miércoles, 8 de febrero de 2012

Liderazgo

Vaya por delante que a mí Michel siempre me ha caído mal. Muy mal. Horriblemente mal. Y no puedo negarlo ni ocultarlo, más que nada por que ahí están las hemerotecas. Lo escrito, escrito está, al alcance de cualquiera que quiera buscarlo. Y les pongo el enlace para que no pierdan el tiempo y vayan directo al grano. A quien le apetezca, puede leer ese post que escribí en febrero de 2010, ¿qué quieren que les diga? No hay más, Michel siempre me cayó mal, ahí están expuestas las razones y no voy a abundar más en ello. 

Pero resulta que ahora es el entrenador del Sevilla, y como tal, tiene todo mi apoyo. 

Como siempre pasa en esta bendita afición, ya los hay por ahí criticándole, desconfiando, asegurando que con este tampoco vamos a ningún sitio y que Michel y Marcelino son más de lo mismo. Tal para cual. Sinceramente, lo de algunos es para que se lo hagan ver. Y aunque no valga para nada, yo les invito a hacer examen de conciencia. Esos que todo lo ven mal y que siempre están en plan negativo, que se pregunten qué hacen ellos por el bien del Sevilla. ¿Qué hacen? ¿Qué aportan? ¿Se darán cuenta alguna vez que destruyendo no se construye nada? ¿A quien ponemos entonces? ¿Ofrecerán alguna santa vez una alternativa, una propuesta, una idea... algo? Seguramente no, por tanto, a partir de aquí, no pierdo más el tiempo con ellos. 

Dicho esto, aclarada mi posición inicial, he de reconocer que a mí este fichaje me gusta. Y me gusta porque yo pienso que el gran problema del Sevilla está en el vestuario. Un vestuario lleno de jugadores que, por la razón de sea, tienen una falta de compromiso alarmante. Jugadores que han demostrado con creces ser muy buenos, pero que no rinden porque no les da la gana. Jugadores abandonados a la indolencia, al pasotismo. Jugadores muy difíciles de tratar, caprichosos, engreídos y, sobre todo, conscientes de que son intocables, de que no les van a echar a todos. Jugadores que ya se cargaron a Manzano el año pasado, y que han hecho lo propio con Marcelino ahora. 

Por supuesto, ni todos los jugadores son así, ni toda la culpa es de ellos. Un entrenador del nivel que se requiere para entrenar el Sevilla de hoy ha de estar capacitado para hacerse con el control de un vestuario así. El vestuario de Caparrós era de otra forma porque se trataba de jugadores mucho más sencillos, de menos nivel. No eran estrellas internacionales como buena parte de la plantilla actual del Sevilla. Manejar aquello era diferente. Para el grupo actual se necesita alguien que sepa cómo tratar a chavalotes engreídos, petulantes y vanidosos. ¿Quién mejor que alguien que fue uno de ellos, y además de los de verdad?

Después de la marcha de Juande Ramos, el Sevilla no ha tenido un entrenador, a priori, con las características necesarias para conseguir tal propósito. Y una vez en el banquillo, no se han demostrado capaces en ese sentido. Creo a pies juntillas que no es tanto la experiencia como la psicología lo que se necesita a día de hoy en el Sevilla. Y con psicología me refiero a alguien capacitado para liderar, para convencer a los jugadores, para lograr que hagan caso de lo que se les dice. Para que obedezcan, en definitiva. Y yo creo que Michel, a quien le falta dicha experiencia, sí que tiene ese carisma, ese prestigio que se necesita. Michel fue líder y gran figura de una de las mejores plantillas del Real Madrid de toda su historia. No de cualquier equipo, sino del Real Madrid. Muy pocos jugadores, y ninguno del Sevilla, tienen el palmarés del madrileño. Él fue integrante de un equipo con la más alta presión y sabe qué pasa por la cabeza de un jugador en esas circunstancias. Sabe lo que necesita ese futbolista, qué hace falta para que rinda. Él fue uno de ellos, no como ninguno de los entrenadores del Sevilla en los últimos años. Ni Jiménez, ni Álvarez, ni Manzano ni Marcelino tuvieron con anterioridad jugadores de ese corte a su cargo, ni tampoco fueron uno de ellos con anterioridad. Esa es el gran valor de Michel. Al menos en mi opinión. 

Aparte, es uno de los pocos personajes que no se han quedado en el Madrid a vivir del cuento, chupando del bote, esperando una oportunidad o simplemente ganando dinero a espuertas. Y me estoy acordando de Butragueño (¿a qué se dedica Butragueño en el Madrid?), de Pardeza (¿para qué sirve un director deportivo en el Madrid con el omnipotente Mourinho en el club?), de Karanka (el lacayo sibwanista del portugués, simple y llanamente). Michel se fue voluntariamente de la que siempre fue su casa porque consideraba que su trabajo en la cantera no era valorado. Puede que no fuera más que otra demostración de egocentrismo, pero eso es carácter, personalidad, fuerza. Y eso hace falta en el Sevilla de hoy. 

Además, por esta misma razón, se trata de una persona que valora la cantera. No lo veo tratando a otros del mismo modo que lo trataron a él cuando era entrenador del Castilla. Y eso es algo muy importante en nuestro club.

Por supuesto, en el debe de Michel está su falta de experiencia como entrenador. Lo hizo muy bien en el Getafe, pero eso es poca cosa para lo que tiene ahora mismo entre manos. Sin embargo, y en consecuencia con todo lo dicho, no creo que eso sea un gran problema. Al menos para lo que yo creo que le falta al Sevilla a día de hoy. Hay ejemplos contrastados de entrenadores sin experiencia que triunfaron en equipos grandes desde el primer momento. Vicente del Bosque, sin ir más lejos, no había entrenado a ningún equipo de élite cuando le dieron el banquillo del Madrid, y ganó dos ligas y dos Champions. Y, a parte de un año en el Besiktas, nunca entrenó a ningún otro equipo hasta que le dieron la Selección, ganando con ella un Mundial. Muy poca experiencia, pero una habilidad extraordinaria para manejar vestuarios complicados.

Hoy día, el ejemplo más claro es el de Guardiola, del que no voy a hablar porque todo el mundo lo conoce a la perfección, pero sí que me gustaría acordarme de Rafa Benítez, quien antes de llegar al Valencia, había entrenado a Valladolid, Osasuna, Extremadura y Tenerife. No es precisamente una gran experiencia en la élite, pero en el club levantino ganó dos ligas y una UEFA. Con lo difícil que es manejar el entorno que rodea al Valencia. Y su logro no fue debido a su experiencia anterior. 

Incluso Mourinho apenas tenía experiencia antes de llegar al Oporto, y lo hizo campeón de Europa. ¿Citamos el caso de Simeone y el modo en que ha empezado en el Atlético? Ejemplos hay a patadas, pero no me voy a extender más.

Yo creo que lo importante es saber qué se necesita en cada momento. La experiencia está muy bien, pero no lo arregla todo. A veces no es lo más importante. Además, hay que tener en cuenta que a mitad de temporada es difícil encontrar un mirlo blanco. En mi opinión, ya digo, no es experiencia lo que más necesita el Sevilla, sino carácter, prestigio, liderazgo. Y, en ese sentido, viendo lo que hay disponible, la de Michel no me parece una mala elección, por muy mal que me haya caido siempre. 

Lo que me sorprende es que no se hayan dado cuenta antes del verdadero problema del equipo. O a lo mejor es que yo estoy completamente equivocado. 

7 comentarios:

juan antonio de la rosa dijo...

Estoy contigo en tu opinion , creo que ya comente en su dia que necesitabamos a alguien con prestigio y este entrenador se lo gano como jugador, a mi tampoco me gusta pero lo importante es el Sevilla f.c. ya mas adelante veremos su trabajo y daremos nuestra opinion.
MICHEL EN ESTOS MOMENTOS ES EL MEJOR ENTRENADOR DEL MUNDO PORQUE ES EL ENTRENADOR DEL EQUIPO DE MI CORAZON.

Saludos Sevillistas

Miguel dijo...

Este entrenador es continuar con la misma linea que llevaba el Sevilla F.C hasta que no se vayan Del Nido y Monchi nada cambiara buscan un tecnico comodo y que se amolde a los que ellos quieren

Jorge dijo...

También pienso que el problema está en los jugadores. Es de mentalización. Considero muy acertadas las manifestaciones de Míchel en todos los apartados.
Esperemos que tenga suerte.
Estoy totalmente en contra de los comentarios contra Monchi y Del Nido. Indiscutible y sobradamente son las personas ideales para el puesto que ocupan. Atraviesan un momento de mala suerte, pero estoy convencido que el destino volverá a ponerles donde les puso en 2006 y 2007.
Los comentarios críticos hacia su trabajo al frente de sus cargos en el SFC me parecen del todo lamentables y fuera de total cordura.
Eso sí, respetables, por supuesto. Cómo no lo iban a ser.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Si amigo, es así y ambos ya lo hemos comentado antes en otro lugar. Nos ha faltado el elemento estabilizador del banquillo para cerrar el círculo.

Y como dices, debe tener, cuando menos, tanta o más personalidad que los jugadores. Todos juntos.

Y de acuerdo también en el rechazo visceral que me merece el Sr. Míchel. Pero ahora es el entrenador de MI Equipo y le debo respeto y apoyo porque es, ahora, parte de MI Equipo.

Despreciarlo sería lo mismo que despreciarme a mí mismo.

Le deseo toda la suerte y que renueve automáticamente.

Cuídate.

Sevillista Delnidista Terentissimo dijo...

Magnífico análisis una vez más. Cualquiera de nosotros sabría colocar un once competitivo en el campo si fuéramos entrenadores del Barcelona o Madrid, pero no en todos los casos, esos jugadores plasmarían en el césped lo que les hemos pedido previamente (suponiendo que supiéramos de tácticas y demás). Hace falta algo más, lo que podemos llamar psicología, don de mando, cojones, perfil, liderazgo, etc. Para mí, todas esas cualidades, quien las tiene de sobras por ejemplo es Caparrós, quien además es SEVILISTA.

Prefiero ver a mi equipo “hirviéndole la sangre roja” auque no gane, que verlo perder igualmente con la aparente indolencia con la que lo he visto perder en varias ocasiones.

Ravesen dijo...

@Juan Antonio de la Rosa

Por supuesto, amigo. Michel es nuestro entrenador, y mientras lo sea ha de tener todo nuestro apoyo.

@Miguel

Sinceramente, decir que Michel es un técnico cómodo clama al cielo. En el mundo del fútbol, y aparte de Mourinho, conozco a pocas personas tan ególatras, tan vanidosas y tan rebeldes como siempre lo ha sido Michel. Lo tuyo es fijación. O sea, que si se van Monchi y Del Nido, el equipo comenzará a jugar de maravilla... ¿Y a quién ponemos? Sigo esperando tu propuesta.

@Jorge

Estamos de acuerdo. El Sevilla es una SAD que ha de encontrar un equilibrio entre la economía y el rendimiento deportivo. Somos uno de los equipos más saneados de España, y llevamos ocho años consecutivos entre los 6 primeros. Eso jamás en la historia de nuestro equipo se ha visto, por mucho que este año estemos teniendo una mala temporada.

@Jose Manuel Ariza

Al fin y al cabo, ese rechazo que nos ha producido hasta ahora es más pasional que racional, porque nadie de nosotros le conoce personalmente. A pesar de eso, creo que es evidente que personalidad tiene, esperemos que sea la suficiente.

@Sevillista Delnidista

La pena es que Caparrós está ocupado en estos momentos, con lo que no era una opción. Yolo habría traído a él en lugar de Marcelino, pero doctores tiene la Iglesia. Además, no sabemos si quizás era la primera opción y no fue posible traerlo por la razón que fuera.


Muchas gracias a todos, un abrazo

N.C. Kurt dijo...

Muy interesante. Muchas gracias. Te dejo mi web pues creo que mis temas te serán de mucho interes. http://www.nckurt.com

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política