jueves, 17 de mayo de 2012

Dos años tarde

Cuando Jiménez fue cesado en marzo de 2010, uno de los nombres que sonó con fuerza para sustituirle fue Luis Aragonés. Finalmente, no se llegó a un acuerdo con el ex seleccionador y se le dio el equipo a Antonio Alvarez, un verdadero novato en estas lides. El perfil justo opuesto al del Sabio de Hortaleza. Bandazo un tanto inexplicable y tremendo error, como se demostró posteriormente. A Alvarez le sustituyó Gregorio Manzano después de caer de modo vergonzante ante el Sporting de Braga en la previa de la Liga de Campeones y de hacer un comienzo de liga bastante irregular. No fueron, sin embargo, los resultados los que se cargaron al de Marchena, sino el hecho de que nunca se confió plenamente en él. 

Manzano tampoco terminó de triunfar y se prescindió de sus servicios al terminar la temporada. Para sustituirle se pensó en Marcelo Bielsa (un perfil semejante al de Aragonés), pero se acabó por contratar a Marcelino, entrenador absolutamente diferente. Nuevo bandazo, nuevo fracaso. Marcelino es cesado posteriormente y se trae a Michel, que tampoco acaba de triunfar. 

Al terminar la temporada suena Caparrós, que tiene un perfil parecido a Aragonés y Bielsa en el sentido de poder presumir de una fuerte personalidad que pone firmes a las plantillas. Sin embargo, la directiva ha apostado por la continuidad de Michel. Llegados a este punto, se puede interpretar como que caemos de nuevo en el error, pero pienso que no es así porque en el escenario actual hay algo nuevo y distinto respecto al de los dos años anteriores, lo cual se escenificó ayer por la tarde. Palabras de Jose María del Nido:

"Hemos estado viviendo en una nube o realidad no acorde a las posibilidades del Sevilla. Hemos disfrutado de finales y títulos que nadie podría haber imaginado, pero tenemos que volver a la realidad, que es pelear por clasificarnos para Europa, como le corresponde al equipo que es el sexto o el séptimo de la Liga en orden de ingresos"

Con esto, el presidente ha reconocido el error, ha bajado los humos y ha devuelto al Sevilla a su posición real. Pero eso tuvo que haberse hecho al terminar la temporada 2009/2010. Llegamos dos años tarde. 

Que el Sevilla vivió en una nube durante quince maravillosos meses es algo de lo más obvio. Pero esos quince meses transcurrieron entre mayo de 2006 y agosto de 2007. Verano de 2010 es tres años después. Y tres años es tiempo suficiente para darse cuenta de que lo que ocurrió en ese esplendoroso periodo no era el Sevilla de verdad, sino un regalo del cielo que Dios tuvo a bien concedernos en compensación por tantos años de decepciones. 

Sin embargo, la directiva siguió posada sobre esa nube mientras buena parte de la afición se daba cuenta de que las cosas se estaban deteriorando. Y eso que yo pienso que dicha directiva sabía cual era el problema real: que había que hacer una transición pacífica entre el equipo de los títulos y el siguiente proyecto por venir, para lo cual se necesitaba un entrenador con experiencia y carácter (Aragonés, Bielsa, Caparrós...). Sin embargo, por la razón que fuera, siempre optaron por la huida hacia adelante. Por intentar convencernos de que éramos más de lo que somos y, para colmo, molestándose cuando la afición exigía en consecuencia. Porque esa excusa del sexto o séptimo presupuesto de la liga la he escuchado ya en otras varias ocasiones. 

Ahora, la realidad nos cae como una pesada losa y no hay más remedio que actuar. Si se hubiese hecho hace dos años, ahora tendríamos un nuevo equipo ya consolidado (de haber hecho las cosas bien, claro), no que la situación en la que nos encontramos es la de una enorme incertidumbre por no saber qué va a ser de nosotros en el futuro, habida cuenta de la crisis en la que estamos inmersos, la drástica reducción de presupuesto a la que nos vemos abocados y la más que probable obligación de vender a alguno de los mejores futbolistas, cuando lo que necesitamos es quedarnos con lo bueno y largar a lo malo. 

Pero, en este sentido, la decisión de quedarnos con Michel creo que es buena. No habría visto con malos ojos la llegada de Caparrós, pero creo que Michel sabe lo que hace. Con el club empeñado en dar de una vez un vuelco a la situación, es bueno quedarnos con el técnico que sabe lo que hay y que puede tomar mejores decisiones. El gran problema del Sevilla, en mi opinión, está en el vestuario, en la actitud de algunos jugadores que vinieron con unas expectativas y que bajaron los brazos cuando estas no se cumplieron. Es más que probable que futbolistas como Spahic, Rakitic o Trochowski estén deseando salir para buscar proyectos más ambiciosos, lo cual nos vendría genial. Jugadores que cobran mucho, que aportan poco, que costaron casi nada y que podrían dejas beneficio. La venta de esos tres podría suponer casi lo mismo que la de uno de los puntales de la plantilla. Por ejemplo, que no son los únicos. 

En el Sevilla sobra gente que gana mucho y que se implica nada. Si la dirección deportiva es capaz de deshacerse de estos y de quedarse con los que de verdad quieren hacerlo, a pesar de que algunos puedan tener grandes fichas, se habrá reducido el coste salarial y se tendrá una plantilla más competitiva, por el mero hecho de tener a jugadores implicados, y no estrellitas ególatras.

Lástima que esto no se hiciera hace dos años, con un equipo metido en Champions y con un presupuesto acorde a ello. Con lo bien que nos sentó aquel gol de Rodri en Almería, posiblemente fue algo que nos hizo mucho más daño que el beneficio que obtuvimos del mismo. 

Eso sí, más vale tarde si la dicha es buena. Esperemos que los que mandan sean capaces de volver a hacer lo que ya hicieron hace años en mucho peores circunstancias. Por mucho que vayamos con retraso, sigo confiando en ellos. Sobre todo si han sido capaces de reconocer sus errores como primer paso para ponerles remedio. 

5 comentarios:

EL PAPI MAGASE dijo...

Espero que el discurso de ayer del presidente aplaque definitivamente un poco la crispación que existe en mucha parte de la masa sevillista y con el tocar el suelo con los piés,definitivamente este Sevilla empiece a saber que para estar arriba hay que currarselo,que con la renta de lo ganado solo se vive el momento y pare usted de contar,como dices Rafa yo también creo que el discurso llega un poco retrasado en el tiempo y hasta que la realidad nos ha colocado en el sitio algunos no se querian tirar nunca del burro,se suele decir que nunca es tarde si la dicha es buena,la humildad llega mucho mas lejos que la osadia en millones de ocasiones,aunque una mijita de osadia en esto del fútbol n unca viene mal,solo que hay que saber siempre cuales son nuestras señas de identidad y defenderlas "hasta la muerte" ¿lección aprendida? esperemos que asi sea,un abrazo hermano.

Marcu dijo...

Estoy de acuerdo contigo en los asuntos de los entrenadores pasados.

Ahora yo hubiera apostado por Caparrós antes que por Michel por dos motivos que además tú haces mención: por el vestuario y por la cantera. En el primero pondría orden y en lo segundo, contaría con los chavales como nadie. Hay 4 o 5 jóvenes que están pidiendo a voces una titularidad y hoy por hoy, sólo Caparrós podría hacerlo.

A mí también me gustó la rueda de prensa del Presidente. Mucho.

Paso atrás para tomar impulso, esperemos que ese impulso no sea tan grande que nos tire al suelo.

Un abrazo

Alberto H. dijo...

Tanto Michel como Caparrós me gustan. Caparrós tiene la ventaja de que contaría mucho más con la cantera y seguro que sacaría el máximo provecho de jugadores como Luis Alberto, Campaña o Reyes.

Míchel se merece tener una pretemporada y le doy mucho mérito al conseguir levantar un equipo que estaba en caída libre.

Un saludo.

Antonio Delgado dijo...

Muy pocos son los que lo pensaban y mucho menos los que lo dijeron, que había que empezar desde cero. Es loable la intención del club de intentar hacer una transición sin ruptura pero como bien dices se debió de dar cuanta mucho antes de que no funcionaba y había que ir a los orígenes y nada mejor que uno de los más importantes en hacer un Sevilla campeón, aunque el mérito se lo llevara otro. Quedó de sobra demostrado que el que hizo equipo y vestuario, además de contar con la cantera se llamó y se llama Joaquín Caparros, aquí y en Bilbao, tanto Michel como Bielsa son entrenadores para coger equipos hechos, por supuesto que es solo una opinión. El problema es el no saber quién eres ni de dónde vienes y aquí no solo tiene la culpa la directiva, también la afición se ha comportado como un nuevo rico. La dirección deportiva ha tomado la decisión de contar con Michel para el nuevo proyecto, nada más que queda apoyarlo y desearle suerte, que será la nuestra y una cosa muy importante, dejarlo trabajar. Saludos.

Ravesen dijo...

@Papi Magase

Quizás la directiva ha pecado un poco de inexperiencia. Nunca llegamos tan lejos, con lo que nadie había tenido la experiencia de cómo mantenerse en ese sitio. Lo que pasa es que muchos (casi todos) sabíamos que algo fallaba desde hace tiempo. Nunca es tarde si la dicha es buena, si señor.

@Marcu

Que Caparrós es un entrenador ideal para potenciar la cantera es algo indiscutible. Pero no entiendo bien por qué se da por hecho que Michel no lo va a hacer. Recordemos que Michel salió del Madrid porque no se tenía en cuenta a la cantera de allí. Y bien pudo quedarse en su casa viviendo de la sopa boba. Esa actitud que tuvo en su día es lo que más me gustó de nuestro entrenador. Por eso confío en él.

@Alberto H.

Te digo lo mismo que a Marcu sobre lo de Michel y la cantera. Yo creo que se merece esa pretemporada y también demostrar que él también puede sacar partido a jugadores jóvenes.

@Antonio Delgado

Con lo de Bielsa, estamos de acuerdo. Pero Michel fue el entrenador que sacó a jugadores como Soldado o Negredo del Castilla. Y bastantes más, aunque esos dos son quizás los más conocidos. Como he dicho antes, creo que se merece la oportunidad de hacer eso mismo con los jóvenes sevillistas.

Y respecto a lo de la afición, sin duda ha sido así. Lo que pasa es que la afición es muy grande y también los ha habido, y muchos, que se han sabido comportar con sensatez. Lo que pasa es que los que más gritan son los que más se oyen. Eso unido a los odiadores oficiales de nuestro club han provocado un entorno demasiado complicado, lo cual también ha contribuido a todo lo que ha pasado.


Muchas gracias a todos, un abrazo.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política