miércoles, 29 de febrero de 2012

Pepín Uripe

Pepín Uripe es el menor de los Uripe de toda la vida, grandes sevillistas y mayores tacaños. Agarraos, avaros, cicateros, rastreros, rácanos, codiciosos, ruines y roñas hasta la cutrez. Se lavan poco por no gastar en jabón. Se visten mal por ahorrar en ropas. Apenas salen y viven todos hacinados en la misma casa porque de esa forma se guardan el dinero que costaría hacerlo cada uno en un lugar diferente. La fortuna que tienen amasada es de consideración, pero son tan miserables que prefieren rodearse de mugre y seguir viendo crecer la cuenta corriente. 

Pepín fue ayer a la peña sevillista de su pueblo a tomarse una cerveza. Por supuesto, no invirtió ni un céntimo de euro en tal menester. Su hermano Juanín trabaja allí de camarero y cuando el jefe no le ve, invita a los de su familia a lo que quieran para que así puedan tomarlo por la gorra. Muchas veces salen de allí almorzados, eso que se ahorran al no tener que consumir nada de lo que haya en el viejo frigorífico que tienen en su casa. 

Como cualquiera podría intuir, Pepín se tomó la birra solo, ya que prácticamente nadie quiere saber nada de ninguno de los miembros de la familia Uripe. Caen soberanamente mal a sus convecinos por su modo de vida tan mezquino. Sin embargo, eso no fue óbice para que Pepín, desde su soledad junto a la barra, escuchara la conversación que mantenían otros dos sevillistas sentados a una de las mesas de la peña.

- ¡Qué impresentables! - Se quejaba uno de ellos - ¡Otra vez han hecho lo mismo! 
- Tienes que entender que sólo pretenden llenar el estadio para el partido del sábado - Justificaba su compañero de tertulia. 
- Pero entonces, ¿para qué me saco el carnet en verano? Si ahora resulta que cualquiera que no sea socio puede comprar una entrada por 10 euros. 

"¿Comprar una entrada por 10 euros?" - Pensó Pepín, desenganchándose de la conversación de los otros dos - "¿Puedo ver el Sevilla - Atlético de Madrid por 10 euros?"

Los ojos de Pepín casi se salen de sus órbitas al pensarlo. Él no era socio, por supuesto, ¿cómo gastarse ese dineral para ver partidos de fútbol cuando podía hacerlo gratis en la peña, aliñándolos además con las cervecitas y las tapitas que gratuitamente le surtía su hermano? Pero Pepín es, seguramente, el menos roñoso de la familia, y por 10 euros sí que se planteaba la posibilidad de acudir al estadio. 

De ese modo, al día siguiente, (esta mañana, por tanto), se presentó en las taquillas del Sánchez Pizjuán a las diez en punto, hora de su apertura, para hacerse con una de esas entradas. Llevaba en el bolsillo una bolsita de plástico anudada por las asas. Y en su interior, los diez euros en monedas de cinco, diez y veinte céntimos que tan afanosamente reunió y contó la noche anterior. Como digo, Pepín es el menos roñoso de su familia, y en un lugar oculto de la habitación que comparte con dos de sus hermanos, esconde una hucha en la que va metiendo  monedillas que va acaparando por ahí. Algunas las encuentra en la calle, otras las birla de las propinas que dejan los clientes en la peña, o incluso, cuando su padre le encarga que compre algo, se queda con una pequeña parte del cambio. Lo justo para que aquel no se de cuenta de la sisa. Así, con ese pequeño capital que va ahorrando, tiene para algún que otro gastillo que le seria terminantemente prohibido por su familia si alguno de sus miembros se enterase del mismo. Como, por ejemplo, ir a ver un partido al campo por diez euros. 

Era el primero de la cola, lo cual no era de extrañar, ya que llevaba allí desde las ocho de la mañana. No fuera que se gastasen todas las entradas baratas y se quedase sin posibilidad de hacerse con una. La espera fue tediosa, no había nada que hacer más que aguantar allí, plantado de pie y combatiendo el frío debajo de su vetusto abrigo y su sucia bufanda. Después, al mediodía, haría calor, pero a esas horas de la mañana la temperatura aún era demasiado baja, sobre todo para estar quieto y parado en plena calle. Por eso, agradeció al cielo cuando la ventanuca se abrió y alguien desde el otro lado le dio los buenos días. 

- Deme una entrada para el partido del sábado - Le pidió Pepín a aquel señor - De las más baratas.
- Sólo quedan en la tribuna baja de Gol Norte
- Da igual, no me importa - Le dijo Pepín. 

Entonces, el de la ventanilla se movió con pereza para alcanzar un taco de entradas que guardaba sobre la mesa, a su derecha, y lentamente y con parsimonia arrancó una de ellas y se la alargó a Pepín.

- Son 40 euros - Le dijo, ante lo que a nuestro cutre personaje casi le da un ictus - IVA incluido, aclaró el ventanillero al ver el gesto de descomposición de aquel hombre. 
- Le he pedido una entrada, no cuatro - Aclaró Pepín, una vez se recuperó del susto. 
- Pues eso, una entrada, la más barata de las que quedan, en Gol Norte tribuna baja, cuarenta euros.
- Pero si me han dicho que para este partido cuestan diez.
- Lo que usted habrá oido es que los socios pueden retirar dos entradas cada uno a diez euros. 
- Eso, diez euros, yo quiero una de esas.
- Enséñeme el carnet, entonces.
- Yo no tengo carnet, no soy socio.
- Pues entonces, son cuarenta euros, como le dije antes.
- Lo que no entiendo es por qué se quejaba quien me dijo lo de los diez euros. 
- ¿De qué se quejaba?
- Pues de que cualquiera que no fuera socio podía ir al campo por ese precio.
- Cualquiera que no sea socio, no.
- ¿Ah, no? ¿Entonces?
- Sólo los socios pueden comprar esas entradas a 10 euros. Y luego dárselas a quien les venga en gana. 
- ¿Y si no las compran los socios?
- Pues, o se quedan vacíos los asientos, o se venden por 40 euros. 
- De verdad que no entiendo por qué se quejaba aquel hombre.
- ¿Sabe lo que le recomiendo? Preguntó al fin el de la ventanilla, un poco harto ya de la testarudez de la persona de al otro lado.
- ¿Qué?
- Pues que le pregunte a ese que se quejaba tanto. Igual él se lo puede aclarar. 

Pues eso. Que a ver si le aclaran el motivo de tanta queja, que Pepín no lo entiende en absoluto. 


16 comentarios:

Santiago Mora dijo...

Seguro que (tal y como algunos han vendido la película) habrá habido muchos "pepines" está mañana.

Es más, muchos de los que se quejan habrán ido a comprar las entradas, en un acto de coherencia absoluta...

Como dije el otro día, Vizcaino debe dimitir porque me va a hacer escoger entre dos de mis amigos y me va a buiscar un problema con el resto.

¡¡¡qué falta de empatía para con el socio!!!

Enhorabuena!!!

Manuel de los Santos dijo...

Esta mañana he ido, y había muchos Pepines tales como el que describes (puedes mirar en el-sevillista.net que ha publicado una entrada con una foto hecha por un servidor), y algún que otro conocido, que, si no entendí mal, no estaban de acuerdo con la idea.

Ya no queda sitio para Pepín en gol norte, por ejemplo, pero este hombre y sus amigos seguirán acudiendo en masa, porque, a pesar de protestar, cuando el equipo responde, la gente se engancha.


Espero que Pepín nos cuente el sábado desde este blog lo que fue la vivencia en el Ramón Sánchez-Pizjuán y que, sobre todo, lo haga con la sonrisa que suponen tres puntos más.

Felicidades por otro gran post.

Un abrazo.

juan antonio de la rosa dijo...

Sencillamente Antologico el Post.

Abrazos Sevillistas

Alberto H. dijo...

Yo es que creo que la gente se queja ya de vicio. Todo sevillista debe alegrarse de ver el estadio lleno, porque así será mucho más fácil ganar los partidos.

A mí me parece muy acertada la idea del club. Acertadísima, porque el partido contra el Atlético de Madrid es vital, si queremos jugar en Europa la próxima temporada.

Un saludo.

Marcu dijo...

Tema tratado........9
Composición.........9.5
Ortografía..........10
Exposición..........10
Vocabulario.........10
Nivel de redacción..9.8

Nota total..........9.71

Y el que tenga oidos que oiga.

Un abrazo, campeón

Juan Angel de Tena dijo...

Sublime como siempre Rafael.

Creo que poco más se puede añadir. No acabo de entender como se puede crear tanta polemica en asuntos como estos la verdad, se me escapa.

Lo cierto, es que este mundo esta lleno de Pepines por todos lados..

PD: muchisimas gracias por tus palabras Rafael, se agradecen de corazon.

Un fuerte abrazo amigo.

Mayte Carrera dijo...

Magnífico post, yo creo que algunos han cambiado la famosa frase de Descartes por "me quejo luego existo"
Enhorabuena por el post.
Un abrazo

EL PAPI MAGASE dijo...

Una vez mas te superas y ya es dificil hacerlo cuando escribes dia si y dia también al nivel que lo haces,nunca dejarás de sorprendernos Rafa,un abrazo hermano.

Miguel dijo...

TE superas dia a dia amigo Rafael pero en el club no se dan por aludidos tras el trato recibido por parte del club a los socios

Marcu dijo...

Después de leer el comentario que me precede he vuelto a leer el post
por temor a haberme perdido en un bosque sin salida pero...
"cada cosa está en su sitio y cada sitio en su cosa"

Disculpas

Juan Jose Roman dijo...

Se han agotado las 10.000 entradas.

No comment...

Ravesen dijo...

@Santiago Mora

Eso te pasa por tener muchos amigos. Si fueras como Pepín, no tendrías ese problema.

Las entradas se agotaron, supongo que los que las han comprado no son los que se quejaron de la medida. Supongo...

@Manuel de los Santos

Pepín no irá al partido porque sólo tenía 10 euros, no 40, para comprar una entrada. ¿Cómo se va a gastar Pepín 40 euros en nada? Ya lo verá en la peña... gratis.

@Juan Antonio de la Rosa

Muchísimas gracias. Me alegro de que te guste

@Alberto H.

Parece que habrá lleno. Eso siempre es bueno. Además, si a los socios no les gusta la medida, que no adquieran las entradas, así nadie que no sea socio podrá ver el partido por 10 euros.

@Marcu

No estoy de acuerdo con la nota de redacción. ¿Cuando se pueden revisar los exámenes?

Si además, vd. mismo lo reconoce luego: "cada cosa está en su sitio y cada sitio en su cosa"

De todos modos, un 9,71 está bien, sobre todo cuando esa nota viene de un maestro.

@Juan Angel de Tena

Cuando alguien te cae mal, sólo ves los defectos y todo en él se ve como negativo. Cuando alguien te cae bien, pues todo lo contrario. Es difícil encontrar el equilibrio, la objetividad. Supongo que por ahí van los tiros. Gente que no encuentra la objetividad.

@Mayte Carrera

¿Era de Descartes? Con lo conocida que es la frase, la verdad es que no hubiese sido capaz de decir el autor. Todos los días se aprende algo nuevo, muchas gracias.

@Papi Magase

¿Qué te digo ante eso? Que muchas gracias y que me alegro de que te guste. No es más que una pequeña parodia de algo que es actualidad.

@Miguel

Los socios son libres de comprar esas entradas o no. La decisión la tienen ellos. Que no las compren y nadie podrá entrar por 10 euros. Al final, resulta que las han comprado todas, con lo que no parece que les haya parecido tan mal la medida.

@Juan Jose Roman

Tú lo has dicho, no comment.


Muchas gracias a todos, un abrazo

@cesarvizcaino dijo...

En la blogosfera sevillista hay de todo, y es lícito que cada uno elija su opción, todo va relacionado, cada uno es libre.
Pero luego cada uno se gana su parcela de credibilidad a pulso.

Es muy difícil que Rafael se gane algún enemigo, porque unos prefieren ofender sin argumentar, que da mucha clientela fija y además se puede saciar un poco mas el ego de alguno y otros deciden usar la inteligencia con argumentos.

Como digo cada uno es libre.

A mi esta semana buenos amigos me han argumentado que no estaban de acuerdo con la medida, y pueden tener su parcela de razón.

Pero la única realidad, esa que no puede ser manipulada, esa que no puede cambiar nadie, es que las entradas se han agotado, y que los socios han elegido libremente mostrar su "indignación" con la medida agotando las entradas.

Al final, todo va relacionado.

Cada uno es libre, y yo elijo a gente sensata e inteligente como el autor de este blog.

Un abrazo Rafael y enhorabuena.

Ravesen dijo...

@Cesar Vizcaíno.

Muchas gracias, César.

Es lo que dices, al final se agotaron las entradas. Eso demuestra que hay muchos socios que vieron bien la medida y que hicieron uso de ella. Y también que hay que tener cuidado cuando se pretende decir lo que sea pensando que se cuenta con el respaldo de la mayoría. Más que nada porque esa mayoría te puede dejar en ridículo, como en esta ocasión ha ocurrido.

Un abrazo y muchas gracias otra vez.

Flamenco Rojo dijo...

Gracias César por la recomendación...

El post, sencillamente genial !!!

Un abrazo.
Pepe Gonce

Sevillista Delnidista Terentissimo dijo...

Joder!, has dado en el clavo. Por cierto, no vuelvo a presentarme a ningún concurso de relato corto.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

Economía y Política