lunes, 23 de enero de 2012

Un mundo bipolar

Desde hace más de treinta años, los españoles vivimos en una sociedad democrática que se jacta de asegurar lo que se denominan "libertades", entre las que se encuadran las de pensamiento y opinión. Somos libres de pensar lo que queramos, y también de expresarlo sin temor a ningún tipo de represalia, al menos en lo que a la legalidad se refiere. 

Sin embargo, a la hora de la verdad, esa libertad es coartada de un modo implacable por una serie de máximas auto excluyentes, de manera que uno es encuadrado en según qué conjunto, o grupo de opinión, sin que a veces parezca posible escaparse de ese tipo de corsés. Es, como digo, una forma de limitar la libertad de opinión, de simplificar las cosas hasta un punto que puede rayar lo absurdo, y a menudo nos olvidamos de que la capacidad intelectual del ser humano (al menos potencialmente) va mucho más allá. 

Por ejemplo, en España, el hecho de ser republicano está irremediablemente encuadrado en ciertas sensibilidades políticas. Pero, a decir verdad, se puede ser republicano y no ser de izquierdas. El republicanismo no es propiedad exclusiva de la izquierda. El Partido Republicano es el partido más derechista de EEUU. Francia e Italia son repúblicas, pero alternan gobiernos de izquierdas y derechas. Suecia, Noruega y Dinamarca son los grandes ejemplos mundiales de políticas social - demócratas, la cuna del estado de bienestar, izquierdistas casi por naturaleza. Sin embargo, son monarquías. 

Ser republicano es defender que la jefatura del estado no se herede, sino que se elija en las urnas. Es la única diferencia entre un modelo y otro. Hay repúblicas que se gastan más en la jefatura del estado que España en su casa real.  Y aquel deseo no tiene nada que ver con la ideología del individuo. Hay gente de izquierdas que lo flipan con la casa real. Y gente de derechas que opinan que lo mejor sería una república. 

Por otro lado, se puede ser cristiano y no ser derechas. Incluso ser creyente y de izquierdas. Es más, yo creo que Jesucristo fue el primer comunista de la historia. Analizad sus prédicas, y el entorno en el que fueron proclamadas, y veréis hasta qué punto fue un personaje rompedor y hasta subversivo. Cuando no, pues, progresista. Las creencias religiosas no están reñidas con la ideología. Al menos en una sociedad democrática como la nuestra. 

Bajando un poquito a asuntos algo menos trascendentes, que uno no vote al PP no quiere decir que lo haga por el PSOE. Ni viceversa. No votar al PP no es sinónimo de ser de izquierdas. Ni al contrario. No votar al PSOE no es ser facha o nacionalista. El pensamiento humano es muchísimo más complejo que eso. O al menos así debería de ser, aunque seamos los propios humanos quienes impongamos esas simplificaciones. O aceptemos que se nos impongan desde ciertos poderes. 

Y si esto lo aplicamos a nuestro día a día, la cosa se torna hasta casi absurda, como decía al principio. Si uno no cree en la igualdad de sexos impuesta, es tildado de machista sin dilación. No ser machista supone, por ejemplo, defender que en un consejo de administración haya justamente el mismo número de hombres que de mujeres, cuando, en verdad, en dicho consejo deberían estar los mejores. Y si el número de mejores es superior en el sexo masculino, pues debería haber más hombres. Claro que si hay más mujeres en ese selecto grupo, pues debería haber más de ellas, cosa que no será posible si exigimos siempre la paridad. ¿Quien es más machista? La exigencia de paridad puede llegar a ser machista porque obliga a poner a hombres menos preparados en lugar de mujeres que lo están más. Absurdo, ¿no?

Sigamos bajando y lleguemos al fútbol, que, al fin y al cabo, es de lo que se habla en este blog normalmente. En España, la bipolaridad en este asunto es alarmante. A pesar de tratarse del deporte rey y de haber cientos de equipos federados, aquí parece que sólo se puede ser del Madrid o del Barça. Y, además, de un modo excluyente hasta extremos casi irracionales. A saber, si uno dice que Jose Mourinho es un impresentable, no sólo eres tildado de de culé, sino incluso de antimadridista. Como si Mourinho fuera el Madrid. Como si el Madrid no fuese una cosa lo bastante grande como para superar a un impresentable como Mourinho. No se puede decir que el Madrid es un club grande y luego tachar de barcelonista a quien se mete con su técnico. Bueno, no se debe. Poderse, se puede, y de hecho lo hacen. Y quien dice Mourinho, dice Florentino. O si se asegura que Messi es mejor que Cristiano. Incluso, esta semana se ha dado a entender que si se dice que Pepe es un animal por patear a los contrarios, entonces uno es casi un racista por no meterse de igual forma con Busquets, que parece que llamó mono Marcelo. Claro que igual Mourinho no ha caído  en que el concepto "mono" puede referirse en castellano a "guapo". En fin, me paro que me dejo llevar otra vez por lo absurdo. 

Que solo falta que por que a uno le parezca Guardiola más educado que su homónimo madridista, me tilden de nacionalista catalán, con lo que a mí me resbalan el Madrid, el Barça, los centralismos y los nacionalismos. 

Y los sevillanos no nos libramos, por supuesto. Cuando yo he dicho fuera de Andalucía que soy sevillano, me han llegado a contestar con la petición de que cuente un chiste, a lo que yo amablemente siempre contesto: "Cuéntalo tú, capullo". Dicha réplica descuadra a los que viven en el norte porque la asociación sevillano - gracioso es indisoluble de un modo total. Valiente gilipollez. Por supuesto, si uno es sevillano, ha de ser más de Semana Santa o de Feria, cuando hay gente que las disfruta por igual, y otros que las aborrecen con la misma intensidad. Y dentro de la Semana Santa, o Macarena o Trianera, el resto de las hermandades o cofradías son absolutamente prescindibles. 

Y de fútbol, ¿qué os cuento? Sevillista y antibético, o viceversa. Y a matarse entre unos y otros. Además, el sevillista es señorito y acomodado, y el bético humilde y currante. Eso por supuesto. En la semana previa al derbi disputado el sábado, sevillismo y beticismo se propusieron llevar las cosas de la forma más cordial posible, con bastante éxito dicho sea de paso, y afortunadamente, a pesar del empeño de buena parte de la prensa en buscar la polémica, con Pepe Mel cayendo en la trampa a lo pardillo y diciendo unas tonterías que le dejan en un lugar no demasiado admirable. 

Y llegando al final, dentro del sevillismo, en los últimos tiempos se ha impuesto la bipolaridad entre ser crítico u oficialista, sin acabar de caer en que se puede ser crítico con el equipo, pero no pedir la cabeza de nadie. Por cierto, la palabra "crítica" no necesariamente se refiere a estar en desacuerdo con algo, o incidir en la parte negativa de lo que sea. La crítica puede ser positiva. En el mundo literario, la función de "crítico" es general, no parcial hacia el lado malo de las obras. Un crítico literario es un, digamos, opinador literario. Y esa opinión, esa crítica, puede ser buena o mala. Se puede, por tanto, ser crítico y alabar al equipo a la vez. No es ninguna contradicción. 

Y asumiendo esa labor de crítico, me gustaría decir que, dentro de la mediocridad en la que estamos instalados, últimamente se está viendo otra cosa. Como si se hubiese encontrado cierta tecla y sólo faltara pulsarla con energía. Ya se vislumbró en el partido de vuelta de Copa contra el Valencia. Y más aún en la primera parte contra el Español. Pero es que el partido contra el Betis fue soberbio, y ya me habría gustado a mí ver qué tal se hubiesen dado las cosas de no ser expulsado Fazio. Uno mira los datos de la primera vuelta, ve esos ocho empates que llevamos, y se imagina la cantidad de puntos que tendríamos de más de haber estado una pizca más acertados ante el gol. Precisamente para eso se ha fichado a Babá.

Y yo que sigo con mis cosas, no puedo dejar de recordar que en 2006, en la primera temporada de Juande, el equipo acabó la primera vuelta también 8º, y más o menos a la misma distancia del objetivo que ahora. Por cierto, a Juande se le decía exactamente lo mismo que a Marcelino en estos tiempos. 

¿Se puede ser crítico con el Sevilla, pero estar ilusionado con lo último que se está viendo (y fichando)? ¿Se puede decir que el Sevilla ha hecho una primera vuelta muy mediocre, pero que, viendo lo que se está viendo, se tienen esperanzas de enderezar el rumbo en la segunda?

Afirmo que sí, de la misma forma que se puede ser cristiano y republicano a la vez. O monárquico y votante del PSOE. O aficionado al fútbol, pero de un equipo que no sea Madrid o Barça. O madridista, pero aborrecer a Mourinho. O sevillano y a la vez antipático. Y no sólo antipático, sino también que no te guste la Semana Santa, ni la Feria y que seas sevillista, pobre y para nada antibético. 

Que curioso lo que hay que ver. Si es que a veces pienso que estoy vivo porque en el mundo tiene que haber de tó. 

6 comentarios:

Jesús Gómez dijo...

A mi lo que me repugna totalmente son los estereotipos. Un saludo.

Mayte Carrera dijo...

Magnífica exposición, fantástico post, cada día me tienes mas enganchada a tu blog. Felicidades.

Marcu dijo...

No quería pero me obligas otra vez a decir magnífico, extrordianario y fantástico post...¿y van?

Una cosa no me cuadra: sevillistas señoritos y ricos, y béticos pobres y obreros.

Ya los Guardianes, con su trabajo y dedicación están o han puesto a cada uno en el sitio que le corresponde.

Te repito mis felicitaciones. Un abrazo.

EL PAPI MAGASE dijo...

Aguamarina, Albaricoque, Amaranto, Amarillo, Ámbar, Añil, Argén, Azul, Beis, Blanco, Borgoña, Caqui, Carmesí, Carmín, Carnación, Celeste, Cerúleo, Chartreuse, Cian, Cinzolino, Coral, Crudo, Escarlata, Esmeralda, Fucsia, Gamboge, Granate, Gris, Jade, Lavanda, Leonado, Lila, Magenta, Malva, Marrón, Naranja, Negro, Ocre, Oro, Púrpura, Rojo, Rosa, Salmón, Sepia, Siena, Terracota, Turquesa, Turqui, Verde, Violeta, Zafiro.

Hermano esta es una lista de colores y hay muchos mas ¿crees que voy yo a quedarme solo con el blanco y el negro? hay que abrir la mente a todas las opciones,conocer cosas nuevas,personas nuevas,colores nuevos ¿bipolaridad? pa quien la quiera,yo digo como decia la chirigota de los guanaminos,GUANA a mi no ennnnnnnnnnnnnnnnnnn,un abrazo Rafa ya decirte que este es un gran post seria repetirme,pero es que hermano nunca dejas de sorprenderme con tu versatilidad.

DragosSur dijo...

Yo soy sevillista, pobre y para nada antibético, todas esas cosas a las que le das vueltas se las doy yo cuando me aburro, hace unos 6 meses prestamos el salón de la peña para una charla de información a los agricultores del pueblo, intervenían los tres sindicatos del campo, pero... resulta que era el pp el encargado de la charla, la gente empezó a decir que aquello era un mitin del pp y empezaron a borrarse como socios, absurdo y surrealista, todo pasa por el nivel de ignorancia de cada uno, la persona que más daño le hizo a la peña es muy religiosa y pertenece a una hermandad, pero tate, también es del psoe, creo que no sabe que en su hermandad también hay gente del pp y de iu, igual las echa o se da de baja, otro es capataz del paso de virgen ¿las iglesias las quemaban los del pp? igual eran comunistas del pp, republicanos de villa banana o yo qué sé.
Un abrazo.

Ravesen dijo...

@Jesus Gomez

Cada polo está caracterizado por sus estereotipos. Son las dos caras de una misma moneda.

@Mayte Carrera

No sé qué decir aparte de muchas gracias. Yo creo que todos estamos un poco enganchados a todos.

@Marcu

Los Guardianes ya han puesto las cosas en su sitio, pero lo que no pueden hacer los Guardianes es aumentar el nivel intelectual de algunos.

@Papi Magase

Y luego están las mezclas de colores que se pueden hacer. Si es hay mucha diversidad.

@DragosSur

Claros ejemplos de lo que quiero decir. No se puede ser más concreto. Y lo peor es que esas cosas pasan en todas partes.

Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política