lunes, 16 de enero de 2012

Y además, los hay violentos.


El que acaba de terminar ha sido un fin de semana bastante complicado para el sevillismo. Las aguas bajan revueltas, demasiado revueltas, y no me refiero sólo a la irregular marcha del equipo esta temporada. De hecho, para mí, eso queda en un segundo plano, toda vez que aún no ha concluido la primera vuelta y, al menos en liga, la situación en perfectamente reconducible, sobre todo teniendo en cuenta que sólo estamos a un punto de la zona europea y a cinco del cuarto puesto, que da acceso a la Liga de Campeones.

Para los exquisitos, los que manipulan y tergiversan y los que no se leen los posts completos, u obvian ciertas partes de los mismos para centrarse en lo que les interesa, cuando hablo de "reconducible", no me refiero a que esté a favor o en contra de la continuidad de Marcelino. Hablo de que las distancias son ridículas con una vuelta completa (más un partido) pendientes de jugar. Sin ir más lejos, el año pasado (a pesar de llevar un punto más) a estas alturas andábamos más abajo en la tabla y más lejos de los objetivos. Por tanto, con Marcelino o sin él, la situación es fácilmente corregible a nada que el equipo meta goles, que es lo que parece que nos falta ahora.

Así pues, no es eso lo que más me preocupa. Sé que hay muchos que están pidiendo la cabeza de Marcelino. Y me parece normal, dado el pobre rendimiento que está sacando a la plantilla. Claro que a mí gustaría que, a parte de eso, también expresaran su opinión acerca de quién podría venir que le mejorase. Si me preguntan a mí acerca de si querría que echaran al entrenador, yo diría sin duda que si, si en su lugar se va a traer a Louis Van Gaal, o a Rafa Benítez, o a Frank Rijkaard, o a Marco Van Basten... Pero para traer a Quique Sánchez Flores (rumor oficial - valga la contradicción - de la actualidad), pues no sé yo qué decir. No digo que no. Digo que no sé yo qué decir. Yo soy mucho de tirar de experiencias, y recuerdo que cuando Jiménez era el entrenador y muchos sevillistas decían que cualquiera que viniera sería mejor, uno de los nombres que más sonaban para suplir al de Arahal era precisamente el de Marcelino. Pues bien, Marcelino, no es que no mejore a Jiménez, es que está años luz de lo que hizo Jiménez. Y en aquel equipo de Jiménez estaban, a la vez, Mosquera, Romaric, Duscher, Chevantón, Acosta... vamos, muchos de esos jugadores que tan malos eran y a los que había que echar como fuera. Sí, cierto, también estaban Luis Fabiano y Kanouté con tres años menos. O sea, había gol. Justo lo que nos falta ahora mismo. Con un poco más de gol, y jugando tan rematadamente mal como lo venimos haciendo hasta ahora, el Sevilla estaría en zona Champions, en cuartos de final de la Copa del Rey y habría jugado la fase de grupos de la Europa League.

¿Que no?

¿Recuerdan el partido contra el Levante? Gol en contra de chiste e inoperancia ante la portería del rival. De haber ganado ese partido (oportunidades de gol hubo), hoy seríamos cuartos.

En Copa del Rey, sólo con un gol más en la suma de los dos partidos, habríamos pasado (aquí también hubo ocasiones, tiros al palo, un gol legal anulado...)

¿Qué habría pasado contra el Hannover de haber marcado un gol más? Pues que habríamos pasado.

Vuelvo a repetir, para los que no se leen los posts completos o para los que se empeñan en tergiversar.

NO DEFIENDO A MARCELINO

Quiero que se vaya si va a venir alguien que le mejore. Por favor, acepto sugerencias.

Vuelvo a repetir otra vez.

SUGERENCIAS. ALTERNATIVAS. NO SOLO NEGAR LA MAYOR.

Es que uno se cansa de emplear horas en buscar argumentos y exponerlos con la mayor claridad que mis entendederas me permiten, para que luego lleguen otros y se despachen con una frase de cinco palabras, negándolo todo con ello y sin ofrecer alternativas ni argumentos en contra.

Lo que quiero decir es que la línea que nos separa este año el éxito y el fracaso es muy fina. Tan fina que sólo con tres goles más, ahora mismo estaríamos cumpliendo los objetivos. Tan fina que de haber tenido un mínimo (MINIMO) más de acierto de cara a portería, se habrían ganado partidos que hemos empatado o perdido por la mínima. El equipo hubiese cogido una confianza que ahora no tiene. La afición estaría mucho más relajada de lo que ahora lo está, por lo que la presión contra los profesionales sería muchísimo menor y estos estarían menos atenazados. Eso redundaría en beneficio del equipo, Marcelino tendría el crédito que ahora no tiene, los jugadores se apoyarían en él y, en definitiva, la rueda giraría hacia adelante, y no hacia atrás como parece que lo hacer ahora. 

Y eso jugando tan mal como lo estamos haciendo. Insisto, la diferencia entre el éxito y el fracaso es mínima. No escandalosa, como le ocurre al Villarreal, sino mínima. La temporada no está siendo un desastre. Desastre es, otra vez, lo del Villarreal. La temporada está siendo mediocre. Muy, muy mediocre. No muy buena, ni buena, ni medio buena, ni siquiera aceptable. MEDIOCRE. Pero no un desastre. Y menos con más de una vuelta por delante. 

Por tanto, y a la vista de que, dado que la diferencia con el éxito es mínima, la situación es perfectamente reconducible, no es esto lo que más me preocupa. Lo que me tiene completamente entristecido es la actitud de la afición, de nosotros, de esa especie de lucha fraticida en la que andamos inmersos (o en la que nos quieren meter a los que huimos de ella). Se está llegando a un punto de insostenibilidad que veremos a ver en qué desemboca. Hay gente que ha perdido la cabeza. Insultos por doquier, odios que florecen y salen a la superficie, agresiones a los futbolistas, faltas continuadas de respeto a quienes tantísima gloria nos han dado. Para echarse a llorar y no parar en una temporada. ¿En qué nos estamos convirtiendo?

Los hay que dicen que si Marcelino se marchase, todo cambiaría. Claro que eso mismo se decía con Jiménez, con Alvarez, con Manzano, y todo sigue igual, o peor.

Otros, apoyándose en esto, afirman que quien se debe ir es Del Nido. Y Monchi. Y Vizcaíno. Y todo el mundo si les dejamos explayarse. Claro que no hablan de lo que se le podría venir encima al Sevilla caso de que los que sostienen el status quo en la actualidad dejasen de hacerlo. Los cambios vienen bien siempre que lo nuevo mejore lo anterior. Pero si eso no es factible, mejor quedarse como se está hasta que surja esa alternativa mejor. Esto es tan de sentido común que me siento casi ridículo teniéndolo que escribir.

También se les echa las culpas a los Medios Oficiales. Y no voy a ser yo quien defienda los MMOO porque ya hace tiempo que no los escucho, salvo ciertos programas cuando me es posible. Como la Red Blanca y Roja, por ejemplo, que, por cierto, el viernes pasado no tuve ocasión de seguir y que también ahí se ha desatado cierta polémica. Si es que cuando los ánimos están crispados...

Por lo demás, no sigo los MMOO porque me carga tanta autocomplacencia. No me molesta, no me crispa, no me enfada. Simplemente, no me gusta y por eso no lo escucho. Sin más. Por tanto, no veo por qué van a ser esos medios los culpables de la situación. Unos medios pagados por el Sevilla y que defienden al Sevilla hasta extremos que a muchos les parecen ridículos. Y reconociendo ciertos comportamientos a veces fuera de lugar (si son ciertos, que yo no he sido testigo de ellos), eso no puede ser causa de nada tan grave. No se les escucha y punto. Y si alguien quiere llevar a cabo un ejercicio de masoquismo escuchándoles cuando no les gusta, pues allá él, pero que no le echen las culpas de que se digan y hagan barbaridades por ahí.

En mi opinión, esto es un tema de educación, de la que no tienen muchas personas. Y eso sólo se me ocurre que sea culpa de sus padres, que no se la dieron porque no supieron, no quisieron, no pudieron o directamente porque no la tenían. Y de lo que no se tiene, no se puede dar. 

Esto no tiene nada que ver con que el equipo vaya bien o vaya mal. Ni con que el entrenador sea Marcelino o cualquier otro, ni tampoco con la supuesta calidad de los jugadores o su compromiso. Ni con Del Nido, ni Monchi, ni Vizcaíno ni sus madres benditas, todas y cada una de ellas. Esto no es cosa de los medios oficiales, ni de unos blogueros que se enfrentan otros, ni nada por el estilo. Ni siquiera se trata de la prensa deportiva local, que en muchos aspectos es una verdadera porquería. 

Aquí, el problema es que hay una serie de individuos que no tienen educación, ni clase, ni respeto ni Dios que se lo ponga. Que no son capaces de aceptar que el que tiene enfrente puede que no piense del mismo modo que él. Que no le llegan las luces para comunicarse con los demás, debatir, compartir impresiones y aprender de la sabiduría del otro a la vez que se otro aprende con la suya (si la tuviera). Que cuando eran pequeños se llevaba la pelota si perdían porque era suya, y cuando son mayores se lleva el Scatergories. Que si no llevan razón, o si no se la dan, pues se cabrean. Que se escudan en el semi anonimato (o anonimato directamente) de la Red para desfogarse. Que no son capaces de pararse a recapacitar, no sea que se den cuenta de que no llevan toda la razón. Y eso no puede ser. Que no tienen la inteligencia suficiente para comprender que entre el blanco y el negro hay una enorme variedad de tonos grises. 

Y entre ellos, además, los hay violentos. 

Todo esto es verdaderamente triste. Y lo peor de todo es que afecta enormemente al equipo, a su rendimiento. Esta semana se está llegando al colmo de agredir a los futbolistas, lo cual ya clama al cielo. Es una desproporción tan grande la que hay entre la situación del equipo y la actitud de estos tipos. Los que agreden físicamente y los que lo hacen verbalmente. 

A tres goles de cumplir los objetivos. A tres míseros goles. Y jugando fatal. O sea, cuando el equipo juega fatal, se queda a esa nimiedad de lograr lo que se propone. ¿De verdad es para ponerse así? Si miramos la clasificación histórica de la liga, aparecemos en el 7º puesto. El mismo que ocupamos en estos momentos. Esa es la media de nuestras 68 temporadas en Primera. Y de la palabra media se deriva el vocablo mediocre. Insisto, no desastre, sino mediocre.

Para los que se han olvidado de lo que ponía a mitad del post, repito por tercera vez: No es una defensa de Marcelino. Que lo echen si es necesario. Que lo hagan sin duda si se ha puesto a tiro algún entrenador que lo mejore. Pero, si es posible, si nos llegan las entendederas, las neuronas, los coeficientes intelectuales, intentemos valorar las cosas en su justa medida. En su tono grisáceo correspondiente. Si es posible, vamos, si somos capaces, que igual no lo somos y estoy pidiendo demasiado. 

De todo esto, lo que más me entristece es que, a día de hoy, la afición del Sevilla no está preparada para afrontar un proyecto deportivo a medio plazo. No somos capaces de mantener la cabeza fría. En cuanto se tuerce un poco el asunto, se forma la que se está formando en estos días. Cada vez que me acuerdo de que Johann Cruyff fracasó en sus dos primeras temporadas en el Barcelona... Y la que formó luego...

Eso en el Sevilla no es posible, A día de hoy, no. Simple y llanamente porque somos tal cual se indica en la foto de a continuación:




Y además, los hay violentos.

7 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Pues en eso desemboca todo este tema de insultarse unos con otros,ya me comento el hermano Marcu en uno de mis últimos posts que le preocupaba mas la desúnión de la afición que el propio juego del equipo,tengo que darle mucha parte de la razón a eso que me dijo,la verdad Rafa que es penoso como uno no puede decir las cosas como las piensa sin ser tachado de no se que pollas en vinagre,a mi me da lo mismo,ellos solitos se retratan,pero es penos cuando encima como dices,nadie de esos que están todo el dia descalificando,al menos presntan una alternativa o argumentan una mínima solución,no les gusta el debate limpio,o jugamos a lo que yo quiero o me voy con el juego que pa eso es mio,po pati les digo yo desde aqui ahora con tu permiso y desde mi blog,con lo bonito que es enriquecerse de debatir con personas de un mismo sentimiento,aunque las opiniones sean opuestas,en fin hermano,siempre es un placer entrar en tu casa y estar este ratito charlando contigo,afortunadamente hay muchas casas como esta donde da gusto entrar y compartir el sevillismo que nos une,alos de la foto que has colocado al final de la entrada decirle que bastante tienen con mirarse en el espejo a diario y verse ese careto,un abrazo crack,esta semana previa al derbi de momento casi ni se me apetece decir nada del partido en cuestión,eso de momento,seguro que cuando vaya llegando la hora me empiezo a venir arriba,nos seguimos leyendo crack.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

En efecto, concluimos en que se trata, sencillamente de falta de educación o de, en su defecto, mala.

En Psicología se estudia muy bien una palabreja enorme que se define como el "ego", el "yo".

Egoista, por ejemplo, señala la reacción comúnmente conocida como "todo para mí".

Y el ego, el inmenso ego que desde tantas atalayas potencia nuestro sistema social, cultural y político, no admite otros valores que los propios: Solo triunfan los dueños absolutos de cualquier cosa, la que sea, con tal de llegar a la cúspide. Cualquier cúspide aunque apenas levante un palmo del suelo.

Y en fútbol, fenómeno social como cualquier otro, no podía ser menos.

"Estás conmigo o contra mi" que llevado al caso, sería "o piensas como yo o eres mi enemigo".

Egocéntrico: Ególatra. Egotismo...

Adoradores de sí mismos, dioses en sus propias grandezas internas, poseedores absolutos de verdades absolutas..

Visiones unipersonales, increíbles fallos intelectuales en personas supuestamente bien formadas, cultas, de nivel social y académico superior...

Puede, posiblemente, que sean incluso buenos padres y que estén ¿formando? a sus hijos en ésos valores.

Lo peor peor sigue estando por llegar, me temo.

Grandísima reflexión, amigo.

Cuídate.

Juan Angel de Tena dijo...

¿Y como solucionamos esto Rafael?

Desgraciadamente, estos valores cada vez estan teniendo mas arraigo en esta sociedad.

Solo tienes que ver el estado en que vivia la aficion del Sevilla en la etapa de Jimenez, y la cual todos pensaban que con su marcha se acabaria esa crispacion creada artificial pero premeditadamente, y sin embargo, mira como nos encontramos hoy.

Ya sabes que yo tambien le doy muchas vueltas a este tema, que ya hemos hablado mucho al respecto y que sinceramente, no creo que tenga solucion a corto plazo.

Esperemos que ese gota a gota el dia de mañana seamos capaces de formar ese oceano del cual disfrutamos no hace tanto tiempo.

Solo una salvedad, eso ocurria cuando todos viviamos en una nube, en un jijijaja continuo...

Supongo que habra que insistir.

Un fuerte abrazo amigo y enhorabuena una vez mas por este magnifico post.

Miguel dijo...

Amigo Rafael sigues ciego con Marcelino y lo defiendes a muerte pero veo que ya no con tanta pasion y es que ya esta bien de quedarse con el personal. El entrenador que venga tendra siempre que luchar contra el pasado pero es necesario un cambio y este entrenador debe de ser de cantera y no importarle jugar con chavales u formarlos para que sean futbolistas de primera asi que un cambio de entrenador es mas que neceasrio

Marcu dijo...

Me vas a permitir, con todo el respeto del que yo sea capaz de transmitir que nunca será más que el que tú te mereces, que haga una leve crítica a este, como siempre, magnifico post:
Te detienes demasiado en explicar pensamientos tuyos que...los que leemos tus post "enteros" sabemos cómo piensas y como sientes con respectos a estos asuntos.
Nunca te razonarán nada ni te debatirán nada porque no existen argumentos.
¿Sabes qué tiene que ocurrir para que esto cambie? Que se una el Cielo y la Tierra.
¿Qué te lo razone dices? Sería un Arcangel.

Un abrazo, amigo

@cesarvizcaino dijo...

Siempre te diré y te recordaré lo mismo
El fútbol es un fiel reflejo de la sociedad y ademas magnificado y con barra libre
Que UN individuo vaya a pegarle a un jugador es noticia de primera plana
Uno de 36000 q había en el campo
Que cada uno haga la media

Y todas las semanas pueden ser noticia, solo tienen q propornerselo

Pues con el tema de internet me parece lo mismo
Muchas veces magnificamos y le damos mas importancia de la q tiene a 4 o 5 personas con afán de protagonismo incluidos periodistas

La afición del Sevilla es sabia y siempre Está a la altura
Analiza los últimos ocho años incluidos los de Juande
No vas a encontrar ni uno solo con polémicas y situaciones parecidas por esta fecha
Piensa y recuerda
Y es curioso pero en determinadas fotos siempre aparecen los mismos

El resumen es muy fácil

Caer en previa de UEFA es para Estar enfadados
Lo de la copa es algo normal cuando además has sido superior al rival y caes por el valor doble

Lo q no justificación ninguna es q no ha aprovechado para ir terceros en liga y ademas jugando solo a ratos

Todo me recuerda al 2006
Yo sigo con mi paciencia
La experiencia me lo dice

Un abrazo fuerte

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Sí que hay muchas casas donde entrar y debatir a gusto. Afortunadamente. Y a veces me paro a pensar por qué empeño tanto tiempo en quejarme de los unos, cuando estáis esos otros con los que sí que se puede hablar afablemente. Un día de estos escribiré sobre ello.

@Jose Manuel Ariza

Puede que se trate de no incluir un poco del concepto "humildad" al de "egotismo". Uno puede compensar el defecto de ser egocéntrico con la virtud de ser también lo bastante humilde como para aceptar que haya otro con más conocimiento sobre algo. Aunque sólo sea para aprovecharse de ese conocimiento, aprenderlo y así elevar más aún su egocentrismo.

@Juan Angel de Tena

Yo soy de los que piensan que nohay solución a corto plazo. Que esto es un tema cultural, que está muy arraigado en nuestra sociedad, en todos los órdenes de la vida, y que sólo se arregla poco a poco. Yo pienso seguir insistiendo porque creo que es el camino. EL respeto.

@Miguel

El post va de que la situación del Sevilla no es tan mala como para que la gente se ponga del modo en que se está poniendo, por mucho que haya cosas muy mejorables. Como digo por activa y por pasiva, no es una defensa de Marcelino.

@Marcu

La verdad es que tienes toda la razón del mundo. Y he pensado sobre ello, hasta decidir que me voy a dejar de tantas explicaciones, que no somos niños pequeños y que debería bastar con decir las cosas una vez. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

@Cesar Vizcaíno.

Yo también recuerdo 2006 todos los días que analizo la situación actual. Escribí sobre ello hace unos días. La verdad es que me parece curiosísimo la cantidad de coincidencias que hay.

A mí el equipo me gusta, y más ahora que se ha reforzado la delantera. Y sinceramente, a pesar de que entiendo que el entrenador es el primero que cae cuando las cosas no van bien, yo no tengo tan claro que ese cambio vaya a solucionar nada.

A no ser, como digo en el post, que venga uno de los súper grandes, claro.

Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política