miércoles, 1 de febrero de 2012

La demanda solvente

En estos malos tiempos que corren, está muy extendida la opinión de que los grandes culpables de la crisis económica que nos asola en la actualidad son los bancos. Por supuesto, estos tiene buena parte de la misma, pero no toda. Ni siquiera la más importante. Los bancos son entidades privadas con mucho poder que viven para tener beneficios que repartir entre sus accionistas. Los bancos ejercen una importantísima labor social, suministrando dinero a la población en forma de crédito, para que esta pueda acceder a bienes que de otra manera estarían fuera de su alcance. Pero ese hecho social es colateral, es secundario, no es el fin último de la actividad bancaria. El fin último es ganar dinero, siempre, como toda empresa privada. Por tanto, yo creo que la gran culpa de la situación actual la tienen los gobernantes, que no han sido capaces de regular el mercado de manera que el ansia de ganar dinero de los bancos no se llevase por delante la economía de tantos y tantos países. Y no sólo eso, sino que además, les han dado dinero público para que no desapareciesen cuando ese ansia les estalló en la cara y amenazó con destrozarles. Nos quitan el dinero a los particulares para dárselo a ellos. Y ahora ellos no lo sueltan. ¿Por qué iban a hacer? No son ONGs, son empresas privadas. La culpa no es de quien no suelta el dinero, la culpa es de quien se lo ha dado. 

Y si no, fijaos lo que ha pasado en Islandia, donde han dejado quebrar a los bancos y han mandado a los juzgados a los malos gestores, incluido el anterior presidente del país. Han pasado unos años muy malos, igual que todos, pero son uno de los poquísimo países europeos que se espera que crezcan en 2012. Y lo mejor para ellos, con su economía reestructurada. 

Pues bien, en España seguimos abducidos por esos mismos que sólo buscan ganar dinero, entre otras cosas porque es su obligación. En concreto, ayer, durante la presentación de los resultados del Banco Santander, Emilio Botín se permitió el lujo de colocarse por encima del bien y del mal y poner nota a las medidas del gobierno, como si fuera un ser superior capacitado para bendecir lo que un gobernante decide. Y también para criticar descarnadamente a los que acaban de dejar el ejecutivo, los mismos con los que tan bien parecía que se llevaba hasta hace dos días. 

Entre otras cosas, dijo que 

"Hay que echarle una culpa muy grande a los políticos; muchos lo han hecho muy mal, no han sabido manejar la situación"

Lo cual no deja de ser cierto, pero hay que tenerla de cemento armado para, siendo quien es y el modo en que se ha aprovechado de dicha situación, venga a decir tal cosa. Porque será cierto que los políticos lo han hecho mal, pero él bien que puso la mano cuando esos mismos políticos se dedicaron a darles dinero de todos los contribuyentes para paliar los desmanes que ellos, los banqueros, perpetraron durante la época de vacas gordas. 

Pero, de entre todas las que dijo, la frase que más me ha indignado es la siguiente:

"Nosotros no hemos cerrado el grifo del crédito. Quiero dejar muy claro que no prestamos más porque no hay demanda solvente"

¡Demanda solvente! ¿Se puede tener más caradura? Demanda solvente es una pareja de funcionarios que no tienen hipoteca y que piden 20.000 € para comprarse un coche. Demanda solvente es un empresario que ha pegado un pelotazo con un negocio y quiere ampliarlo. Demanda solvente es el que pide dinero para no gastarse el que tiene. Para dejar este último apartado como remanente, para un por si acaso. 

Esa actitud refleja a las claras el motivo de la crisis, y el por qué nunca saldremos de ella si eso depende del crédito de los bancos. No hay demanda solvente porque la gente que está en paro no consume, y no consume porque no tiene dinero. Y quien tiene trabajo tampoco lo hace para guardar por si mañana se queda en paro. Para que la gente que está en paro deje de estarlo, ha de haber alguien que invierta dinero en contratarlo. O alquien que le preste dinero al parado para que monte su empresa y se auto emplee. Pero como la demanda no es solvente, los bancos, los que tienen el dinero, no lo sueltan, con lo que nada de eso se produce. 

Yo monté un negocio hace ahora un año. Y cuando buscaba financiación, fui al Santander, entre otros muchos, con un trabajadísimo proyecto entre manos, pero me dieron una patada en el culo porque no era solvente. Preparé el proyecto de manera concienzuda porque mi sentido común me dice que no es lo mismo montar una central nuclear que un puesto de helados en Laponia. Que los bancos estudiarían la viabilidad de la empresa para decidir financiarla o no. Pues no. Al Santander le importa un bledo el proyecto. Sólo quieren solvencia. Rechazaron mi petición porque no tenía ingresos. Claro, ¿qué ingresos voy a tener, si quiero montar el negocio para empezar a tenerlos?

Hoy, un año después, la empresa va viento en popa. Tuvo que venir mi familia al rescate para darme el dinero que me negaba la banca. Ahora tengo ingresos. Ahora empiezo a ser solvente. Si llega a ser por Botín, aún estaría en el paro. Y va el tío y tiene la poca vergüenza de decir que ellos no tienen el grifo del crédito cortado. Y echándole la culpa de la crisis a los demás, como un ventilador esparciendo mierda. 

Yo no espero que los banqueros se comporten como Hermanitas de la Caridad porque no lo son. Tampoco que regalen los euros. Ni siquiera que cambien sus políticas de crédito, ellos sabrán lo que hacen. Pero me niego a callarme cuando, encima, tratan de reírse en mi cara.

Y a los gobernantes, por favor, que dejen de darles importancia a estos. Que si el dinero que regalaron a la banca para rescatarla lo hubieran destinado a financiar proyectos como el mío, hoy día habría muchísimos menos parados en España. Y también menos banqueros sin vergüenza, sin escrúpulos y sin la educación o el decoro necesarios para, al menos, permanecer calladitos.

9 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Mas claro agua Rafael.

La desastrosa politica bancaria que se ha llevado en los tiempos de bonanza es una de las patas de esta crisis y la cual ha originado que donde todo era alegria a la hora de prestar dinero a cualquiera, tuviera la solvencia que tuviera, hoy el muy caradura este del Botin diga que no hay "Demanda solvente"...

Una demanda judicial es la que se merecen este y otros cuantos tipos como el.

Un fuerte abrazo amigo.

Marcu dijo...

Entre la Banca y los políticos la mataron y ella sola se murió.

Hoy, miles de pequeñas y grandes empresas cerradas y cerca de seis millones de parados.

Y...¿a quién se les pide responsabilidades?

Un abrazo

Santiago Mora dijo...

Me parece indigno por tu parte ir a un banco a pedir dinero sin tener ingresos.

Es vergonzoso, ¿ Y si un mes te retrasas algún día en pagar el recibo? ¿Que pasaría? Pobrecitos....

Pido un poco de empatía por los señores banqueros, ellos hacen lo mejor para ti, solo que tú aún no te has dado cuenta....

"eso hemos cerrado el grifo...." me descojono

Manuel Miranda dijo...

Joer, me entero de esto un año tarde. ¿Sabes que yo podría haberte echado o puedo echarte una mano en estos temas?

Me dedico a ello, asesor financiero, a saber cómo, cuándo y a dónde pedir el dinero, a enseñar a las empresas y a las familias cómo pueden hacer para ser económicamente independientes, a optimizar.

Es más, pronto (mañana o pasado) verás un post mío que se refiera precisamente a esto porque inicio una nueva andadura en este tema.

Ciao crack

ivica dijo...

El desenmascaramiento de esta gentuza se puede comprobar en el documental premiado el año pasado en los oscar llamado THE INSIDE JOB

Ellos y sólamente ellos querido Ravesen son los culpables de la crisis que nos azota y que eclosionó en el 2008 y que sigue para largo.

Y que la gente tome guena nota como diría aquel o aquella...

esta crisis nos la quieran vender como nos la quieran vender no es sistémica, no es culpa del estado del bienestar, es financiera y la financiación,el corazón del sistema capitalista,está podrido.

Hace falta a la voz de ya, una revisión de los valores y prioridades de esta sociedad,pero de todo el entramado ,el crecimiento desmedido e insostenible para crear empleo,el déficit insoportable por la carestía de la vida,las deudas galopantes propiciadas por la ambición irrefenable del mismo sistema etc etc.

Se avecinan tiempos duros y violentos en mi opinión, cuando a la gente le faltan recursos y comienza a pasar hambre,poco a poco,paulatinamente desemboca en frustación ,impotencia y rebeldía.

Esto es lo que nos espera por culpa de unos poderes financieros irresponsables y una clase política que se ha dejado domeñar por esta casta financiera.

Ravesen dijo...

@Juan Angel de Tena

Yo, con que estén calladitos me conformo. Son empresas privadas y pueden actuar como les de la gana, dentro de la legalidad. Pero que no se rían del personal.

@Marcu

Responsabilidades, a los gobernantes, que son los responsables. Como digo, un banco, cualquier empresa privada, mirará por sus intereses, no por los de la sociedad. Eso sí, que no se pongan dignos porque no lo merecen.

@Santiago Mora

Gracias por abrirme los ojos. No me lo había planteado de ese modo. Desde aquí, pido disculpas por mi desfachatez. Gracias a Dios, tenemos a los bancos para velar por nosotros.

@Manuel Miranda.

Gracias por el interés. Yo también me dediqué a esos temas en otra época, aunque las cosas han cambiado mucho en sector desde entonces. Ya nos contarás en el post que anuncias.

@Ivica

POr supuesto que no es culpa del estado del bienestar. El problema es si los gobernantes consideran prioritario dicho estado o no. EL dinero hay que repartirlo según prioridades. Este gobierno dice siempre que no se gastará más de lo que tiene. La duda es en qué se gastará lo que tiene. Si lo que tiene se lo gasta en el estado del bienestar, prescindiremos de otras cosas (valores y prioridades).

EL problema surge cuando se ponen otras cosas por delante del estado del bienestar. En ese caso, hay que pedir prestado para mantenerlo. Y como hay un problema de deuda, de déficit, de que no se puede pedir más, pues por eso peligra el estado del bienestar.

Que se dejen de gastar el dinero en otras cosas (salvar a la banca), que se lo gasten primero en la sociedad (levantar proyectos que generen empleo y bienestar), y así podremos salir algún día de esta.


Muchas gracias a todos, un abrazo

Marcu dijo...

Estamos llegando a los 40 mil.
Y digo estamos llegando porque me siento partícipe de dicho "evento".
Por eso quiero felicitarte. Que lo mismo cuando llegue a los 50 se me olvida.
Un abrazo y...¡¡enhorabuena!!

Ravesen dijo...

@Marcu

No te quepa duda de que eres partícipe. Me honras con ser uno de los más fieles de este sitio a lo largo del último año. Y curiosamente, en este último año he recibido más visitas que en los otros tres anteriores de vida del blog juntos.

No puedo hacer otra cosa que darte las gracias.

Un abrazo

Historias del Sevilla dijo...

Sólo me queda una duda, ¿montaste una central nuclear o el puesto de lados en Laponia? ;-)), ¿qué es negocio hoy en día?, por que esa es otra

100 x 100 de acuerdo en todo, magníficas reflexiones
Un saludo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política