jueves, 2 de febrero de 2012

El buen Maquiavelo

El  pasado septiembre, cuando José María del Nido convocó a todos los presidentes de los clubes de Primera División, salvo los del Real Madrid y Barcelona, a una reunión en el Sánchez Pizjuán  para hablar sobre el reparto de los dineros de la televisión (entre otras cosas), la inmensa mayoría de los aficionados sevillistas aplaudieron con todas sus ganas tan valiente paso. 

Sin embargo, también hubo muchas voces que aseguraban que esto no iba a salir gratis. Que ya nos podíamos preparar los sevillistas para la "venganza" por parte de los poderosos. Yo era consciente de eso. Sabía que nos esperaba la mundial y que íbamos a necesitar mucha paciencia, mucha unión, mucha sangre fría para soportar lo que quedaba por venir. Porque los poderosos, los buenos Maquiavelos, intentarían perjudicar al Sevilla utilizando muchas estratagemas, no sólo una, y ninguno de nosotros podía saber de antemano de dónde nos podrían venir los tiros. 

Sinceramente, yo me temía lo peor. Y lo peor no es que se nos acribille desde distintos frentes, no. Lo peor es que esa unión estallase tarde o temprano. Porque, por supuesto, los buenos Maquiavelos procurarían con todas sus fuerzas dividir al sevillismo, la más rápida forma de derrotarlo. Y, por desgracia, el sevillismo es muy fácil de dividir. El sevillismo es muy diverso, muy rico en sensibilidades (en diferentes sensibilidades), muy de enfrentarse unos a otros, de debatir, de discutir. No es borrego, no es sencillo de mantener en el redil. El sevillismo es inteligente, y como tal no es fácil de manipular. Digo que no es fácil, no que no sea posible. Un buen Maquiavelo es capaz de cualquier cosa es ese sentido. El sevillismo suele unirse sin fisuras, aparcando sus disputas, cuando el Sevilla es amenazado. Lo hemos demostrado a lo largo de la Historia infinidad de veces. El sevillismo aplaudió aquella acción de su presidente, del mismo modo que ahora, cuando este está teniendo problemas, se ha unido para darle su apoyo. Los que le alaban y los que le critican. Salvo ciertos elementos que se pueden contar con los dedos de una mano. 

Pero ¿qué pasa cuando el buen Maquiavelo es capaz de amenazar al Sevilla sin que los sevillistas se den cuenta de tal amenaza? Andamos estas últimas semanas "peleándonos" alrededor del debate que genera la figura de Marcelino, unos opinando una cosa, otros la contraria y algunos algo completamente diferente. Yo incluido, por supuesto. Hoy precisamente pensaba abundar en el tema, pero casualmente he dado con este artículo en la web "Elsevilla" y me he quedado un poco como a contrapié. Os recomiendo fervientemente que lo leáis. Se titula "¿Quién quiere deshacerse del Sevilla?", habla de los sospechosos arbitrajes que lleva sufriendo el Sevilla en esta temporada, lo relaciona con la lucha de Del Nido por los dineros de la televisión (le califica como un grano en el trasero de los poderosos, toda una verdad), continua con los problemas legales de nuestro presidente y acaba por hacer la siguiente reflexión:


"Si el Sevilla va mal, si no gana, el entorno se enrarece, la afición comienza a mirar a los jugadores, al entrenador, al director deportivo y al presidente, la prensa critica, con razón porque no llegan los resultados que los objetivos sevillistas dictan que debería tener. Y en esta sopa picante nadie se acuerda entonces de derechos de televisión, de los títulos logrados por Del Nido, de los fichajes y ventas de Monchi o del juego de los jugadores y el entrenador. El Sevilla se hunde, el ambiente se enrarece y otros respiran tranquilos.
Es, cuanto menos, para investigarlo..."


Lo que os digo, me he quedado a contrapié. Por supuesto, el Sevilla está jugando fatal al fútbol, Marcelino García Toral no está demostrando en absoluto que merece estar en el banquillo del Sánchez Pizjuán (por ahora), la planificación deportiva de esta temporada no ha sido la mejor, prueba de ello han sido los obligados movimientos en el mercado de invierno, y hay jugadores que no se sabe si están, si van, si vienen o si siguen estando. Todo eso es cierto, es indudable, y las cosas tienen que empezar a mejorar a la voz de ya.

Pero también lo es que a mí ya se me había olvidado aquella sospecha de principios de septiembre, cuando todos estábamos convencidos de que la venganza llegaría tarde o temprano. Un buen Maquiavelo actúa en la sombra, no destaca. Un buen Maquiavelo no iba a poner en práctica su venganza al día siguiente de la reunión, sería muy cantoso, sino que lo haría más adelante, poco a poco, en pequeñas dosis, matando lentamente, no de un golpe. Esa venganza que se sirve en frío. 

Y ahora, después de reflexionar acerca de lo que pone aquel artículo, me da por pensar que están utilizando al sevillismo en contra del Sevilla. Que se están aprovechando de una de nuestras características más relevantes, la divergencia, la disparidad de opiniones, para enturbiar todo lo que rodea al club. Para ir minándolo poco a poco hasta acabar por hundirlo. Sin que nos demos cuenta. Sin que nos percatemos de ello. 

Reflexionando más, uno se para a pensar en cómo se han magnificado ciertas noticias, la última esta estupidez entre Marcelino y Kanouté. En su día, cuando en una semana hubo dos incidentes con agresiones a jugadores, se me pasó por la cabeza la idea de si no sería algo orquestado, para a continuación recriminarme a mí mismo el ser tan proclive a conspiraciones. Ahora no sé qué pensar. El ambiente es muy raro, demasiado raro. Se puede deducir que todo eso es fruto de la situación actual del equipo, pero... no sé, la verdad. Supongo que el comprobar que hay otros que piensan de un modo parecido (quien escribió el artículo) te hace reflexionar. 

Dios quiera que el Sevilla gane este fin de semana al Villarreal y que las cosas se calmen un poco. Pero si es cierto que hay un buen Maquiavelo empeñado en amargarnos la existencia, bien haríamos con atarnos los machos. 

13 comentarios:

El Alminar de Nervión dijo...

Para variar, un fantástico post con el que reflexionar.
De todas formas, 'quiero creer' que no es así. La pelota no está tomando la dirección adecuada por falta de fe y confianza, que no de calidad. Al equipo lo veo extraordinariamente agarrotado. Tampoco soy de los que piensa que cuando entre el primero entrarán los demás. En Málaga se demostró que no es así, aunque Muñiz tuviera parte de culpa en evitarlo.
Lo que sí veo venir es que la del Villarreal puede ser la última bala de Marcelino. Nunca antes a un entrenador con tan paupérrimos guarismos se le dio tanta confianza. La situación podría ser crítica el próximo domingo y no es cuestión de tener que esperar más.
No tiene mal equipo este Sevilla como para estar donde está y a día de hoy no me dió por pensar que sea por ingerencia de otros, sino por desatinos propios.

Marcu dijo...

Amigo, rompo los dos folios que tenía preparado para Almas Sevillistas porque iban en esa dirección: repartos televisivos-Del Nido-árbitros-manipuladores= a la mano que mece la cuna.
Para otra ocasión y en otra dirección.

Felicidades por el artículo y yo a estas alturas me lo creo TODO.

Un abrazo

Sevillista Delnidista Terentissimo dijo...

Magnífica reflexión. Me recuerda a los réditos pagados por el equipo cuando lo descendieron a cuenta del 95, A3 y demás. Aquello no era normal.

juan antonio de la rosa dijo...

La pelotita no entra,pero cuando entre desapareceran todos los fantasmas.
Y entra cuando el equipo va todos a una y no cada uno con su guerra-
Veras como se nota el tiron de Orejas de Del Nido.

Saludos Sevillistas

Alberto H. dijo...

Yo también lo he pensado, y también me he acordado del tema de los derechos televisivos. Porque puede ser que los árbitros se equivoquen en "apreciaciones", pero lo que no puede ser y no se puede consentir es que traten de manera diferente al Sevilla, como están haciendo con el tema de las tarjetas.

Nos sacan tarjetas amarillas con faltas que a los demás sólo sería una simple falta. Y lo mismo ocurre al contrario. Nos hacen entradas criminales y sólo ven la amarilla, o, a veces, ni eso.

Si a eso le sumamos el tema los fueras de juego, que siempre nos perjudican, pues ya es el remate.

Buen post. Precisamente, ahora iba a escribir uno sobre el tema arbitral, pero va en otro sentido.

Un saludo.

Marcu dijo...

Amigo, acabo de leer una frase de Maquiavelo y me voy derecho a tu blog acordándome de Marcelino:

"Todos los Estados bien gobernados y todos los príncipes inteligentes han tenido cuidado de no reducir a la nobleza a la desesperación ni al pueblo al descontento"

Nobleza= Consejo de Administr.
Pueblo= Socios/Sevillistas

Un abrazo

Mayte Carrera dijo...

Magnífico post, como todos los tuyos, buenísima reflexión.
Un abrazo

EL PAPI MAGASE dijo...

Otro gran post hermano,para hacernos reflexionar a todos,cuando digo a todos me refiero al sevillismo al completo incluido sus gestores,hemos llegado a donde hemos llegado a basa de estar todos unidos,a base de remar para el m ismo lado,quizás esa condición de no ser borregos sea el arma de doble filo que utilizan contra nosotros mismos,habrá que tener los ojos bien abiertos y los pabellones auditivos ajustados al milimetro,carecemos de muchas cosas como son el dinero que otros tienen,pero tenemos algo mas importante que todo eso y eso es algo que no se compra con todo el metal del mundo,que se ande al loro ese Maquiavelo que no sabe con quienes está tratando,un abrazo Rafa,gran trabajo hermano.

Juan Angel de Tena dijo...

A mi tampoco me extraña ya nada en este podrido futbol español.

La verdad es que empiezas a atar cabos, a unir casualidades que al final de ellas en muchos casos no dejan de ser mas que puras causalidades ...

Esperemos que comience a entrar la pelotita y que todos estos fantasmas los alejemos bien lejos fuera de nuestro alcance.
Da escalofrio solo pensar el tenerlos cerca...

Un fuerte abrazo amigo.

Manuel de los Santos dijo...

Magnífica reflexión.

No dejes de escribir, todo magnífico.


Un abrazo, amigo!

ivica dijo...

La pelotita no entra... divaguemos....

La pelotita entra ... cojonudo.

Ravesen dijo...

@Alminar de Nervión

Lo uno no quita a lo otro. EL Sevilla está mal por sus propios medios, sin necesidad de ingerencias externas. Pero estas últimas pueden impedir que salgamos adelante, que mejoremos.

@Marcu

Aunque no lo dijo expresamente, a Maquiavelo se le atribuye la frase "el fin justifica los medios", ya que resume bien su filosofía. El fin (ganar dinero a expuertas) justifica los medios (cargarse a quien supone una amenaza para ello). De hecho, su obra maestra "EL Príncipe" se dice que está basada en su contemporáneo Fernando el Católico, que yo no sé si era muy católico o no, pero retorcido e "hijoputa", una barbaridad. Por eso el nombre de Maquiavelo ha inspirado este post.

@Sevillista Delnidista

Cierto. Es un ambiente que recuerda en algo a aquel otro.

@Juan Antonio de la Rosa

Si la pelota entra, los fantasmas se esconderán para esperar mejor ocasión. Pero no desaparecerán. Al menos eso creo.

@Alberto H.

Lo de los árbitros este año es escandaloso, pero queda en segundo plano por el mal juego del equipo.

@Mayte Carrera

Muchas gracias, sobre todo viniendo de quien viene.

@Papi Magase

Lo triste es que lo que intentan es justo eso, que no estemos unidos. Porque eso nos quita nuestra gran fuerza.

@Juan Angel de Tena

Yo soy muy susceptible, lo reconozco. Veo muchos fantasmas. Lo más seguro es que no sean más que casualidades. Pero es que cuando uno lee en otro sitio cosas de las que uno no escribe por considerarlas excéntricas, pues se para a reflexionar.

@Manuel de los Santos.

Muchas gracias, no lo dejaré mientras pueda, te lo aseguro.

@Ivica

Cierto como la vida misma. Ya he reconocido que lo más seguro es que no sean más que divagaciones.

Muchas gracias a todos. Un abrazo

@cesarvizcaino dijo...

Magnifico como siempre
Haz el favor de bajar un poco el nivel, porque no tengomtiempo para leerlo todo y luego me pierdo joyas de este tipo.
Por favor

Siempre te pondré matices
A nivel nacional..
No se, me viene a la cabeza el penalti no pitado al Osasuna y que acabamos cero a cero.. el otro día con el Villareal hubo un penalti de libro no pitado a los amarillos..
Villar(el q manda) apoyando a JOSE Maria el día de copa..
Siempre me gusta razonar..

Ahora si, a nivel local, el Gran maquiavelo tiene nombre y apellidos y sale de tertuliano en Canal Sur por las tardes
Y no va a a parar

Dejame que me pare a analizar fallos y aciertos arbitrales, aunque de primera mano te digo que algo hay seguro, pero..

Un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política