jueves, 3 de mayo de 2012

El lugar en el que estamos

Anoche, muy poco después de terminar el partido, y como supongo que ocurrió en otros muchos lugares, las creaturas del universo residentes en mi pueblo se echaron a la calle a gritar de alegría y a quebrar el silencio de la noche con las insoportables bocinas de sus coches. Mi hijo estaba recién dormido y yo les maldije a todos porque era más que probable que lo fueran a despertar.

- Los sevillistas también hacéis lo mismo cuando ganáis - Me replicó mi mujer.

Sí, pero cuando se trata de títulos, joder. Eso fue lo que pensé. Claro que cada uno celebra lo que puede. 

Afortunadamente, el niño no se despertó. ¡Qué bendito! Un rato antes estaba conmigo cantando el himno del centenario. Es lo que hace la criatura (que no creatura, no confundir) cada vez que ve en televisión un partido de fútbol. Da igual quien juegue. Vamos bien. La cosa está encarrilada. Cumple tres años en unas semanas y ya parece tener claras ciertas cosas importantes. 

La verdad es que hasta en las derrotas se ve cual es la grandeza de un club. Sobre todo en comparación con otros. Para que el Betis supere al Sevilla se han de dar dos circunstancias como condiciones necesarias (que no suficientes): que el Sevilla haga su peor temporada en una década y que el Betis tenga un año magnífico. Y aún así, la cosa no da más que para estar empatados en la clasificación. Ellos celebran en las calles el triunfo (momentáneo) en la otrora liga particular y nosotros nos lamemos las heridas y consideramos el ejercicio como un rotundo fracaso. 

El grande hace una mala temporada y el pequeño una extraordinaria. Empatados. 


Francamente, no sé si se dan cuenta de cómo de grandes nos hacen con sus celebraciones. O si nosotros nos percatamos de lugar real en el que nos encontramos a pesar de haber hecho un año lamentable. Tampoco estoy seguro de si son conscientes de que son unos tramposos. Que el Sevilla está donde está gracias a sus propios medios, unos piensan que mejor gestionados y otros que peor, mientras que ellos lo hacen después de no pagar, de no cumplir con sus obligaciones y de aprovechar torticeramente un resquicio legal (que existía antes y que ya no existe) para desvirtuar completamente una competición robándoles un jugador a un rival directo y aprovechándose de ello para, gracias a los goles de ese jugador, dejar a ese rival directo en segunda y ascender ellos. Que igual ayer el rival del Sevilla debía de ser blanquiverde (ver foto) y no verdiblanco. 


Incluso, que el partido de ayer se debió jugar en enero y el de enero en agosto, y que no se hizo así porque hubo una huelga de jugadores motivada por el hecho de que muchos de ellos no cobran. Y uno de los que no pagan es el propio Betis. Yo supongo que esto les importa bastante poco a las creaturitas del universo. Sin duda porque no es culpa de ellos, qué coño, que el aficionado sólo hace que pagar y derecho tienen de disfrutar de vez en cuando.

Pues nada, que disfruten. Enhorabuena por el logro. Pero si yo fuera uno de ellos, lo celebraría con un poco más de modestia. Primero, porque no es para tanto lo conseguido. Segundo, porque, con su vehemencia, hacen aún más grande al rival. Y tercero, porque sentiría vergüenza de que mi club fuera uno de esos tramposos. 

De todos modos, esto no es nada nuevo. Y, como decía antes, cada uno celebra lo que puede. Así que está bien que aprovechen el momento. Al fin y al cabo, el grande de siempre sigue siendo el grande. ¿O qué se han creído? Esto no es más que un año malo. Un annus horribilis sevillista que ha coincidido con un una buena temporada de ellos. Irregular, pero buena. Que ya pueden estar dando gracias al cielo por esas victorias consecutivas de principios de temporada que les hicieron líderes durante varias jornadas. Sin ellas, ahora mismo estarían ahogándose en la lucha por no descender. 

¡Ay, aquel NO de Marcelino! ¿Quién nos lo iba a decir? Y a él, que lleva desde febrero viendo los toros desde la barrera. Si es que tenía razón. El Betis no tiene equipo para competir con el Sevilla. Por eso el asturiano fue destituido. Por eso el sevillismo está que se sube por las paredes. Por eso la temporada del Sevilla ha sido un fracaso.

Ahora es momento de tomar decisiones. No se debe demorar más el asunto. Hay que tomarlas, coger el toro por los cuernos, reconocer errores, asumirlos y solucionarlos. Y quien no se vea capacitado para ello, que deje paso a otros que sí que lo estén. Yo no me voy a poner a discutir ahora si los que están son los que tienen que estar o si se tienen que ir. Yo creo que deben seguir, sigo confiando en ellos, pero entiendo a la perfección a los que opinan de otro modo. Y les respeto profundamente. Sin embargo, sigo esperando que alguien proponga una alternativa, porque se trataría de cambiar para bien, no de cambiar por cambiar. 

Lo que está claro, lo que no se nos debe olvidar a ninguno, es que el Betis, en su situación actual, no puede aspirar a mucho más de lo que tienen. Igual por eso lo celebran tanto. Sin embargo, nosotros, los sevillistas, nos encontramos en lo más hondo. Su techo es nuestro suelo. Y todos los debates que se producen entre buenos sevillistas giran en torno a salir de este pozo para volver arriba. 

Porque todos sabemos que somos capaces. 

Insisto, no nos olvidemos de eso. El lugar en el que estamos es ese. En lo más hondo. El mismo lugar que para los otros supone motivo de salir a la calle a celebrarlo con fervor.


8 comentarios:

Marcu dijo...

Todos los sevillistas debemos entender sus celebraciones. Es muy comprensible y hasta lógico.

Son muchos años mamando, tragando, aguantanto carros y carretas en forma de títulos, victorias, triunfos, etc y eso debe doler muchísimo.

¡¡Reina por un día!! No está mal porque siguen en Ley Concursal y eso sí que tiene que ser duro de sobrellevar.

Un abrazo

Dori dijo...

Me acabas de alegrar un poco este día tan gris despues de que nuestro sevilla nos diera ese disgusto,solo pensar en lo que has dicho de que nuestro suelo es su techo,pues que quiere que te diga...que gracias porque eso me alegra.
Nosotro somos grande lo hemos demostrado siempre,pero mucho mas estos diez años.
Saludos sevillista.

Marcu dijo...

Querido amigo: Como mañana no estaré delante del ordenador por motivos privados, no podré celebrarlo, así que quiero ser el primero en felicitarte por esas......"Bodas de Oro" da lo mismo que sean 50 que 50 mil.

¡¡¡Felicidades y que sean muchos más!!!

Un abrazo

Juan Angel de Tena dijo...

No cabe duda que urgen esas soluciones, o al menos poner sobre la mesa los profundos problemas que han llevado a este Sevilla a, espero que si Rafael, su fondo.

Si despues de un FRACASO con todas las letras, considerado asi por el propio presidente ahuecamos el ala, enterramos la cabeza como los avestruces, ya te aseguro yo que ese fondo tendra un pestilente doble fondo del cual puede traer fatales consecuencias.

Que los vecinos celebren su techo, mientras, nosotros tenemos que poner soluciones a nuestro fondo.

Para ayer ya era tarde.

PD: Estoy un poco perdido con lo de las "bodas de oro...", pero en cualquier caso, ¡¡ FELICIDADES...!!

Espero enterarme...

Un Fuerte abrazo amigo.

EL PAPI MAGASE dijo...

Gracias por seguir poniendo cordura a la realidad de todo esto,porque algunos parece ser que siguen perdidos en sus mundos de Juppi,un abrazo Rafa y me sumo a esas felicitaciones de Marcu y de Juan Angel,aunque eso de bodas de oro también me ha perdido,por cierto me ha encantado esa parte de cuando Marco canta el himno cada vez que ve fútbol sean cuales sean los equipos,tú si que vales.

Ravesen dijo...

@Marcu

Pues eso, que disfruten, que por otros motivos no lo pueden hacer. Y muchas gracias, pero me temo que faltan un par de días para llegar a esa cota.

@Dori

He escrito lo que me alegra a mí, lo que me quita un poco el pesimismo. Me alegro de que contigo haga el mismo efecto.

@Juan Angel de Tena

Pues que se ponga las pilas quienes se las tengan que poner. Que el run run de la afición es cada vez más fuerte. Hay quienes siguen (seguimos) dándoles crédito, pero eso, como todo en la vida, se puede acabar.

Lo de las bodas de oro es la forma que el sr. Marcu ha decidido emplear para referirse a la inminente visita 50.000 de este blog. SOy demasiado joven para otras cosas.

@Papi Magase

No es más que fútbol, amigo. No podemos sacar las cosas quicio. Y lo de las bodas de oro ya está aclarado :-)

Muchas gracias a todos, un abrazo

Miguel dijo...

Desastre de temporda te lo vengo diciendo desde hace mucho tiempo ahi estan mis comentarios espero que me des la razon y es que no se pueden hacer las cosas poer, deberian salir por la puerta de cristales mas de uno y asi creo que se puede comenzar el CAMBIO RADICAL

Ravesen dijo...

@Miguel

No se trata de que te de la razón o no, amigo. Seguramente tendrás razón en una cosas y en otras no, como todo el mundo. Nadie tiene la verdad absoluta.

Lo que sí es cierto es que contigo no se puede debatir. Adoptas una máxima y la sueltas por todas partes. Da igual de lo que vayan unos posts u otros, siempre dices lo mismo, pero no ofreces ninguna alternativa.

¿Cual es el cambio radical? Un cambio radical puede ser la desaparición del club, por ejemplo, pero no creo que sea a eso a lo que te refieres con un cambio radical. Supongo que se trata de que se vayan los dirigentes. ¿Y a quien ponemos? Yo nunca he dicho que sean eternos, que no pueda haber en el mundo nadie mejor. Es más, estoy deseando de que aparezca alguien mejor y si tú lo conoces, ya estás tardando en decirlo.

Todos conocemos tus comentarios. Es cierto, lo llevas diciendo desde hace un montón de tiempo. Y es muy posible que tengas razón en muchas cosas, pero esa razón se pierde cuando dices cosas como que verías bien que el equipo perdiera para ver si cambia algo o que a ver si Coke se lesiona para que así no juegue mas.

Espero que moderes un poco tus afirmaciones y des ideas para poder debatir, que es lo que más me gusta.

Un abrazo, amigo, y me alegro de volver a verte por aquí.

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política