lunes, 20 de febrero de 2012

¿Ya hemos tocado fondo?

Por fin llegó la primera victoria de la era Michel, y por fin el sevillismo puede respirar un poco más tranquilo después de verle las orejas al lobo. Y no sólo por la victoria en si, sino también porque el equipo se le vieron unas maneras mucho más acordes con la plantilla que hay, y también con los objetivos iniciales de la entidad. Es cierto que en el segundo tiempo Osasuna nos dio un par de sustos, pero, como decía mi mujer mientras veía conmigo el partido, es que ellos también juegan. No es eso únicamente, pienso yo. El equipo viene de una dinámica muy negativa, y eso no se soluciona de un día para otro. En esas circunstancias, no es extraordinario que surgieran dudas. Lo importante es que estas no afectaron al resultado y ahora podemos avanzar con más tranquilidad. 

He leído por ahí un argumento que me parece válido, pero con matices: se dice en ciertos sitios que lo del encuentro del sábado también ocurrió con Marcelino, es decir, jugar bien una fase del partido y venirse abajo en otras. Ya digo que puede ser válido, pero yo vi algo que no ocurría con el anterior entrenador: el Sevilla no dio un paso atrás cuando marcó el primer gol, sino que siguió yendo a por el rival. Y cuando en el segundo tiempo llegaron las dudas, el equipo lo siguió intentando al contragolpe, no se replegó, no nos encerraron en el área. De hecho, así llegó el segundo gol, el cual se debería haber producido mucho antes. Se siguen viendo algunos de los mismos vicios, pero también han aparecido virtudes que antes no estaban.

Pero no está la cosa para tirar las campanas al vuelo. En absoluto. En verdad, creo que queda muchísimo por hacer. A estas alturas, ya podemos decir que la planificación de la temporada no ha salido bien. Allá por primncipios de septiembre, yo decía que dicha planificación había sido muy buena (tanto en relación coste-calidad a priori de los fichajes, como en salidas de descartes) con el borrón de dejar muy corta la delantera. Y ahora no puedo desdecirme, no es mi estilo. No me gusta hablar a toro pasado. Pero es evidente que la cosa no salió como se esperaba. Y no es una incongruencia. Que la planificación no ha salido bien no quiere decir que no haya sido buena, sino que, como digo, no ha salido como se esperaba. 

Esto es como si mañana Del Nido hipnotiza y amamona a Sandro Rosell y le convence para que le venda a Messi por 3 millones de euros. Y hace lo propio con el futbolista para que fiche por el Sevilla con un sueldo acorde a nuestra capacidad. Ese fichaje sería extraordinario. Sin embargo, si el día antes de su primer partido Messi se lesiona y esa lesión se agrava de manera que le obliga a retirarse del fútbol, el Sevilla habrá tirado el dinero y el fichaje habrá salido mal. Fue un buen fichaje que salió mal, nadie puede prever según qué cosas. 

Esa es mi opinión, y es la misma que la de gran parte del sevillismo a quien se le caía la baba con Marcelino en pretemporada, por mucho que ahora renieguen de todo. Claro que si Marcelino hubiese contado con la cantera como prometió, ahora mismo tendríamos en plenitud a jugadores como Salva, Campaña o Luis Alberto, con la falta que nos harían. También se podría haber lesionado menos Perotti. O Negredo podría haber estado más acertado ante el gol. O Rakitic recuperarse antes de su lesión... han ocurrido cosas que no se podían prever.  

Insisto, esa es mi opinión. Y también era la de los de la baba del verano. 

Pero lo cierto es que la plantilla es corta, está descompensada en la banda derecha (donde apenas hay efectivos tanto en el lateral como en el extremo), no tiene centrales de suficiente categoría, el medio centro defensivo es Medel y ya está, en la creación no se está funcionando en condiciones, y de la delantera no hablamos porque vaya mal que se está haciendo en esa línea. 

Además, en una plantilla tan corta, hay tres jugadores que es como si no estuviesen (Alexis, Guarente y De Mul), cuando son dorsales que podrían portar otros que no están y que de estar podrían elevar el nivel del conjunto. Y luego tenemos a otros tres jugadores muy veteranos (Palop, Escudé y Kanouté), que siguen siendo grandes, pero que por su edad no rinden siempre como acostumbraban, y con los que se sabe que no se podrá contar en un futuro no muy lejano. 

Los resultados están siendo los que son, consecuencia de todo ello en buena parte. Y aún así, somos el equipo menos goleado de la liga (después de Madrid y Barça), y estamos a tan solo cuatro puntos de la Liga de Campeones. 

Pero dejémonos de ligas de campeones y centrémonos en la realidad. El Sevilla ha cortado la sangría de puntos. Ha tocado fondo, y ahora hay que trabajar para recuperarse. La plantilla, como digo, está como está, y con eso es con lo que hay que seguir adelante. 

De todos modos, y con sus matices, yo creo que el once que salió contra Osasuna es competente. Sobre todo si ha de ir a más, ya que, como he dicho, creo que ya tocamos fondo. Además, en ese once no estaban jugadores como Cala, Trochowski, Campaña, Del Moral o Perotti, con lo que materia prima parece haber a pesar de todo.

Y también está Babá, a quien ya hay quien le critica cuando apenas le hemos visto dos ratos. Yo, estas actitudes no las acabo de comprender. ¿En base a qué se puede calificar a Babá? ¿A que falló una ocasión el otro día? ¿No fue peor la que falló Kanouté al inicio del partido dentro del área pequeña? ¿Cuántas falló Luis Fabiano en sus dos primeros años en el equipo? ¿Tan difícil es de entender que Babá ha llegado nuevo a un club convulsionado que una semana después de él aterrizar destituyó a su entrenador? ¿No es comprensible que eso le descoloque y que necesita tiempo para aclimatarse a un entorno tan complicado?

Pues no, hay gente no comprende eso. Y yo no les comprendo a ellos a su vez. Hablamos de opiniones personales, esa es la mía, y no entiendo la de quien no lo ve así. 

En definitiva, creo que hay equipo de sobra para lograr la permanencia de forma holgada. A partir de ahí, si la liga sigue tan espantosamente mediocre, igual en unas semanas podemos hablar de Europa League. Y, con suerte, hasta de Champions. Por cierto, en hablando de mediocridad, ¿os habéis dado cuenta de que sólo cinco equipos - R. Madrid, Barcelona, Valencia , Athletic y Atlético - tienen más goles a favor que en contra? El sexto mejor goal - average en ese sentido es el del Español (-1) y el siguiente, el del Sevilla (-2). Inconcebible. 

En fin, que el descenso está a seis puntos. Europa, a dos. La Liga de Campaones, a cuatro. Y si Michel consigue que el Sevilla juegue normalmente como en el primer tiempo del sábado...

No veo el momento de que llegue el partido contra el Valencia.



3 comentarios:

Marcu dijo...

Creo igual que tú que hemos tocado fondo y que todo lo que venga a partir de ahora será para mejor.

Fueron muchos los detalles distintos que se vieron el sábado: intensidad y actitud por parte de los jugadores, presión contínua en el primer tiempo y facilidad para contraatacar en la segunda parte...
Y sobretodo esa piña de todos los jugadores tras el segundo gol; así como recuperación de Navas y Rakitic y lo que es más importante: UNA AFICIÓN UNIDA E ILUSIONADA.
La victoria del sábado fue más importante de lo que muchos pensamos.

Un abrazo

EL PAPI MAGASE dijo...

Lo importante es que llegó por fin la victoria ansiada y tan necesaria y a partir de ahora ya saben cual es el camino,solo espero que no empiecen otra vez a vender champions ni Europa en estos momentos aun de estar aun con suero puesto,el enfermo ha dado unos paseitos por los pasillos,le ha dado el solecito,pero recordemos que el alta aun no está dada por los médicos,ahora queda lo mas complicado,es que la convalecencia siga siendo la que debe de ser y no empezar a exigirle cosas a un plantel que sigue sin estar en su momento de mayor dulzura,sigamos cuidando al abuelo y ya llegará la hora de llevarselo a la discoteca,llevemosló de momento a la biblioteca y a sitios donde no se altere demasiado,un abrazo Rafa.

Juan Angel de Tena dijo...

Yo tambien veo similitudes con Marcelino, pero con matices, los mismo que antes, quizas, hubiesen supuesto ese plus que siempre faltaba para conseguir la victoria.

A mi me gusto mucho la disposicion y la actitud del equipo, de querer ir a por el 2º cuando se marco el 1 sin tiempo para que el rival reaccione.

Como bien dices, aun asi, queda mucho por mejorar e igualmente, jugadores que recuperar para que esten en plenitud de forma.
Piano, piano...

Lo de Babá, mas de lo mismo. Yo tampoco comprendo como al primer fallo la gente ya empieza a hacer juicios de valor de manera tan injusta. Despues pasa lo que pasa, que algunos se tienen que meter la lengua donde dijimos...

Un fuerte abrazo amigo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política