digo que sean eternos, pero sí que aún merecen mi confianza. Y mi apoyo. No incondicional, no con forma de cheque en blanco, no un apoyo aborregado y servil (eso no se lo doy a nadie por nada en el mundo), pero sí un voto de confianza. 

Por tanto, a partir de hoy y en las menos de dos semanas que quedan de liga, voy a hacer de tripas corazón, me voy a olvidar de la infame de temporada que llevamos y voy a animar al equipo a ver si conseguimos salvarla in extremis. 

Tiempo habrá de hablar de otras cosas. 

5 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Palabra a palabra,punto a punto y coma a coma me adhiero a este post en su totalidad,hablas tú rafa por boca creo que de muchos sevillistas que hoy creo que pensamos de esa misma manera,un abrazo y que se cumpla al final lo que todo buen sevillista desea,la clasificación del equipo para Europa sea por la puerta que sea,luego ya analizaremos lo que halla que analizar ,siempre dentro del respeto,la educación y las buenas formas,que para pedir dimisiones y corte de cabezas no hace falta hacer campañas de ningun tipo,se dice como buen sevillista siempre lo que uno cree que es lo mejor para el club y que caiga quien deba de caer,sin aborregamiento y por supuesto tampoco con inquina alguna,el sevillismo es muy grande y sabe lo que hace y dice en todo momento y nadie,nadie,es dueño de las opiniones de nadie y mucho menos del sevillismo que cada cual lleve en su interior,un abrazo hermano.

Juan Angel de Tena dijo...

Tres partidos separan el salvar la temporada o terminar fracasando en la misma.

Yo creo que no debería existir ningun debate ni ninguna duda al respecto sobre la actitud que nosotros como aficionados deberiamos adoptar en estos ultimos partidos, más mucho me temo amigo Rafael que si, que la habrá.

Yo me suscribo integramente a tu post e intentare apretar los dientes, hacer de tripas corazon y de estar con los "de colorao" hasta el ultimo suspiro de vida que le quede a este Sevilla para tratar de salvarla.

Que lo veamos...

PD: Rafael, dejame decirte solo,
¡¡ GRACIAS por tus palabras !!

Un fuerte abrazo amigo.

Marcu dijo...

Desapués de leer DOS veces el artículo con la única intención de ponerte "alguna pega"...

Ahora yo ¿qué digo?

Terminar la temporada lo mejor que podamos. Intentar quedar lo más arriba posible y...luego, desde estas líneas ANALIZAR y criticar todo lo analizable y criticable de todo lo ocurrido en esta temporada, que no es poco.

Un abrazo

Dori dijo...

Por favor pitar a un jugador nuestro aunque se haya equivocado, NO,no porque lo que se hace es perjudicar a nuestro equipo.
Y yo como tú le doy mi voto de confianza a esta directiva que tanta gloria nos a dado,creo que se la han ganado y que ahora no está saliendo las cosas ,pero creo que todos los años no hibamos a ganar 6 titulos y hay que ser consecuente con eso.
De todas maneras que acabe esta (ligademierda) y empezemos la proxima con las esperanzas renovadas.
Siempre al lado de nuestro SEVILLA del alma.
Saludos sevillistas.

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Supongo que todos queremos lo mejor para el Sevilla. Cada uno a su forma, pero creo que en estos momentos no se consigue nada polemizando. Y mucho menos pitando.

@Juan Angel de Tena

Es que parece que si animas al equipo es porque estás completamente de acuerdo con el modo en que se están haciendo las cosas y con la gestión de los dirigentes. Y yo sólo animo al equipo porque quiero que ganen. Lo otro es un tema distinto, que, por cierto, también se trata en este blog de manera regular. Pero cada cosa a su tiempo.

@Marcu

Jaja!! ¿Y por qué ese empeño en ponerme pegas?

Gracias porque sé que es una frase elogiosa. Lo que pasa es que el argumento que utilizo es muy fácil, no tiene mérito. Animar al Sevilla porque quiero que gane. ¿Qué sevillista va a estar en contra de eso...?

...

@Dori

Yo creo que esta temporada ha sido de transición. Creo que se están sentando las bases del Sevilla del medio plazo. Se han ido muchos jugadores, han venido muchos nuevos, se han cometido errores de planificación, han habido fichajes que no han rendido, se ha tenido mala suerte en momentos puntuales. Han sido muchas cosas. Recordemos que con sólo cinco o seis puntos más estaríamos optando a Champions. Y 5 o 6 puntos son tres o cuatro goles que no se marcaron en ciertos partidos.

Las cosas han ido mal, pero creo que no es tan desastroso como algunos pintan. Esa es mi opinión, por eso sigo confiando.

Y por supuesto, yo animo al equipo, no le pito.


Muchas gracias a todos y un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política