lunes, 30 de enero de 2012

Falta sevillismo

De entrada, quiero decir que, en mi opinión, el Sevilla tiene plantilla de sobra para aspirar a uno de los cinco primeros puestos. No es la mejor de los últimos años, eso por supuesto, pero es que el nivel ha bajado en el fútbol español en general, no hay más que ver la mediocre liga que se está jugando y lo barata que está este año la Champions. Por tanto, creo que el Sevilla debería de estar mucho más arriba en la tabla en estos momentos. 

¿Qué es lo que falla?

Hay muchos, cada vez más, que señalan la figura del entrenador. Si la plantilla es buena y no rinde, el entrenador es malo. Pero yo creo que es más que eso. Creo que cargar todas las culpas sobre Marcelino es engañarse a uno mismo. O lo que es lo mismo, pensar que si se va Marcelino y viene otro, todo va a cambiar de un modo radical. Incluso si tal cosa ocurriese, sigo pensando que hay algo más, que no es sólo eso. Que hay algo que le falta al equipo, y que hasta que no se le insufle, cosas como las que están ocurriendo esta temporada se seguirán produciendo, esté o no Marcelino en el banquillo. 

A este equipo le falta sevillismo. A muchos jugadores les falta saber dónde están. Y los que sí que lo saben, no tienen el carisma suficiente para hacerles ver la importancia que tiene tal cosa. Y, por supuesto, el entrenador no tiene ni pajolera idea de lo que estoy hablando. Y si la tiene, pues mucho peor, pues o no sabe, o no quiere transmitir dicha idea. 

El otro día, en la magnífica entrevista que le hizo Juan Angel de Tena, y que publicó en su blog, David Castedo opinaba que desde que se retiró Javi Navarro, al Sevilla le faltaba un líder... o algo más que eso. Por si no lo habéis leido, decía lo siguiente:

"Desde que se fue Javi me da a mi que no hay nadie que haya cogido ese relevo. Quizás Palop, pero estando en la portería no es lo mismo que siendo un jugador de campo que puedes estar más encima del compañero y del partido en si.

Hace falta un jugador de ese tipo, más bien jugadores, que tiren del grupo, pero no solo en el Sevilla, en cualquier equipo. Ahora mismo en el Sevilla tu miras y dices, ¿quienes hacen esa función...?.

Cuando hay una base, el que llega se encuentra con ella y es todo mucho más fácil. Pero cuando se va marchando esa base, se pierde el núcleo que sustentaba esa unión, se comienzan a hacer grupitos y cada uno va por su cuenta...La verdad es que eso no ayuda demasiado."


¿Quién esa función en el Sevilla? Nadie. En la plantilla sevillista falta sevillismo. Hay grandes sevillistas en ella, pero, como decía antes, ninguno tiene el carisma necesario para imponerlo, por mucho que Jesús Navas sea uno de los capitanes. 

Claro que David no procede de la cantera. Ni la mayoría de los jugadores que triunfaron con él en el Sevilla. Y es cierto, pero ahí estaba don Joaquín Caparrós Camino, con su vena hinchada en el cuello, que metió sevillismo en vena al mallorquín, a Pablo Alfaro, a Javi Navarro, a Pep Martí... incluso a Renato. Y cuando el señor Caparrós se fue, el Sevilla tenía una base sevillista, aunque fuera de adopción. Unos líderes carismáticos que fueron capaces de transmitir esa pasión a los Palop, Drago, y compañía. Incluso de acoger a algunos de ellos en ese grupo de liderazgo. Luego, con Manolo Jiménez, algo de eso se mantuvo. Y a pesar de no desplegar un juego bonito, sí que hicieron gala de la casta y el orgullo sevillista para sacar adelante los objetivos de la entidad. Una vez cesado Jiménez, al tiempo que aquellos líderes sevillistas iban cediendo protagonismo (los que quedaban), todo se está viniendo abajo.

El Sevilla tiene una buena plantilla, pero le falta alma. No es que los jugadores no corran (ayer en Málaga corrieron, aunque fuera detrás de fantasmas). No es que no sean profesionales. No es que no cumplan con su obligación ni que dejen de tratar de hacer las cosas lo mejor posible. Es que les falta esa pequeña pizca de motivación que en tantas ocasiones supone la diferencia entre la victoria y la derrota. Quitando el partido contra el Madrid, y puede que el del Athletic, el Sevilla ha dejado de ganar partidos por muy poco. Por muy muy poco. Por esa pizca. Porque les falta sevillismo. Porque les falta ese líder, o líderes, que decía David. Esos jugadores, compañeros, que te pegan una voz, con los puños apretados y la mirada colérica, y que sólo con eso te pones las pilas aunque sea por no desmerecer. O, en su defecto, ese entrenador que no se queda quieto ni un momento, que te mira con la vena a punto de estallar y te lo dice todo con esa mirada. Que no hace falta más que verle el gesto para comprender que el equipo en el que juegas es más que una empresa que organiza eventos futbolísticos y participa en ellos. Que es un sentimiento.

Faltan esa persona o personas que te dejen claro que si el equipo pierde, no es solo que se dejan de ganar tres puntos. Es mucho más, y ese mucho más lo ves en la actitud de esa persona o personas. Y que si se gana, pues exactamente lo mismo, pero con la actitud opuesta. Falta eso. No es compromiso, no es profesionalidad, no es ni siquiera el afán por hacer las cosas lo mejor posible. Es más, yo no dudo de que haya jugadores que hasta le tenga un gran cariño al club y sientan las victorias y las derrotas de una forma especial.  Pero no llegan. les falta una pizca. Les falta sevillismo. 

¿Y cómo se soluciona esto? Pues a corto plazo, muy difícilmente. Seguramente echar al entrenador sea la primera medida necesaria a llevar a cabo, y más pronto que tarde. Mejor hoy que mañana. Pero eso no es suficiente. Con esa decisión se podrá acallar a la turba, pero esta no tardará en volver a rugir, porque el problema es otro. O, más bien, no es solamente ese.

Para estar undécimos, yo prefiero jugar con Luna, con Campaña, con Salva, con Luis Alberto y con Tejada en el banquillo. Para estar undécimos, podríamos vender a Rakitic, y a Perotti y a unos pocos más y sacar un gran beneficio económico que aumente aún más la solvencia económica de la entidad, ya que es tan importante (que lo es). Para estar undécimos, es mejor renunciar a los objetivos, centrarnos en la permanencia y crear un EQUIPO de sevillistas ávidos de triunfos. Sevillistas no necesariamente sevillanos. Ni siquiera canteranos. Hablo de jugadores verdaderamente comprometidos con la causa. No sólo comprometidos, sino verdaderamente comprometidos. 

Para estar undécimos...

Después del partido de anoche, me fui a la cama preguntándome ¿qué coño hace Joaquín Caparrós entrenando al Mallorca?

Ese fue el gran error de la planificación del Sevilla. Que tenemos de todo menos alguien que insufle lo que nos falta.

Sevillismo.

9 comentarios:

Manuel de los Santos dijo...

¿Serían válidos ya los argumentos de gran entrenador, buen visionario del fútbol, y, por supuesto el Sevillismo, de Ramón Tejada?.

Pienso que está bien donde está, pero ahí no se puede pegar toda una vida, algúna vez tendrá que dar el salto.

Era sólo una pregunta, y creo que tiene una respuesta más fácil que las explicaciones de Marcelino...


Un abrazo.

Alberto H. dijo...

Falta sevillismo, falta entrenador, falta confianza, falta calidad en determinados puestos, falta suerte, falta que nos respeten un poquito los árbitros, faltan tantas cosas...

Un saludo.

juan antonio de la rosa dijo...

Por una vez no estoy de acuerdo con tus palabras ,mi opinion es que a la Plantilla no le falta Sevillismo , al Entrenador le faltan los huevos suficientes para poner a cada jugador en su sitio,y no me refiero al sitio en que juega,
Jugador que no rinda al Banquillo y a poner a otro ,osea competencia por puesto y no por veterania y amiguismo.
Por decirtelo de otra forma te dire que entre los jugadores existe"mafia" y se cargan a quien ellos quieran y es el entrenador el que tiene que intervenir y imponer su criterio y Marcelino no tiene personalidad ninguna.
Saludos Sevillistas


PD.No se si me he explicado bien ya conoces mi problema.

Juan Angel de Tena dijo...

Ante todo Rafael, muchas gracias por la mencion que haces de la entrevista a David.

Creo que en esas frases que tu comentas pueda existir mucho de lo que le ocurre a este Sevilla.

Como escribo hoy, y no se si hago bien o no, ese vestuario no me gusta nada desde hace ya algun tiempo.

Evidentemente que Marcelino ha errado, y de gravedad en muchas ocasiones, pero me niego a pensar que toda la culpa de lo que le ocurre a este equipo dea suya.

La responsabilidad absoluta, sin duda, pero las culpas creo que habría que repartirlas y en un porcentaje muy alto creo que irian de largo para los futbolistas.

Desgraciadamente Rafael, creo que la suerte esta echada. A esta agonía le queda ya poco...

Un fuerte abrazo amigo.

EL PAPI MAGASE dijo...

Ando tan perdido que no sé que opinar al respecto,lo que si sé es que salir a jugar un partido como ayer lo hizo el Sevilla para luego lamentarse una vez mas en la sala de prensa,eso no puede pasar mas en este equipo ¿sevillismo dices? puede que falte y mucho,pero mi pregunta va mas alla ¿quien imparte ese sevillismo hoy en este equipo? Palop está en el banquillo y su sustituto no ha cogidop esos galones a pesar de ser un gran portero,Kanoute es el alma,pero ya esta en su última etapa futbolisticamente hablando ¿Navas? ya sabemos como es el de los palacios,aqui lo que hace falta y ya lo dije antes de traer a Marcelino,es a Don Joaquín Caparrós,nadie mejor que él para haber hecho una nueva trancisión y un nuevo Sevilla,quizás ya sea un poco tarde para eso y subir a Tejada seria en estos momentos una pena,pero si hay que meter sevillismo en el primer equipo,yo empezaria por darle el pasaporte a unos cuantos y subir a chavales,eso si a la afición hay que hablarle claro y nítido,un abrazo Rafa,a ver que sucede con todo esto,yo estoy muy muy decepcionado con todo un poco,espero animarme en estos dias de carnavales,aunque la procesión irá por dentro.

Marcu dijo...

Cuando ví cómo salieron los jugadores del Málaga y los nuestros, ya me dije "aquí no hay nada que hacer"

Todos los entrenadores de Primera División saben que a nuestro equipo se le juega con intensidad y presión y se desinflan como un globo.
¿Quién es el culpable de eso?

Observamos anoche la intensidad con que se mostraron jugadores como Maresca, Sergio Sánchez e Isco
Allí se odia al Sevilla, todos lo sabemos; y esos jugadores llevaban anoche en la sangre ese odio y...¿Quién les inculcó eso?

Pues eso es lo que falta aquí. Muchos le llaman huevos y otros estar involucrados en el proyecto.

Un abrazo

Miguel dijo...

Amigo Rafael sigues con la venda en los ojos donde esta la plantilla apta para quedar entre los cinco primeros con Fazio,Spahic,Escude,Coke,Guarente.Trocho,Rakitic y demas
No falta sevillismo sobran personas que no ven que ya les ha pasado su hora y que a poco que pase el tiempo convertiran al club en su rancho y acabara el equipo peor que el vecino sino tiempo al tiempo y 11 de 39 puntos posibles son numeros de bajar a segunda division

@cesarvizcaino dijo...

Creo que lo que falta es una racha de tres resultados en liga consecutivos positivos.

Hoy he leido a Monchi y dice que confía en Marcelino como el primer dia.
Son frases para el recuerdo.

No la olviden.

Si este equipo dentro de dos años sigue entrenado por Marcelino, en un supuesto ahora impensable, participando en champion, con un equipo que recitemos de memoria, y que además no esté endeudado hasta las cejas, no olvidemos una rueda de prensa como la de hoy.

Porque será histórica.

Y los dirigentes deben ser consecuentes con sus ideas, y sobre todo no convertirse en aficionados.

Porque nosotros tenemos opinión y ellos información.
Importante

Un saludo y enhorabuena una vez mas

Ravesen dijo...

@Manuel de los Santos

Para ser sinceros, yo no le daría el equipo a Tejada ahora. No porque no crea que esté capacitado, sino porque no se merece tal marrón. A él le daría la plantilla desde pretemporada, para que la hiciera a su gusto.

@Alberto H.

Es por eso que digo que pensar que con un cambio de entrenador todo se soluciona seria caer en un gran error.

@Juan Antonio de la Rosa

Por supuesto, te he entendido perfectamente. Quizás quien no se ha explicado bien soy yo porque estoy completamente de acuerdo. Eso que dices de "mafia" es una forma de explicar lo que quiero decir. Los jugadores no van a una, no están al cien por cien comprometidos, falta ese compromiso total, y el entrenador no sabe o no puede solucionarlo.

@Juan Angel de Tena

Es que David dio en el clavo. El entrenador no es capaz de imponer la unión y el compromiso, pero es que le falta apoyo. Le falta ese líder o grupo de líderes entre los jugadores que le echen una mano en ese empeño. Si cada uno va por su lado, todo es mucho más difícil. Lo que dijo David, vamos, por eso mencioné lo que te contó en la entrevista.

@Papi Magase

Completamente de acuerdo. Los jugadores de fuera deben mejorar lo que tenemos. Pero para estar undécimos, prefiero chavales de la cantera para que se vayan curtiendo. Son ellos los que van a darle sevillismo a la plantilla.

@Marcu

Y yo le llamo sevillismo, en el fondo da igual cómo lo definas. Yo aborrezco que un equipo nos gane por intensidad. Que el Madrid te un baño es comprensible por la diferencia de calidad. Pero que el Málaga te gane por haber puesto más interés es inadmisible. Y eso no es sólo culpa de un entrenador. También, pero no solo eso.

@Miguel

Si la plantilla es mala, no se puede cargar tanto contra el entrenador. Y si se considera que el entrenador es malo, es porque no sabe sacar partido a una buena plantilla.

EL Sevilla es peor que Madrid y Barça, pero no que el resto de equipos. No es peor que Valencia, o que Atlético o que Athletic. Y por supuesto, no es peor que Levante o Español. El problema va más allá. Es un cúmulo de problemas. Ahora bien, ¿cuál es la solución? ¿Que se vayan todos? ¿Y a quién ponemos? Ese es el quid de la cuestión cuando se piden cambios. ¿A quién ponemos? Sigo esperando propuestas.

@César Vizcaíno

Te aseguro que no hay cosa que desee más que este equipo se pasee por la Champions dentro de dos años, con Marcelino en el banquillo y las cuentas saneadas.

Y si eso ocurre, buscaré el mejor sitio donde meterme este post que acabo de escribir, me tragaré mis palabras y pediré perdón por tener la vista tan corta.

Y no es ironía, te hablo con la mano en el corazón. Hoy he expuesto lo que me preocupa, lo que pasa por mi cabeza, pero mientras Marcelino y esos jugadores estén ahí, yo seguiré apoyándolos.

Sé que hay gente que quiere que el Sevilla pierda contra el Villarreal para que se precipiten los acontecimientos.

Lo que yo quiero, sin embargo es sentirme un imbécil por haber escrito lo que he escrito y por no haber sabido tener la paciencia o la fe necesaria.

Afortunadamente, tenemos unos dirigentes que saben anteponer esa función a su condición de aficionados.


Muchas gracias a todos y un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política