viernes, 17 de febrero de 2012

A vueltas con el precio de los abonos.

Lo primero que quiero hacer hoy es dedicar una sonora ovación a todo aquel que este verano pasó por taquilla para sacar su carnet de socio del Sevilla para esta temporada. Por gastarse su dinero en estos menesteres, por soportar el vergonzoso baile de horarios al que nos tiene condenada la Liga, la Federación, las Televisiones o quien coño sea responsable de este lamentable desaguisado. Y también, por supuesto, por aguantar la temporadita que están aguantando, después de pagar un precio de Champions para ver a un equipo, a día de hoy, candidato al descenso. Les deseo de todo corazón que dicho equipo compense en lo posible esa abrumadora diferencia calidad-precio en lo que queda de temporada. Como sevillista y como persona que les desea, cuanto menos, lo que es justo. 

Respecto a este tema del precio de los abonos, muy en boga esta semana por las diferencias de opinión existentes alrededor de la decisión de la directiva de ofrecer a los socios entradas extra a precios muy bajos, yo creo que la inmensa mayoría de los sevillistas damos por hecho que el año que viene dicho precio bajará. Sin embargo, lo que muy pocos se han planteado es la repercusión que dicha rebaja tendría en las arcas del club, y como efecto colateral, en el potencial de la plantilla. Al menos yo no me lo he planteado hasta hoy. Y voy a compartir con vosotros lo que he visto. No se trata de mi opinión, sino de un análisis objetivo de la situación que se crearía. 

Lo primero que he hecho ha sido sacar una media aproximada del precio de los abonos. Si dividimos el estadio en cuatro zonas (preferencia, tribuna, gol norte y gol sur), sacamos la media de precios de cada una de las mismas (separo por zonas porque la diferencia de precios en entre unas y otras es muy grande), y sacamos a continuación la media total de esas cuatro medias por zona, nos sale un precio de 700 €. No es un dato exacto (no tengo en cuenta los menores de 21, los menores de 14, los mayores de 65, las tarifas especiales, etc.), pero me sirve para el análisis: un abono del Sevilla cuesta de media 700€. 

Si en la actualidad hay alrededor de 35.000 abonados, el Sevilla ingresa por este concepto unos 24,5 millones de euros. ¿Qué pasaría si lo bajaran, digamos, un 25%? El precio quedaría en 575 y los ingresos del club caerían hasta los18,5 millones de euros. Se dejan de ingresar, por tanto, 6 millones. 

Claro que se podría intuir que una bajada de precios animaría al personal a abonarse. Si suponemos que gracias a la rebaja, el número de socios aumenta hasta los 40.000, el Sevilla ingresaría por este concepto 21 millones de euros. Nos siguen faltando 3,5, pero es que, además, una subida de 5.000 abonos estando como está el equipo en estos momentos se antoja casi una utopía. 

Para que el club ingresara lo mismo que actualmente, bajando un 25% los abonos, el número de socios tendría que aumentar hasta los 46.500, es decir, batir con creces el récord histórico de abonados.

En mi análisis, y siendo benévolo y optimista, he estimado que, gracias al descenso de los precios en ese porcentaje, y teniendo en cuenta que la crisis económica frenaría a muchos sevillistas que estarían dispuestos a comprar el carnet, el número de abonados crecería hasta los 37.500 (la mitad de la diferencia entre los 35.000 actuales y los 40.000), y que el club pasaría a ingresar 18,5 millones de euros. 5 millones menos que actualmente.

¿De dónde sacaría el club esos 5 millones? ¿De donde los podría ahorrar? Los contratos televisivos no se van a modificar, al menos, hasta 2014. Y no hay otra partida de ingresos capaz de atraer tan alta cantidad sin tocar a los futbolistas. Es decir, o se traspasa a algún jugador, o se reducen los salarios de la forma que sea. En definitiva, hablamos de bajar el nivel de la plantilla. 

Pero es que hay algo más. Hace unos días hablaba de las consecuencias que va a tener sobre el fútbol la subida del IRPF anunciada por el nuevo Gobierno justo después de asumir el poder. Yo traté el asunto aquí, pero donde mejor se puede comprender es en este otro post publicado en Columnas Blancas. Como resumen de los mismos, podemos decir que ya que muchos futbolistas cobran en neto, es decir, la misma cantidad sean cuáles sean los impuestos (que corren a cargo de los clubes), esta subida afectará duramente al club. Yo estimé que en unos 4 millones de euros. En el fondo, estas cantidades no importan demasiado. Da igual que sean 4, 5 o 3,5,. La cuestión es que supone un desequilibrio de cuentas importantes. 

Por tanto, dando por hecho que los abonos bajarán y que los costes salariales subirán (basándonos en la plantilla actual), la conclusión que sacamos es que el año que viene el Sevilla tendrá una diferencia presupuestaria negativa de cerca de 10 millones de euros que tendrán que salir de algún lado. Y dado que difícilmente entraremos en competición europea, (ojalá me equivoque y todo cambie a partir del sábado), el club se va a ver obligado a seguir traspasando y a bajar considerablemente el volumen de la masa salarial. O sea, bajar el nivel de la plantilla. Tener jugadores que cobren menos. 

Después de aquellos dos años de grandes éxitos, la realidad está poniendo al Sevilla en su sitio. Nos podemos rebelar, reclamaremos, criticaremos, ejerceremos el legítimo derecho al pataleo, pero el decrecimiento de la entidad es un hecho.

Sin embargo, como decía ayer, mucho mayor va a ser el decrecimiento de otros. La única forma de darle una vuelta a esto sería hacer otro reparto de los derechos televisivos, porque permitiría al club ingresar más, bajar los precios de los abonos y poder permitirse una plantilla de nivel salarial (y se entiende que deportivo) más alto. Pero mientras eso ocurre, lo que no se puede permitir es que nos pase como a otros clubes que están al borde de la quiebra, o directamente en concurso de acreedores. 

Sé que no es fácil seguir teniendo paciencia, pero estoy convencido de que bastante más pronto de lo que muchos se creen, el Sevilla se verá muy favorecido por la política económica que sigue. 

Eso sí, es de justicia, que bajen el año que viene el precio de los abonos. Que no nos cobren la mortadela a precio de jamón serrano. Ahora bien, por otro lado, si el nivel del equipo baja, tampoco nos podremos quejar demasiado. 

Y es que esta es la realidad del fútbol español: o eres Real Madrid o Barcelona, o decreces al mismo ritmo que ellos se van quedando con todo. 

Disculpen por otro post de divagaciones económicas, pero necesito hacer algo como esto para matar el tiempo mientras espero al partido del sábado. No veo el momento de que llegue la hora del mismo, y entre que llega y no, pues trato de pensar en cosas que no sean meramente deportivas para así no hundirme en el pesimismo. 


5 comentarios:

juan antonio de la rosa dijo...

Rafael,no son divagaciones , son verdades como puños.
Permiteme aconsejarte lo que hago yo para que pase el tiempo.
Viendo por DVD,las Finales que ha jugado el Sevilla f.c. los ultimos años.

Saludos Sevillistas

Anónimo dijo...

Los ingresos por abonos de la temporada 05-06 fueron de 8,3 millones; los de la 06-07, 9,9; los de la 07-08, 16,3 millones... en ese instante empezó la pérdida de papeles. El año pasado se recaudaron 15.3 millones por abonados y este año habrá bajado seguro. La incidencia sobre un presupuesto que se acerca a los cien millones no es tan grande. Tener a la afición contenta no supone tanto.

Juan Angel de Tena dijo...

De no conseguir clasificacion europea, lo mas razonable es que el precio de esos abonos baje.

Son muchos los factores que influyen, pero sin duda la crisis y el escalon deportivo bajado por el equipo han hecho que en estos dos ultimos años se reduzca el nº de abonados y por tanto, sus ingresos correspondientes.

Con todo, como bien recuerdas hoy, el Sevilla esta en una posicion privilegiada y seguro que saldra fortalecido de esa gestion prolongada en el tiempo que han llevado a cabo nuestros gestores.

Rafael, yo tambien estoy deseando de que llegue la hora del partido, y quiera Dios, con una merecida y necesaria victoria.

Un fuerte abrazo amigo.

Miguel dijo...

Este verano con el equipo en segunda se vera un numero en la campaña de abonados

Ravesen dijo...

@Juan Antonio de la Rosa

Magnífica forma de elevar la moral, sin duda.

@ANónimo

Cierto, pero la masa salarial de aquellas temporadas era muy inferior a la actual. Para volver a aquellos precios, habrá que volver también a aquel nivel de salarios. Pero yo estoy contigo, se puede hacer eso sin necesidad de que el equipo se resienta tanto. De hecho, esta misma directiva ha demostrado que se puede, ahí están esas temporadas que citas.

@Juan Angel de Tena

Pues yo creo que bajarán de todos modos. Si el equipo se clasifica para Europa, la plantilla será mejor. Y si no, pues habrá que volver a la situación de hace diez años. Plantilla barata, equipo unido, un buen entrenador y a volver a crecer.

@Miguel

¿Lo tuyo es coña, o de verdad eres así de cenizo? Con toda la afición olvidándose de todo para tratar de sacar al equipo de esta, ¿de verdad crees que esa actitud sirve para algo?

Si el equipo baja, no se verá ningún número. Ni que fuera la primera vez que el Sevilla desciende. Si el equipo baja, muchos sevillistas desaparecerán del mapa, pero una gran mayoría hará cola en las taquillas para estar con el equipo en las duras, del mismo modo que estuvieron en las maduras.

Como siempre, siempre, siempre ha ocurrido.


Muchas gracias a todos, un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política