jueves, 16 de febrero de 2012

El día de mañana

Hace un par de semanas dediqué parte de mi tiempo a la inane actividad de ver una película de catástrofes. No es que me gusten especialmente, pero me mantienen entretenido, sobre todo cuando al final del día no tengo el cerebro para pensar demasiado y sólo me trago cosas facilitas. En este caso se trataba de un filme llamado "El día de mañana" y trataba de un supuesto cambio meteorológico brusco que daba paso a una glaciación de todo el hemisferio norte de una semana de duración. Todas las películas de este corte tienen un esquema similar. Hay un experto en la materia que ve señales de algo que puede ocurrir, lo advierte a las autoridades, estas son tan necias que lo ignoran por completo, la cosa pasa irremediablemente (de otra manera no habría película), el experto en la materia anterior se convierte en el héroe que salva todo lo salvable, y la autoridad necia queda en ridículo y ha de pedir perdón. Suele ocurrir en EEUU y el experto acostumbra a ser Bruce Willis, Dennis Quaid o Kevin Costner.

Esto que parece cosa de películas de ciencia ficción, suele ocurrir a menudo en la realidad, lo que pasa es que las consecuencias no son tan catastróficas porque no se trata de cataclismos o desastres naturales, sino de temas más cotidianos cuya menor importancia para la Humanidad impide que sean de general conocimiento. Quiero decir que no es tan extraño que alguien advierta de que ha visto una señal que puede interpretarse como que en un futuro cercano va a ocurrir algo malo en según qué ámbito, a no ser que se pongan los remedios pertinentes. Por ejemplo, si la luz roja de STOP de tu coche se enciende, indica que probablemente en poco tiempo el mismo se pare por avería. Y si ignoras esa señal, luego no te quejes de que el vehículo te ha dejado tirado en la carretera. 

A continuación os muestro una señal de algo que está ocurriendo y que puede tener consecuencias en un futuro más o menos cercano.

Fuente: Foro Sevilla Grande. 

En azul, vemos el presupuesto de cada equipo de fútbol, creo que del año pasado. Y en negro, la deuda que mantienen. Daos cuenta de que todos los clubes, salvo Sevilla, Athletic, Hércules, Almería, Sporting, Getafe y Recreativo tienen más deuda que presupuesto. En algunos casos (Valencia, Atlético de Madrid, Villarreal, Deportivo, Español, Racing o Zaragoza) la diferencia entre ambas magnitudes es colosal. De entre los primeros, el que mejor situación económica tiene, en función de la comparación de estas dos variables, es el Sevilla, cuya deuda es el 16,6 % del presupuesto, a muchísima diferencia del Athletic, por ejemplo, que dentro de lo bueno, su deuda es el 66% del presupuesto. En el otro extremo, los que peor están son, sin duda, Valencia y Atlético. En este caso, el porcentaje es a la inversa: el presupuesto del Atlético de Madrid era el 36,6% de su deuda. Es decir, que su deuda es un 63% superior que su presupuesto. Estos porcentajes son del 26 % y del 74% para el Valencia (aún peor). Tengamos en cuenta que en este último caso, a menor porcentaje, peor situación. También hemos de reconocer que estos dos clubes tienen capacidad de ingresos suficiente como para paliar en parte esa disyuntiva. De hecho, la del Valencia actualmente debe ser mejor después de las ventas de sus mejores futbolistas. 

Pero la situación del Villarreal no es mucho mejor. O la del Deportivo, ahora en Segunda. Y qué decir de Zaragoza o Rácing, dos de los muchos clubes en concurso de acreedores. Además, la cosa está peor a día de hoy. Junto al gráfico vemos el dato de los totales de la deuda en su conjunto (sumadas las de todos los clubes) que era de 3.082 millones de euros. Y, en concreto, la que se tiene exclusivamente con Hacienda y la Seguridad Social, es decir, con el Estado, que era de 632 millones. Pero se estima que hoy, la primera cifra asciende a los 5.000 millones, y la segunda, la que más me interesa para lo quiero decir, a los 1.000.

El Fútbol debe al Estado 1.000 millones de euros. Y el Estado está como loco por aumentar ingresos (sin tocar demasiado los impuestos) y reducir costes para cuadrar el déficit. Aumentar ingresos... sin tocar los impuestos... el Fútbol debe al Estado 1.000 millones...

Seguimos. Ahí va una nueva señal. Esta la conocí gracias a Manu de los Santos, el cual retuiteó algo que tuiteó a su vez Sergio Sauca. Se refiere a este artículo que se publicó en El Confidencial. Quisiera recalcar que Sergio Sauca no es Víctor Fernández, Cepeda o Chazarri. Y que El Confidencial no es Marca ni Muchodeporte. 

En el artículo se advierte que el Gobierno del PP, agobiado por la responsabilidad que supone evitar la contradicción entre cumplir sus promesas electorales de no subir más los impuestos, y esa otra promesa que se ha hecho a la UE de bajar el déficit en 2012 al 4,4 %, pues le ha echado el ojo al fútbol, entre otras muchas cosas. 

Quien tenga oídos, que oiga. No hay más ciego que el que no quiere ver. 

En el artículo se recuerda que los clubes más endeudados son Real Madrid y Barcelona, pero que tienen ingresos anuales suficientes para paliar esa situación. Ingresos que vienen, sobre todo, de publicidad y Televisión. 

Televisión...

Los dos grandes del fútbol español van a defender como gato panza arriba la situación actual del reparto televisivo porque, de cambiar, podría suponer una obligación de vender a sus mejores futbolistas (seguramente a equipos rusos, que son los que tienen pasta hoy día) o, por contra, entrar en concurso de acreedores, bajar a segunda a continuación, y probablemente desaparecer.

¿Cataclismo? ¿Es eso imposible? ¿Es digno de películas como "El dia de mañana"?

Probablemente. Pero las señales están ahí. Algo se está moviendo. Estoy convencido de que Madrid y Barça saldrán adelante. Incluso Valencia y Atlético de Madrid, aunque es probable que bajando de nivel. Pero hay muchos clubes que no. Muchísimos. 

Si El Confidencial dice algo, si Sergio Sauca le da credibilidad, si las señales son las que son, si la situación del país está como está, si el Gobierno necesita como sea aumentar sus ingresos para reducir el déficit, si, para ello,dicho Gobierno no quiere aumentar más los impuestos, si tampoco quiere tocar cosas como Educación o Sanidad, pero necesita dinero...

... y el Fútbol les debe 1.000 millones de euros.

Pase lo que pase, sea un cataclismo o una quiebra general, pero ordenada, el Sevilla no sufrirá las consecuencias porque es, con muchísima diferencia, el que mejor situación tiene. Es más, se verá beneficiado, aunque sea por la caída de los demás. Lo digo por pensar en algo positivo, que con lo mal que nos van las cosas, no está de más animarse con lo sea. 

Eso sí, si no ganamos el sábado y empezamos a cambiar la dinámica, nada de esto valdrá para mucho porque un descenso a segunda destrozaría por completo todas estas buenas perspectivas económicas. 

4 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Menos mal Rafael que nos has ilustrado hoy con algo que este Sevilla y quienes lo dirigen han hecho bien...

Lo digo porque segun algunos, todo esta mal. La pelotita ha dejado de entrar, y ¡ala!, ha sacar el ventilador...

Seguramente, la solucion para sacar al equipo de donde esta es que se vaya todo el personal AHORA. Seguro que ya con eso esta todo solucionado...

Joder, que por muy mal que lo hayan hecho, segun su opinion, que me digan a mi que resultados positivos tendria ahora todo eso.

Que hay que ejercer la critica, por supuesto. A esta situacion se ha llegado no solo por la mala suerte. Seguro que algo y mucho se habra hecho mal. Pero hay momentos para cada cosa, y cada cosa, tiene su momento.

Y este momento, por mucho que algunos lo quieran disfrazar, es EL QUE ES.

Un fuerte abrazo amigo.

JAVIER 100% SEVILLISTA dijo...

Me ha encantado el post. No todo va ser leer siempre de lo mismo. Se ve que los gestores de nuestro club hacen bien su trabajo. Diferente a lo que nos quiere hacer ver la prensa. En lo deportivo ya lo sabemos. La diferencia radica en que los que nos dirigen son SEVILLISTAS y les duele como a nosotros nuestro escudo y nuestra bandera. Los que juegan, mientras cobren a fin de mes...Ahí están los datos.

Marcu dijo...

Alucino cuando leo a algunos sevillistas decir que le conviene un "segundazo" para regenerar la Entidad.
Hoy, en el siglo XXI un segundazo del Sevilla sería la hecatombe económica y de consecuencias casi irreparables.
Menos mal que parece que esta situación que estamos viviendo, de emergencia total, está uniendo a este sevillismo que andaba un poco o un mucho dispersado y preparandose para..."la gran huida"

Me encantó el post. Nunca dejas indiferente, al menos a los asiduos de este blog. O sea a los que ya sabemos de tu buena pluma.

Un abrazo

Ravesen dijo...

@Juan Angel de Tena

Se han hecho muchas cosas bien. De hecho, el Sevilla es el club mejor gestionado de España, aunque esta temporada está siendo mala. Todos los clubes hacen malas temporadas alguna vez.

La política económica de esta directiva se reconocerá con los años. Algún día se dirá eso de "menos mal que lo hicieron así..."

Y eso no quita, por supuesto, para que haya otras cosas que se han hecho mal y que hay que criticar.

@Javier 100% Sevillista

Yo también creo que el gran problema es de los jugadores. Eso no quita responsabilidad a la directiva, que debería hacer lo que fuera para obligarles a rendir. Pero está claro que en lo que corresponde exclusivamente a ellos (a la directiva) hay muchas cosas que se están haciendo bien.

@Marcu

UN segundazo sería un cataclismo. Obligaría al club a malvender a futbolistas y a hacer una plantilla de economía de guerra que te podría condenar a los infiernos por varios años. Decir eso es una gilipollez, hablando mal y pronto.

A mí también me ilusiona comprobar la reacción del sevillismo. Si Dios quiere, el sábado veremos un espectáculo muy bonito.


Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política