martes, 24 de enero de 2012

Babá y el fondo de inversión

La semana pasada, todos nos sorprendimos al conocer la noticia de que el Sevilla había fichado a un delantero senegalés, que jugaba en un equipo modesto de la primera portuguesa y que respondía al exótico nombre de Babá. Después de tantos dimes y diretes alrededor de la figura de Giovani dos Santos, del fichaje de Reyes, de los rumores de traspaso de Cáceres y de los jugadores que sonaban para, hipotéticamente, suplir al uruguayo, nadie se dio cuenta de que el Sevilla se estaba moviendo en la sombra para acabar por traerse a este delantero.

Decía ayer Monchi que se trata, ni más ni menos que de una oportunidad del mercado. Que este verano se hablaba de que pidieron 10 millones al Celtic de Glasgow y por eso el Sevilla se retiró de la puja. Pero que ahora se puso a tiro y a por él que se fueron. 

En un principio me pregunté cómo es que en verano no se tenía dinero para traer a Giovani por 8 millones, y ahora sí que lo ha habido para gastarse más o menos eso por Reyes y Babá. Entiendo que no es lo mismo traer a dos que a uno, pero el montante total es el que es. Al final resulta que la operación se ha llevado a cabo mediante un fondo de inversión que se reserva una parte de los ingresos de un futuro traspaso. Algo semejante a lo que ocurría con Luis Fabiano. 

No es la primera vez que se hace un fichaje utilizando esta fórmula en el mercado futbolístico, y parece ser que no será ni mucho menos la última. Más bien al contrario, es una opción cada vez más en boga a la vista de la situación en la que se encuentran muchos equipos de fútbol en la actualidad. Este verano, sin ir más lejos, hubo mucha polémica en Zaragoza porque ese club, en concurso de acreedores, fichó al portero Roberto por más de 8 millones de euros. Claro que ellos apenas desembolsaron nada, ya que la operación fue llevada a cabo mediante un fondo de inversión. La polémica surgió, no sólo por las dudas que generaba tan costosa operación en un club intervenido, sino también porque el presidente del mismo, Agapito Iglesias, es uno de los socios de dicho fondo. 

Esto de los fondos de inversión se dice que está muy extendido en Sudamérica, especialmente en Brasil, donde los inversores se hacen con los derechos económicos de los jugadores que destacan a edades tempranas, con vistas a sacar beneficio de un futuro traspaso cuando cuajan en futbolistas de élite. Estos jóvenes jugadores suelen proceder de familias muy humildes, y para convencerlos les ofrecen formar parte de dicho fondo. O sea, llevarse ellos mismos un porcentaje de aquel futuro traspaso. Imaginaos, pues, una empresa que no se gasta nada en firmar con un chaval de diecisiete años la cesión de sus derechos económicos. Sólo le ofrecen pongamos que un 10% de los ingresos de la supuesta venta en el futuro. Supongamos que dicha venta se hace por 1 millón de euros (cifra baja para lo que se maneja en el fútbol). Los inversores ganan 900.000 y el jugador 100.000. Con cien mil euros, ese chaval saca a su familia de la favela sin ningún género de dudas. 

Claro que esto está muy bien con jugadores jóvenes, sin compromisos previos y que apenas suponen coste para el inversor. Pero la cosa cambia cuando hablamos de jugadores que ya tienen cierta cotización. Como es el caso de Babá. Para operaciones como esta, la empresa inversora debe de tener alguna forma de estudiar el objeto de su inversión, es decir, conocer quien es el jugador y su potencial, de manera que puedan calibrar el riesgo de meter dinero en esa inversión y conocer las probabilidades de rentabilidad y beneficio. 

Yo no conozco a Babá de nada. Pero de nada en absoluto, jamás había oído hablar de él. Sin embargo, el hecho de que una empresa inversora se haya decidido a poner su dinero en esta operación me hace pensar que proyección debe tener. De otra manera, ¿quién se iba a arriesgar a invertir su dinero? Porque el Sevilla se va a beneficiar de su juego, pero la empresa inversora no verá ni un duro hasta que el jugador sea vendido o el Sevilla decida pagarles lo que les corresponde para hacerse con la totalidad de los derechos. Algo deberá tener el senegalés, algo le habrán visto, porque tres millones son muchos euros como para invertirlos porque sí, y para que sea un club de fútbol como el Sevilla quien se aproveche de las prestaciones del futbolista. 

Por tanto, e insistiendo en mi total desconocimiento hacia este jugador, pienso que puede ser interesante al menos verlo jugar, dejarle un tiempo para que se aclimate y se haga al equipo. Ya sé que los hay por ahí que dicen que no lo ven como jugador del Sevilla. Yo, estas afirmaciones no me las explico. En su vida han visto al jugador, pero ya aseguran que no vale. ¿Cuántas veces verían estos a Kanouté antes de venir al Sevilla? ¿Y a Dani Alves? ¿Estarían de acuerdo cuando decían de ellos que eran un viejo que no tiene gol y un futbolista de chiste?

De verdad que los hay necios a más no poder. Démosle una oportunidad al muchacho. Aunque sólo sea para ver en quién se ha gastado tanto dinero ese fondo de inversión. 

7 comentarios:

Rinat Rafaé dijo...

Yo tampoco lo conocía de nada, pero cuando vi que era el MEJOR jugador del Comunio portugués (por delante de Hulk, Saviola, Capel, etc) me he flipao, así que habrá que darle una oportunidad y TENER paciencia con él. Yo creo que en un año este tio está dandonos alegrías.

No está de más recordar que Kanouté y Luis Fabiano no aportaron en su primer año lo que en sus siguientes, por eso digo, paciencia (que ultimamente en el sevillismo falta mucha!)

EL PAPI MAGASE dijo...

Me encanta cuando la secretaria juega al despiste y aparece por aqui quien menos se piensa,ademas estos son los fichajes que aqui luego han roto y han partido la pana,en fin que yo desde luego voy a esperar a ver de que pasta esta hecho este baba antes de opinar nada sobre el jugador,es lo justo y quiero recordarles a los iluminados que la adaptación tambien cuenta,al grupo, a la ciudad y al equipo en si,espero que sea otro descubrimiento de futuro y que lo disfrutemos los sevillistas todo lo que podamos y mas,un abrazo Rafa.

juan antonio de la rosa dijo...

Solo decir que nos vamos a alegrar de este fichaje en poco tiempo.
Negredo se motiva con la competencia.
Saludos Sevillistas

Juan Angel de Tena dijo...

Despues pasa lo que pasa, que se pegan un ostion desinformativo del copon...

Tu mismo has puesto algunos de los ejemplos a los que podriamos trasladar el de este chaval.

Yo tambien confio mucho en el y ademas, pdemos matar dos pajaros de un tiro: Si Negredo quiere ir a la Eurocopa, o se pone las pilas, o se pone las pilas....

PD: Te mando luego un correo privado.

Un fuerte abrazo amigo.

Ravesen dijo...

@Rinat Rafaé

Espero sinceramente que no tengas que dedicarle un post en el futuro como amigo de Colusso. Con eso me conformaría.

@Papi Magase

¡Qué razón tienes! Estos son los fichajes que nos han hecho famosos. A ver si es cierto y cuaja.

@Juan Antonio de la Rosa

Dios te oiga. Lo de Negredo no lo había pensado, pero es bien cierto.

@Juan Angel de Tena

Lo que parece mentira es que, después de lo que se ha visto en los últimos años en materia de fichajes desconocidos que luego triunfan, aún los haya que sigan con tantos recelos. Si al menos hubiera costado una millonada (como otros)


Muchas gracias a todos, un abrazo

Dos Hermanas Sevillistas dijo...

A mi me da que va a ser una muy buena inversion del Sevilla y que ademas le va a venir muy bien contar con un rematador nato como parece que es Babá. Si el Sevilla saca provecho de sus numerosas jugadas de gol materializandolas, el camino se allanara mucho, y para eso, Baba puede ser ese jugador que finalize esas ocasiones de gol.

PD: Muchas gracias por tu comentario Ravesen en Latiendo en Blanco y rojo.

Un saludo

Ravesen dijo...

@Dos Hermanas Sevillista

Gracias a ti por comentar aquí.

El problema del Sevilla no es crear ocasiones, sino materializarlas. Y si este jugador es un goleador, sólo falta que lo demuestre, porque oportunidades no le van a faltar.

Un saludo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política