martes, 28 de junio de 2011

Rivalidad metida con calzador

Ha sido volver al Betis a Primera División y ya están la mayoría de los medios de comunicación buscándole las vueltas a cualquier cuestión para rescatar del baúl de los recuerdos una rivalidad que ya hace tiempo que está desvirtuada. Es así como piensan que pueden rellenar páginas y espacios en estos meses de verano en los que la actualidad brilla por su ausencia. Primero fue el monosílabo en negativa de Marcelino y ahora toca eso que llaman la "cláusula anti Betis". Y lo que te rondaré, morena, por lo que se viene viendo. 

La rivalidad entre Sevilla y Betis siempre estará presente mientras ambos equipos existan. Pero es evidente que ya no es lo mismo que en otras épocas, ya que la diferencia entre ambos clubes es abismal. Por eso, todas estas maniobras que se están produciendo para reverdecer el clásico pique me parecen fuera de lugar. Es meter la rivalidad a calzador, por la fuerza. Y que la gente caiga en el juego.

De lo del "no" de Marcelino ya se ha dicho de todo y no vale la pena abundar nada más. Pero esto de la "clausula anti  Betis" creo que merece un comentario, aunque sea para que se imponga el sentido común.

Lo primero, yo no me acabo de creer que el Sevilla se dedique a imponer este tipo de cosas. Y si lo está haciendo, francamente me parecería fatal. No sé qué nos puede importar a nosotros a donde puede irse cualquier jugador con el que nosotros no contemos. Sería aplicar el dicho de "ni come ni deja comer", cosa que creo que no nos debe interesar en absoluto. 

Por otra parte, no entiendo bien a qué viene tanta crítica a la gestión que el Sevilla está haciendo a sus descartes. El hecho de que no se cuente con un jugador no quiere decir que ese jugador no valga nada. De todos es sabido que el entrenador quiere una plantilla corta, con lo que todos no caben. Luego está la cuestión de si los elegidos son los más idóneos o no, pero ese es otro tema. Por tanto, es perfectamente factible que tengan que salir del equipo jugadores con cierto caché, como de hecho está ocurriendo. Es que, como decía antes, todos no caben. Es tan simple como eso, y la cuestión no merece que se le de ni una vuelta más.

El caso de Alfaro es el ejemplo perfecto de esto que estoy hablando. Yo no me desprendería de él, eso lo tengo claro, pero no soy yo el que manda y el caso es que el cuerpo técnico no lo quiere en la plantilla para el año que viene. Pero eso no quiere decir que el jugador no valga nada. El jugador vale, y mucho, por eso digo que no me desprendería de él. Y el Sevilla está en su perfecto derecho de intentar sacar tajada por su traspaso, faltaría más. Además, es que esa es la obligación de los rectores. Si luego no se puede, pues mala suerte, pero aún estamos en el mes de junio y es del todo comprensible la actitud de la directiva. 

Esta es la razón por la que no entiendo muy bien por qué desde ciertos sectores de la prensa se diga con tanto convencimiento que la culpa de que Alfaro no se haya ido aún a otro club es del Sevilla por no facilitar su salida. Y el colmo es ya eso de que ese otro club es el Betis, y que el Sevilla se niega a que el jugador se vaya al eterno rival. Como si estuviésemos obligados a regalar al futbolista por el mero hecho de que no tenga cabida en esa plantilla tan corta que los técnicos quieren modelar. 

Vamos a ver, si el Betis no tiene dinero para acometer el fichaje de un jugador como Alfaro, pues es su problema, pero que no nos vengan con tonterías.

De todos modos, no es mi intención meterme con el otro equipo de la ciudad. En este asunto, todas las partes están jugando sus cartas, como es natural. Como es la obligación de cada uno. El Sevilla quiere sacar tajada del traspaso del jugador. El futbolista pretende que le den la carta de libertad, ya que no cuentan con él, para así poder negociar con un más amplio abanico de clubes. Y el Betis, si es que es verdad que están interesados en el delantero, tensa la cuerda a su manera para intentar llevárselo gratis. Es el clásico juego de todos los veranos, los tiras y aflojas, cada uno tratando de obtener el mayor beneficio de cada una de las situaciones. Todo perfectamente legítimo, lógico y comprensible. 

Aquí, el problema, como casi siempre, lo genera la prensa, cierto sector de la prensa, que se empeña en sacar mierda de donde no la hay. Que trata una y otra vez de generar noticias cuando no hay noticias que contar y que le dan una y mil vueltas a cosas que no tienen mayor recorrido que el que tienen.

Que cada uno haga lo que tenga que hacer y que el sol salga por Antequera. Pero que dejen ya de meternos la rivalidad con calzador, que luego nos escandalizaremos cuando los salvajes de turno hagan las salvajadas que justifican el calificativo. 

Eso sí, espero de verdad que lo de la "clausula anti Betis" sea otro invento, porque me decepcionaría muchísimo que el Sevilla se rebajase una vez más hasta caer en este tipo de historias. 

3 comentarios:

Juan Angel de Tena dijo...

Yo espero que no, de hecho, el propio representante de Alfaro ha desmentido tal clausula.

Como siempre amigo, ese sector de la prensa de la que hablamos, y mas ahora en verano, tiene que rellenar paginas y mas paginas con noticias que la mayoria de ellas, tienen credibilidad 0.

No hay mas que ver los titulares de prensa desde que acabo la temporada.
A cual más inverosimil.

Un fuerte abrazo amigo.

Jose Manuel Ariza dijo...

Saludos.

Ni borracho me creo lo de la cláusula. Ese no sería el Sevilla.

El problema es que cada entrenador tiene sus gustos, sus preferencias y su modelo ideal. Grandes jugadores se "pudren" en los banquillos (recuerda la época dorada del Depor, cuando confeccionó una plantilla campeona con los suplnetes del resto), mientras vemos jugar semana a semana a otros que nos parecen lamentables.

Somos así. Es así. En cada aficionado late un entrenador, un presidente de Club y otro del Gobierno.

Respecto de los "medios", si todos los sevillistas les diéramos el valor que le doy yo, cerraban. Y con ello no pretendo, te doy mi palabra, afear las preferencias de nadie.

Yo no los leo, escucho o veo y me sienta bien.

Cuídate.

Ravesen dijo...

@ Juan Angel de Tena

En el fondo me importa bastante poco lo que se diga. Lo que me preocupa es que hay gente a la que sí que le importa, se tensa el ambiente por algo que, o no es cierto, o no tiene ninguna importancia, y al final pasa lo que pasa.

@ Jose Manuel Ariza

Las plantillas tienen un número limitado de miembros y no todos caben. A mí me parece estupendo que un jugador que no cabe en una plantilla triunfe en otra, como ocurrió con ese Depor que mencionas.

Pero también es legítimo que el club de origen quiera sacar partido de lo que no deja de ser un activo.

Respecto a lo de la prensa, yo ya hace mucho que mantengo una actitud parecida a la tuya. Lo que pasa es que hay muchas cosas que te las meten a la fuerza. Habría que vivir en una burbuja para evitarlo.

Muchas gracias a los dos y un abrazo

ULTIMOS 10 POSTS PUBLICADOS

SITIOS DE INTERES

Economía y Política