jueves, 12 de enero de 2012

Seis años fabricando humo

Después del partido de anoche, una victoria amarga que supone la eliminación del equipo en la Copa del Rey, sigo sin saber bien qué pensar acerca de la situación en la que se encuentra el Sevilla. Tengo pensamientos muy contradictorios, y os explico por qué. 

El corazón me dice que lo mejor sería que se echara a Marcelino de una vez y se trajera a alguien que le diera la vuelta completa a la situación, de modo que el Sevilla mejorase el juego y los resultados. Esto es fútbol, así funciona la cosa, aún estamos a tiempo de enderezar el asunto y completar una temporada digna. Al menos en Liga.

La cabeza, sin embargo, no lo tiene tan claro. Se pregunta si de verdad es la mejor idea romper con todo y volver a empezar de cero. Después del partido de ayer, uno se convence de que si siempre se jugase así, pocos puntos se perderían. O sea, que el equipo es capaz de jugar bien, aunque eso no es consuelo, más bien todo lo contrario. Si es capaz de jugar bien, ¿por qué no lo hace siempre? Recordemos que, a pesar de haber perdido la eliminatoria, el equipo ayer dominó y venció al Valencia. ¿Por qué no tiene ese comportamiento en todos los partidos? Eso, junto a las controvertidas palabras de Marcelino del otro día señalando, pero no, a los jugadores, pues hacen que me inquiete. Pero, por otro lado, si el equipo es capaz de hacer las cosas bien, mi esperanza aumenta. Como decía al principio del párrafo, la cabeza no lo tiene nada claro. Y me alegro sobre manera de no ser más que un simple aficionado, libre de opinar lo que le de la gana, y sin que esa opinión afecte para nada al rendimiento del equipo. Gracias a Dios, no me corresponde a mí decidir el futuro del entrenador. 

¿Y la experiencia? ¿Qué me dice la experiencia? Pues la experiencia me traslada a tal día como ayer, 11 de enero, pero de 2006. Ese día, el Sevilla empataba a cero en casa contra el Cádiz (que estaba en Primera aquella temporada), lo que significaba la eliminación de la Copa del Rey en octavos de final. La plantilla estaba entrenada por Juande Ramos, que, igual que Marcelino, llevaba en el club desde el verano anterior y aún no había sido capaz de "dar con la tecla". El equipo jugaba a muy poco, deambulaba por la zona media alta de la tabla y la afición añoraba a Caparrós. Aquel 11 de enero se llevaban disputadas 18 jornadas de liga, y el Sevilla estaba 7º con 29 puntos. La jornada siguiente terminó la primera vuelta, y el Sevilla, tras perder 4-2 contra el Real Madrid, la terminó 8º con esos mismos 29 puntos. En la temporada actual, si el Sevilla ganase a Español y Betis, terminaría la primera vuelta con 30 puntos y como mínimo 7º, es decir, más o menos como entonces. 

Yo veo muchas similitudes entre Marcelino y Juande. Cada uno en su momento, se trata (o trataba) de entrenadores jóvenes y sin experiencia en grandes equipos, aunque con éxitos en clubes menores. Juande triunfó en el Español, el Málaga y el Betis. Marcelino en el Recreativo y el Rácing (en este último por dos veces), aparte de un brillante ascenso con el Zaragoza. Y a los dos les costó hacerse con la plantilla en un principio.

Pero yo me refiero a esto porque al día siguiente de aquel partido contra el Cádiz, tal día como hoy hace seis años, el 12 de enero de 2006, se publicaba ese artículo que se ha convertido en un auténtico clásico. Posiblemente el mayor ridículo que ha hecho jamás un periodista deportivo sevillano, y ya es decir con el nivelito que tiene la prensa deportiva local. Me refiero a "La Fábrica de humo", publicado el 12 de enero de 2006 en unas circunstancias muy parecidas a las actuales y que os invito a que releáis por si os sirve de algo:


LA FÁBRICA DE HUMO

Por M.A. Chazarri. 12 de enero de 2006

La Copa ha sido un vendaval y además de abrir la herida de todos los años ha desnudado la fábrica de humo en la que se ha convertido el actual Sevilla. Tuvimos que escuchar a Del Nido en el pasado desayuno de trabajo con la prensa que sin las ventas de Baptista y Sergio Ramos hubiera sido imposible la llegada de Palop, Saviola o Kanouté. Como si el sevillismo se hubiera echado a la calle pidiendo el fichaje de estos tres futbolistas. Del Nido se ha cargado todo lo que funcionaba y la realidad es que los frutos de aquellas operaciones son un brasileño que se quiere marchar, un francés que va a su bola, un argentino lesionado o fuera de forma y un balcánico que no es ni bueno ni malo, sino todo lo contrario. Todo ello capitaneado por Juande Ramos, al que no se le conoce un discurso interesante y que ya se ha puesto la soga al cuello. Podría gastar un minuto de su tiempo en intentar sacarle partido a algunos de los futbolistas que tiene, si es que es posible. Pero que los sevillistas estén tranquilos, porque la fábrica de humo sigue funcionando y aunque la Copa ya es historia, por lo visto los terrenos de la ciudad deportiva están preparados para el helipuerto. Al parecer en el banco hay mucho dinero y la tienda de la calle Pajaritos va fenomenal. Cualquier cosa, menos traer a futbolistas de primera fila o retener a los que saben.


Cinco meses después, el Sevilla ganó la Copa de la UEFA. A día de hoy, muchos de esos jugadores que no eran de primera fila para este tipo son considerados como los mejores de la historia moderna del Sevilla F.C.

Pero la cosa no queda ahí. Casi dos meses después, el 26 de febrero de 2006, jugándose la jornada 25 de liga, el Sevilla caía con estrépito en el campo del Español por 5 goles a 0. La afición clamaba por que destituyeran a Juande Ramos. El equipo iba 6º con 41 puntos. A 4 del cuarto y a 7 del tercero. Por cierto, justo encima del Sevilla iban Celta y Osasuna, es decir, dos equipos teóricamente inferiores, justo como actualmente. Y dos meses y medio después, ganaron la UEFA (cosa que hoy no será posible, pero me refiero a que lograron un gran éxito después de unas enormes dudas)

Mi intención con este post no es defender a Marcelino. Ni tampoco su continuidad, me remito al principio de la entrada cuando decía que mi corazón clama porque lo echen de una vez. Pero cuando uno va cumpliendo años, se da cuenta de lo que significa eso de que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Nos está pasando lo mismo que con Juande Ramos. Esto no quiere decir que Marcelino vaya a hacer lo de Juande, pero sí que es cierto que parece que no aprendemos, que nos olvidamos de lo que hemos vivido, que no tenemos en cuenta el ridículo tan espantoso que hicieron algunos como el tal Chazarri.

Claro que si la consecuencia de ese ridículo es ninguna y el tipo sigue dedicándose a lo mismo, no me extraña que sigan a eso, a lo mismo. Pero a mí no me gustaría despotricar ahora a diestro y siniestro para que dentro de unos meses me tenga que comer las palabras.

Reapasad el artículo de 2006

(...) sin las ventas de Baptista y Sergio Ramos hubiera sido imposible la llegada de Palop, Saviola o Kanouté. Como si el sevillismo se hubiera echado a la calle pidiendo el fichaje de estos tres futbolistas(...)

Habla de Palop y Kanouté, hoy día considerados por muchos como mejor portero y mejor jugador de la historia del club.

(...)Del Nido se ha cargado todo lo que funcionaba(...)

Hoy es considerado uno de los dos mejores presidentes de la historia del club.

(...)un brasileño que se quiere marchar, un francés que va a su bola, un argentino lesionado o fuera de forma y un balcánico que no es ni bueno ni malo, sino todo lo contrario.

Esta frase está ya tan comentada, que no voy a decir nada más sobre ella. 

(...)Juande Ramos (...)ya se ha puesto la soga al cuello. Podría gastar un minuto de su tiempo en intentar sacarle partido a algunos de los futbolistas que tiene, si es que es posible.

Hoy día, Juande Ramos es el entrenador más laureado de la historia del club. 

Pero que los sevillistas estén tranquilos, porque la fábrica de humo sigue funcionando (...) Cualquier cosa, menos traer a futbolistas de primera fila o retener a los que saben.

La Fábrica de Humo generó dos UEFAS, dos Copas del Rey, una Supercopa de Europa, una Supercopa de España y dos títulos de Mejor Equipo del Mundo del año. Y los futbolistas que no eran de primera fila se convirtieron, como decía antes, en la mejor plantilla de la historia moderna del club.

No nos olvidemos de esto. Este artículo fue escrito en unas circunstancias muy parecidas a las actuales. Tan parecidas, que hasta casi asusta comprobar tanto paralelismo. Y se sigue diciendo lo mismo. Con otras palabras y otros protagonistas, pero lo mismo. 

Hoy hace seis años de la publicación de "La Fábrica de Humo".

Analicemos las cosas, critiquemos, comentemos, debatamos...

Pero no cometamos el mismo error. No hagamos el mismo ridículo. Aprendamos de las experiencias vividas.

Decía antes que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Seamos menos hombres, por una vez.  



21 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Magistral Rafael. Asi lo he expuesto en Almas Sevillista.

Ojala la situacion se revierta y podamos vivir otros seis años con la fabrica de humo...

Un fuerte abrazo amigo.

tomas cotelo dijo...

solo te puedo decir que "chapeau" a ti y a tu post.Pero me temo que no.

Mayte Carrera dijo...

Magnífico post y ojalá lleves razón en los que de manera tan magistral argumentas.
Un abrazo

Marcu dijo...

Las situaciones son de un paralelismo que asusta. Solo nos queda esperar para ver si los hechos se vuelven a repetir, al menos algunos.
Los de "La fábrica de humos" están por la labor puesto que ya han cogido las metralletas y han comenzado a disparar.
Esperemos que el equipo le responda. Y la afición tambien.

Fantástico post, enhorabuena.

Un abrazo

Miguel dijo...

Aguas pasadas no mueven molinos y no podemos vivir del pasado ni comparar lo del año 2006 con este año porque para empezar la plantilla es infinitamnete peor y no podemos comparar ambas temporadas al final todo queda en que va a pasar igual que con Juande y ese es el mayor error en que podemos caer y mas si sigue en el poder el condenado por lo que se necesita con urgencia UN CAMBIO RADICAL y dejemonos ya de sentimentalismo y nostalgia del pasado

Miguel dijo...

Deja ya de defender lo indefendible y ojala echen a MArcelino

juan antonio de la rosa dijo...

Bendito humo que me hizo tan feliz,acostumbrado a Carranzas y Colombinos.
Abrazos Sevillistas

Julián Ruiz dijo...

Cierto es el paralelismo que comentas, pero a nadie le toca dos veces la lotería (o eso creo).

Ojalá la situación se revirtiese. ¡Ojalá!

De todas formas, veo que crees en los ciclos, pero muchos jugadores de los que tenemos (NO TODOS, me refiero a la defensa), ni por asomo le llegan a la suela del zapato a los que había antes.

P.D.: Creo que Juande no triunfó en el Español. Lo destituyeron al quinto partido. Te hablo de memoria pero creo que no me falla en este caso.

Un saludo y, de todas formas, muy buen post.

FERNANDO. dijo...

Buenas noches:

No conocia tu blog, pero el artículo del que me había hablado algún amigo sevillista, me parece sensacional, porque yo estoy en la misma línea.
Me parece muy lamentable que todavía haya sevilistas que se crean lo que cuentan ciertos personajes y "aves nocturnas" que purulan por la prensa sevillana. Este artículo memorable, digno de estudio, no ha sido el único, pero por desgracia para su autor y amigos de portal y demás fauna, el Sevilla F.C encadeno los mejores años de su historia, con seis títulos.
La situación del Sevilla no es buena actualmente,logicamente si la analizamos y comparamos respecto a ese equipo y respecto a los resultados del últimos 8 años, ¿PERO ES MALA SI LA CONTRAPONEMOS A LAS CLASIFICACIONES DE NUESTRO CLUB EN 106 AÑOS DE HISTORIA?.
Creo que es el momento de bajarla al suelo y exigir en su momento, al final de temporada...pero ahora apoyar a muerte para conseguir el 4º puesto y A MARCELINO Y JUGADORES EXIGIRLES EL MÁXIMO ESFUERZO Y COMPROMISO PARA ELLO.

Marques de Parada dijo...

Gran post, enhorabuena, es cierto que hay similitudes, en la primera temporada de Juande y la de Marcelino, pero hay diferencias, la primera diferencia es que con Juande seguíamos vivos en Uefa, que al final ganamos, con Marcelino eliminados en previa.

Otra cosa en la que no estoy de acuerdo es en el juego, el Sevilla de Juande jugaba mucho mejor que el Sevila de Marcelino, y fue con Juande cuando varios jugadores despegaron como grandes jugadores y consiguieron ser internacionales.

Yo creo que Marcelino debe irse.

Alberto H. dijo...

Muy buen artículo.

Pero yo veo que hay una diferencia importante: el Sevilla de los títulos tenía jugadores muy buenos, algunos de los mejores del mundo: Palop, Alves, Javi Navarro, Luis Fabiano, Navas Renato... Creo que el Sevilla de ahora, aunque sigue teniendo buenos jugadores, quienes deberían mejorar su rendimiento, no están al nivel de los que he nombrado. Ni de lejos.

Y aunque Navas sigue estando, está mostrando un juego bastante inferior.

Un saludo.

Rabioso dijo...

Pero el olfateador de humo sigue sin reconocer su antológica metedura de pata.

Y sigue dando, desde su infinita experiencia y personalidad, soluciones para este Sevilla. JE JE JE. Qué arte miarma.

Anónimo dijo...

Magnífico artículo. Y para los que dicen que el Sevilla tenía mejor equipo (que por supuesto así era) eso lo supimos unos meses después. Para el portal abutanado Alves era un futbolista de broma, Palop era un portero que venía de vuelta y kanoute era un viejo. Lo que falta hoy día es la mentalidad de esos futbolistas de entonces. Tampoco somos tan malos.
J.a.r.r.

Ravesen dijo...

Yo estoy con el comentario de J.a.r.r. El equipo de 2006 era mucho mejor, pero eso lo supimos más adelante. En enero se consideraba que habíamos vendido a los buenos para traer fichajes de medio pelo.

Por otro lado, yo no digo que Marcelino vaya a hacer lo de Juande (lo puse en el post). Yo pido que aprendamos de nuestras experiencias. Si Juande con un equipo mejor no fue capaz de hacer más que lo que ha hecho Marcelino en los primeros meses, algo falla cuando se le echan todas las culpas al entrenador.

Esa es la reflexión que yo me hago. Porque yo también creo que Marcelino debe ser cesado, pero me come un poco esa duda. El recordar que hace seis años andábamos de un modo parecido, y ya vimos lo que pasó.

No digo que se vaya a repetir tanta gloria, pero sí que igual es posible salvar la temporada. O no, no lo sé, ya digo, sólo expreso una duda.

No es una defensa de Marcelino, por tanto.

@Julián Ruiz.

Cierto. En el Español no triunfó, me confundí. El otro equipo en el que sí que lo hizo fue en el Rayo, al que ascendió a Primera, lo clasificó para la UEFA y llegó a cuartos de final en esa competición. (Bendita Wikipedia)

@Miguel

1º Una de dos, o no lees mis artículos enteros, o yo no me sé explicar bien. EN ningún momento he dicho que se vaya a hacer lo mismo que con Juande. Sólo expreso una cosa que pasó en el pasado y que me hace dudar de si lo que yo creo que se debe hacer (echar a Marcelino) es lo mejor. Insisto, yo también creo que se le debe echar, pero ya digo, me queda esa duda.

2º Como comprenderás, en mi blog defenderé lo que crea conveniente, faltaría más.

3º Llamar "condenado" al presidente que más gloria ha dado al club en su historia, con esa ironía o mala leche que utilizas, es cuanto menos indigno. Es una persona que nos ha dado muchísimo, que lo está pasando muy mal y que aún no está demostrado que sea culpable. Creo que se merece un mínimo de respeto, el cual, por fortuna, se lo tiene la inmensa mayoría de la afición.

3º EL cambio radical que dices está muy bien. Sólo falta una propuesta, una alternativa por tu parte. Di cual es la alternativa. Di a quien pondrías en el lugar de Del Nido que lo mejore. Dilo alguna vez, por favor, no basta con insistir en que hay que echar a todo el mundo. Y de paso, explica cómo nos saltamos a Carrión y De Caldas, los máximos accionistas del club.

A menos que pienses que esos dos mejorarían al actual presidente, lo cual me parecería demencial.

Quedo a la espera de conocer esa alternativa.

Muchas gracias a todos. Un abrazo.

TRIANA MORENA dijo...

enhorabuena de lo mejor que he leido ultimamente.un saludo sevillista.

Antonio Delgado dijo...

El autor del post, se está refiriendo al periodo de tiempo anterior a que el equipo de los títulos reacciona. Y el paralelismo es casi absoluto. Lo que pasa es que un equipo no se hace de la nada y así lo ha demostrado Juande a donde quiera que haya ido, al no alcansar nada. Algo tuvo que ver Joaquín Caparros y la dirección técnica. Al contrario que Marcelino, Juande cogió un equipo ascendente, venía de abajo hacia arriba en varias temporadas. Es verdad que seguíamos en UEFA, pero me parece que hasta el equipo al que nos enfrentamos en la final, no tenía nada que ver al que nos ha eliminado en la previa, ni el Valencia es el Cádiz. Sigo viendo una capacidad de mejora, ya que muchos jugadores no están al 100 % y otros tendrán que explotar algún día. En la medida en que los jugadores alcancen un estado de forma parecido al que llegaron los del año 86, podrá cumplirse el objetivo de mejorar en el juego y quedar clasificado para la liga de campeones, que es lo que da dinero para que año a año se pueda ir mejorando el equipo, además de la cantera, si se cuenta con ella. Pensar que este equipo u otro, va a ganar 6 títulos en año y medio, me parece alucinar. Si se consiguiera un reparto más justo a lo mejor a lo largo del siglo se podría conseguir algo parecido si se da el cúmulo de circunstancias (cantera, equipo estructurado, vestuario, acierto en cada una de las ventas y de los fichajes, coincidencia en el estado de forma de los jugadores, respeto de las lesiones, viento a favor, mucha surte…).
Entiendo y comparto enteramente el post, yo también prefiero dejar al entrenador una temporada a ver lo que da de sí y si de una puta vez los jugadores cogen la forma y responden a lo que él quiere durante todo el partido, no creo en los entrenadores milagros que te cambian la plantilla en un abrir y cerrar de ojos. El sevillismo se debería de despertar del sueño y adecuar sus ilusiones al lugar que le corresponde por presupuesto, que será más arriba o más abajo según los cúmulos de circunstancias y aciertos que se den en cada temporada. Saludos.

PEMARO dijo...

Es de lo mejor que he podido leer
en mucho tiempo, le doy mi enhorabuena por su escrito.pero lo que más medule que no va hacer callar a ese impresentable que dice
ser periodista deportivos.Se ha hablado mucho de la FABRICA DE HUMOS,que ahi hay poco argumento en lo deportivo.

El Alminar de Nervión dijo...

¡Dios!, menudo guantazo en la cara. Lo de Johnny Farrell a Gilda se queda en bragas.

Anónimo dijo...

acongojante maestro.
canosito.

PadreManuel dijo...

En primer lugar felicitarte por la valentía que supone hoy por hoy tener activo un blog Sevillista, es mi primera entrada y espero que sean muchas de aquí en adelante.

Entiendo lo que comentas, pero yo no creo en eso de las similitudes, aún así ojalá des de lleno en el asunto.

Saludos.

Flamenco Rojo dijo...

Se puede decir más alto, pero no más claro. Enhorabuena por el post Rafael.

Un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política