sábado, 21 de enero de 2012

Una de charcos

Decía el otro día Pepe Mel que, con aquello del famoso NO, Marcelino se metió este verano en un charco del que sólo podrá salir ganando con holgura en el Villamarín. Ya de por sí, la afirmación es una soberana chorrada. Marcelino no se metió en un charco porque dijo una cosa que es tan verdad, que se puede calificar hasta de perogrullada. Es más, para que dicha afirmación se tornase falsa, el Betis se tendría que convertir en el equipo revelación del año. Vamos, en la sorpresa del campeonato. Y como indica el significado del concepto "sorpresa", se trataría de algo completamente inesperado y que provoca asombro e impresión, lo cual le daría la razón al preparador asturiano cuando dijo que, a priori, el Betis no tenía nivel para competir con el Sevilla. Aún incluso si el Sevilla sólo gana de forma apretada. O si empata. O si pierde. O hasta si lo hace de forma holgada, en un partido todo es posible. El propio Betis estuvo a punto de dar una campanada en el Nou Camp, pero eso no quiere decir que el nivel de ambos clubes sea parejo. Faltaría más. Una perogrullada, ya digo.

Y para reforzar este argumento, no hay más que ver la clasificación. Mitad de temporada. El Sevilla ha ganado dos puntos de los últimos doce disputados, mientras que el Betis se ha llevado nueve de esos mismos. Y aún así, siguen tres puntos por debajo. Ni tras una nefasta racha de unos ocurrida al mismo tiempo que una fantástica de los otros son capaces de superarnos. ¿Es que eso no muestra a las claras la diferencia de nivel? Más allá, incluso. Si se cumple la lógica y el Sevilla gana, las rachas de cada uno serían de 5 de 15 y de 9 de 15. O sea, una mala y otra más que positiva para un equipo recién ascendido. Pues bien, en ese caso, y después de una racha tan mala de uno ocurrida a la vez de otra tan buena para el otro, la diferencia sería de seis puntos. Claro que, si el Betis ganase, terminaría la primera vuelta empatado a puntos con el Sevilla. Para dos equipos de nivel parejo, eso sería lo normal. Pero si eso se produjese, el sevillismo hablaría de soberano fracaso y el beticismo del mayor éxito en los últimos cinco años. Si todo esto no es argumento para defender que el nivel de uno y otro es absolutamente diferente, que venga Dios y lo vea. 

Por tanto, no creo que Marcelino se metiera en ningún charco con aquello que dijo. Es más, para charco, fijaros el que ha pisado la creaturita Mel diciendo que "si el Betis gana el derbi, permanecerá en primera con la gorra"

Toma ya. En hablando de charcos. Se ve que ya no se acuerda de esa racha de un punto de treinta posibles de hace no tanto.

Y para justificarse, asegura que eso sería así "porque terminarían la primera vuelta con 25 puntos, más allá de la media que hace falta para salvarse".

Matemática pura. Lógica absoluta. Planteamiento irrefutable. Si acaban la primera vuelta con 25 puntos, automáticamente le son concedidos otros 25, con lo que ya tienen la permanencia ganada. Ahora, a por la UEFA. Ah, no, que no la pueden jugar por estar en concurso. 

A mí no me entra en la cabeza que aquel NO de Marcelino tuviera tanta repercusión, y esta absoluta estupidez de Mel no provoque la risa generalizada. Ya sé que la historia del Betis está llena de frases estúpidas, como aquella de Dani, el delantero cani, que dijo que "cuando Javi Navarro gane una Copa del Rey y juegue la Champions, hablaré de él". Y continuó diciendo algo así como que él con veitipocos años había conseguido más que el valenciano con más de treinta. Eso fue hace ahora seis años, justo antes de la cascada de títulos sevillistas. La época del "Lo Ciento" y demás gaitas.

Bueno, pues no aprenden las creaturitas. Siguen con sus ridículas soflamas. Y, además, se permiten el lujo de acusar a los demás de meterse en charcos por decir perogrulladas.

Pero es que, para colmo, al final acaba dándole la razón al NO de Marcelino cuando dice que "a principios de temporada, los objetivos de los dos eran dispares, y teniendo en cuenta objetivos, el Sevilla es favorito".

Vamos, que el Sevilla juega a otra cosa diferente que el Betis y que, por tanto, debido a esa diferencia de nivel y de objetivos, el favorito es el Sevilla. Lo mismo que dijo Marcelino con aquel simple NO.

La verdad es que me siento un poco extraño escribiendo este post porque a mí no me gusta hablar del Betis. Les respeto, no les deseo el mal y, francamente, no me afectan para nada. Además, me parece magnífico que la semana pre-derbi haya sido tan agradable, tan bien llevada por los integrantes de uno y otro club, tan respetuosa por parte de todos. Ese es el espíritu que debemos mantener. Unión cuando se requiere para defender lo que nos une, es decir, la Ciudad de Sevilla, y pelea a muerte deportiva en cuanto comienza a correr el balón.

Lo que pasa es que, desde ciertos ámbitos (sobre todo periodísticos), se intenta por todos los medios calentar el asunto para rememorar viejas cuitas que hoy día no tienen sentido. El derbi como era conocido hace unos lustros ya no existe. Ya no hay ese tipo de rivalidad. El Sevilla es demasiado superior al Betis como para que la haya. Siempre lo ha sido, pero en la última década ha pegado el tirón definitivo. No hay igualdad como para que pueda haber competencia. Sinceramente, para mí no deja de ser un partido simpático, diferente porque la afición rival está metida en mi propia familia, pero a partir de ahí, nada de nada. Es cierto que quedan reminiscencias de lo que una vez fue, y siempre habrá bocazas como Mel para darle bola a los que se agarran al recuerdo como a un clavo ardiendo. Pero nada de eso puede evitar que lo pasado, pasado esté, y que el futuro que quede por escribir se haga de una forma diferente a lo que hasta hace no mucho fue. 

Luego, el partido será otra historia. A un único partido, cualquiera puede ganar. Pero los objetivos de uno y otro seguirán siendo los mismos, pase lo que pase. Y la grandeza. Y la exigencia. Y el nivel de la plantilla. Y la mentalidad. Nada cambiará sea cual sea el resultado.

Por tanto, y hablando de charcos, mucho más grande me parece el que ha pisado Mel que aquel en el que dice este que se metió Marcelino.

5 comentarios:

Marcu dijo...

De alguna manera, el Sr. Mel ha intentado calentar el ambiente, pero ha ocurrido lo de casi siempre, que no ha recibido respuesta del bando contrario.

Es su estilo. Siempre fue así.

Pero...¿y la prensa? Sólo ver lo que liaron con el NO y ahora, nada de nada.

Esto es lo que hay y nosotros para denunciarlo y abrirle los ojos a los ciegos que todavía hailos.

Abrazos y buen derbi

EL PAPI MAGASE dijo...

Hoy ganamos 0 a 3 y a lo nuestro,los charcos para los que no llevan botos de agua y van de barro hasta la faja,hoy os he echado en falta a los dos en la peña san Bernardo,tanto a Marcu como a ti,de todas formas sé que algún dia no muy lejano nos llegaremos a conocer en persona,la verdad es que lo estoy deseando,un abrazo aprovechando el comentario de Marcu,a ambos desde aqui.

Jose Ángel González Algaba dijo...

Es lo de siempre cuando dice algo algún integrante del Sevilla se arma el revuelo padre. Cuando lo dice Mel es muy simpático. Estamos acostumbrados a esto.
Solo pensar en ganar porque los tres puntos son vitales para no descolgarnos y hacer una primera parte de campeonato nefasta.
Un saludo

Miguel dijo...

Un lenguilla como todos

juan antonio de la rosa dijo...

Los Charcos para los Ranos como Mel,que se apriete los machos que ahora empieza su liga.
Saludos Sevillistas

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política