miércoles, 25 de enero de 2012

¿Dónde están los millones?

El post que voy a escribir hoy está inspirado y basado en este otro escrito por Alvaro Yanes en la web Columnas Blancas, el cual recomiendo encarecidamente que leáis porque es interesantísimo. 

En el mismo se habla de la repercusión que puede tener en el fútbol, y más concretamente en el Sevilla, la subida del IRPF anunciada por el Gobierno hace unas semanas. En este sentido, hay que recordar que, según ese decreto gubernamental, las rentas más altas aumentarán el porcentaje que pagan de impuestos en un 7%. Dentro de las rentas más altas, evidentemente, están las que cobran los futbolistas. Pero esta medida no afecta a los mismos (o a la mayoría de ellos), ya que, normalmente, los emolumentos de los jugadores se pactan en neto, es decir, después de impuestos. Vamos, que un futbolista que gana X, gana X sea cual sea el porcentaje de impuestos que haya que pagar. Por tanto, es el club el que se hace cargo de los pagos a Hacienda. O sea, es el club el que verá incrementado su gasto salarial en un 7%, ya que los jugadores van a seguir ganando lo mismo. 

Según se puede leer en el post que comentaba al principio, el gasto salarial del Sevilla anda entre los 50 y los 60 millones de euros, con lo que se puede predecir que para la temporada que viene, pase lo que pase, sea como sea, el Sevilla tendrá que pagar 4 millones de euros más por este incremento en el IRPF. ¿De donde salen estos 4 millones? ¿En función de qué partida va el Sevilla a aumentar sus ingresos para hacer frente a este incremento de gastos? Además, hay que recordar que los ingresos por Copa del Rey y competición europea han sido inferiores a los presupuestados este año, que ha bajado el número de abonados, que no hay patrocinador para las camisetas... La desviación económica es, por tanto, muy importante.

Sin embargo, hay muchos que siguen preguntando a los cuatro vientos que dónde están los millones, confundiendo el concepto "fondos propios" con dinero en caja. Ya he hablado de esto en alguna que otra ocasión. Los fondos propios no son dineros. Los fondos propios se pueden definir (a grandes rasgos y simplificando mucho) como la diferencia entre activos y deuda. O sea, entre lo que se tiene y lo que se debe. Dentro de los activos está el dinero líquido, obviamente, pero hay mucho más. Un activo puede ser un jugador, un edificio, cualquier bien tangible en definitiva. Cuando la deuda de una sociedad es mayor que sus activos, se considera que está en quiebra. Por tanto, el tamaño de los fondos propios indica cómo de lejos está una entidad de una situación como la quiebra, pero nada dice del dinero contante y sonante que hay en caja.

Es cierto, no obstante, que el tener un buen volumen de fondos propios facilita la labor de endeudarse. Vamos, de que un banco se fie de ti lo suficiente como para estar dispuesto a prestarte dinero. Pero endeudarse es aumentar el concepto "deuda" de esa balanza que puede llevar a la quiebra. Claro que endeudarse para obtener un activo (fichar a un jugador) equilibraría dicha balanza. E incluso podría llegar a aumentar los fondos propios si ese jugador se revaloriza hasta más allá de lo que se pidió prestado para ficharlo. 

Pero todo esto no son más que conceptos contables, mientras que de lo que hablaba al principio, pagar un 7% más a Hacienda, es dinero físico. Vuelvo a preguntar, ¿de dónde puede salir ese dinero si ya de por si tenemos una desviación negativa del presupuesto por haber ingresado menos de lo previsto en ciertos conceptos? Seguramente esto explique por qué el Sevilla se ha deshecho de Martín Cáceres en el mercado de invierno. Un jugador que costó 3 millones de euros se vende por cerca de 10. La balanza activos-deuda se mantiene equilibrada por ese beneficio (se pierde un activo, pero se gana mucho más de lo que costó) y, además, se tiene dinero contante y sonante para hacer frente a esos gastos de más que están por venir. 

¿Y qué pasa con la pérdida en lo deportivo? Habrá que ver. Recordemos que precisamente Cáceres llegó cedido porque no había dinero para fichajes. O no se quería arriesgar el que había. La solución estaría en llevar a cabo una operación semejante, es decir, traer a un jugador a coste bajo que no desmerezca demasiado al que se ha ido. 

Todo esto de lo que estoy hablando es discutible. Cualquiera podría venir diciendo que quien no arriesga, no triunfa. Que si queremos estar en Champions y aumentar mucho nuestros ingresos, necesitamos mantener a los mejores jugadores para no perder potencial deportivo. Arriesgamos económicamente y luego obtenemos el premio gordo de la máxima competición europea. Premio gordo en lo deportivo y en lo económico. 

Y ese cualquiera tendría toda la razón del mundo. 

Sin embargo, por la razón que sea, la directiva ha decidido comportarse con austeridad. Es otra forma de arriesgarse. En este caso, no se arriesga el dinero, sino en lo deportivo. Se asegura la solvencia del club, pero se pierde potencial en la plantilla, a la espera de que quien llegue lo haga lo bastante bien como para no acordarse demasiado del que se ha ido. Y esta otra opción también es igual de válida. Y para justificarla, recordemos la situación en la que se encuentran nuestros principales rivales: Atlético de Madrid y Valencia, con una ruina que tarde o temprano les pasará factura. El Atlético debe dinero por todas partes, no hay más que ver lo que pasó con Reyes, y vende continuamente para intentar paliar ese problema. Aunque luego se le va la olla fichando a Falcaos y siguen en las mismas. El Valencia, por su parte, se vio obligado a desprenderse de Villa, de Silva, de Mata, de Joaquín... y siguen con una deuda tan monstruosa que nadie sabe por donde van a salir. El Málaga tiene a un tío que pone los millones que haga falta... hasta que se aburra y se vaya. El Villarreal también está angustiado por las deudas, y además este año le va fatal en lo deportivo.

¿Alguien duda de que, tarde o temprano, el Sevilla se verá favorecido por su austeridad? Aunque sea por eliminación, es decir, porque a sus rivales les coman sus problemas económicos hasta el punto de no poder competir en los niveles actuales. 

Yo, sinceramente, prefiero a un equipo quinto y saneado que a uno tercero y arruinado. Eso sí, por favor, a ver si nos ponemos quintos aunque sea, que, por mucho que diga el presidente, un noveno puesto es un suspenso. 


5 comentarios:

Jose Luis de la Rosa dijo...

Lo que pasa es que la austeridad como regla para cumplir presupuesto, como bien dices puede ser una acción arriesgada si se utilizan con los activos de la plantilla de futbolista. Pues ellos son la principal vía para producir ingresos mediante sus éxitos deportivos. Si no hay éxitos deportivos será muy difícil que no aparezcan los números rojos.
Un Saludo.

Miguel dijo...

Subirán el precio de los carnets para sacar dinero extra porro se le esta poniendo el panorama como para subirlo

Marcu dijo...

El fútbol no se libra de la crisis económica brutal que está padeciendo el mundo en general y España muy particularmente.

De 2ªB se están retirando de la competición la tira de equipos agobiados por su situación. De 2ªDivisión y de Primera hay la tira en Ley Concursal y...lo que te rondaré.
Igual que estalló la burbuja inmobiliaria, el fútbol lleva el mismo camino y aquel club que le coja ibre de gravámenes y el nuestro puede ser uno de ellos se convertirá en un privilegiado del panorama nacional...si sigue la política económica actual.

Claro que nuestro Presidente está expuesto a que cuando no entre la pelotita se diga en el estadio aquello de "Del Nido....donde está el dinero"
Él lo sabe y está dispuesto a asumirlo.

Un abrazo

Alvaro Yanes dijo...

Muchas gracias por tu comentario relativo a mi Columna de ayer.

Solo te pido que sigas así porque somos legión los que leemos tu blog diariamente para empaparnos de sabiduría, saber estar y sevillismo.

Un saludo

Alvaro Yanes

Ravesen dijo...

@Jose Luis de la Rosa

La cuestión es fichar bien. El mejor equipo que se recuerda en décadas vino después de vender a los mejores que había, Reyes, Baptista y Ramos. EL gran problema surge cuando no se ficha bien. Entonces, el descalabro está garantizado. Por eso utilizo el término riesgo.

@Miguel

No creo que los suban, más bien todo lo contrario. Además, una subida así no arregla las cosas.

@Marcu

Yo estoy absolutamente convencido de que, tarde o temprano, los clubes bien gestionados tendrán su recompensa. Por eso digo que prefiero ser quintos y saneados que terceros y arruinados. ¿Te imaginas que la UEFA toma cartas en el asunto y no permite competir en Europa a los equipos con ciertos niveles de deuda? Igual nos llevamos una sorpresita en no demasiado tiempo.

@Alvaro Yanes

Lo del sevillismo es indudable. El saber estar se lo debo a la educación de mis padres, no es mérito mio. Y la sabiduría... la sabiduría está en internet. Si no fuera por wikipedia, no sé qué sería de mi. De todos modos, te agradezco mucho tus palabras.

Muchas gracias a todos y un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política